InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Lo que más me gusta son los monstruos (7)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
crismonteoliva
 18 septiembre 2020
No sé vosotros, pero cuando yo me encuentro un título con el que me siento totalmente identificada, enseguida me intereso por el libro. Si después de leer la sinopsis comprendo que mi primera impresión era la acertada, entonces no tengo otra que hacerme con la obra. Y si tras leerla descubro que la historia era mucho más maravillosa incluso de lo que esperaba, no tengo más remedio que escribir una reseña contándooslo para que vosotros también leáis el libro en cuestión. El de hoy no es otro que Lo que más me gustan son los monstruos, la exitosa novela gráfica de Emil Ferris.
Chicago, 1968. Karen Reyes es una niña muy despierta de diez años que vive con su madre y su hermano Deeze (Diego) en el Uptown, un barrio humilde. A Karen le gusta escribir y dibujar en su diario, las películas y revistas de terror más sangrientas y pensar que es una chica lobo. Tras la muerte en extrañas circunstancias de Anka Silverberg, su amiga y vecina, Karen decide convertirse en detective y averiguar si de verdad se suicidó, como dicen las fuentes oficiales, o fue otra persona la que acabó con su vida. Mientras investiga, la niña no solo descubrirá el oscuro y terrorífico pasado de Anka antes y después de convertirse en superviviente del holocausto nazi, sino también la vida y secretos de sus amigos, sus vecinos, su hermano y hasta su madre. ¿Saldrá indemne tras su investigación? ¿No será la verdad sobre su familia el monstruo más grande que llegará a conocer?
Karen, la narradora principal y protagonista de esta fascinante novela gráfica que se nos presenta como un diario ilustrado a bolígrafo cuyo soporte es su cuaderno escolar, es una chica que vive en un barrio gris en el que se sabe diferente. Tanto, como un pequeño monstruo, de ahí que para aguantar el día a día decida escudarse tras su disfraz de chica lobo al que, tras la muerte de Anka, añade una gabardina y un sombrero de detective.
Karen vive junto a su madre, Marvela, una mujer que ha tenido que criar sola a sus dos hijos tras la desaparición de su marido de la vida de familiar, y Deeze, su hermano mayor, un mujeriego empedernido con el cuerpo lleno de tatuajes pero, sobre todo, un artista del dibujo que le ha enseñado a su hermana pequeña el amor por el arte pictórico.
La narración nos presenta el mundo real en el que se mueve Karen, esa ciudad gris llena de vecinos con actividades sospechosas, alcohólicos, mujeres desesperadas y niños diferentes que han de sobrevivir en colegios llenos de abusones; pero también el fantástico, ese lleno de monstruos con el que sueña y en el que, a veces, vive sus peores pesadillas. Aunque todas las ilustraciones son maravillosas (es imposible no acabar sintiendo cariño por Karen y su mundo), yo destacaría aquellas en las que aparece la bella Anka, pues suelen ser las más terroríficas, las portadas de las revistas de miedo sangriento de la época y aquellas en las que se nos muestran los cuadros que Karen ha estudiado en el museo de Chicago con su hermano, ya no solo por lo bellas que resultan estas versiones, sino también por las lecciones de arte que, sirviéndose de ellas, Karen nos dará.
Mención aparte merece la historia de Anka, una narración secundaria dentro de la principal que nos traslada, de la mano de la propia alemana, al Berlín de antes y durante la Segunda Guerra Mundial para descubrir una realidad monstruosa que nos hará preguntarnos hasta dónde puede llegar la maldad de ciertos seres humanos.
Decía antes que Karen se sentía diferente en su barrio, su colegio y su ciudad. Pronto descubriremos por qué ella se siente así y porqué lo hacen también algunos de sus amigos. Por lo pronto, os adelanto que esta obra pone en relieve tanto la historia de Estados Unidos en 1968 como ciertos asuntos de los que no se habla sobre la Alemania de antes y durante la Segunda Guerra Mudial, así como temas tan atemporales como la homofobia, la xenofobia y la discriminación que sufren las personas que han ejercido la prostitución.
Lo que más me gustan son los monstruos, en definitiva, es una magnífica novela gráfica que nos habla no solo de los monstruos del cine y la literatura, sino de aquellos que nos atormentan, de los que se disfrazan de personas decentes y de aquellos que nos lo arrebatan todo, además de enseñarnos a amar la pintura, a apreciar a todo aquel que es diferente y a comprender que cuando el mundo no nos comprende a veces se necesitan disfraces para seguir adelante. Se trata, pues, de una historia fascinante con un solo defecto: su final no es cerrado, por lo que los que los lectores que nos hemos enamorado de Karen y su mundo tendremos que esperar a la siguiente aventura para saber si ciertos asuntos se resuelven por fin. Mientras ese segundo volumen llega, os animo encarecidamente a que os hagáis con este primero.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Janire
 02 septiembre 2020
Está novela gráfica ganadora de numerosos premios ha sido bastante decepcionante. Entretenida, sí, con unas ilustraciones impresionantes, también, pero no ha cumplido mis expectativas.

Esta novela representa el diario de Karen, una niña que se siente diferente al resto, sueña con ser un monstruo y le encantan las películas de terror y serie B. Vive en Chicago con su madre y su hermano mayor. Es una familia un tanto disfuncional.

Karen nos irá relatando, gracias a unas ilustraciones impresionantes acompañadas de textos, sus pensamientos y sensaciones y también nos presentará a las personas que comparten con ella su día a día.
Karen decide convertirse en detective tras aparecer muerta su vecina. Está convencida de que la asesinaron y decide investigar y descubrir qué le pasó.

A lo largo de toda la trama se van mezclando numerosos temas así como la prostitución, la segunda guerra mundial, el nazismo, el bulling...

Mi principal problema con esta historia es que no he logrado conectar con ninguno de los personajes, he sentido que los temas estaban metidos con calzador en la historia y los misterios que se van presentando me han resultado bastante flojos y nada interesantes. E incluso se me ha hecho lenta la lectura en algunas partes.

He sentido a los personajes bastante planos y me ha resultado muy difícil lograr empatizar con ellos y ponerme en su lugar. He tenido todo el tiempo la sensación de que me faltaba algo en toda esta historia.

Lo mejor de esta historia es claramente sus dibujos, la ilustradora tiene una habilidad magistral para representar las cosas artísticamente hablando. Sólo por esos dibujos merece la pena darle una oportunidad a la obra.
La historia entretiene y aunque no me ha parecido gran cosa y me esperaba algo más absorbente y que me enganchara, los dibujos me dejaban sin palabras.

La historia no queda cerrada aunque se puede intuir por dónde van los tiros.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
AdorableMuffin
 20 julio 2020
¿Por qué tiene que ser una primera parte?
La mayor parte de los cabos se quedan sueltos de cara a la siguiente entrega. ¡Menudo chasco!
Me he quedado prendada de la historia de Karen, de lo bien narrada que está y los misterios que tiene alrededor. Pero lo que más me ha impresionado ha sido el estilo de dibujo, que realmente me ha sumergido en la mente de su protagonista. La mayor parte de ellos en blanco y negro, hechos a lápiz sobre un cuaderno de anillas para que conformen el diario. Me ha parecido un detalle sublime.
Así que, por favor, si tienes un rato, échale un vistazo a esta novela gráfica. La recomiendo muchísimo.
Comentar  Me gusta         00
JuanjoAranda
 07 julio 2020
No estoy muy acostumbrado a la novela gráfica y esta la verdad es que me ha gustado mucho, sobre todo la segunda parte. Es cierto que al principio me costaba un poco avanzar porque veía una estructura bastante desordenada y un poco caótica.

Las dos historias que nos cuenta el libro son bastante cruditas, tanto la de la protagonista Karen como la otra historia sobre Anka que te encuentras por la mitad le libro. Es bastante cruel lo que les va sucediendo, pero se agradece que la autora no haya censurado nada y no haya tenido reparos en contar la historia tal cual es. No tienen desperdicio. Muy interesante los guiños que se van haciendo a lo largo de la historia al arte en general y a la pintura en particular.

En final, ni lo entiendo, ni creo que lo pueda entender sin leer la segunda parte (porque estoy convencido de que tiene que haber segunda parte). Te deja totalmente descolocado.

Hay mucho trabajo detrás de este libro, y la verdad es que me ha gustado más de lo que pensaba antes de leerlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Psk_destroll
 24 mayo 2020
Ilustraciones impresionantes.
Comentar  Me gusta         00
Pinky
 15 abril 2020
Una historia con tintes autobiográficos que la autora nos muestra a través de los trazos que dibuja la protagonista. Karen, una niña que se retrata a sí misma como una mujer-loba detective y a la que acompañamos mientras investiga el asesinato de una vecina en un barrio bajo de Chicago a finales de los sesenta. La relación con su familia, los problemas económicos y sociales, el amor prohibido, la sexualidad emergente y confusa son algunos de los temas que se entremezclan entre las viñetas de estilo pulp que nos dibuja Karen. Una obra maestra cargada de melancolía y ternura que me hizo soltar alguna que otra lágrima y que consiguió que me interesase aún más por esta forma de disfrutar de las buenas historias.
Comentar  Me gusta         00
AlmaLectora
 19 julio 2018
No sabéis lo difícil que resulta escribir la reseña de esta novela gráfica. Y es que diga lo que diga me voy a quedar corta. Porque lo que os vais a encontrar entre estas casi 450 páginas es una auténtica obra de arte. No solo por la historia sino por el magnífico dibujo de la autora.

El título seguro que os lleva a pensar que lo que os vais a encontrar es una historia de terror. Sobre monstruos. Pero nada de eso. Encontraremos monstruos. Pero los monstruos que hay entre las páginas de este libro son los monstruos del día a día que hay en la vida de nuestra protagonista, Karen, una niña de 10 años a la que le gustan los cómics y las películas de serie B de terror. Ella vive con su hermano, dibujante y que esconde algún secreto oscuro. Y con su madre, una mujer luchadora en todos los ámbitos de la vida.

La historia comienza despacio, presentando la vida de Karen que se cree un monstruo. Exactamente un hombre lobo. Pero un día su vida se ve trastocada tras la muerte de su vecina Anka, una superviviente del Holocausto. Todos dicen que fue un suicidio, pero ella dice que fue asesinada. Así que decide hacer de detective y ahondar en el pasado de Anka y en las vidas de esos vecinos tan particulares que tiene.

A través de esas investigaciones de Karen veremos el pasado de Anka. Un pasado lleno de miseria, guerra, prostitución y muerte. Pero también veremos el presente, una vida que no no tiene ninguna luz ya que está rodeada también de racismo, homofobia, prostitución, violencia de género, violaciones, mafia... Nos mostrará hechos históricos de la época como la guerra de Vietnam o el asesinato de Luther King.

No es una narración rápido sino que te cuenta todo en su justa medida, a su ritmo pero que lo disfrutas mucho porque puedes saborear la historia. Cada palabra, cada dibujo.

Y es que vaya dibujos. Es lo que me hizo ralentizar mi lectura. A mi me encanta disfrutar de las ilustraciones y me gusta detenerme a observar las ilustraciones. En este caso pasaba mucho tiempo mirándolas porque el trazo que usa la autora es diferente a otros que puedes encontrar. Lo que ha hecho en esta obra es hacer un formato especial como si la propia protagonista fuera la autora de la obra y no la propia autora. El libro está impreso como si fuera un cuaderno de líneas y espirales. Y sobre él la protagonista, en forma de diario, ha ido dibujando su historia con lápices y bolígrafos. Son dibujos con gran contenido de detalles. Unos dibujos de primeros planos increíbles.

A pesar de las casi 450 páginas es una obra de la que quieres más al terminar. Y es que la historia de Karen no termina en este tomo. Es solo el primero. El final tiene un giro de trama increíble que te deja con la boca abierta y con ganas de querer correr a casa de la autora para quitarle los borradores en los que esté trabajando. Esperemos que para final de año o principios del próximo podamos saber como termina toda esta historia.

En conclusión, una novela gráfica que se ha convertido en obra de arte con mayúsculas. No solo por la historia que hay entre sus páginas sino por el magnifico trabajo de ilustración que tiene. A mi me encanta disfrutar con las ilustraciones y con esta he pasado horas observándola. Además de que he encontrado en la historia mucho más de lo que pensaba ya que no es una historia simple de monstruos sino que  profundiza en muchos aspectos de la vida duros y crueles. Una obra muy, muy recomendable. Deseando que llegue la segunda parte.


Enlace: https://almalectora.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿Conoces los alter-egos de los súperhéroes y súperheroínas del cómic?

Bruce Wayne

Hulk
Batman
Hellboy
Flash

11 preguntas
40 lectores participarón
Thèmes : cómicCrear un test sobre este libro
{* *}