InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8420406767
320 páginas
Editorial: Alfaguara (19/10/2010)

Calificación promedio : 4.13/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Santuario fue la obra que dio a conocer a William Faulkner al gran público. Una historia escalofriante en la que caben toda la fuerza y la originalidad del genial novelista estadounidense. Lee Goodwin es acusado de asesinato. El escenario del crimen es una casa oculta entre los árboles que alberga una destilería ilegal. Allí viven, entre otros, Ruby, una mujer que ha renunciado a todo por Lee, y Popeye, un sádico gánster marcado por una infancia terrible. El abog... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Kansas
 08 December 2022
"-Las mujeres no tenemos la culpa. Los hombres se empeñan en no vernos tal como somos. Nos obligan a ser de una manera y luego esperan que seamos diferentes. Esperan que no miremos nunca a otro hombre mientras ellos van y vienen cuando les apetece."

Es complicado abordar una reseña de una novela de Faulkner cuando ya dije prácticamente todo, sobre todo el año pasado, cuando me leí cinco de sus novelas y entiendo que ahí ya lo volqué todo. Sin embargo, en Santuario, me encuentro con un Faulkner un tanto diferente en el sentido de que el flujo de conciencia prácticamente brilla por su ausencia, y porque Faulkner la concibió como una especie de novela negra, una herramienta más accesible para el lector de la época, y así poder pagar las facturas. Parece ser que en un principio Faulkner no la tenía en muy alta estima, pero no sé, a mi me ha parecido una novela magnifíca e incluso habiéndola abordado como una novela negra con gángsters, contrabandistas y mujeres al borde del abismo, y así todo, es puro Faulkner. Y aquí lo vuelve a hacer porque Faulkner no nos prepara para lo que nos va mostrando, deja muchísimos detalles en off y el lector puede encontrarse un poco a la deriva sin encontrar las respuestas a ciertas situaciones o personajes por las que Faulkner ha pasado sin explicar nada; llegado un punto, las respuestas pueden estar más adelante o no, personajes como el de la pequeña Belle que dejan un poso de turbación porque no sabremos nada de ella aunque lo intuyamos, o incluso algún asesinato que el lector puede pensar que lo ha soñado, porque realmente no se cuenta, pero el lector intuye que algo ha pasado… pero ¿qué??? El propio lector tendrá que estar muy atento para ir conectando hechos y escenas, personajes y situaciones...

"-Nadie le ha pedido que venga. A nadie le importa si tiene usted miedo o deja de tenerlo. Y además no tiene usted agallas para estar realmente asustada, como tampoco las tiene para enamorarse."

Podríamos decir que la novela está claramente dividida en dos partes diferenciadas:

Por una parte tenemos a Temple Drake, una joven de diecisiete años que una noche en que se escapa de la universidad con su amigo Gowan Stevens, acaban en Old Frenchman's Place en busca de alcohol, no nos olvidemos que estamos en la época de la Ley Seca. Gowan, completamente borracho, destroza el coche y ambos se ven obligados a quedarse en esta vieja casa ocupada por contrabandistas y gángsters, que en plena Prohibición, se esconden de la ley. Aunque Temple desde un primer momento está asustada por el ambiente que se respira allí, en ningún momento hace nada por huir, la ambigüedad de Temple entre ese miedo al peligro y por otra parte, una especie de atracción por lo prohibido, es quizá uno de los puntos clave en esta novela. Faulkner construye una atmósfera claustrofóbica, densa e inquietante en esta primera parte, porque a medida que el círculo se estrecha y Temple se ve cada vez más amenazada por una cierta tensión sexual que fluye en el ambiente desde su llegada, el hecho de que Faulkner deje muchas escenas casi inconclusas, puede convertir algunas escenas en autenticos puzzles a resolver. En esta primera sección hay muchos momentos atmosféricos que tanscurren en la oscuridad como cuando alguien enciende una cerilla como una especie de código secreto, o cuando Temple completamente sola se sabe acechada pero es incapaz de ver a nadie…

"Mientras el día moría lentamente dentro de la habitación, permaneció sentada fumando cigarrillo tras cigarrillo, atenta a todos los ruidos que procedían de la escalera."
[...]
"-Pensé que pudiera ser una rata cuando los oí por primera vez, pero en una habitación q oscuras se siente a las personas: ¿Lo sabía? No hace falta verlas."

