InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Bibliotecariarecomienda


Bibliotecariarecomienda
29 septiembre 2018
Fantasma oscuro es la vigésimo cuarta novela de la saga Oscura (también conocida como Carpatianos) de la autora Christine Feehan, una autora consagrada en lo que a romántica paranormal se refiere. Yo, a pesar de tener la serie casi completa, va a ser el segundo libro que leo de ella, el primero fue Príncipe oscuro.

Para las que no conozcáis la serie os pongo en antecedentes. Los carpatianos son una raza ancestral que vive en los Cárpatos, de ahí su nombre. Son muy pocos individuos, ya que nacen pocas mujeres y tienen problemas de fertilidad, también tienen una vida muy longeva, pero su raza tiene una peculiaridad, conforme pasa el tiempo dejan de ver los colores y de experimentar sentimientos, lo que hace que muchos de ellos, para poder sentir algo, sucumban a la oscuridad, y se conviertan en vampiros (no muertos), a los que los carpatianos dan caza, o que con el tiempo deseen la muerte, por lo que saldrán a buscar el sol y poner fin a sus vidas, solo una compañera eterna puede cambiar eso. Pero las compañeras eternas no son fáciles de encontrar.

Pues nuestro protagonista Andre Boroi, es un carpatiano hastiado de la vida, se refugia en una cueva en las montañas para sanar sus heridas antes de volver a salir a acabar con Costin Popescu, el maestro vampiro que lo ha herido gravemente y después ha decidido ponerle fin a su vida y salir a buscar el sol.

Mientras Andre intenta recuperarse de sus heridas, Teagan Joanes también busca refugio. Su guía y amigo que la acompañaba, ha resultado ser un loco peligroso. Asustada, herida y luchando por su vida escapara a la montaña en busca de un sitio donde ponerse a salvo.

Su huida la llevará a la cueva donde Andre reposa intentando su curación. Desde el primer momento que ella se acerca al que cree casi un cadáver, intentará sanarlo y ambos comienzan a experimentar sentimientos que no habrían creído posibles.

Andre es un carpatiano que ha tenido una vida muy dura y solitaria, ni siquiera su propia familia reparaba en él, por eso todos le llamaban "el fantasma". Después de una perdida irreparable, de la que se considera responsable, dedicará su vida a impartir justicia y dar caza a los no muertos. Ha vivido apartado del mundo incluso de otros carpatianos, es un hombre difícil, huraño y con su propio código de conducta. Ya ha llegado al límite de su existencia y prefiere acabar con ella antes de caer en la oscuridad que por tantos siglos ha combatido. Pero antes de irse debe acabar con Costin Popescu un cruel y peligroso maestro vampiro que asola la localidad.

Teagan Joanes es una geóloga que está en busca de algo que pueda ayudar a su abuela. Sanadora y empática se dedica a sanar a aquellos que necesitan su don. Ella viaja a los Cárpatos para encontrar una piedra que necesita para curar a su abuela. Su guía será Armend un gran amigo desde sus tiempos universitarios que se ofrecerá a enseñarle las montañas de su tierra. Teagan es una mujer que siempre ha tenido miedo, es algo que lleva muy dentro de ella y que la paraliza, pero al mismo tiempo tiene el suficiente valor para afrontarlo y enfrentarse a él hasta superar el pánico. Suele meterse en líos de los que, afortunadamente, siempre sale airosa. Tiene una idea muy distorsionada de ella misma y no se considera nada del otro mundo, por lo que llegará a pensar que Andre es producto de su imaginación ya que alguien como él jamás se fijaría en alguien como ella. Es una mujer independiente y moderna que no necesita a nadie y llevará muy mal el emparejamiento con Andre y su necesidad de protegerla.

La primera mitad del libro se me ha hecho algo lenta, quizá sea por el hecho que la pareja está casi todo el tiempo dentro de la cueva o porque ambos están debatiendo todo el rato sobre la seguridad de Teagan. Teagan tendrá que conciliar su nueva vida como carpatiana con su forma de ver la vida como una mujer moderna e independiente, lo que conllevará varios enfrentamientos e intercambios de opinión entre ambos protagonistas. Por su parte Andre tendrá que luchar contra sus propios impulsos protectores para darle a su pareja el espacio que esta necesita.

El libro está dividido en 21 capítulos y dos apéndices. La narración es en tercera persona por un narrador omnisciente. Aunque el libro pertenece a una serie se puede leer de manera independiente y no hay spoiler de libros anteriores, o al menos yo no los he percibido. Lo que también me hacía un lío eran los términos en carpatiano, algunos los aclaraba Andre, otros sin embargo no y era un poco raro, cosa que (me di cuenta al final) se soluciona en el segundo apéndice que lleva un diccionario de carpatiano. El primer apéndice nos cuenta sobre historia y los cánticos de los carpatianos, para que son, cómo los entienden los carpatianos y para lo que se utilizan. En el segundo apéndice nos adentramos en la lengua carpatiana, gramática, etc...

Para ser el segundo libro que leo de la saga y el último publicado (tened en cuenta que solo había leído el primero y el salto de uno a otro es grande), me ha gustado. La estructura de la historia la he encontrado muy similar, aunque quizás, para mí, ha dejado algunos cabos sueltos. He echado en falta saber que pasará con los monjes del monasterio y ver el reencuentro de Teagan con su familia, si esta se dará cuenta del cambio, si lo aceptará, en fin eso se me ha quedado en el aire y me hubiese gustado que la autora lo hubiera dejado cerrado.
Enlace: http://bibliotecariarecomien..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}