InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8490606587
Editorial: La Esfera de los Libros (12/04/2016)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Año 844, los vikingos atacan las costas de España. Después de haber sometido Irlanda y media Inglaterra, asolar Francia y sojuzgar nada menos que París y Nantes, los normandos desembarcan en la Torre de Hércules, en La Coruña. En tierras gallegas serán derrotados por las huestes del reino de Asturias. Pasarán después a sangre y fuego Lisboa, Cádiz y Sevilla, pero también aquí terminarán vencidos por los ejércitos del emir Abderramán. Todo ello en un tiempo en el que... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 05 enero 2018
¿Quienes son esos grandes hombres que apuntalaron nuestra historia? Ahí es nada... En Los demonios del mar conocemos a algunos de ellos, así como momentos históricos que marcaron y siguen marcando nuestros destinos aunque hayan pasado más de mil doscientos años. En su novela, José Javier Esparza nos descubre un trozo de nuestra historia ambientada allá por el altomedievo; concretamente arrancamos en el año 844 d.C.
La novela pertenece a la saga de novelas El Reino del Norte, y el peso argumental recae sobre el personaje histórico de Ramiro I, coronado rey después de vencer al conde Nepociano en la batalla de Cornellana, en el 840 d.C. Han pasado dos años desde su subida al trono, y el rey astur ha ejercido su poder a todos los niveles: territoriales, políticos, culturales y artísticos... por algo es reconocido como la Vara de la justicia. de acuerdo a los datos históricos que nos han llegado, su reinado duró unos ocho años; un periodo intenso y fructífero que nuestro autor nos narra a través de personajes tanto ficticios como reales. de todos modos, los reales nos pueden parecer controvertidos por sus orígenes desconocidos; la historia nos los sitúa en esos años, pero realmente se desconocen los lazos de parentesco que los unía, si eran hermanos, cuñados, si existieron o no.
Cuando se intenta construir un argumento tan intenso, con tantos personajes que forman parte de nuestra propia historia y los eslabones que nos unen a ellos, sin dejar al mismo tiempo de ser una novela, con una narración imaginada y creada por un autor, me maravilla que un escritor sepa entretejer tantos datos históricos, con personajes reales y ficticios, ambientándolo en un periodo convulso, de luchas de poder y religiosas, confluyendo todo ello en tres civilizaciones distintas: los cristianos (herederos de los reinos visigodos, dirigidos por Ramiro I, en los inicios de la Reconquista), los árabes (con el todopoderoso emirato de Córdoba y Abderramán II) y los normandos (gentes venidas del norte de Europa, paganas y crueles, cuya motivación es la rapiña y la violencia). Completando los territorios peninsulares nos encontramos a la dinastía de los Banu Qasi, familia muladí situada en el valle medio del Ebro y el reino de Navarra; estos territorios se dedican a establecer alianzas entre ellos y los demás reinos con el objetivo de mantenerse en el poder.
No pretendo que la reseña se convierta en una narración histórica, porque para eso tenemos esta maravillosa novela. A través de su trama conoceremos un pedazo de nuestra historia, entretejida con grandes batallas, amores prohibidos e imposibles, rencores y crueles venganzas como consecuencia de diversas derrotas... todo aderezado con unos tintes de novela negra, necesarios para que todas esas intrigas internas y externas puedan germinar y desarrollarse.
Así mismo encontramos dos personajes centrales, grandiosos y ancestrales que, aparte de sus propias idiosincrasias, compartían situaciones y rasgos. Ambos eran los dirigentes de los reinos más importantes de la península. Dedicados a establecer alianzas y lazos con sus vecinos para poder mantener sus supremacías, tanto las luchas de poder interno como los rencores pasados minaban su estabilidad, aunque no por ello dejaban de cultivar las artes propias de cada uno así como sus vidas personales. Han llegado hasta nuestros días grandes monumentos que, con sus diferentes estilos, atestiguan su vida. José Javier Esparza nos inserta en la novela todo este arte y esta cultura. Así encontramos a Paterna, la segunda esposa de Ramiro I, dedicada a engrandecer el Naranco con los grandes monumentos prerrománicos en sus dos formas, latina y ortodoxa.
En la novela no solo descubrimos como estos dos personajes resolvían su problemas internos y como se relacionaban entre ellos en un periodo en la que la Reconquista estaba en pleno apogeo, sino que empezamos a vislumbrar el germen de Castilla conforme conocemos a un nuevo y joven personaje, Rodrigo (en la novela hermano de Paterna). Todos estos hechos eran el día a día tanto para el Rey de los astures como para el Emir de Córdoba. Además, en la narración se introduce un nuevo pueblo, desconocido para los que vivían en la península ibérica: los normandos, paganos y crueles que no venían para quedarse, sino para llevarse todo lo que encontrasen a su paso... en definitiva, un nuevo enemigo al que enfrentarse y al que combaten en mayor o menor medida.
Una gran novela que nos descubre una parte de nuestra historia, épica, diversa y plural, donde los protagonistas no se amedrentan ante los problemas sino que que utilizan toda su sabiduría y los medios de que disponen para defender lo que creen que es suyo. Una vez que he tomado contacto con la saga seguiré con ella, pues sería un gran despropósito perderme esos grandes personajes.
La edición de la esfera de los libros es preciosa y muy lograda. Me encanta el barco vikingo pintado en las guardas; desde luego te invita a participar de esta maravillosa historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Moni72
 21 noviembre 2020
Después del “El caballero del jabalí blanco” y de “El reino del norte” le tocaba el turno al tercero y último. Aunque desde mi humilde crítica animo a José Javier Esparza a que continúe con la saga de los de Mena. Aún hay mucha historia que contar.
“Ramiro reinó siete años. Fue Vara de la Justicia (…). Primeramente venció a Nepociano en el puente del Narcea, y así alcanzó el reino. En aquél tiempo los normandos vinieron por primera vez a Asturias”. CRÓNICA ALBELDENSE. 881 A.D.
Nos encontramos en el año 884 reinando Ramiro I tras haber pasado por muchos contratiempos para llegar donde ahora está, descrito perfectamente en el segundo volumen “El reino del norte”.
Ramiro se enfrenta ahora como rey a un sinfín de problemas para mantener la serenidad y prosperidad en el reino. Por un lado la incipiente Reconquista: en las tierras de León (tierras de nadie) intentará reconstruir la ciudad como se había hecho ya en las tierras del valle de Mena. Nuevos pobladores que no tienen nada que perder seguirán al bueno y joven Gatón con la esperanza puesta en una nueva vida. Personas humildes, pero fuertes, con la energía que da la esperanza de conseguir el objetivo de reconquistar aquellas tierras, buscando la felicidad o lo que más se le parezca, que quizá se les escapó en su pasado. Conociendo su vulnerabilidad ante un ataque musulmán, siguen a Gatón y ponen en él toda su confianza. Son los colonos que harán posible la Reconquista.
“El motor de reino de Asturias no estaba en la corona ni en la espada del rey, sino en el corazón de sus gentes”.
Además de los musulmanes, Ramiro tendrá que solucionar la contrariedad de los robos y asesinatos que están asolando el reino. Bandas que roban depósitos de grano, que saquean granjas y que asesinan a gentes de bien… y todo ello en distintos puntos del reino. ¡¿Cuántas veces Ramiro añoró su tranquila vida de Galicia antes de que Alfonso II el Casto lo hubiera elegido para ser su sucesor?!. Pero ahora era el rey y tenía que solucionar los problemas de su reino.
Y ha de resolver un tercer problema de no menor magnitud: la llegada de los demonios del mar. Los vikingos nunca habían llegado tan al sur, pero alguien les habló de las riquezas de un reino naciente en el norte y, sobre todo, del emirato del sur de la península. Ávidos de tales tesoros, feroces guerreros donde los haya arribaron primero a las costas de Gijón, siguieron a la torre de Hércules para descender por nuestra geografía hasta Lisboa, saqueando a su paso las rías de Pontevedra. Pero en Lisboa aún no verán saciada su sed de riquezas, sino que se adentrarán en el corazón del emirato llegando a Sevilla y Cádiz. ¿Qué pasará? ¿Quién vencerá? El libro dará las respuestas dejando al lector absorto en su trama, en la perfecta descripción de los escenarios y en las luchas y añagazas para conseguir la victoria.
Mientras, en el norte a la par que se intentan colonizar nuevos territorios y se procuran solucionar los inquietantes problemas de las bandas de ladrones y asesinos, se va construyendo una nueva ciudad extramuros de Oviedo; ciudad Naranco.
“El rey Fruela levantó esta ciudad por amor a su esposa doña Munia. El rey Alfonso la convirtió en un tesoro por amor a Dios y al reino. Yo, también rey, crearé en este monte un nuevo paraíso, una ciudadela de iglesias y palacios, y lo haré por amor a mi esposa doña Paterna. Pasarán los años, pasarán las generaciones, pasarán los siglos, y el mundo seguirá hablando de los monumentos que el rey Ramiro de Asturias elevó en el monte Naranco.
Paterna, la reina, huye de sus luchas internas refugiándose en la dirección de esas monumentales construcciones que han llegado a nuestros días y son una joya del prerrománico asturiano.
Mezclando historia (perfectamente documentada) y algo de ficción para rellenar esos huecos que las crónicas han podido dejar y, para dejar volar la imaginación del lector, Esparza elabora una perfecta trama que crea adicción, con unos escenarios perfectamente imaginables y, como en la vida, personajes virtuosos con los que resulta fácil identificarse en algún momento, frente a personajes en los que la maldad, la codicia y la ambición sin medida, anidan en sus corazones dejando un rastro de daño allá por donde pasan.
Finalizada la trilogía, no queda otra opción que agradecer a José Javier Esparza todo el esfuerzo que haya podido suponer su escritura y que ha dado como resultado un excelso aprendizaje de nuestra historia, una valoración de aquellas gentes que lucharon por la conquista de lo que creyeron que era suyo y que se les había arrebatado e innumerables momentos placenteros con un libro en las manos, viviendo cada capítulo en primera persona mientras se hacía posible desconectar del mundo actual para viajar a otras épocas y otros lugares.
Ahora queda pendiente la lectura de la trilogía LA RECONQUISTA. Después de la presente me he quedado con ganas de más conocimientos sobre ese gran hito de nuestra Historia.
¡FELICES LECTURAS!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bady
 01 enero 2021
La verdad es que este autor me gusta cuando escribe novela histórica, es uno de los culpables de que me encante la época de la Reconquista y esta novela se desarrolla ahí.
Los vikingos atacan el norte de España y tienen que luchar las tropas cristianas contra "los demonios del mar", después le toca el turno a los árabes del sur de España enfrentarse a los nórdicos. Mientras tanto, siguen las pericias de los protagonistas, las intrigas políticas por parte de los dos reinos (cristianos y árabes) y empieza la repoblación de León.
El autor, al final del libro, nos explica lo que puede ser verdad, lo que es leyenda y lo que ha novelado para poder escribir la historia y esto es lo bueno, me quedo con la historia, tanto la real como la de los personajes, porque me quedo con el libro, no busco un ensayo sobre las expediciones vikingas a España en el siglo IX, sino que me quedo con una buena historia basada en hechos reales.
Los personajes son lo que debían ser por entonces, guerreros, duros, brutos y sin piedad, era la época que les tocó vivir y había que ser así, fuertes para sobrevivir.
Una pena, parece que he acabado la historia del Caballero del jabalí blanco, pero la he disfrutado.
"Por Santiago y por el Rey".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
naiarabooks
 29 abril 2020
Esta novela trata sobre la llegada de los vikingos a España y de sus enfrentamientos con musulmanes y cristianos.
En esa época, España estaba dividida en dos culturas quedando a la cabeza de los cristianos el rey Ramiro y de los musulmanes el emir Abderramán. El autor va a contarnos su versión (basada en hechos históricos y respetando gran parte de ellos) el enfrentamiento que hubo con los primeros en las costas y el interior de Galicia, y con los segundos en Andalucía.
El libro nos habla también de tramas secundarias, como la repoblación de León, los tejemanejes de la corte y los enfrentamientos de unos gobernantes con otros.
Me ha gustado como se tratan los acontecimientos históricos, aunque en muchas ocasiones el libro ha llegado a ser tedioso, con una prosa enrevesada y poco amena. Creo que esa es la principal causa de que no le de más nota.
Hacia la mitad del libro consigues introducirte en la trama, aunque luego vuelve a decaer un poco. Creo que a este libro se le podría haber sacado más chicha, y haberle dado algún toque diferente para resultar más ameno.
No obstante, considero que a aquellos que les guste la historia podrían disfrutarlo gratamente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Videos de José Javier Esparza Torres (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de José Javier Esparza Torres
José Javier Esparza nos habla sobre su libro «No te arrepientas», 35 razones para estar orgulloso de la Historia de España.
Primeras páginas: http://www.esferalibros.com/uploads/ficheros/libros/primeras-paginas/202101/primeras-paginas-primeras-paginas-no-te-arrepientas-es.pdf
Más información: http://www.esferalibros.com/libro/no-te-arrepientas/
otros libros clasificados: historiaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
170 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro