InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Madame Bovary (47)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
encarnipm
 25 abril 2021
Un libro que llevaba años en mi biblioteca y al que tenía ganas de "meter mano" hace tiempo, pero que, por las circunstancias personales lo vas postergando hasta que es él el que te llama, te elige para que lo leas. Pues ha sido en un buen momento, porque lo he disfrutado mucho. Las descripciones de Flaubert, exquisitas y detalladas sin ser pedantes, el plantel de personajes tan bien trazado y, lo bien que conoce el autor a la naturaleza humana han hecho de este libro una obra maestra. Un libro que, aunque escrito en el siglo XIX podría haber sido escrito ahora. Madame Bovary es un personaje que no se conforma con la vida que tiene, no acepta al marido que le ha tocado, quiere volar, ir más allá, enamorarse de verdad. Emma Bovary es una mujer inconformista, algo atípico en su época, que trasgrede la normas del comportamiento correcto en aquella época, que llega a mentir y a manipular sin costarle trabajo. Un personaje complejo y simple a la vez, porque su simpleza consiste en que quiere ser feliz, aunque al final pague un alto precio por ello. Solamente puedo recomendar que si no lo habéis leído lo leáis en cuanto tengáis ese momento que esta historia necesita.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
estemayor
 31 octubre 2017
Lo leí hace años y lo que más me acuerdo, además de la trama en general, es una descripción de las raíces de un árbol que el autor describe como si se estuvieran estirando debajo del suelo, como congeladas en la tierra. Me acuerdo de este detalle tan perfecto en su belleza!
Comentar  Me gusta         60
Bobibooks
 16 marzo 2021
Estamos ante uno de los grandes clásicos de la literatura. La protagonista de la historia es Emma, una campesina, que se casa con el doctor Charles Bovary y que viven cómodamente e incluso tienen una hija.

La historia comenzó a engancharme antes de llegar a la mitad del libro cuando ya Emma se iba soltando poco a poco como personaje. El tema que mayor se trata en la historia es la infidelidad y tengo que decir que se trataba de forma avanzada a pesar de la época en la que se escribió, y todas las críticas que la sociedad hacía de ello en ese momento.

Es una maravilla como el autor describe cada cosa, lugar, ambiente… en el libro haciendo que perteneces a ello como si estuvieses allí. Es verdad que, en alguna ocasión, las descripciones se hacían pesadas pero, en general, es una lectura fluida.

En cuanto a la protagonista, no ha sido santo de mi devoción pero he tenido empatía hacia ella y he entendido porque dio cada paso que daba ya que el autor ha sabido trasmitir esa asfixia que sentía el personaje, como si tú mismo la tuvieses dentro. Parece una mujer egoísta pero analizándolo bien, no lo es.

El final de la obra para mí fue culminante, me gustó bastante. Es un clásico muy recomendable y que se debería de leer una vez en la vida.


Enlace: https://bobibooks.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
rhodeablason
 15 febrero 2021
Este libro tiene unos condicionantes personales en mi vida y por ello le tengo un gran cariño. El primer ejemplar que tuve de Madame Bovary me lo regaló mi Madre poco tiempo antes de morir y lo guardo como "oro en paño". Se lo leía en su enfermedad porque a ella le fascinaba esta novela que le había traído uno de sus hermanos como regalo tras uno de sus muchos viajes por el mundo.
Mi Madre lo disfrutó. Lo disfruté yo. Y espero que pronto lo disfrute mi hija.
.
Aunque a lo largo de mi vida compre otras ediciones diferentes.
.
Opinión personal:
Un médico rural se casa por segunda vez , con una joven llamada Emma, quien no le corresponde amorosamente y buscará vivir su vida según le apetece, le marcan sus más básicos instintos, cargada de todo tipo de caprichos y voluptuosidades.
Pero Emma no quiere desarrollar su existencia con resignación ni tristeza y se dispone a buscar fuera de su matrimonio las pasiones y vivencias que ella anhela, llevando siempre la iniciativa en cada una de ellas.
El libro, muy bien construido, consta de tres partes bien diferenciadas:
En la primera, el autor nos habla sobre Charles. La manera en la que él y la protagonista se conocen. Y el tedio que marca el matrimonio de Emma.
Esta parte a mí me resulta un poco lenta en las descripciones, porque la obra fue concebida por el autor para ser publicada por entregas, pero en vista del éxito y del morbo que se creó en torno a ella en una sociedad con demasiados prejuicios sociales surgió el libro del que estoy hablando.
La segunda parte detalla el inicio del interés de la protagonista por su primer amante.
Y la tercera parte es en la que se desarrollan las aventuras extramatrimoniales de Madame Bobary hasta la conclusión de la novela.
.
Su lectura no resulta difícil porque los capítulos no son muy largos y en ellos se expone una crítica continuada a la sociedad de la época muy centrada en la burguesía, en la ostentación y en los convencionalismos sociales.
.
En su búsqueda de su idealizada felicidad Emma no se preocupa por su hija ni por los problemas que acucian a su hogar. Persiste en su desenfrenada inmoralidad, cayendo en ocasiones en momentos de depresión en los que es cuidada fiel y atentamente por su esposo.
.
Para mí es una novela que me marcó mucho por cómo llegó a mis manos y con quien la leí la primera vez que lo hice.
Pero no deja de ser la realidad de una mujer con muy poca cabeza.
Magistralmente escrita por un autor que buscó hasta el extremo "la palabra exacta"
Enlace: https://rhodeablason.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Kansas
 22 junio 2020
“Entonces, los apetitos de la carne, el deseo codicioso de dinero y la melancolía de la pasión, todo se confundió en un mismo sufrimiento, y, en vez de apartar de él el pensamiento, lo tenía cada vez más presente, exhortándose a sentir dolor y buscando por doquier ocasiones de sentirlo. le irritaba un plato mal presentado, una puerta entornada; se dolía por el terciopelo del que carecía; por la dicha que le faltaba, por sus sueños, demasiado elevados; por su casa demasiado estrecha.
Lo que le exasperaba era que Charles no parecía sospechar aquel suplicio. Que estuviera tan convencido de que la hacía feliz, le parecía un insulto estúpido, y que estuviera tan seguro, ingratitud. ¿Para quién era ella tan formal? ¿Acaso no era él el obstáculo para cualquier felicidad, la causa de todas las penas y algo así el hebijón puntiagudo de aquella correa compleja que la tenía sujeta por todos lados?”.

Elegí este pasaje porque me parece un ejemplo perfecto de la insatisfacción crónica, el aburrimiento en que se veía sumida Emma Bovary desde su matrimonio con Charles. Ese conflicto entre los sueños románticos idealizados y la vida real es para mi el tema central de Madame Bovary y que Flaubert describe a la perfección. El personaje de Emma Bovary que parece que nunca pisa firmemente el suelo, que continuamente anda justificándose a través del oropel y del materialismo más superficial y que desde el primer momento va de un desengaño a otro y a otro, usando y abusando de los que tiene a su alrededor para llenar ese vacio existencial, en ningún momento es consciente del grado de infelicidad a la que lleva su vida, continuamente insatisfecha, porque tiene una habilidad asombrosa para recuperarse de sus desengaños, del abandono del que es objeto por esos hombres idealizados por ella. Se recupera y vuelve a caer, y una y otra vez. Su búsqueda de algo que no existe es lo que le produce esta insatisfacción continua, una búsqueda obsesiva y neurótica.

"Hablaron entonces de la mediocridad en provincias, de las vidas que asfixiaba, de las ilusiones que se perdían por ella".

Es una novela que avanza lentamente, demasiado lentamente a veces, pero es que Flaubert se toma su tiempo para estudiar el entorno de Emma, los personajes secundarios, el contexto histórico y social de la época; la claustrofóbica vida en provincias y la esclavitud y diferencia entre clases sociales. Quizás otro de los puntos fuertes de esta novela, es la cantidad de personajes secundarios y cada uno de ellos aporta algo esencial a este contexto bovariano, sobre todo porque nadie sale bien librado del todo, Flaubert usa una enorme carga de matices a la hora de describirlos. A veces por otra parte es difícil empatizar con Emma, esa cabeza de chorlito egoísta y superficial, pero por otra también es cierto que a través de Flaubert cobra vida con sus luces y sombras, con lo cual el lector no puede permanecer indiferente porque pasa de la ingenuidad al egoísmo más profundo en apenas unas lineas. Un personaje colosal el que creó aquí Flaubert, mil veces llevada al cine, y en muchas de estas adaptaciones, magistralmente.

"-Está usted exactamente como la Guerine, la hija del tio Guerin, el pescador de le Pollet; la conocí en Dieppe, antes de entrar en casa de usted. Estaba tan triste, tan triste que, al verla en el umbral de su casa, te parecía un paño de entierro colgado delante de la puerta. Por lo visto la enfermedad que tenía era algo parecido a una niebla metida en la cabeza, y los médicos no podían hacer nada, ni el párroco tampoco. Cuando le entraba muy fuerte se iba sola a orillas del mar, y el tenient de la aduana se la encontraba muchas veces, cuando hacía la ronda, llorando boca abajo en los guijarros. Luego, cuando se casó, se le pasó, dicen.
- Pero a mí -decía Emma- me entró después de la boda".

Enlace: https://kansasbooks.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Mangiebooks
 28 abril 2021
Sin duda alguna es una obra magnífica, con una narrativa y prosa impecable. Con una historia totalmente adelantada para la época, que supuso un escándalo para su sociedad y que conllevó a su alteración. Así mismo fue creado el movimiento denominado bovarismo o síndrome de madame Bovary que es el estado de insatisfacción crónica de una persona (especialmente en el campo afectivo o amoroso). Esto último lo descubrí al investigar un poco sobre esta obra.

Debo decir que hubo partes en que las descripciones me parecieron un poco tediosas. Sin embargo, esto no fue impedimento para que disfrutara la lectura y que la historia me hiciera pasear por varios sentimientos. Emma me sacó más de una cana, pues su inconformidad llegó a discordarme más de una vez y Charles, por su parte, no supe si ubicarlo en un ser totalmente abnegado o en una persona indiferente. Todos estos sentimientos y emociones dejan al lector con una sensación de haber leído una gran obra literaria, cargada de ese realismo por el que está compuesto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
mifuga
 01 marzo 2021
Veronique Delphine Delamare, casada con un médico viudo y con una impresionante colección de amantes, acaparó la atención de la prensa en 1848, cuando optó por quitarse la vida, dejando huérfana a una niña de seis años, incapaz de lidiar con un abismo de deudas y pasiones que se le hicieron bola. Conocedor del caso, en septiembre de 1851, Gustave Flaubert se dispone a iniciar la redacción de la obra que finalizará cincuenta y seis meses más tarde, publicándose por facsímiles en la revista La Revue de París a lo largo del año 1856, y editada como una obra completa en 1857, convirtiéndose en el manifiesto del Realismo. 

Emma, criada entre las páginas de las novelas románticas, está llena de ilusiones sobre el matrimonio y la existencia, que imagina colmada de aventuras y pasiones. Se casa con Charles, médico viudo que se habí enamorado de ella, precisamente, a primera vista. Y, aunque se trata de un marido fiel y respetuoso, también es un hombre que carece de carácter y ambición, hasta exasperar a su esposa y al lector. Mientras, El farmacéutico del pueblo, el señor Homier, alimenta las ambiciones de Emma para sacar provecho de su relación con el doctor Bovary, al que su mujer obliga a asumir riesgos a cambio de fama, mientras compra de forma compulsiva al señor Lheureux, ahogándose en un océanos de deudas. 

Pero todo ello no es más que una manera de llenar un vacío que la devora y que la llevará a embarcarse en aventuras sentimentales con donjuanes de poca monta, incapaces de ayudarla o de amarla como merece. Todas estas decepciones, que hacen que Emma enferme y pierda las ganas de vivir, terminan cuando recibe una orden de embargo y desalojo, y no encuentra apoyo ni en Léon ni en Rodolphe, con quienes creís haber compartido ilusiones. Flaubert se documenta para un final sin precedentes hasta el momento, en el que el lector se mimetiza con una Emma sufriente, mística, hastiada y deseosa de terminar. Mientras los hombres que la rodean continúan tejiendo la tela de araña de la que es imposible escapar.

Quizá fuera Veronique la primera víctima del bovarismo, término acuñado por el filósofo francés Jules de Gaultier en 1892, basándose en la novela de Flaubert y, en concreto, en su protagonista, a la que percibe en un estado de insatisfacción crónica, por el que niega o rechaza la realidad. Pero Emma no niega el mundo que la rodea, lo detesta profundamente, e intenta refugiarse en el amor, que cree sincero, fugarse, empezar de nuevo... Solo necesita que la dejen irse. Aunque sea sin permiso. Aunque no sepa a dónde va.
Enlace: https://www.instagram.com/mi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
ruedespoemes
 09 febrero 2021
Lo que me apasiona de este libro no es solo la historia de una joven Madame Bovary, entusiasmada por encontrar un amor pasional como los que aparecen en los libros que leía, sino también los conflictos que envolvían la publicación de este libro, considerado "un afronte a la conducta decente y la moralidad religiosa". Madame Bovary no era una criatura angelical, sino un ser humano de carne y hueso encerrado en un libro que se llevó ante juicio. Para muchos críticos es una Quijote con faldas que cae presa de la ficción dentro de su ficción, buscando emular en su aburrida vida las emocionantes historias que leía.
Comentar  Me gusta         30
marta_lo
 23 junio 2020
Es difícil decir algo que no se haya dicho ya acerca de este clásico de Gustave Flaubert. Mirado desde la época en la que se escribió, la trama del libro es interesante, y la moraleja mucho más si cabe.

Madame Bovary es una mujer que nace en una familia pobre y trabajadora, y, aunque no está enamorada de Charles Bovary, no por ello rechaza su proposición de matrimonio. al fin y al cabo, le apetece mucho salir de su casa, en la que ha permanecido toda su corta vida, solo para salir a estudiar un tiempo con las monjas. Así, Emma piensa que mejorará su estatus social, casándose con un médico. Pero este afán por escalar en la sociedad solo acaba de empezar. Pronto quiere ser invitada a fiestas, beber champán, y codearse con lo más selecto de París. Sólo que sigue viviendo en un mísero pueblo, y su marido, aunque no para de trabajar yendo de casa en casa, no gana lo suficiente para abarcar todos sus caprichos. Aún así, el hombre hace lo que puede, y da a Emma más de lo que tiene.

Emma se mete en un círculo vicioso del que el lector sabe que no va a poder salir airosa, porque cuanto más tiene, más quiere. La lectura llega a ser angustiosa, ya que Flaubert expresa los sentimientos de Emma a la perfección. Aunque al leer la historia de Madame Bovary se vea que su conducta es moralmente incorrecta, es cierto que con un poco de empatía se puede ver que esta mujer no está en sus cabales, y su situación es insostenible.

Un aspecto del libro a destacar es la lucha entre religión y ciencia, interpretada por el párroco de la iglesia del pueblo y el boticario. Ambos tienen razones suficientes para defender su bando, y en numerosas ocasiones asistimos a discusiones que van cada vez subiendo más de tono, sobre lo que aporta la religión y lo que nos da la ciencia.

Un libro muy recomendable, en el que su lectura puede transportar al lector a una Francia clasista, en la que el qué dirán cuenta más que el obrar bien. Las moralejas que presenta esta novela resultan muy interesantes en la época actual.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Inmylittlekitchen
 11 abril 2020
La bella Emma Bovary se encuentra aburrida y atrapada en su matrimonio con un doctor de provincias. Ávida lectora de novelas románticas, buscará su felicidad a través de otros amores, tanto platónicos como pasionales.

Cuando se publicó esta novela fue un escándalo para la burguesía francesa de la época, llena de prejuicios, pero hoy está considerada el pórtico de la modernidad literaria.

La pluma de Flaubert es una maravilla, los capítulos de la novela, cortos, hacen que se lectura sea ligera y te atrape, es una novela que hay que leer, es un clásico y eso es por algo. Está maravillosamente escrita.

En cuanto a los personajes, creo que Emma es uno de los personajes más insoportables que recuerdo. Caprichosa, altiva pero persona al fin y al cabo, con sus equivocaciones y sus aciertos.

Es un libro que recomiendo mucho, lo he disfrutado un montón.
Comentar  Me gusta         30


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
36 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro