InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 9585428369
Editorial: Alfaguara (06/10/2017)

Calificación promedio : 4.4/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince, extraordinario canto al amor filial y clásico contemporáneo de la literatura en español, emprende un nuevo vuelo con esta adaptación al formato de novela gráfica a cargo del dibujante catalán Tyto Alba, cuyos excepcionales dibujos y acuarelas dan vida a unos personajes y una historia inolvidables, dotándolos de nuevos matices y significados, y añadiendo al libro una dimensión plástica que, respetando su esencia, lo t... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Vane24
 31 julio 2021
"El olvido que seremos" es una novela gráfica para adultos que el ilustrador, Tyto Alba, ha adaptado de la novela de Héctor Abad Faciolince.
Para quién no haya leído la novela de Héctor Abad Faciolince, que lleva el mismo nombre, "El olvido que seremos", esta novela gráfica es una buena introducción para conocer la historia. Y si pica la curiosidad, siempre se puede leer la novela para comparar la adaptación.
Yo no he leído la novela, pero me parece que Tyto Alba ha hecho un buen trabajo, ya que los textos son amplios y no creo que se haya dejado muchas cosas en el tintero. Ha resaltado los detalles más importantes de la vida del médico Héctor Abad Gómez, de su familia y de su lucha por la igualdad social y los derechos humanos. Una novela gráfica llena de sentimientos que ha conseguido ponerme un nudo en la garganta en más de una ocasión.
"El olvido que seremos" está narrado desde el punto de vista de un niño, de Héctor Abad Faciolince, el hijo de Héctor Abad Gómez, de quien trata la novela.
La historia comienza detallando la relación del hijo con su padre. Ese amor fraternal y de admiración, esa "papitis", como el propio autor dice que tiene. Leer cómo se expresa, cómo habla del padre, cómo vivió como niño todo lo que iba ocurriendo y su vida en casa, con el resto de la familia, me ha llenado de ternura. En algunos momentos tenemos esa inocencia infantil, pero en otros, contrasta con una madurez que el autor, a pesar de su temprana edad, ha ido adquiriendo a través de su padre y de las charlas que con él tenía.
Esa delicadeza, esos momentos de felicidad, contrastan con los momentos amargos de la enfermedad y de la violencia. Risas y tristeza, amor y odio, "El olvido que seremos" recoge los polos opuestos de la vida.
Con "El olvido que seremos" el lector irá reflexionando sobre la vida, la pérdida de seres queridos, la felicidad y sobre las situaciones, en ocasiones absurdas, por las que el ser humano ha ido pasando.
La historia sobre la parte política de Colombia con la que Héctor Abad Gómez tuvo que luchar, hasta su muerte, provocada por los paramilitares en 1987, harán ver la crueldad y la maldad del ser humano. Héctor Abad Gómez abogaba por un cambio, una mejora en el estudio de la medicina, una igualdad no solo entre "clases", sino entre el hombre y la mujer. Pero choca contra la sociedad colombiana, que pretendía mantener una tradición más bien tildada de machista.
Las páginas finales, más desgarradoras, más oscuras, no dejarán al lector indiferente. al igual que la manera de narrar lo sucedido por su propio hijo, que recupera ese toque más humano del inicio, de la infancia, que se quedó de lado en algunas de las páginas centrales.
Respecto a las ilustraciones de Tyto Alba, desde mi punto de vista, no podrían encajar mejor en la historia. Contrastan las entrañables y coloridas, con las oscuras y tristes. Tyto Alba consigue jugar muy bien con los colores para adaptar cada viñeta al diálogo o parte de la historia que corresponde, a los sentimientos de cada personaje que en ella sale representado. Tienen un aire vintage, con un toque acuarelado que contrasta con unas facciones más marcadas en los rostros de los personajes. Una combinación muy curiosa, que me ha gustado y que llama la atención del lector sobre los detalles más importantes en concordancia con el texto.
La edición, por parte de Salamandra Graphic, me parece muy bonita, de las que apetece tener en la biblioteca de casa. Es en tapa dura y con las páginas de tacto de cartulina. El texto está en color negro o blanco, dependiendo del fondo de la ilustración. Por ponerle un pero, en algunas ocasiones, el tamaño de la letra me ha parecido pequeño. En otras, al estar en color negro, no resaltaba lo suficiente con el fondo y me costaba un poco leerlo.
"El olvido que seremos" es una novela gráfica que no dejará al lector indiferente, de las que se recuerdan con el paso del tiempo.
