InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Babel


Babel
06 marzo 2019
Es un volumen independiente, pero dentro del mundo de los personajes principales.

Menudos sofocos me han dado leyendo esta novela. Si es que esta autora tiene un don para estimular las respuestas fisiológicas más erógenas :-D

Si habéis leído a Katie Evans antes, ya sabéis de lo que hablo. Si aún no os habéis atrevido, porfi, no os privéis del "placer". Su estilo es sencillo y visceral al mismo tiempo. Fabrica chicos como bizcochos en una convención de mujeres a dieta. Están para devorarlos con una buena dosis de culpabilidad, jajajaja.

En fin, concentrémonos.

Tengo la colección hasta ahora publicada en España de la saga Real, por lo que la tentación llamó a mi estantería cuando al editorial añadió Racer al montón. Este chavalote es hijo del luchador protagonista de la saga, pero le gusta correr en carreras ilegales más que sudar en el ring. Cuando el destino se cruza en su camino con una propuesta para competir en circuitos de Fórmula 1, su rumbo se dispara en dirección al podio y a los brazos sensuales de Lana.

Me ha encantado conocer la experiencia de un piloto desde dentro de la cabina. Ya tuve mi bautismo de fuego con Colton en Driven, de K. Bomberg. Se ve que me quedé con ganas porque he absorbido con fruición las sensaciones de Tate al volante y sus trucos para adelantar o evitar contrincantes a 370 kilómetros por hora.

Los dos personajes sufren por sus respectivos motivos y tienen sus ambiciones, lo cual incrementa las sinergias que producen juntos en plan volcán en erupción. Su química es explosiva, pero también dulce. Realmente contagian la potencia de su deseo más allá del papel.

La historia se desarrolla en las pistas y en hoteles de todo el mundo, entre tiempos de carrera, declaraciones de posesividad y jadeos. No todo es pasión salvaje en el paraíso del motor, no obstante. El pobre Tate ha heredado algo de su padre que no son precisamente sus eléctricos ojos azules.

La historia se concentra obsesivamente en las sensaciones, los sentimientos y las caricias de estos dos jóvenes amantes. Esto es propia de la autora, quien pinta la atmósfera circundante con los trazos indispensables para enmarcar a su pareja del momento. Rápida, pasional, montada en adrenalina, la relación burbujea y se alza como un géiser hasta que explota en un giro dramático. No llega la sangre al río, esto no es una tragedia, sino que es el detonante para que esta pareja se una definitivamente de forma oficial. La intimidad, tanto emocional como física, es constante. Si no os gustan los arrumacos, lo siento, pero aquí se multiplican :-D

La carrera final irradia entusiasmo y euforia. Es la primera guinda de un final cargado de amor, éxito, felicidad y romanticismo sexy. Muy , muy entretenida, la lectura. Incluso aparecen personajes de todas las novelas anteriores, hasta las que están pendientes de publicarse en español (lo cual espero que se remedie ;-) )

De Racer me ha gustado el amor loco y desnudo que profesa por Lana, su talón de Aquiles que lo hace dudar de su valía. Nunca duda de sus sentimientos por su chica y los canta a los cuatro vientos. Me mola.

Enlace: http://torretadebabel.blogsp..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}