InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8417128425
Editorial: Duomo ediciones (30/11/-1)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
The Hills es el restaurante más apreciado de Oslo, una institución cocinada a base de tradiciones y en la que se siguen oliendo los aromas de la añeja grandeur europea. En él, un camarero puntilloso y perfeccionista se desvive por atender los deseos de su clientela. Aristócratas, artistas, ricas viudas y emprendedores, todos ellos se despreocupan de su presencia mientras él observa sus dramas con un ingenio tan afilado como uno de los cuchillos con los que corta los... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
marenpergamino
 10 agosto 2022
Cuando terminé este libro, lo apreté amorosamente contra mi pecho y mientras miraba el horizonte pensé: " me caigo y me levanto!! No pasó absolutamente nada!!!😕 Qué diablos vengo de leer?!"
Así que tuve que mirar un rato más el horizonte y reflexionar para ver si me había o no gustado.
He concluído que este libro es lo que sutilmente llaman " un libro de personajes", es decir... un bodrio en el que hay menos acción que en un documental de babosas en celo.
ALTO AHÍ ⚠️. Después de pensarlo, resulta que el libro sí me gustó🥳. Es aburrido? Sí. Es lento? También. PEROOOO...es mordaz, es coherente y sobre todo...se burla de Ishiguro😅. Lo siento, me cae bien el pseudo japonés, pero cuando este desgraciado empieza irónicamente a hablar del "orgullo del camarero", me reí con ganas porque supe que le estaba tomando el pelo a "los restos del día". En ese libro, el protagonista pregona hasta el cansancio el tan mentado "orgullo del mayordomo".
Y al igual que en "los restos del día"( que también es lentisimo), aquí Matias Faldbakken se atreve a poner como protagonista a un personaje nacido para ser ignorado. Usualmente al mozo no le das ni bola. El tipo lo único que tiene que hacer es servir y poner cara de poker. Pues imaginen que si  el protagonista es un ser que normalmente está parado a una distancia prudencial a la espera de cualquier seña tuya, ya que a veces ni te dignas en hablarle ni para pedir la cuenta...era poco probable que el relato fuera una andanada desenfrenada de drama y pasión. Reitero: no pasa nada🤷‍♀️. El momento mas intrépido debe ser cuando baja el sótano a buscar un vino.
A pesar de todo, reconozco que me gusta la gente que le da voz a quienes normalmente no la tienen. Y encima esa voz está muy bien definida. Yo trabajé durante varios años al público ( aunque era cajera, no camarera), y conocí lo que es poner cara de sosiego aún cuando estás a punto de colapsar porque te están pidiendo 50 cosas a la vez. Eso es sonreír como un desquiciado diciendo "en un minuto lo atiendo", era el pan nuestro de cada día.
Por ultimo...el camarero este tenía todos los patos volados, y la locura siempre es interesante de leer, aunque cuando este ceñída a una historia sumamente anodina.
P.d: cuando era joven mi padre me llevó a un restaurante para hablar seriamente sobre mi futuro y yo estuve coqueteando con el mozo toda la noche💃. le batí pestañas sin piedad,  mientras mi padre estaba con " esto no puede seguir así"... después se pudrió todo cuando trajo la comida y mi porción de papas fritas era gigantesca al lado de la de él😁. Yo no tengo problema con los galanes de baja estofa. 💃
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3730
Inquilinas_Netherfield
 10 febrero 2021
En El camarero, de Matias Faldbakken, no encontramos a doña Rosa ni vamos a un café de Madrid en plena posguerra pero, de alguna forma, nos introducimos en una novela con unas conexiones de lo más llamativas con la obra del gran Camilo José Cela.
Tenemos a un camarero como personaje principal junto a un coro de secundarios que entran y salen de las escenas en función de donde se posen sus globos oculares. Con el protagonista pasamos de una técnica objetivista (que usa para realizar descripciones claras y asépticas sobre la historia, el lugar, las paredes y la uniformidad del restaurante) a una actitud omnisciente, que nos descubre la mirada subjetiva de este personaje, su clarividencia y el conocimiento que posee de trabajadores y clientes, hasta llegar a su propia desnudez emocional.
Volviendo al The Hills de nuestros días, encontramos un restaurante de rancio abolengo en Oslo cuyas paredes están impregnadas de humos, historias y obras de arte acumuladas a lo largo de los años. Por allí pasa un cierto tipo de clientela que llega en los diferentes servicios: desayunan, comen o cenan y siguen con sus vidas. de entre todos ellos los asiduos forman parte del propio restaurante, le dan vida y ambiente, y es a ellos a quienes se espera, se les guardan la mesas cuando se retrasan y se les permiten algunas licencias... Estos clientes configuran y moldean el lugar, le dan lustre y vida.
Así pues, con nuestro camarero perfectamente uniformado, posicionado en su sitio y con sus globos oculares plenamente entrenados, comienzan los servicios. Graham (El Cerdo), Blaise Engelbert, Tom Sellers, el Actor arruinado, la viudad Knipschild, Edgar y su hija Anna... son los clientes que se pondrán en manos del equipo del The Hills: el Metre, la Barman, el Cocinero, Vanessa, Johansen (el pianista) y nuestro camarero, que funciona como puente, informador y unión entre los clientes y los empleados del restaurante.
Con el equipo del The Hills plenamente dispuesto bajo la batuta de su director principal (el Camarero que casi todo lo ve y casi todo lo oye, y en el mejor o peor de los casos lo interpreta) se abren las puertas y comienzan a llegar clientes que se introducen en este universo tan particular y auténtico como envolvente y opresivo. Cada uno de ellos tiene su hora y su mesa y, aunque se conocen, ninguno se mueve de su lugar hasta que un día llega la Damisela, una joven bella y al parecer sabia que, de alguna manera, une y conecta a las distintas mesas con los distintos grupos. Esta clienta particular parece que conoce a todos y de todos sabe, algo que intriga sobremanera al equipo del The Hills al tratarse de una nota discordante que se sale del guion y de las rutinas cotidianas de su restaurante.
Esta nueva clienta se hace ver y se hace notar desde que entra hasta que sale; parece que no tiene casa y se pasa las horas en el restaurante desconcertando al equipo de trabajadores, que deben averiguar dónde y cómo situarla en el espacio-tiempo de este lugar en cuestión.
Entre notas de comandas, traídas y venidas de platos, cafés, copas y buenos vinos, nuestro camarero va y viene dirigiendo la actividad al tiempo que describe las historias de aquellos con los que interactúa. Es un camarero de oficio, experimentado, y aunque a veces trastabilla y se equivoca como todo el mundo, se le dispensa y exculpa por su dedicación, entrega y pertenencia a este universo tan particular. Trabaja por y para que todo siga su normal y cotidiana funcionalidad, aplicando su pericia y su experiencia en el oficio, así como la máxima de la normalidad a lo inesperado.
Gracias también al camarero pasamos de las descripciones visuales a unos retratos más complejos que nos adentran en las emociones y los sentimientos de los personajes, aunque conocemos sus vidas y sus relaciones de una manera filtrada y condicionada a las ideas y creencias de aquel que nos las cuenta.
Haciendo uso de los testimonios de los personajes y las interpretaciones que de ellos realiza el protagonista, Matias Faldbakken diseña en El camarero el retrato psicosocial de una sociedad cuyos limites se hallan en ese restaurante que supone el mundo para el narrador. Una novela durante la que el lector fluye gracias a su estructura abierta a la sutileza, los detalles y las emociones que los personajes transmiten.
Una lectura verdaderamente recomendable.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
dragonesenelpaisdeloslibros
 16 febrero 2021
Dividida en cinco partes, la novela "El camarero" se compone de capítulos cortos que sin duda no dejan indiferente al lector. Con ella su autor ha sido finalista del galardón literario más importante de Noruega, y no es de extrañar dada la prosa, la inteligencia a la hora de retratar a los personajes, la crítica a ciertos aspectos de la sociedad y la sutileza con la que lo describe. Una sátira de lo más entretenida, especialmente gracias a su peculiar protagonista y narrador: un camarero en The Hills, el restaurante más apreciado de Oslo.
La trama se desarrolla en el interior de dicho restaurante, y puedo aseguraros que la ambientación es magnífica. La cantidad de detalles tales como olores, texturas o sonidos nos transportan al lugar y casi nos permiten saborear parte de sus exquisitos platos.
A través de los ojos del camarero, o quizá debería decir de sus globos oculares 😁, conoceremos a parte de la clientela de este preciado restaurante. No se le escapan los detalles, y lo analiza todo con extrema precisión (es curioso lo mucho que llega a conocer a sus clientes habituales). Su deseo es agradar y cumplir con su trabajo de manera correcta. Se nos describe a sí mismo como alguien con alta sensibilidad, algo que iremos viendo a lo largo de la novela, especialmente tras la aparición de una mujer que parece descolocarle.
El análisis que hace de ciertos aspectos de la sociedad es realmente bueno, y precisamente esto hace que a pesar de su ritmo ágil, sea una novela para leer despacio, degustando sus capítulos y reflexionando sobre lo que nos expone.
Ha sido una lectura interesante, con un protagonista de lo más peculiar, alejado de tópicos, y cuya personalidad, a mi parecer, no deja indiferente.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Miterapiaalternativa
 26 febrero 2021
En Oslo hay un restaurante que se llama The Hills, es el más valorado por su calidad , por su perfección y por su servicio.
Todo ocurre en el interior del restaurante pero no pasa nada así que no vayáis buscando grandes acontecimientos ni una historia que os tenga en vilo. No lo vais a encontrar.

Lo que sí encontraréis es una ambientación exquisita llena de detalles que te hacen ver, sentir y oler el restaurante. Una manera precisa de describir a los personajes que te hace verlos y conocerlos. Una crítica a la sociedad de una manera sutil y delicada que convierte a The Hills en un microcosmos de la sociedad europea. Y todo ello de la mano del camarero, el protagonista, una persona perfeccionista y de gran sensibilidad que con sus "globos oculares " todo lo ve, tanto lo que hacen los clientes como los trabajadores del local.
Todo está en su sitio, todo en orden, nada cambia. Pero un día llega una mujer que no es habitual en el local y aunque ya os he dicho que no pasa nada, la rutina se ve alterada y también la sensibilidad del camarero.
Así que ya sabéis lo que os vais a encontrar, un libro reposado para leer con tranquilidad. Un libro para disfrutar de una prosa elegante y exquisita.

Enlace: https://instagram.com/mi.ter..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: literatura noruegaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

¿Cuánto sabes del Mundodisco?

¿Cuál fue el primer libro de la saga?

Mort
El color de la magia
Ritos iguales
La luz fantástica

11 preguntas
10 lectores participarón
Crear un test sobre este libro