InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
10 octubre 2018
Despertarse tras una cesárea de urgencia y sentir el dolor en todas las capas de tejidos que han sido rajados para que nazca tu hijo es algo tremendo, y no es la mejor manera de dar la bienvenida a ese nuevo ser que has creado dentro de ti.

Ya sabemos que el amor de una madre es infinito y todo lo puede, y con ese sentimiento poderoso arranca la historia de Sasha y Mark, unos padres primerizos que han pasado por todas las pruebas físicas y psicólogicas para alcanzar la anhelada maternidad aunque, en este caso, la llegada del momento esperado les traerá consecuencias imprevistas...

No es mío es el clamor que casi todas las futuras madres pueden sentir a lo largo de su gestación, y Susi Fox nos lo describe y representa a través de su narración. Desde el primer momento, el lector se ve arrastrado por ese sentimiento en el que la realidad se funde con la peor de las pesadillas; donde ves cómo se materializan en realidad la duda y el miedo (que más o menos ha sido controlado a lo largo del proceso) y, para más inri, percibes la tensión, incredulidad y desesperanza total de Sasha, pues nadie le cree y nadie escucha las razones que expone una y otra vez. Las únicas respuestas que recibe son que el tono que utiliza la sitúa al lado de los desequilibrados: ella es la única que ve lo que otros no ven o no quieren ver.

En No es mío empatizas desde el inicio con la protagonista de la historia, Sasha, viendo como toda ella, su instinto y sus entrañas, buscan al bebé, ese que salió de su cuerpo y que comparte su ADN; aquellos tejidos desgarrados braman por encontrarlo. Estos sentimientos de dolor, miedo, duda, desesperación e impotencia serán la fuerza y energía que moverán a Sasha a lo largo de toda su búsqueda y desesperación. No se conforma, no reconoce al hijo que le han presentado como suyo y, por lo tanto, solo le queda buscarlo y reconocer lo que es propio, su carne viva.

Mientras tanto, este nuevo ser no reconocido, el supuesto hijo, está en tierra de nadie, luchando por su vida en una Unidad de Neonatología donde la fragilidad, el tiempo, el cuidado y el mimo son algunos de los elementos que engloban el proceso por el cual un niño prematuro sobrevive o no. Así que Dios nos libre de parir un hijo en ese sitio, donde los neonatólogos no son capaces de ver el tiempo de gestación de sus bebés, y donde estos parecen seres que las incubadoras maduran para mercadear o intercambiarse tan ricamente... en la ficción todo es posible y en este thriller parece que también.

Y es que, dicho todo esto, con No es mío tengo opiniones encontradas.

Por un lado, creo que la autora, para subirle el tono al drama, ha encastrado circunstancias un tanto rarunas. Como antes dije, que los médicos especialistas no vean los diferentes periodos de gestación en sus bebés prematuros me parece... raro-raro. La explicación que da Susi Fox sobre esto es muy general y un tanto caótica, tanto como el caos que rige y existe en esa Unidad, donde las circunstancias personales priman sobre la responsabilidad de seres frágiles e indefensos.

Luego está Sasha, con la que he empatizado desde un principio: la he entendido y la he comprendido en su sufrimiento. Pero al final me he desconectado totalmente de ella y de sus decisiones. No comprendo cómo puede querer lo que no quería y conformarse tan ricamente... entonces solo queda preguntarse cuáles eran su desazón, sus dudas y su identidad. Descubrir la verdad... para luego simplemente volver al inicio de la historia.

El final no me ha parecido nada coherente con lo que llevamos arrastrando desde un inicio. Se dejan demasiados cabos sueltos, y la justicia universal es descaradamente manipulada. No comparto el mercadeo por estos lares y con materiales tan frágiles y desprotegidos; por tanto, las razones que se dan no me parecen suficientemente expiatorias.

Por otro lado, la novela merece la pena por toda la sorpresa, el ritmo trepidante de su trama y, sobre todo, por ese nerviosismo continuo que produce el terror psicológico, que hace que por un lado quieras saber y por otro mejor no saber nada. Todo esto lo reconduce muy bien Susi Fox por medio de los saltos temporales hacia el pasado de los protagonistas, permitiendo con ello coger oxigeno, ampliar los datos o los pedazos de vida de nuestros protagonistas y poder volver al meollo de todo, encontrando o no lo que buscas.

En definitiva es un thriller muy bien llevado donde la trama va in crescendo, con un ritmo tensional donde el lector siempre palpa el dolor, ya sea físico o mental, de los protagonistas, así como sus diferentes maneras de llevar todo eso a sus vidas. La novela se lee muy rápido, haciendo que ni siquiera notes el lenguaje especializado, ya sea por la sencillez o por la agilidad de la narración.

Y, para aquellos que gusten de los finales con sorpresa, en esta historia lo van a encontrar.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}