InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre El canto del cuco (18)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
lectoraaburrida
 13 febrero 2018
Hay lecturas que se disfrutan solo por venir de mano de alguien que te aprecia mucho y que te hace el regalo de esas páginas con todo la ilusión. Mi amiga Mónica ha acertado de pleno, he cerrado el libro dándole las gracias mentalmente por haberme regalado esta entretenida historia policíaca.
Robert Galbraith es el seudónimo que J.K. Rowling usa para escribir una historia al más puro estilo detectivesco, con extensos (quizás demasiado extensos) interrogatorios, multitud de sospechosos y escenas de acción.
Aunque es cierto que, en mi opinión, al libro le sobran bastantes páginas, la historia se lee muy bien y te engancha en la trama desde el comienzo. Un desenlace quizá algo pillado por los pelos pero en el que todo se nos muestra como algo muy plausible.
Pero lo que realmente me ha encantado de este libro es la manera de escribir de Rowling/Galbraith...puede parecer excesiva esa manera de de describir todo, pero realmente a mí me gusta, no se me hace pesado.
Y bueno, los personajes principales son maravillosos.. Ese Cormorantan rudo pero tan sagaz frente a esa Robin tan pulcra y con ganas de in trabajo emocionante. Me han cautivado y dejado con ganas de seguir leyendo sobre ellos.
Si tengo que poner alguna pega seria la traducción, es francamente desastrosa en algunos tramos. Imagino que no soy yo sola la que lo ha notado, cuando el resto de libros de la serie fueron encargados a una traductora distinta.
¿Recomendaría este libro? Sí, sin duda alguna. Una buena historia con el sello del clásico de detectives, con ese toque inglés que sabe dar Rowling.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Marcia
 12 enero 2019
Lula Landry es una muy famosa súper modelo que una helada madrugada cae del balcón de su elegante departamento en Londres.

Cormoran Strike es un soldado retirado que ahora trabaja como detective privado. Strike a duras penas puede mantenerse, ya que no tiene muchos clientes, tiene muchas deudas, y las secuelas de su antigua vida en el ejército aún lo persiguen.

Un día, llega a su oficina, John Bristow, hermano de Lula Landry, a pedirle al detective Cormoran Strike que investigue la muerte de su hermana, ya que aunque ella había tenido un pasado difícil con diversos trastornos mentales y problemas de drogas; John está convencido que su hermana no se suicidó, sino que alguien la mató y ese alguien sigue prófugo. Y está decidido a pagar lo que sea por atraparlo y hacer justicia.

A pesar de que la policía cerró el tan publicitado "caso Landry" y asumió que todas las pruebas apuntaban a que se trataba de un suicidio, Strike toma el caso para poder pagar sus deudas.

El Detective Strike con la ayuda de su nueva secretaria Robin, entrará en el mundo de las súper modelos, millonarios y famosos diseñadores con tal de encontrar la verdad.

Lula Landry es una muy famosa súper modelo que una helada madrugada cae del balcón de su elegante departamento en Londres.

Cormoran Strike es un soldado retirado que ahora trabaja como detective privado. Strike a duras penas puede mantenerse, ya que no tiene muchos clientes, tiene muchas deudas, y las secuelas de su antigua vida en el ejército aún lo persiguen.

Un día, llega a su oficina, John Bristow, hermano de Lula Landry, a pedirle al detective Cormoran Strike que investigue la muerte de su hermana, ya que aunque ella había tenido un pasado difícil con diversos trastornos mentales y problemas de drogas; John está convencido que su hermana no se suicidó, sino que alguien la mató y ese alguien sigue prófugo. Y está decidido a pagar lo que sea por atraparlo y hacer justicia.

A pesar de que la policía cerró el tan publicitado "caso Landry" y asumió que todas las pruebas apuntaban a que se trataba de un suicidio, Strike toma el caso para poder pagar sus deudas.

El Detective Strike con la ayuda de su nueva secretaria Robin, entrará en el mundo de las súper modelos, millonarios y famosos diseñadores con tal de encontrar la verdad.


El Canto del Cuco es un libro que me ha gustado muchísimo. Desde la primera página me atrapó; tiene más de 500 páginas y para nada se me hizo "pesado" o tedioso. Es bastante adictivo y el misterio te atrapa tanto que solo quieres seguir leyendo y leyendo para descubrir la verdad.

Me fascinó el mundo de la moda, como todo se ve muy glamuroso y brillante pero nada es lo que parece.

Strike y Robin me cayeron muy bien, me gustó mucho su complicidad y el trasfondo de sus vidas.

Me encantó el hecho de que, literalmente, sospechaba de todos los personajes, tiene unos giros inesperados geniales. En todo el tiempo que estuve leyendo El Canto del Cuco, no paraba de pensar en el libro y viendo todos los personajes como culpables.

El final me hizo quedarme en shock!. Estuvo simplemente increíble, aunque se me hizo un poco apresurado pero me encantó.

En fin, si estás buscando una muy buena novela policiaca/detectivesca, de suspenso y misterio, definitivamente recomiendo ésta.


Enlace: https://vidasecretadefangirl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Bren
 13 marzo 2018
Strike es un ex policía militar, venido a menos que ahora trabaja por su cuenta como investigador privado, esta básicamente en la indigencia y por error una agencia de empleo le ha enviado a una secretaria por una semana, así que ambos tienen que adaptarse y aguantarse a trabajar juntos, ese día llega a la oficina de Strike un hombre para contratar sus servicios para investigar el supuesto suicidio de su hermana

Robert Galbraith es el seudónimo que escogió J.K. Rowiling para escribir esta serie policíaca, supongo que de alguna manera quiso reinventarse a ella misma sin tener que competir con sus ya muy conocidos libros y para mí gusto personal ha logrado su cometido, con este libro ha logrado desmarcarse totalmente del género y del estilo narrativo

Lo mejor de este libro son su personajes, son ellos quienes llenan el libro, mucho mas que la historia del asesinato en si, que dicho sea de paso es algo muy liviano, nada complicado, sin embargo creo que la construcción de toda la investigación esta muy bien planteada.

Si bien es cierto que el libro ha fluido muy bien, para nada se me ha hecho pesado o siquiera largo, si creo que esta historia bien pudo haberse contado con al menos 100 paginas menos.

Definitivo seguiré con la serie, me han encantado los protagonistas y también me ha gustado mucho Rowling en su faceta de novelista policíaca.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
totecabana
 07 marzo 2018
Es lo primero que leo de J.K. Rowling después de Harry y bajo su seudónimo Robert Galbraith. La trama comienza muy bien, con un original argumento pero Después empieza a darle mil vueltas al asunto y llega un momento en que sientes que no avanzas. al final me terminó sorprendiendo el desenlace, me pareció que esta buena pero que le sobran muchas páginas a la historia.
Comentar  Me gusta         20
Galena
 21 diciembre 2017
Una novela que me gustó mucho más de lo que esperaba y aunque el componente de misterio no es el más complejo que he visto, la caracterización de los personajes, las relaciones entre estos y la buena actuación del protagonista principal han hecho que 'El canto del Cuco' nos presente un universo ficticio al que tengo muchas ganas de volver.

Rowling me ha sorprendo por decantarse por un género como este, pero estoy contenta de que se haya atrevido y estoy satisfecha con el resultado, como dije, a pesar de que la trama de misterio no es la más compleja, creo que el componente más personal de los personajes hace que seguir la trama sea mucho más entretenido y atrapante.

Un libro que sin duda recomiendo.
Enlace: http://excentriks.blogspot.c..
Comentar  Me gusta         10
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
Creo que a estas alturas de la vida me ahorro lo de comentar que Robert Galbraith es el seudónimo de J. K. Rowling, y prosigo :)

Llevaba siglos detrás de ponerme con las novelas protagonizadas por el detective Cormoran Strike, pero entre unas cosas y otras lo fui dejando. Hace unos meses me enteré de que habría adaptación de la BBC de los tres libros, y me dije que esta era la mía y que tenía que leerlos antes de que comenzase. Este pasado domingo 28 de agosto se estrenaba el primer capítulo... y yo con los rulos puestos y el libro sin leer.

Pues bien, si os digo que desde el domingo 28 no ha pasado ni una semana, que encima estoy de viaje mientras leéis esto, y que evidentemente estoy colgando reseña y el libro está, por tanto, leído, os haréis una idea de lo que me ha durado en las manos. No más de un par de días en el que no podía dejar de pasar las páginas. Y creedme, me sentí aliviada, porque Una vacante imprevista no llegó a hacerme todo el tilín que me hubiese gustado, y tenía todas mis esperanzas puestas en los libros de este oso detective de 1,90 metros. Muy fan (hasta las trancas) de Cormoran Strike y muy reconciliada con J.K. Rowling más allá de Harry Potter. Esta novela y estos personajes no necesitaban un seudónimo para triunfar.

Sé que ya lo habréis leído muchos, y además hace mucho tiempo, pero hago mini-resumen. La historia comienza con una súper modelo, Lula Landry, cayendo desde su balcón hacia la muerte una fría y nevada noche de enero. Con un pasado conflictivo, diagnosticada con trastorno bipolar, se concluye que se ha suicidado y se da carpetazo a la historia. Tres meses después el hermano de Lula se presenta en la oficina del detective privado Cormoran Strike para que investigue lo que sucedió; él cree que fue asesinada.

Este caso coincide con la llegada a la oficina de Robin Ellacott para ocupar el puesto de secretaria temporal. Robin no puede creerse su buena suerte, porque siempre había soñado con trabajar para un detective privado, pero lo que se encuentra es un Cormoran en el peor momento de su vida, que acaba de dejar a su prometida tras quince años de relación, que vive en la oficina y que además no tiene un penique y es incapaz de pagar el préstamo con el que abrió la oficina. Ah, y es hijo de una celebridad rockera al estilo de Mick Jagger y una de sus grupis... tuvo una infancia, como mínimo, complicada, aunque eso, en el mundo del famoseo que desconfía de los detectives y sus preguntas, abre muchas puertas.
El canto del cuco es un comienzo fascinante para esta pareja tan peculiar de detective y secretaria con aspiraciones detectivescas. J.K. Galbraith tira de veteranía para componer dos personajes tan bien escritos que a las cien páginas ya los conoces como la palma de tu mano, y a los que no dejas de ver crecer a lo largo de la novela. Te arrastran con ellos, adoras a Cormoran, adoras a Robin, y en fin, que a mí, como veréis, me han convencido por completo.

El caso en sí está llevado con mano de hierro, al estilo más clásico, sin flipadas varias ni intentos de impactar al lector con disparates sacados de la manga: una investigación con un tempo que a muchos podría parecerle lento pero que a mí me ha encantado, paso a paso, llena de conversaciones, entrevistas, personajes que entran y salen, y sin llegar a saber casi hasta el final qué es lo que le ronda por la cabeza a Strike.

La admiración y cariño que derrocha J.K. Galbraith por la literatura clásica de detectives son evidentes, sobre todo porque sabe traérsela a nuestros tiempos y, cogiendo todo lo mejor de este género, construye unos personajes muy especiales al servicio de una trama sin artificos pero compacta... uno personajes de esos que esperas que protagonicen más libros, porque los haces tuyos, te llegan. Con una sencillez apabullante construye a un Cormoran Strike que se queda en la retina y que deberían estudiar todos aquellos que escriben novela negra o thrillers y tiran de un cliché tras otro para construir otro cliché más con patas.

Y qué puedo decir de Robin... todas somos Robin (o casi todas... bueno, va, yo soy Robin). Es que este personaje, y su pasión por trabajar para un detective privado, me han hecho rememorar cómo me sentí cuando conocí la serie de Doctor Who (Friki alert!! Friki alert!!). Cuando comencé a ver esa maravilla de la ciencia-ficción, donde un Señor del Tiempo viajaba en una cabina telefónica azul en el tiempo y el espacio, hacia delante y hacia atrás, a millones de años luz o a la vuelta de la esquina... yo no quería ser el Doctor, yo quería ser la Companion, la humana que le acompañaba y se emocionaba y maravillaba en cada aventura. Yo QUERÍA ser la Companion (Rose a ser posible... con el Décimo, por el amor de dos). Bueno (que me desvío), pues eso me ha hecho sentir Robin con su pasión por este trabajo. Yo he querido ser Robin en este libro. Y para mí ese es el mayor piropo que le puedo echar a este y a cualquier otro personaje.

No quiero terminar sin comentar la visión que muestra J.K. del mundo del famoseo desde una perspectiva de alguien que entra en él sin llegar a integrarse del todo. La crítica a la superficialidad e idiotez de las clases altas sociales, de los nuevos ricos y sus extravagancias o incapacidades para manejar su fama y sus cantidades ingentes de ingresos... a veces da la sensación que es un punto de vista muy personal, el de una persona que también ha dado el salto de no tener nada a tener millones en el banco y que, a pesar de tenerlo todo, de moverse en un mundo impensable veinte años atrás, ha mantenido los pies en la tierra y una actitud reprobatoria hacia ese mundo con pies de barro.

En fin, que por si os cabía alguna duda, me lo he pasado pipa con El canto del cuco. Es un thriller sencillo en la forma pero que funciona como un reloj, y precisamente en esa sencillez está su encanto en una época en la que desde el género se intenta rizar mucho el rizo, y en la que se quieren contar demasiadas cosas a ver cuál impacta más. Se agradece de vez en cuando una historia que se tome su tiempo, que introduzca perfectamente a los personajes y su investigación y en la que encima no se quede ningún cabo suelto. Estoy deseando ponerme con El gusano de seda, y comprobar cómo les va a este par de íntegros, inteligentes, apasionados y astutos detectives.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
JusstRead
 30 mayo 2019
Disfruté cada página.
--
Tenemos esta historia, la búsqueda de un asesino, unos personajes que atrapan, Cormoran y Robin. Tengo que decir, al empezarlo a leer tenía dudas, porque el problema con este genero es que si el final es malo, el libro deja sin sabor, pero si es muy bueno, el libro es lo mejor, y tenía miedo porque amo J.K y no quería decepcionarme, no lo hice.

Tiene su toque, las descripciones, los detalles que lleva hasta el final y no se le escapa nada, los personajes bien descritos,demasiado reales, se podían sentir, además que en el paso de la historia se puede conocer más de cada uno de ellos y entenderlos, sus acciones y motivaciones lo que hace la historia creíble, en general todo el mundo que rodea a el caso y a los personajes, bien planteado.

El libro está dividido en varias partes, esas partes en capítulos cortos, lo que hace que se lea rápido y además cada suceso está concentrado y bien explicado. Desde el comienzo, empecé a recolectar todos los detalles, esa manía de leer algo policíaco y querer adivinar qué pasa antes de leer el final. Si bien supe quién era el asesino un poco antes de leerlo, no me dejó de sorprender la motivación y toda la historia en general de esta persona.

La intriga me llevó hasta el final, pero más que la intriga la evolución de la historia, como cada cosa, el descubrir el mundo de los famosos, lo amé. al terminar pensé 'Necesito más de Cormoran y Robin en mi vida'.

En algunas partes, el libro es lento, si son fanáticos de la acción tal vez no les guste mucho, esta historia es más conversación e ingenio. Por otro lado, como ya mencioné es lento a veces, pero al final de un par de páginas en adelante se dan todas las explicaciones correspondientes, no es sorpresa, ni cosas sacadas de la nada, sólo que hay un cambio de ritmo abrupto, aunque desde un poco antes sientes la bomba pitando a punto de explotar. Estoy preparada para leer los otros libros.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Tinuwel
 14 diciembre 2018
Mentiría si dijera que no quería leer este libro por su autora… está claro que todos los que hemos pasado por la saga Harry Potter estábamos deseando saborear algo más de J.K. Rowling. Pero con su anterior libro, Una vacante imprevista, no me atreví. No me llamaba nada de nada, las reseñas no me lo hicieron más apetecible (quizá al contrario) y lo dejé pasar.

En cambio este, cuando se descubrió quién era en realidad la persona que se ocultaba detrás de Robert Galbraith, pues sí que me llamó la atención y me picó la curiosidad. El género policíaco y de misterio me gusta, no soy una gran aficionada, pero reconozco que me entretiene mucho y me despista siempre.

Cormoran Strike es de esos personajes que no se olvidan fácilmente. Su físico tan particular, su personalidad en un precario equilibrio entre la depresión y la genialidad y su sagacidad a la hora de conocer a las personas con solo una mirada, no dejan indiferente. Es un antihéroe, no es elegante, no es distinguido y no parece especialmente inteligente, pero precisamente por eso te confiarás, porque en su oficio es de lo mejor que hay.

Su vida pasada y su tumultuoso presente tampoco ayudan a hacer de él un personaje memorable, pero, os aseguro que al finalizar el libro estaréis totalmente encariñados con él y su forma de pensar y deducir.

Su contrapunto es otro personaje de lo más interesante, Robin. Una chica que ha llegado a Londres para vivir con su novio y casarse y que casualmente encuentra trabajo en la agencia de detectives de Cormoran. Un sueño secreto para ella que se ha vuelto realidad. Siempre quiso ser investigadora y ahora tiene la oportunidad. La complicidad entre ella y su jefe queda patente desde el primer encuentro.

Sobre la historia poco puedo decir porque como ya os comento soy muy poco sagaz y no pillo nunca nada. Así que para mí ha estado muy bien tanto de intensidad como de misterio. Una súper modelo aparentemente se suicida pero su hermano no está conforme y contrata a Cormoran para que intente averiguar y descubrir si en realidad fue un crimen. Lo que en principio parece un claro caso de suicidio se va complicando cada vez más hasta que, por supuesto, es un asesinato.

El estilo de Rowling es como siempre, sencillo pero evocador. Te transporta rápidamente a las calles de Londres, a las fiestas nocturnas de los famosos de turno, a las envidias de ese mundo del “famoseo” y al cinismo de la amistad en esos ambientes.

Nos va presentando a los personajes/sospechosos poco a poco, con algunas descripciones introductorias y con su versión sobre lo sucedido aquella noche, o las inmediatamente anteriores. Alguien muy suspicaz seguro que podría descubrir con bastante rapidez al malo del libro. Yo no lo hice, es más… me sorprendí mucho. Pero ya os he avisado antes que no soy nada observadora… :D

Me ha gustado mucho que la historia esté más basada en cómo se va tejiendo todo entre los distintos personajes que en un guión organizado y perfecto. Es como si se fuera construyendo a partir de lo que nos van contando o no.

Con un final cerrado pero que deja un resquicio para que conozcamos nuevas aventuras del detective Strike, la lectura te deja muy buen sabor de boca y la sensación de haberte divertido y entretenido mucho. Quizá no sea la mejor novela de misterio del mundo, está claro que no es Gillian Flynn, pero se defiende con mucha propiedad y consigue mantener el pabellón bien alto.


Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 16 noviembre 2018
La historia en sí era bastante intrigante y Galbraith lanzó algunos giros de trama agradables, por lo que se sigue adivinando si Lula fue realmente asesinada y quién hubiera querido matarla hasta el final. La escritura fue interesante en general, pero tuve serios problemas con la forma en que Galbraith hace que sus personajes se expresen. Simplemente no suena natural en absoluto; ya sea demasiado anticuado o demasiados 'joder' incluidos para poder tomarlo en serio. No el mejor inicio de una serie digamos.
Comentar  Me gusta         00
Beatriz_Villarino
 20 octubre 2018
Hay que ver… toda mi vida leyendo literatura española y, de un tiempo a esta parte, le estoy cogiendo el gustillo a la extranjera. Esta novela, El canto del cuco, me la regaló una alumna, Ariadna, por el Día del Libro. El autor, Robert Galbraith, no me sonaba de nada pero ella estaba segura de que yo sabía que en realidad era el seudónimo de J.K. Rowling… Pues no, Ari, no tenía ni idea; no he leído ni he visto ninguna película de Harry Potter y lo único que sabía de su autora es que prácticamente se había hecho de oro con la saga.

Así que, de nuevo, tengo algo que agradecer a mis alumnos, en este caso a Ariadna, que ha ampliado mi opinión sobre la novela de misterio, sobre Rowling y sobre la literatura inglesa.

Si hay algo que me ha llamado la atención es la perfecta estructura. El canto del cuco está compuesta por 557 páginas que se dividen en cinco partes, más un prólogo y un epílogo. Todas ellas van precedidas de una cita clásica que funciona como oráculo o premonición de lo que el lector irá descubriendo en cada una.

El Prólogo narra la muerte de la joven modelo Lula Landry, ocurrida tres meses antes del argumento en sí de la novela. Debido al carácter desequilibrado de la chica y la incongruente declaración de la única testigo, la policía llegó a la conclusión de que se había tratado de un suicidio. Una vez leído, cobra sentido aquello que Lucio Accio expuso en su tragedia Telephus «Infeliz el famoso del que alardean sus infortunios».

La Primera Parte está encabezada por una cita de Boecio en de consolatione philosophiae, «El más infeliz de los desafortunados es el que ha sido feliz». A lo largo de siete capítulos presenta la actual situación de los protagonistas: Cormoran Strike, detective venido a menos en el trabajo, en su familia, en su vida amorosa y en su físico, pues le falta una pierna, y John Bristow, hermano de Charlie, amigo de la infancia de Strike, muerto en un accidente, y hermano de Lula; Bristow quiere contratarlo para que investigue y demuestre que Lula Landry fue asesinada.

La Segunda Parte está formada por once capítulos que se abren con una cita de Virgilio «Aprendo a socorrer a los infelices» (La Eneida). Y así, cuando Strike empieza su investigación se da cuenta de que hay datos en la resolución del caso que no encajan. Está seguro de que la testigo oyó discutir a Lula Landry con un hombre segundos antes de verla caer por el balcón, aunque no entiende por qué enmascara la verdad con incongruencias.

La Tercera Parte vuelve a aludir a la Eneida, «Algún día será grato recordar estas cosas». Esta parte se compone de diez capítulos plagados de recuerdos de la vida de Strike, cómo empezó su relación con Charlotte a los 19 años y cómo, 15 años después, ha terminado de manera similar; cómo sus comienzos en su carrera de detective han sido igualmente turbulentos, hasta el punto de ser acosado por un marido celoso que lo contrató para vigilar a su mujer. Asimismo la investigación sigue su curso, centrada ahora en dos posibles sospechosos que en un futuro formarán parte fundamental en la evocación de los hechos.

La Cuarta Parte es la más extensa, son catorce capítulos en los que cobra sentido lo que Plinio El Viejo afirmó en Historia Naturalis «Y lo mejor es beneficiarse de los disparates de los demás». Aquí se desvela el porqué del título de la novela. Strike va despejando sus dudas aunque no las aclare aún al lector quien deberá llegar al final del proceso. Sólo entonces, una vez que sepa los hechos, encontrará sentido a los despropósitos, y entenderá por qué los personajes se empeñaron en determinadas afirmaciones absurdas. Los desatinos de los Bestigui serán claves para la resolución. El disparatado diseñador de Lula resultará casi un profeta en el caso y el insensato y sórdido mundo de los famosos cobrará sentido en el novio de Lula.

La Quinta Parte son dos capítulos que constituyen el desenlace. de ahí que la abra una cita de las Geórgicas «Afortunado quien ha podido conocer el porqué de las cosas» (Virgilio). Por eso, aunque no sepamos quién es el asesino hasta prácticamente el final, en la página 517 se descubre de forma indirecta. Strike irá desvelando paso a paso los hechos, remontándose al pasado anterior al suceso, cuando todo comenzó en realidad. El final es sorprendente. Aunque la realidad se mostrase desfigurada, todo encaja coherentemente. Lo que parecía increíble se confirma.

Pero aún hay un Epílogo, «Nada es del todo dichoso» (Odas. Horacio). En él, el narrador sitúa a los personajes diez días después de que se resolviera el caso y, como en la vida misma, observamos a personas felices pero no del todo.

En El canto del cuco no sólo la estructura es interesante, pues si el argumento es simple, los más de 27 personajes que aparecen lo van complicando hasta formar una espiral en la que todos son sospechosos en algún momento y en la que cada uno arrastra a otro, dando la impresión de que siempre se llega a un punto muerto.

John Bristow es el único superviviente de tres hermanos adoptados. El mayor, Charlie, murió en un accidente cuando era un niño. La menor, Lula Landry, muere al caer desde su balcón. Todo apunta a que se ha suicidado, sin embargo Bristow contrata a Cormorán Strike para que demuestre que ha sido un asesinato. Strike y su secretaria temporal, Robin Ellacott, descubrirán la verdad.

Los personajes pertenecen a un mundo caótico en el que el dinero, las drogas y la fama son lo más importante, por eso todos son portadores de algún detalle que los hace aparecer como posibles asesinos:

Alison, novia de Bristsow desde que murió Lula, es la secretaria de Tony Landry y Cyprian May; va con su novio más que por placer, por vigilarlo; además se muestra reacia a la investigación.

Tony Landry, tío de l'ula y de Bristow; en realidad no quiere a ningún sobrino, y sus coartadas son cada vez más débiles.

Evan Duffield, novio de Lula; rockero, drogadicto, mantuvo con ella una relación tormentosa.

Deeby Mac, cantante que iba a vivir al edificio de Lula, pero llega cuando ésta cae y nunca ocupa su piso.

Guy Somé, diseñador de Lula; de ser sospechoso pasa a ser clave en la resolución del caso.

Los Bestigui, matrimonio caótico, él, productor de cine y mujeriego, quiere conseguir a Lula para su película pero ella no acepta. Ella, drogadicta, es la única que afirma ver caer a Lula después de discutir con alguien. Pero la señora Bestigui estaba drogada en aquel momento y las condiciones del edificio hacían imposible su declaración.

Kolovas-Jones, chófer de Lula, interesado en hablar con la prensa, siempre busca una oportunidad para salir en las revistas y dar el salto a la fama. Pero es quien pone en guardia a Strike sobre un papel que escribió Lula antes de morir y nunca apareció.

Ciara Porter, modelo, amiga de Lula, pero con menos carisma.

Bryony Radford, maquilladora de Lula, con algo de envidia por su suerte.

Rochelle Onifade, mendiga que coincidió con Lula en un hospital y llega a ser amiga de confianza, colmada de regalos ostentosos que nunca podría permitirse.

Madre real de Lula, drogadicta, no quiso a su hija, ahora ella está en la miseria.

Lady Bristow, madre adoptiva de Lula, enferma terminal, no soporta ver a Lula en un ambiente famoso porque apenas le queda tiempo para estar con ella.

Wilson, portero del edificio de Lula, muestra bastante confianza con Lula.

Cyprian May, socio del bufete de Bristow, junto con Tony Landry, quien mantiene una relación con su mujer, Úrsula, hermana de la señora Bestigui.

Hay más personajes, algunos aparecen sólo un momento para traer una nueva situación que se transforme en pista o la destruya porque, en realidad, es una novela de misterio. El lector descubre, acierta, se equivoca, se despista o ata cabos con el protagonista, Strike, manteniendo hasta el final, literalmente, el suspense.

En la narración destacan, sobre todo, las descripciones. Detalladas, minuciosas, a veces de una morosidad exasperante; acumulan datos que, si en un principio parecen sin importancia, cuando llegamos a la resolución entendemos su razón. Algunas, con un solo detalle, tiran por tierra todo el glamour de las estrellas «…cables enredados que no estaban unidos a ningún aparato, una baraja de cartas, un sórdido pañuelo manchado, diversos trozos de papel arrugado y sucio, una revista de música que mostraba una fotografía de Duffield en tristes tonos de blanco y negro en la portada,… Por fin desenterró un blando paquete de Gitanes de debajo del sofá…».

Otras, unen sensaciones olfativas, táctiles, visuales y auditivas, de forma que las imágenes resultantes son de gran plasticidad: «Un ligero olor a tila impregnaba el aire, pero no eclipsaba del todo el del desinfectante y el de la putrefacción corporal, olores que a Strike le recordaron el hospital donde había pasado meses desvalido… el cálido aire fresco y los lejanos gritos de los niños jugando entraban en la habitación. Se veían las ramas más altas de los frondosos plataneros iluminados por el sol».

En la narración, lo sórdido e impersonal de la vida de los famosos queda de manifiesto; uno a uno, los allegados a Lula Landry son entrevistados; ninguno de estos seres queridos contesta a las llamadas que ella les hizo antes de morir «—¿Dijo que era urgente y que no quería hablar de ello por teléfono? —Sí, pero eso fue sólo para obligarme a llamarla. Uno de sus jueguecitos. Lu podía ser celosa de cojones. Y jodidamente manipuladora.».

El narrador, en tercera persona omnisciente, cuenta los hechos de forma lineal, tal y como van sucediendo, aunque introduce algún monólogo interior del protagonista, y de su ayudante Robin; de esta forma conocemos algo de sus vidas, la boda inmediata de ella con su novio Mathew, bastante celoso, y el pasado terrible del detective, causante de su situación actual.

Sólo hay una cosa que no me ha quedado clara y es el sexo del narrador. No es que tenga importancia, pero durante toda la novela he tenido la impresión de que la voz del narrador era masculina, por eso me ha llamado la atención encontrarme con expresiones que parecen dichas por una mujer

«Fue renqueando a hacer pis»
«Un frenesí de llamadas»
«Chaquetón de piel sintética de color magenta que no le favorecía ni por su altura ni por su anchura»
«Su piel grasienta, que era del color de la tierra quemada»

Puede que esté equivocada; en cualquier caso es una nimiedad. Sólo un dato curioso. Lo que sí es importante es que ya ha salido la segunda novela de esta pareja de detectives, Robin ha caído en el atractivo mundo que le ha enseñado Strike, a pesar de las constantes quejas de su novio, y entra a formar parte de lo que parece será otra serie de Rowling.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
33 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}