InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre El libro del cementerio (19)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Bren
 17 mayo 2019
Una verdadera delicia de lectura ha sido este libro, lo he disfrutado desde la primera hasta la última página, pocas veces me encuentro con libros que me hacen disfrutar tanto mientras los leo, hay algunos que me atrapan, que me emocionan, que son trepidantes, pero este libro es de esos que se disfrutan, que te hacen recordar de una manera tan inocente que hay historias que vale la pena ser contadas y vale la pena ser leídas.

No es el primer libro que leo de este autor y definitivamente su pluma es de esas que vale la pena tener ahí para refuerzo cuando te sientes que no hay libro que te llene.

Conocemos a Nad, el protagonista desde que es un bebé y vamos viéndolo crecer hasta que tiene 15 años, su mundo, su casa es un cementerio y su familia son los que habitan ese cementerio, adoptan a Nad siendo un bebé y se hacen cargo de él, entregandole muchos conocimientos que para cualquier otro ser vivo no sería posible conocer.

Me he sentido en algún momento que estaba leyendo una historia basada en la canción de Mecano “no es serio este cementerio” con sus peculiares fantasmas, las criptas y como no, los de la fosa común.

No es casualidad que Nad termine en el cementerio siendo protegido, este libro tiene una historia que va más allá de eso, a Nad lo buscan para matarlo y son los fantasmas y seres del cementerio quienes lo cuidan y protegen.

Ciertamente es un libro que hay que leer, es divertido, entretenido, tierno pero también tiene su dureza, su parte oscura, tiene un balance correcto, adecuado para que, siendo como es, un libro de corte juvenil, resulte una lectura interesante y más allá de entretenida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Mel
 28 abril 2018
"Neil Gaiman no decepciona."

La mayoría hemos leído esa frase en algún que otro lugar pero, ¿es cierto que Neil Gaiman no decepciona nunca?



Esta vez se trata de una obra que este 2018 cumple diez años, se trata de "El libro del cementerio", una novela fantástica a la par que oscura con el toque justo de magia que Neil Gaiman sabe dar.



En este libro se cuenta la historia de Nadie, un bebé de apenas año y medio que logra escapar del hombre que asesinó a su familia escapando a gatas hasta un cementerio cerca de su casa. En un primer instante los habitantes del cementerio, espíritus descoloridos por el tiempo de personas que llevan ya años muertas, no quieren tener relación con la llegada del pequeño a su hogar, hasta que la pareja de los Owens deciden quedarse con el bebé al suponer que el hombre que le sigue de lejos no es pariente suyo. Por otro lado, Silas, quién se encuentra entre el mundo de los vivos y el de los muertos, se ocupa de desviar la atención del hombre que cuchillo en mano persigue a Nadie.



Así es como Neil Gaiman introduce a este joven protagonista: Nadie, que capítulo tras capítulo va creciendo, siempre dentro del terreno propiedad del cementerio, rodeado de todos los fantasmas cuyos restos yacen en el cementerio que le contarán sus variopintas vidas de épocas perdidas en el flujo del tiempo.

Sin embargo, fuera de las verjas del cementerio el hombre que asesinó a sus padres y hermana le seguirá buscando durante años.



Durante la vida de Nadie en el cementerio, este va conociendo centímetro a centímetro todas las partes del lugar. La descripción del ambiente, de los personajes y sus distintas actitudes, conocimientos y vestimentas son muy detalladas sin llegar a cansar o aburrir.

La mayor parte de la novela tiene lugar en el cementerio, eso le da un aspecto lúgubre a la lectura pero se funde con la curiosidad propia de los infantes que Nadie da a la comunidad de muertos.

Me resulta divertido pensar que todo un pueblo fantasma se ve afectado por la decisión de los Owens y de Silas de adoptar a un bebé que no se sabe de dónde ha salido. Y que este chiquillo sea como todos los demás, haga preguntas sobre cualquier cosa, quiera jugar todo el tiempo... en un cementerio lleno de almas cansadas destinadas a quedarse allí para la eternidad.



Debo decir que de todos los personajes tan distintos que aparecen en la novela, uno de los más entrañables a mis ojos es una bruja que se hace amiga de Nad. Me parece bonito que nuestro protagonista pueda simpatizar con alguien que le ayuda cuando lo necesita.

Sin embargo, uno de los personajes mejor construidos es Silas. Aunque al principio parezca una persona inalcanzable, se convierte en el tutor de Nadie cuando este llega al cementerio y la relación que hay entre estos dos personajes es realmente preciosa. No solo le lleva comida a Nadie -ya que es el único que puede salir del cementerio y volver a entrar- que para estar seguro debe quedarse en los terrenos del cementerio, sino que le ayuda, le da consejos, lecciones, le consigue profesores para que aprenda aquello que le puede servir... entre Silas y Nadie se forja una relación de aprecio mutuo.



Para dar más toques fantásticos a esta novela, no solamente aparecen humanos como Nadie o fantasmas como los Owens, también hay otras muchas criaturas que tienen sus propias características y objetivos a alcanzar. Personalmente, me resultan fascinantes las criaturas que salen de la pluma de Neil Gaiman.



"El libro del cementerio" es un libro que entremezcla la fantasía más llena de magia y trucos con los detalles góticos propios del autor, pero no etiquetaría este libro como un libro de terror, ni lleno de sangre, ni siquiera diría que es un libro difícil de entender o de seguir. al contrario. Este es un libro para lectores más jóvenes, niños/as incluso me atrevería a decir. Se trata de una historia apasionante sobre un niño que va creciendo dentro de un mundo al que no pertenece, el mundo de los muertos, y aprende de ellos todos los trucos y lecciones que puede hasta que crece y se da cuenta que la magia de su pequeño universo ya no es lo mismo que antes.

Como siempre se ha sabido, la curiosidad es una cualidad muy humana, y Nadie no es diferente a cualquier chico con toda la energía de la juventud acumulada.



Así pues, recomiendo este libro a lectores jóvenes (y a adultos también, aunque la resolución de los problemas en este libro son más propios de una lectura juvenil) a quienes les guste la fantasía y/o a quienes quieran empezar a leer novelas un poco más extensas que un cuento largo. Estoy segura que si hubiese leído este libro con 10-15 años lo hubiera disfrutado diez veces más que ahora.



Finalmente, comentar que la edición de ROCABOLSILLO viene ilustrada por Dave McKean, quien ha realizado un precioso trabajo con sencillas ilustraciones en blanco y negro que acompañan a la magia de Gaiman.



*Mi única queja con este libro es que mi edición viene con cuatro páginas contadas en las que el texto esta inclinado en la página. Un simple error de maquetación o impresión que espero que hayan solucionado.



"Y a veces basta con que alguien diga que tiene miedo para que el miedo se vuelva real."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
AnnaLectora
 06 abril 2018
Esta es la historia de Nadie (Nad) Owens, el bebé inquieto que escapo de noche de su cuna mientras un extraño hombre llamado "hombre Jack" después de matar a sus padre y a su hermana mayor, se dirige sigilosamente hasta su habitación para terminar su trabajo. Pero el pequeño escapa y va a parar al cementerio donde es adoptado por sus residentes. Entre estos residentes encontramos a un matrimonio de fantasmas (Los Owens), que son los primeros en percatarse del bebé, y deciden ser sus padres, y también a el vampiro Silas que se ofrece a ser su tutor.
Entre fantasmas y otros seres, Nadie va conociendo todos y cada uno de los secretos del cementerio, aunque el no sepa lo realmente importante que sera que aprenda tanto como pueda y preste atención a todo lo que le rodea, pues su futuro dependerá precisamente de esto.
Cada capitulo nos muestra como va creciendo y aprendiendo a través de sus aventuras en el cementerio, y como poco a poco va ganando poderes o habilidades que le serán de utilidad, pues evidentemente nada pasa por casualidad, todo esta relacionado.

Lo que mas me ha gustado de este libro son diversas cosas. Por una parte la ambientación es misteriosa pero también divertida, y al final un poco (bastante) emotiva. Por otro lado el personaje de Silas me encanto tanto o más que el propio Nadie, y es que me encantaban las escenas en que este le daba consejos y le enseñaba cosas del cementerio. Pero sobretodo lo que mas me ha gustado es la capacidad del autor para crear una historia con una trama relativamente compleja pero a la vez fluida, en pocas paginas.
En definitiva me ha gustado mucho.
La pluma de Neil Gaiman es una vez más; misteriosa, terrorífica y transportadora, a un mundo lleno de magia y fantasía. Donde el lector desde el principio y hasta el final, se sentirá transportado de inmediato.
Enlace: http://miradalectora.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Loreto
 17 abril 2019
Adaptación a novela gráfica por Philip Craig Russell de la novela de Neil Gaiman. No he leído la novela original, pero esta adaptación está simplemente genial. La he disfrutado muchísimo y los personajes de Nad y Silas están tan bien caracterizados que han enamorado a esta lectora.

Todo empieza con el asesinato de una familia de la que sólo se libra un bebé que acaba en el cementerio protegido por los fantasmas que lo habitan. Estos espíritus lo adoptan y lo crían, educándole en las especiales habilidades que le permitan sobrevivir a peligros inimaginables. Y es que nunca se sabe lo que te puedes encontrar en un cementerio.

Si la historia de por sí está bien, los dibujos no se quedan atrás, creando un conjunto que atrapa al lector.
Comentar  Me gusta         10
thebooksandyou
 24 enero 2018
Este libro lo quería leer desde hace muchísimo tiempo, de hecho lo tenía pero aún no le había dado la oportunidad. Me ha encantado, aunque careciera de ese puntito de terror que me esperaba, así que si estáis buscando un libro de terror, pasad de el porque no lo es. Yo lo definiría como un cuento para niños (y no tan niños) con una historia entrañable de fácil lectura.

Como siempre, Neil Gaiman no decepciona, ya sé que es un autor que no gusta a cualquiera, pero tiene una manera de escribir mágica, que te transporta a lo que estas leyendo. Este libro no ha sido menos, engancha desde el principio y es de lectura fácil.

Los personajes y la ambientación son otras de las cosas que me han gustado. La ambientación en su mayoría ha sido el cementerio, eso le da a la historia un aire gótico y de oscuridad todo el rato, las criaturas que aparecen no dan miedo, pero están muy bien descritas y no cuesta imaginárselas.

Os recomiendo este libro tanto si sois fans del autor como si no, creo que es una buena opción para empezar a leer a Gaiman. Esta en especial no es nada compleja y se lee del tirón, es verdad que hay momentos en los que no sucede nada relevante, pero la mayoría de las veces hay mucha acción.
Enlace: http://thebooksandyou.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Vaneunoxx
 19 julio 2019
Yo no soy de leer fantasía, este fue mi primer libro de el Tío Neil y no estuvo mal, lo disfruté, fue un buen libro. Debo admitir que el final me hizo llorar un poco ya que los personajes se dan para querer, no puedes salir de este libro sin quererle dar un abrazo de despedida a alguno de los personajes.
Comentar  Me gusta         00
Antoched
 19 junio 2019
Gaiman es un autor bastante particular, de su estilo adoro la ironía y la desfachatez que suelen tener sus personajes. Y como El libro del cementerio es un poco más parecido a Coraline me terminó comprando.
Acá nos cuentan la historia de un niño que se escapa de su casa de forma muy oportuna luego de que un hombre malo asesina a toda su familia. Él era solo un bebé pero algo desconocido y oportuno lo hizo huir de su cuna y seguir caminando hasta llegar al cementerio. Y eso le terminó de salvar la vida. En el cementerio los fantasmas deciden acogerlo y darle la ciudadanía honorífica, una pareja lo adopta y le dan su nombre, desde entonces el niño será Nadie Owens. Además, otro ciudadano honorífico del cementerio, que no es un muerto pero tampoco un vivo, se convierte en el tutor de Nad.
Desde entonces presenciaremos la vida de Nad en el cementerio, las cosas que aprende, las aventuras entre lapidas, fantasmas, brujas, ghouls, misterios y también la sombra de aquel hombre que tiene que terminar lo que empezó con su familia.
Me encantó cómo el autor fue metiendo esos pequeños toques paranormales en la historia y cómo queda todo tan bien en ese escenario lúgubre que de todas formas es el hogar de Nad. Mi personaje favorito fue sin dudas la niña bruja, Liza es genial y la amistad que traba con Nad es lo más.
Otros personajes que se mencionan por ahí o tienen pequeños protagonismos me causaron muchísima curiosidad y me gustaría saber más de ellos. Creo que hay otro libro del autor sobre cuentos de cementerios que con suerte será mi próximo Gaiman.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Shorby
 03 febrero 2019
Ganadora del premio Hugo, Gaiman nos trae una versión muy particular y original del clásico de Kipling, “El libro de la selva”.
Con ilustraciones de David McKean (en la edición española nos llegan de mano de Chris Riddell), tenemos una novela juvenil de aprendizaje, donde todos los personajes que aparecen en la historia ayudarán a nuestro protagonista de un modo u otro a encontrar su camino. Protagonista que se encuentra solo, en un entorno que no es el suyo y es criado por gente ajena que le ayudará a crecer y afrontar sus temores e incluso traumas infantiles.

Es una historia de aventuras, peligros, fantasía y magia, con toques macabros a los que Gaiman nos tiene acostumbrados, pero ubicada en la época actual y cuyo acierto está en los personajes y la ambientación del mundo recreado.
Así pues estaríamos más bien ante una reinterpretación de esquemas clásicos más que ante una historia inédita.

Tenemos entonces a Nadie (Mowgli), que escapa de la cuna siendo un bebé la misma noche en la que su familia es asesinada de manos del hombre Jack (Shere Khan).
El niño es acogido en un cementerio y será criado por fantasmas en un entorno con leyes propias, donde el difunto matrimonio Owens (los lobos) se encarga de ejercer de padres adoptivos y darle la educación pertinente. En educarle también intervendrán como tutor el no-vivo Silas (Baloo) y una consejera, la licántropa Señorita Lupescu (Bagheera), ambos le enseñarán diferentes disciplinas, entre ellas la de mantenerse alejado de los ghouls o cómo pedir ayuda en todos los idiomas posibles.
Gracias a los diferentes habitantes de la necrópolis, Nadie aprenderá a leer con los epitafios de las tumbas, además de trucos propios de los fantasmas, como desvanecerse, atravesar paredes o ver en la oscuridad.

Como decía al principio, diría que lo mejor de la historia es su ambientación, ya que gracias a las descripciones, es bastante fácil imaginarse en el cementerio o el interior de las tumbas.
Narrado con un puntito gótico y siniestro, pero a la vez plagado de una vivacidad asombrosa.
Enlace: https://locaporincordiar.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Gabilectora
 10 enero 2019
Ha sido el único libro que he leído de este autor. Tiene muy buenos comentarios y reseñas. Un niño crece en el cementerio criado por fantasmas, nunca sale del cementerio hasta que ingresa a la escuela. Pese a que la base de la historia es buena a mí no me ha convencido. Difícilmente volveré a este autor.
Comentar  Me gusta         00
laurass89
 29 diciembre 2018
Creo que cuando es de noche, por definición, es el momento en el que nos sentimos más solos, más vulnerables. Desde que somos pequeños asociamos la noche como el momento en el que salen los monstruos, el momento en el que hay que tener cuidado… Los cuentos sirvieron para explicarnos cosas del mundo y también para haceros compañía. No se lee un cuento a los niños para que aprendan antes de dormir, sino para que tengan buenos sueños, para que no duerman solos.

En mi caso el libro que me acompaña y que me leo antes de irme a dormir, sobre todo en Navidad, es el libro que me trae hoy aquí, El libro del cementerio del maestro Neil Gaiman, publicado actualmente en Roca Editorial. Un libro cuya estructura ayuda a reflexionar sobre los temas que trata. Además, bajo mi punto de vista, todos estos temas son cosas que todos hemos vivido y que creo que es imprescindible revisarlas desde la distancia fantasmal que nos ofrece esta novela.

Además, el libro como objeto artístico es una maravilla. El texto de Gaiman viene acompañado de ilustraciones de Dave McKean, quien creó Batman: Arkham Asylum e hizo portadas para Sandman (una de las principales obras de Gaiman). Así que con este punto de partida es difícil resistir la tentación de leerlo.

El cuento de Nadie

La trama parte de la desaparición de un bebé y el asesinato de su familia. Lo curioso es que el bebé no desaparece, sino que es él mismo quien se encamina al cementerio que está situado al lado de su casa. Por instinto o suerte, esto hace que escape de las manos del hombre Jack. Allí los Owens, un matrimonio fantasma, reciben el encargo, por parte del fantasma de la madre, de proteger al niño. Así comienza la historia de Nadie Owens, Nad para los amigos.

De esta manera, la novela se irá desarrollando a través de cuentos: cada capítulo, es una historia autoconclusiva y de cada una de ellas se puede sacar una moraleja, que es lo que hace Nad, aunque no se plasme en la narración. Esto cuentos, a su vez, se pueden dividir en dos tipos. Por un lado, encontraremos el crecimiento de Nad, que pasa de ser un bebé a convertirse en un adolescente de quince años. Esta evolución será narrada poco a poco, con mimo y solo en los hitos importantes del desarrollo de un ser humano. Por otro lado, de manera pareja e intercalada, encontraremos las particularidades relacionadas con el mundo fantasmal en el que vive Nad.

Así, cada capítulo es un cuento y un momento vital del muchacho. Por ejemplo, el segundo capítulo trata sobre la infancia de Nad y, en él, ese momento estupendo en el que hacemos nuestro primer amigo. A continuación, en el siguiente capítulo, se nos relata un cuento sobre el mundo del cementerio, sus peligros y sus particularidades. En estos capítulos, Nad aprende cosas «sobre la vida», como el peso de nuestras decisiones, y comienza a descubrir que no es igual a la familia que lo crió, lo que le lleva a querer descubrir el mundo.

La trama principal, la del asesino que persigue a Nad, queda desdibujada hasta mitad de la novela, en donde se vuelve a dar la voz al hombre Jack, el asesino. Sin embargo, siempre está presente, ya que es esa meta a la que Nad sabe que va a llegar, esa para la que se ha preparado desde que es pequeño.

Guía mi mirada, que yo pongo mis ojos

A esta estructura de cuentos unidos por un protagonista, tenemos que añadir una característica más que hace a la novela una obra especial. Junto a los cuentos, como ya hemos dicho, encontraremos imágenes. Podemos pensar que las ilustraciones de los libros, valga la redundancia, ilustrados solo sirven para decorar el texto, pero que no influyen en nada en la narración, pero no es así. Este caso es un buen ejemplo de cómo la imagen puede enriquecer el texto.

Ya en la primera página, para presentarnos el acontecimiento atroz del asesinato de una familia, se nos presenta una imagen. En ella, aparece el texto sobre un cuchillo. A este cuchillo le sigue una mano que se pierde en nuestra página derecha y, de esta manera, se nos invita a pasar la página para descubrir quién es el asesino. Sin nosotros ser conscientes hemos seguido la imagen y no el texto. de este modo se configuran hitos importantes de la novela. El texto se acomoda a una imagen y esta nos guía en nuestra lectura del texto. Esta combinación permite que el lector esté ubicado en todo momento en el espacio de la acción, gracias, además, al estilo descriptivo de la novela.

Generalmente, cuando leemos descripciones en narraciones corremos el riesgo de encontrarnos con dos defectos, o bien la descripción es escasa y no nos ayuda a la ambientación, o bien es inmensa, detallista y puntillosa, y nos desespera por falta de acción. Una de las cosas más difíciles para los escritores, bajo mi punto de vista, es el equilibrio entre descripción y narración. Sin embargo, Gaiman nos ofrece unas descripciones rápidas y directas, que no maquillan ni esconden lo que sucede, sino que causan gran impresión en el lector. Su manera de describir es muy visual y esto permite al lector imaginarse perfectamente la localización.

A todo este tono sombrío y lúgubre, demasiado pesado para un cuento, pero tierno, como veremos más abajo, tenemos que añadir el toque Gaiman. Qué sería de una obra del maestro sin su toque humorístico y sarcástico. Lo que me más me gusta del autor, en este sentido, es que no se complica, no hace una broma o una crítica con artificio excesivo. Por ejemplo, una de las constantes de esta obra es que el toque de humor, aparte de hacerlo a través de los comentarios ingenuos de Nad, se hace a través del nombre de los fantasmas, que no solo son mencionados por el nombre, sino por la inscripción de su lápida

Y todos estos comentarios y guiños humorísticos, al final, sirven en la obra para un propósito muy claro, desarrollar la cuestión principal de la novela, que es una de las moralejas que debemos aprender de ella. El humor intenta combatir un acontecimiento natural, inevitable, pero a la vez inefable, lo que nos hace sobrecogernos ante él: la muerte.

Todos somos Nadie, pero nadie como Nad

¿Qué más puedo contar sin contar la historia?… Pues un poco el porqué. Cuando leí por primera vez la novela, la historia de Nad me conmovió tanto que me dispuse a escribir una carta al protagonista. Me salía decirle que las cosas cambian y que, aunque él estuviera solo en el mundo, los lectores siempre estaríamos con él allá donde quisiera viajar. Esa carta se quedó a medias porque me es muy difícil explicar por qué me gusta el libro. He decidido intentarlo de nuevo.

La historia de Nad no es una historia al uso. Su personajes, desde luego, no son personajes cotidianos: fantasmas, vampiros, mujeres lobo, profecías y seres ancestrales. Con él y ellos aprendemos, nos sentimos comprendidos y nos divertimos. No solo aprendemos sobre nosotros, sino sobre lo que nos asusta, de lo que no queremos hablar. Nosotros no hemos sido criados con fantasmas ni hemos tenido un asesino a nuestras espaldas, pero hemos sido niños y adolescentes, y hemos sabido tan poco de la vida y la muerte, y de nuestras circunstancias como Nad. Es ahí donde me empeño en ser amiga de nuestro protagonista. Gaiman nos cuenta su infancia y cómo hace su primer amigo, nos cuenta cómo va al colegio y se levanta a defender la justicia, protegiendo a los que sufren acoso y sufriéndolo luego después (no sé por qué, pero creo que la mayoría hemos visto como un alguien clavaba un lápiz a otro alguien). También nos cuenta, y hemos vivido, ese primer amor raro y violento, y cómo nos quedamos sin saber qué hacer; cómo se deshace una amistad porque ya se tiene poco en común, y cómo desaparece un ser querido porque su vida acabó. Finalmente, hemos visto cómo todos, aunque sea intelectualmente, hemos partido del regazo de nuestra familia, de nuestros padres, para descubrir y formarnos nuestro propio mundo solos. Y esto es lo que le pasa a Nad, es lo que cuenta Gaiman.
Enlace: https://ellibroenelbolsillo...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

CORALINE Y LA PUERTA SECRETA

Cuando su padre envió a Coraline a contar los objetos azules, las puertas y las ventanas, ¿Cuantas contó de cada una?

154 cosas azules, 48 ventanas, 13 puertas
153 cosas azules, 21 ventanas, 14 puertas
67 cosas azules, 40 ventanas, 23 puertas
100 cosas azules, 18 ventanas, 34 puertas

4 preguntas
8 lectores participarón
Thème : Coraline de Neil GaimanCrear un test sobre este libro
{* *}