En la segunda parte, hay un cambio de escenario que transcurre prácticamente en su totalidad en Memphis y en Jefferson, y aquí aunque seguiremos acompañando a Temple, se podría decir que el protagonista lo será Horace Benbow, un abogado que le seguirá la pista a Temple hasta dar con ella.

"¿Pero no comprende que quizá un hombre puede hacer algo únicamente porque sabe que está bien, porque la armonía de las cosas exige que se haga?"

Así que sí se puede decir que Faulkner ha construido una novela negra con un argumento prototípico del género donde una jovencita que desaparece, es prácticamente secuestrada y confinada en un ambiente donde la violencia campa a sus anchas, para más tarde intentar ser encontrada por un adalid de la justicia, Horace Benbow. Pero a pesar de esta fórmula prototípica, esta es una novela de William Faulkner y lo que en un principio parece previsible, no lo será en ningún momento porque aquí la frontera entre el bien y el mal se difumina, nadie es completamente inocente ni completamente culpable. Todos los personajes están de alguna forma atrapados, sobre todo ellas, y todavía sigo sin entender esa misoginia con que se ataca a Faulkner a veces porque esta novela me ha parecido eminentemente femenina, con tres mujeres que tienen una fuerza rabiosa.

"...e incluso Temple, a pesar de su ignorancia, se sintió sumergida en fantasmal promiscuidad con la ropa interior, con los discretos susurros de los cuerpos ajados, tan inexpugnables como frecuentemente sitiados, que ocultaban las puertas silenciosas que iba dejando a sus espaldas."

Por una parte, el personaje de Ruby Lamar, fuerte y zarandeada por los vientos, sobre todo masculinos. Los momentos en los que Ruby narra parte de su vida, son casi lo mejor de la novela:

"-He vivido como una esclava por ese hombre. -musitó la mujer. Era como si estuviera repitiendo una receta para hacer pan-. Trabajaba de camarera en un turno de noche para poder ir a verlo a la cárcel los domingos. Viví dos años en una habitación, cocinando en un mechero de gas, porque se lo había prometido. le mentí y gané dinero para sacarlo de la cárcel, y cuando le expliqué cómo lo había ganado me dio una paliza."

Reba Rivers, la madame del prostíbulo:

“-Cualquier persona de Memphis te dirá quién es Reba Rivers. Pregunta a cualquiera que te encuentres por la calle, tanto si es policia como si no. todos conocen a Reba Rivers. Se gastaban aquí el dinero a manos llenas, ya lo creo que sí. Todos me conocen. Nunca he engañado a nadie, corazón -Miss Reba bebió cerveza, respirando pesadamente dentro de la jarra, perdida la otra mano, enjoyada con diamantes amarillos tan trandes como guijos, entre las exuberantes ondulaciones de su pecho.”

Y finalmente el personaje de Temple Drake, que cuando acaba la novela tiene ya dieciocho años y ya no es la misma que era al principio. Hay varios momentos magistrales donde Faulkner incide en el hecho de que aunque podamos recuperarnos de ciertos traumas, estos dejan secuelas. Temple, que durante un momento dado parece una muerta en vida debido a la violencia que se ejerce sobre ella, también es cierto que llegado un momento, decide dejar de sacrificarse y sacrifica a otros en el camino. Se ha convertido en una mujer dura. Su evolución a lo largo de la novela es fascinante.

“De piernas largas, brazos delgados y nalgas poco pronunciadas, con una figura infantil pero sin ya niña ni tampoco completamente mujer, Temple se movió con gran rapidez mientras se alisaba las medias y se retorcia para introducirse en su breve y ajustado vestido. Ahora ya me puedo enfrentar a cualquier cosa, pensó calmosamente, con una especie de embotado asombro; puedo enfrentarme a lo que sea.“

Santuario es una novela violenta pero es una violencia que está en el aire (el pasaje donde Faulkner nos narra el pasado del psicópataa Popeye, podría ser una novela de hoy en día), quizás más en la imaginación del lector que en el propio texto. A medida que va avanzando, el autor va resolviendo conflictos y dando datos, pero es cierto que otros se van quedando solapados, y el lector tiene la esperanza de que quizá se puedan resolver en ¿otra de sus novelas?, y ya que en el universo de Faulkner todo está conectado, quizás nos quede la esperanza de encontrarnos de nuevo y en otra novela con la pequeña Belle y el extraño influjo que ejerce sobre Horace o incluso querríamos saber más sobre el pasado de Reba Rivers, o cómo siguió siendo la vida de Ruby Lamar. Santuario es una novela totalmente desesperanzada donde ningún personaje es vencedor en nada, incluso se podría decir que a mí me ha parecido su novela más oscura. La justicia brilla por su ausencia, aunque una cierta justicia poética puede que se vislumbre en una ligera ráfaga lejana. Inmenso como siempre, Faulkner. 

La novela que es de 1931 fue enseguida adaptada el cine, en 1933, en pura era precode cuando el cine era el más fresco y libre en la historia del cine americano.

 "-Lo curioso es que yo no respiraba. Llevaba mucho tiempo sin respirar. Así que creí que estaba muerta e hice otra cosa muy curiosa: verme a mí misma dentro de un ataúd. Quedaba muy bien toda vestida de blanco, ya sabe. Llevaba un velo como de novia y estaba llorando porque estaba muerta o por mi aspecto enternecedor o algo por el estilo."
Enlace: https://kansasbooks.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Edd62
 13 June 2023
Si se quiere asomar al infierno sin cruzar los círculos, sino superponiendolos.

Si se pretende abrazar el mal que permea, se arrastra, se desliza , y se esconde a la vista en latierra.

Si se busca encontrar resabios de denigración moral en todo lugar, en todo ser humano. En cada gesto, en acciones, pueriles y/ o bondadosas que oculten los verdaderos motivo… no del lobo , del chacal y la hiena. Basta leer esta obra de William Faulkner.

Una novela que con un desfasado ritmo temporal, con una distensión espacial cuasi imposible, con un vértigo constante que a veces proviene de una frase, de una descripción, de un acto, de una conversación, e incluso de la interpretación de un texto ausente, muestra una perversidad, una adolescencia de bondad, una carencia de humanidad.

O… tal vez sea el verdadero reflejo de la humanidad. El espejo en el cual no quisiéramos mirarnos. Y sin embargo es esa sombra que nunca alcanzamos a ver porque ya hemos volteado del todo.

Que pecado, falta, perversión, denigración puede venirme a la cabeza que no este plasmado en este libro… No lo sé y prefiero no averiguarlo.

Me ha tomado un largo período, tal vez en busca de la redención, asimilarlo, asentarme y atreverme a reseñarlo.

Sobre todo porque el monstruo literario de Faulkner, se correlaciona perfecto con las monstruosidades literarias que escribe en esta novela en particular. Y eso lleva tiempo analizar y tratar, solo tratar de comprender.

Se vale de unos cuantos personajes, que disecciona meticulosamente, aunque solo muestre directamente sus consideraciones más aparentes, de un juego de tiempos que rozan la iniquidad para con el lector, y de unos actos cargados de crueldad e inquina, que ni siquiera requieren ser explícitos para calar hondo en el alma del lector.

La historia consiste en la convergencia de estos personajes, Temple, universitaria acomodada y acostumbrada a cumplir sus caprichos, es llevada por un amigo a una destilería ilegal, donde la abandona, y la deja a merced de un grupo de delincuentes, entre los que destaca Popeye, con todos los pecados sobre la piel. La violenta y prostituye mata a Tommy ( amigo de Temple) en un período de tiempo indeterminado, un abogado bienintencionado,pero incapaz intenta defender a Godwin, acusado de esa muerte,

A través de esta aparente simple trama, que no amplío para no revelarlo crucial de la misma, desgrana la maldad existente, las taras personales, los vicios ocultos, la ausencia de empatía, solidaridad y… la violencia que cada uno llava dentro buscando solo el fósforo adecuado para inflamarla y contagiar a quien se encuentre cercano.

Un aquelarre de esqueletos en los armarios, una profusión de perversidad, una genialidad literaria, un chocante derroche de malevolencia… quédese cada quien con lo que le parezca… y sin embargo me ha parecido genial.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Guille63
 10 March 2023
Faulkner no es un escritor fácil, pero yo venía más que preparado para pelearme hasta acabar disfrutando de sus típicos monólogos interiores, de la mezcolanza de puntos de vista, de una historia no lineal… pero nada de esto hallé en esta novela. Lo que no esperaba encontrar es un inicio tan desmañado con escenas sin transición alguna y en las que los personajes interactúan de forma chocante.

Por suerte, la historia rápidamente empieza a tomar cuerpo en una dirección que no hace falta ser muy intuitivo para vislumbrarla tenebrosa: el licencioso caballero Gowan Stevens acompañado por la atrevida jovencita de diecisiete años Temple Drake llegan a una casa medio en ruinas y en mitad de la nada. La casa está habitada por contrabandistas de alcohol que rápidamente ponen sus corrompidos y codiciosos ojos en la infausta jovencita.

“¿Un hombre? Usted no ha visto nunca a un hombre de verdad… si es lo suficientemente hombre para llamarla puta, usted dirá Sí Sí y se arrastrará desnuda por el polvo y por el fango para que la siga llamando…”

Hay tragedia, claro está, y su detonante será, algo habitual en las novelas del autor, la mujer, una mujer-tentación a la que el hombre es incapaz de resistirse y que será causa de su perdición. Las maldades se suceden sin apenas interrupción, aunque el autor no peca de recrearse en los escabrosos hechos, más bien al contrario, la mayoría de las veces la acción queda implícita y será tarea del lector adivinar lo sucedido o esperar a que el autor decida desvelarlo, cosa que termina sucediendo tarde o temprano.

Una vez más, Faulkner nos lleva a su “querido sur” para mostrarnos su amarga visión del ser humano. No solo los malos harán gala de sus bajos instintos, también las gentes “respetables” y temerosas de dios mostrarán la corrupción de su alma, su impiedad, su arrogante elitismo, su racismo. No faltan tampoco las notas de amor y generosidad, pero nada son para enfrentarse a tanto mal.

Faulkner siempre tuvo bastante manía a esta novela que, según declaró, la escribió con el fin de ganar algo de dinero. Otros dicen que es una obra maestra a la altura de Luz de agosto. Yo creo que ni una cosa ni la otra.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Videos de William Faulkner (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de William Faulkner
El gran escritor y cineasta Guillermo Arriaga, junto con nuestra conductora Dolores Heredia, nos llevan a través de los libros a la Revolución Mexicana, al maravilloso universo de Juan Rulfo y a una difícil pero interesante lectura de William Faulkner.
Guillermo Arriaga nos cuenta cómo se inspiró para escribir el argumento de la exitosa película Amores perros y Dolores Heredia nos deleita con un fragmento de la novela más reciente de nuestro invitado.
Libros leídos “La fiesta de las balas” de Martín Luis Guzmán en “El águila y la serpiente”. “El ruido y la furia” de William Faulkner. “No oyes ladrar los perros” de Juan Rulfo en “El llano en llamas”. “Extrañas” de Guillermo Arriaga
+ Leer más
otros libros clasificados: emocionesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
78 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro