InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Mel


Mel
28 abril 2018
"Neil Gaiman no decepciona."

La mayoría hemos leído esa frase en algún que otro lugar pero, ¿es cierto que Neil Gaiman no decepciona nunca?



Esta vez se trata de una obra que este 2018 cumple diez años, se trata de "El libro del cementerio", una novela fantástica a la par que oscura con el toque justo de magia que Neil Gaiman sabe dar.



En este libro se cuenta la historia de Nadie, un bebé de apenas año y medio que logra escapar del hombre que asesinó a su familia escapando a gatas hasta un cementerio cerca de su casa. En un primer instante los habitantes del cementerio, espíritus descoloridos por el tiempo de personas que llevan ya años muertas, no quieren tener relación con la llegada del pequeño a su hogar, hasta que la pareja de los Owens deciden quedarse con el bebé al suponer que el hombre que le sigue de lejos no es pariente suyo. Por otro lado, Silas, quién se encuentra entre el mundo de los vivos y el de los muertos, se ocupa de desviar la atención del hombre que cuchillo en mano persigue a Nadie.



Así es como Neil Gaiman introduce a este joven protagonista: Nadie, que capítulo tras capítulo va creciendo, siempre dentro del terreno propiedad del cementerio, rodeado de todos los fantasmas cuyos restos yacen en el cementerio que le contarán sus variopintas vidas de épocas perdidas en el flujo del tiempo.

Sin embargo, fuera de las verjas del cementerio el hombre que asesinó a sus padres y hermana le seguirá buscando durante años.



Durante la vida de Nadie en el cementerio, este va conociendo centímetro a centímetro todas las partes del lugar. La descripción del ambiente, de los personajes y sus distintas actitudes, conocimientos y vestimentas son muy detalladas sin llegar a cansar o aburrir.

La mayor parte de la novela tiene lugar en el cementerio, eso le da un aspecto lúgubre a la lectura pero se funde con la curiosidad propia de los infantes que Nadie da a la comunidad de muertos.

Me resulta divertido pensar que todo un pueblo fantasma se ve afectado por la decisión de los Owens y de Silas de adoptar a un bebé que no se sabe de dónde ha salido. Y que este chiquillo sea como todos los demás, haga preguntas sobre cualquier cosa, quiera jugar todo el tiempo... en un cementerio lleno de almas cansadas destinadas a quedarse allí para la eternidad.



Debo decir que de todos los personajes tan distintos que aparecen en la novela, uno de los más entrañables a mis ojos es una bruja que se hace amiga de Nad. Me parece bonito que nuestro protagonista pueda simpatizar con alguien que le ayuda cuando lo necesita.

Sin embargo, uno de los personajes mejor construidos es Silas. Aunque al principio parezca una persona inalcanzable, se convierte en el tutor de Nadie cuando este llega al cementerio y la relación que hay entre estos dos personajes es realmente preciosa. No solo le lleva comida a Nadie -ya que es el único que puede salir del cementerio y volver a entrar- que para estar seguro debe quedarse en los terrenos del cementerio, sino que le ayuda, le da consejos, lecciones, le consigue profesores para que aprenda aquello que le puede servir... entre Silas y Nadie se forja una relación de aprecio mutuo.



Para dar más toques fantásticos a esta novela, no solamente aparecen humanos como Nadie o fantasmas como los Owens, también hay otras muchas criaturas que tienen sus propias características y objetivos a alcanzar. Personalmente, me resultan fascinantes las criaturas que salen de la pluma de Neil Gaiman.



"El libro del cementerio" es un libro que entremezcla la fantasía más llena de magia y trucos con los detalles góticos propios del autor, pero no etiquetaría este libro como un libro de terror, ni lleno de sangre, ni siquiera diría que es un libro difícil de entender o de seguir. al contrario. Este es un libro para lectores más jóvenes, niños/as incluso me atrevería a decir. Se trata de una historia apasionante sobre un niño que va creciendo dentro de un mundo al que no pertenece, el mundo de los muertos, y aprende de ellos todos los trucos y lecciones que puede hasta que crece y se da cuenta que la magia de su pequeño universo ya no es lo mismo que antes.

Como siempre se ha sabido, la curiosidad es una cualidad muy humana, y Nadie no es diferente a cualquier chico con toda la energía de la juventud acumulada.



Así pues, recomiendo este libro a lectores jóvenes (y a adultos también, aunque la resolución de los problemas en este libro son más propios de una lectura juvenil) a quienes les guste la fantasía y/o a quienes quieran empezar a leer novelas un poco más extensas que un cuento largo. Estoy segura que si hubiese leído este libro con 10-15 años lo hubiera disfrutado diez veces más que ahora.



Finalmente, comentar que la edición de ROCABOLSILLO viene ilustrada por Dave McKean, quien ha realizado un precioso trabajo con sencillas ilustraciones en blanco y negro que acompañan a la magia de Gaiman.



*Mi única queja con este libro es que mi edición viene con cuatro páginas contadas en las que el texto esta inclinado en la página. Un simple error de maquetación o impresión que espero que hayan solucionado.



"Y a veces basta con que alguien diga que tiene miedo para que el miedo se vuelva real."
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}