Enlace: https://anikaentrelibros.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Homolectus
 08 junio 2021
Esta es la novela gráfica que Tyto Alba hizo sobre la novela homónima de Héctor Abad Faciolince (Planeta, 2006) en la cual el autor narra la vida con su padre, el médico colombiano Héctor Abad Gómez. Una novela testimonial que mueve las fibras y con la cual es imposible no sentirse identificado en mayor o menor medida.
Esta adaptación gráfica capta la esencia de dicha novela y recrea muy bien los personajes y los sitios en los que se desarrolla. Se nota el trabajo investigativo de Tyto para recrear los espacios lo más fielmente posible. Si alguien lee esta reseña y está fuera de Medellín, le aseguro que los lugares que están en las páginas son, o fueron, tal cual Tyto los ilustró.
Si esta es la primera vez que lee la novela, espero que no tarde en leer la “original” para explorar algunos elementos que han quedado por fuera de este formato por motivos obvios y que enriquecen la historia de una forma muy bella y que dan más contexto sobre algunos de los sucesos de esta historia familiar.
Me gustó mucho encontrarme con uno que otro recorte de periódico insertos en las viñetas como recuerdo de que esta historia es real. Algunas fotos familiares también parecen haber sido copiadas con todo lujo de detalle por Tyto pues es inevitable al ver algunas viñetas tener la sensación de haber visto la imagen antes.
El estilo de Tyto es bastante cuidadoso, detallado y con una paleta de colores increíble que usa de forma espléndida cada vez que la situación cambia. Ha dado una identidad definida y muy cercana a la realidad de cada uno de los personajes. Basta con dar una hojeada al libro para identificarlos fácilmente sin entrar a leer las viñetas. ¡Cosa maravillosa!
Nuevamente, al volver a leer la historia de Héctor Abad Gómez, quien en sus últimos años de vida se dedicó incansablemente a denunciar la vulneración de los Derechos Humanos que se volvían más frecuentes a finales de los 70 y comienzos de los 80, concluye uno que hay cosas que no han cambiado, que se siguen repitiendo dentro de nuestra sociedad como si fueran lo más normal del mundo. Eso sin dejar de lado el hecho del peligro que se corre de ser señalado de revoltoso solo por denunciar la barbarie que cada vez nos parece más natural.
Me encanta que cada vez haya más apuestas de parte del sector editorial para hacer adaptaciones gráficas de sus títulos, una manera de llevar grandes historias a otro tipo de público sin perder la esencia de estas. Ojalá se vuelva tan frecuentes como los demás formatos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
loco_libros
 15 junio 2021
El tiempo sopla las arenas del recuerdo y las lleva muy lejos, a formar desiertos en rincones intransitables. Somos las personas las que podemos luchar contra ello, transmitiendo memoria y vivencias a los que ya están aquí y a los que vendrán, de forma oral o mediante la palabra escrita, que siempre tiene más posibilidades de resistir.
.
Con ello, como si fuese el trabajo de un alquimista, se consigue que esa arena se convierta en agua que riega, cala, empapa, profundiza. Y así el recuerdo se mantiene vivo y no se va al páramo del olvido.
.
Ese es el trabajo que Héctor Abad Faciolince hace en este libro. Él es ese alquimista que logra que la figura de su padre siga viva, enfrentándose a un tiempo que nunca debería borrar la huella de las personas que luchan por un mundo más justo y mejor. Héctor Abad Gómez fue un médico que trabajó incansablemente por la Medicina Preventiva: vacunas, agua potable, higiene, acueductos en buen estado, alcantarillado... Trató de hacer mejor la vida de los más desfavorecidos y luchó por los derechos y libertades fundamentales, llevando siempre a la práctica lo que defendía. Llenaba de amor a los suyos. Era justo, libre y pacífico en una Colombia que con el paso de los años se fue convirtiendo en un terreno cada vez más hostil.
.
Su hijo, con la intención de que nada de ello se olvide, ha escrito este libro sobre una persona comprometida y, sobre todo, buena. Un libro que es una fuente de la que beber un agua de sabiduría y valentía; de esos a los que sabes que debes volver cada cierto tiempo, cuando apremie la sed que provocan la intolerancia, la injusticia, la ignorancia y la maldad; cuando la sequedad de la desesperanza en el ser humano nos ahogue.
.
Agua cristalina que, junto con alguna lágrima que he soltado, va a ayudar a regar la semilla que me ha dejado esta novela, pues tengo la certeza de que algo ha cambiado en mí tras leerla: siento ganas de ser mejor y de querer y cuidar aún más a los míos. Y crecerá llena de belleza, sin duda, como una de esas rosas que Héctor cultivaba con todo su amor.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: hechos realesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES




Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
37 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro