InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8433998447
Editorial: Editorial Anagrama (18/10/2017)

Calificación promedio : 4.33/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Este es un libro hecho de miradas. Miradas sobre cuadros, sobre los artistas que los pintaron y sobre la intimidad de la narradora y su entorno. Este es un libro singular y fascinante, inclasificable, en el que la vida y el arte se entretejen. Consta de once partes: once partes que son once capítulos de una novela que relata una historia personal y familiar, pero que también pueden leerse como once cuentos, u once incursiones furtivas en la historia de la pintura, u... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
gabybarreyro
 30 enero 2021
El nervio óptico
María Gainza
Este libro es un viaje sensorial. El título enmarca toda la obra porque el lector tendrá que entrenar, al mismo tiempo que lee, su nervio óptico y su capacidad para apreciar las obras de arte que se le presentan. Porque esto no es una novela. A medio camino entre la crónica, las confesiones o el diario íntimo mezclado con un recorrido guiado por el Museo de Bellas Artes, entre otros, la obra se despliega como un juego. Cada relato es la excusa perfecta para unir anécdota personal, historia del arte y citas de escritores. Lo bueno es que Gainza habla con propiedad, sabe lo que tenemos que mirar y nos va entrenando el ojo. Con lo cual la experiencia de leer esta obra es multisensorial. En tiempos de distanciamiento social esta posibilidad de recorrer las galerías de su mano experta es un remanso de alegría y paz.
El eje central es la protagonista, su familia, sus peripecias y temores. Con una prosa que te lleva de las narices el libro te engancha y no lo querés soltar. El resultado es que además de pasarla muy bien, te llevás un montón de conocimiento y disfrute de las pinturas y los artistas que menciona. En este juego de googlear las obras estoy segura, porque a mí me pasó, que no mirarás sólo el cuadro mencionado si no varios del mismo pintor/período asi que el libro logra abrirse a un sinfín de miradas, casi como si tuvieras tickets a varios museos a la vez. Un libro para tener a mano y para volver a él. Un libro para caminarlo, transitar sus pasillos y abrirlo en cualquier página para que te vuelva a sorprender esa mirada ingenua que todos tuvimos alguna vez frente a la Belleza de una obra.
Algunas curiosidades sobre la autora:
* Trabajó como corresponsal de The New York Times en Buenos Aires y en el suplemento Radar de Página12 como crítica de arte.
* Entre sus libros favoritos está Mozart en viaje a Praga de Möricke y el Lenz de Georg Büchner.
* Tardó aproximadamente tres años en escribir este libro. Muchos capítulos quedaron afuera. Acá hay un bonus track: https://www.clarin.com/revistaenie/literatura/maria-gainza-curva-cezanne_0_BJoT2j2AG.html
* Dio el examen para ser bailarina contemporánea, pero después desistió.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
RaquelCasasP
 24 octubre 2018
«La sensación de fracaso me aplasta. Definitivamente estoy mal equipada para afrontar la realidad; soy un ejercito de uno que, a metros nomás del enemigo, se da cuenta de que olvidó su bayoneta».
🎨
🎨
🎨
Todos tenemos un nervio óptico propio, una forma especial de ver las cosas, y el de Gainza aúna de forma increíble su pasión por el arte con su vida. A medio camino entre la novela y el relato corto, Gainza nos acerca a la historia de un cuadro y de su pintor y lo entrelaza como trama y urdimbre con episodios de su biografía, formando un tapiz de una belleza espectacular que nos hiere y emociona. Este estilo tan original funciona, ¡y de qué manera! El ciervo de Dreux nos pone frente a frente con la muerte; los cuadros desolados de Cándido López son el escenario de los momentos de tristeza que vive durante su embarazo; el «Mar Borrascoso» de Courbet nos recuerda que el mar es la vida misma, peligroso pero hipnótico; Rosseau es el pintor que nunca viajó pero pintó selvas maravillosas que la consuelan de que su pánico a volar no la impidan viajar con su imaginación.
🎨
🎨
🎨
Gainza crea atmósferas envolventes gracias a esas imágenes tan gráficas y precisas que construye con sus palabras, la niebla de cenizas que es como «si una tela de lino hubiera caído sobre el mundo», el atolondramiento bajo presión que le hace dar vuelta «como un paraguas barreta en la tormenta», la visión de una amiga íntima a la que ya no reconoces y que observas como dos siluetas desencajadas imposibles de unir... María Gainza construye un cuadro en sus relatos a partir de un cuadro real y nos cuenta sus vivencias al trasluz, pues «uno escribe algo para contar otra cosa». 🎨
🎨
🎨
Una obra única, original, onírica que merece la pena ser leída y que, sin duda, no deja indiferente gracias a esos detalles que se pierden en la noche de los tiempos y que es mejor así pues «terminar de entender las cosas vuelve rígida la mente». Y es que, si en la distancia que va de algo que parece lindo a algo que cautiva se juega todo en el arte, Gainza se lo ha jugado todo.
Gracias, @pilar_adon, por poner esta #joyita en mi camino. 💕
#arte #MaríaGainza #ElNervioÓptico
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lanadadoradelibros
 28 abril 2021
"¿No son todas las buenas obras pequeños espejos? ¿Acaso una buena obra no transforma la pregunta "qué está pasando" en "qué me está pasando"? ¿No es toda teoría también autobiografía?" 🇦🇷 María Gainza
.
No sé muy bien cómo encasillar este libro. En teoría es novela, pero lo siento más como un conjunto de ensayos, mezclados con autoficción. Sea lo que sea, el libro relata momentos de la vida de María Gainza, crítica de arte, y su acercamiento a este, entremezclados con las historias de vida de distintos artistas, y sus obras.
.
No soy muy conocedora de arte, por lo que le tenía un poco de miedo al libro. Temía encontrarme con mucha teoría y un desconocimiento por mi parte que no me invitara, sino que me alejara del texto. Me alegró ver que no fue así. La lectura no es para nada pesada, y en algunos casos, busqué más sobre los artistas o las obras mencionadas, pero siempre como resultado de un interés genuino despertado por la lectura, y no por una necesidad de hacerlo para poder entenderla. La lectura te invita a buscar más sobre el tema, pero no te obliga a hacerlo.
.
Aunque disfruté el libro, creo que lo que más me quedó de su lectura fueron unas citas específicas que me dejaron 😍. Resalté bastantes. No creo que vuelva a leer este libro, prefiero leer nuevos, pero una y mil veces lo ojearía para releer las citas que más me impactaron 🌊📚🏊🏽‍♀️
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lavidamurmura
 21 noviembre 2020
La promiscuidad del adjetivo dificulta sintetizar de algún modo las páginas de este libro. Lo he leído con tiento, sentía que mis manos debían posarse delicadas sobre siglos de historias, segura de estar asistiendo a una lectura privilegiada: aprender y disfrutar se conjugan en presente.
Compuesta por 11 relatos, escenas o partes, en cada una de ellas se nos presenta la obra de un artista y cómo esta se interrelaciona con la vida de quien la mira. La atención corre el riesgo de dispersarse si decantas la balanza por el lado del arte o de la vida, de la muerte o de la decadencia. Aunque, ¿no es acaso lo mismo? Es un libro que directamente nos habla de arte, pero indirectamente nos muestra mucho más, sin ser el tono en ningún momento didáctico o moralizante.
Pero, ¿hasta qué punto la narración pertenece a la narradora? ¿Qué partes son autobiográficas y cuáles no? Hay muchas alusiones al núcleo familiar, de una dureza contenida, esclarecedoras para quien gusta leer entre líneas, pero también hay palabras que conectan la vida del artista con lo que sucede al otro lado del cuadro. Las astillas del miedo se van clavando en la lenta destrucción del trozo de madera que chisporrotea, en apariencia indolente, en las brasas de la historia. No solo tiembla el ojo ante la obra de arte, tiembla el alma ante la contemplación de ese instante en el que nos vemos a nosotros mismos como trazos incoherentes de una obra ya finalizada.
Me han gustado mucho las citas de otros autores que Gainza va dejando caer tímidamente por la narración, como un intento de señuelo o rastro que no evitan que te pierdas, más bien consiguen detenerte en seco, mostrarte que vayas donde vayas es probable que no encuentres nada más allá de un lienzo agarrotado, un espacio lleno de vacío. El arte no pretende ser una copia de la vida, sino una copia de la mirada exhaustiva (después ausente) de quien lo enuncia. Es más, el arte no es una excusa para construir una narración, es un arma para afrontar el tiempo.
Es un libro original, único, muy especial, una primera obra que no titubea, que mira al arte de frente para poder sostener después la mirada al mundo.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
sandey
 10 octubre 2019
No se por donde empezar a reseñar este libro, le reconozco el mérito de ser el primer libro de la autora, y que enlaza el tema de la pintura con su vida, aunque eso por momentos me dejo desconcertada, dado que la transición esta bien, pero a mi me sacaba de la historia. A pesar de la pocas paginas que tiene esta muy condensado, y creo que es una lectura reposada, y no para todos los públicos, creo que los que disfrutan de la pintura lo pueden apreciar mucho más, desde mi punto de vista en todos las historias que contaba estaba de trasfondo la muerte y la decadencia, lo que si que le tengo que reconocer es que tiene algunas frases que te hacen reflexionar y que he conocido a pintores que no conocía y que me hizo interesarme por la historia de ellos.
Comentar  Me gusta         20

Las críticas de la prensa (1)
revistan28 mayo 2019
La autora inaugura un género donde confluyen la historia del arte y la crónica íntima.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
LavidamurmuraLavidamurmura19 noviembre 2020
Es un instante nomás, un fogonazo en el que ves la relación que habrían podido tener si las dos hubieran cedido un poco, si a las dos no se les hubiese tragado el personaje. Pero, a esta altura, difícil que haya marcha atrás. Para ella serás siempre alguien que desperdició su suerte, la zurdita paqueta que vive como paria. Cuando te hace enojar le decís que te gusta vivir así, en tierra de nadie, y que con las astillas de sus muebles algún día construirás tu casa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura20 noviembre 2020
Para los griegos el thymos era el alma, el deseo, la vida, posiblemente por su ubicación en el centro del pecho. Yo tenía una enfermedad del alma, vaya noticia. Hasta entonces había vivido como un animal acosado, esperando el golpe que no sabía de dónde podía llegar. [...] Hay algo en la enfermedad que te afila, te quita la ansiedad; si uno logra evadir la autoconmiseración, por supuesto.
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura20 noviembre 2020
Sé que las razones por las que me acerqué a esta pintura no pasarían un examen de la academia, esa casa de los espíritus donde el mayor miedo es escapar, pero de última, ¿no son todas las buenas obras pequeños espejos? ¿Acaso una buena obra no transforma la pregunta «qué está pasando» en «qué me está pasando»? ¿No es toda teoría también autobiografía?
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura19 noviembre 2020
Me acuerdo de una cancioncita empalagosa que me cantaba mi mamá para hacerme dormir, «¿qué será, será?», decía, y a mí se me estrujaba el corazón porque creía que era una pregunta, no una forma de aceptar el destino. ¿Cómo demonios voy a saber yo qué será?, pensaba. Odiosa cantinela, me arruiné la niñez tratando de contestarla.
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura19 noviembre 2020
Hay batallas que extrañamente uno decide perder; por algo en mi boletín de séptimo grado decía: «Cuando quiere destaca, pero casi nunca quiere».
Comentar  Me gusta         30
otros libros clasificados: arteVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG

Otros libros de María Gainza (1)Ver más




Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
99 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro