InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8433998064
Editorial: Editorial Anagrama (10/02/2016)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
El mundo de Mariana Enriquez no tiene por qué ser el nuestro, y, sin embargo, lo termina siendo. Bastan pocas frases para pisarlo, respirarlo y no olvidarlo gracias a una viveza emocional insólita. Con la cotidianidad hecha pesadilla, el lector se despierta abatido, perturbado por historias e imágenes que jamás conseguirá sacarse de la cabeza. Las autodenominadas «mujeres ardientes», que protestan contra una forma extrema de violencia doméstica que se ha vuelto vira... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
nicorose
 05 abril 2020
Accedí a este libro ya que durante este confinamiento por el virus COVID-19, la editorial Anagrama, desde su sitio web, liberó algunos títulos en formato electrónico. Es el primer libro que leo en el Kindle y la verdad es que fue mucho mejor de lo que pensaba, siempre tuve el prejuicio con los libros digitales, sin embargo ya entiendo perfectamente los beneficios de leer en este formato.
Desde la primera frase me encantó, me atrapó por completo la forma de escribir de la autora, el uso preciso de la puntuación y las expresiones argentinas. Desde el primer momento escuché su voz dentro de mi cabeza contándome estos doce cuentos. Mi amiga, Lucía, me dijo que me iba a gustar este libro: que es oscuro como me gustan.
Enganché enseguida con el primer cuento, del degolladito, me sentí en la casa vieja y hermosa de Constitución, en la que vive la protagonista. Me identifiqué con esta protagonista, que la creen loca por elegir vivir en la casa familiar, sola y en un barrio olvidado. Varios de los doce cuentos se desarrollan en casas viejas o abandonadas. A mi también me gustan las casas antiguas. Constitución es un barrio marginal y peligroso de Buenos Aires, la cruda realidad de las personas que viven en las calles, sin domicilio fijo, de estos barrios es la pesadilla cotidiana que testimonia el personaje principal de este cuento. La precaria situación de los adictos al "paco" la droga más marginal de la capital porteña me recuerdan a la similar situación de los adictos al "basuco" de la ciudad en la que vivo, capital ecuatoriana. Me imaginé, por un momento, que en todas las ciudades del mundo deben perdurar estas casas y mansiones del pasado que resisten el paso del tiempo. Me emocionó la idea de conocerlas todas. Leer en sus patios internos, bailar y tomar fernet en sus pisos de madera y dormir en cuartos de ventanas amplias. Después me dió un poco de recelo imaginar todos los fantasmas que las habitan.
Me fascina cómo la autora, desde el yo que narra, logra comunicarnos las emociones más profundas y escondidas de sus personajes. Por ejemplo, en el cuento “La Hostería” sobre dos chicas adolescentes, la forma en la que describe Florencia a su amiga Rocío evidencia un enamoramiento que el propio personaje ni se entera todavía. Es como si la autora, nos permitiera hurgar en los pensamientos más inconscientes de sus protagonistas y así hurgar en los nuestros. Las imágenes que describe son tan precisas que resultan casi conocidas. Es por esto que las descripciones de escenas perturbadoras y terroríficas dejan una huella clara - y sin esfuerzo- en la mente, dificil de olvidar. Los personajes que narran y nos cuentan la historia, siempre distintos, resultan parecidos al lector. Representan actitudes y pensamientos comunes pero profundos, que nadie los menciona en voz alta pero que son fáciles de reconocer en nosotros mismos, como individuos.
Cada cuento resulta interesante, fácil y rápido de leer, es complicado perder el ritmo de lectura ya que la angustia se asienta lentamente como otra protagonista más sútil. El libro me lo he leído en un total de 5 días, ha sido totalmente atrapante y envolvente. El cuento que me causó pesadillas, a pesar de que lo disfruté mucho, por sus angustiantes imágenes es “El patio del vecino”. La oscuridad, la magia, los espíritus, los asesinos, la fantasía, la maldad y el dolor existen retratadas en el cotidiano de los personajes más comunes, se vuelven casi de la realidad.
En un trasfondo de crítica social y política del país, sobre todo en el primer y en el último cuento, Mariana Enríquez habla de lo que nadie habla: de la extrema pobreza, las adicciones, la dictadura, las drogas, las malformaciones, las enfermedades mentales, el machismo, la locura, la soledad, los asesinatos, la depresión y la misoginia. Todos estos elementos de terror que vemos diariamente y nos resultan indiferentes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         101
medinazurita
 23 marzo 2020
Quien espere solo pasar miedo con estas 12 historias, mejor que elija otro libro. Y no es que los relatos de Mariana Enríquez no den pavor, porque lo dan y mucho, es que el terror en ellos no es más que una excusa para hablar de otros temas más profundos, como las relaciones de pareja, la misoginia, las diferencias de clase, el sentimiento de culpa o los crímenes de la dictadura argentina. ⁣⁣
⁣⁣
Sus historias están protagonizadas por mujeres que viven en los márgenes: adolescentes que se autolesionan o dejan de comer, mujeres incomprendidas, maltratadas, discriminadas, adictas o prostitutas. Todas ellas solas y abandonadas por su entorno y por la sociedad. ⁣⁣
⁣⁣
Sí, en sus páginas también encontraremos casas encantadas, fantasmas o psicópatas, pero lo más interesante estará en el análisis social y político que la autora hace de Argentina. ⁣⁣
⁣⁣
Un ejemplo es el cuento que da título al libro (⚠️SPOILER⚠️), en el que las mujeres, cansadas de ser maltratadas y quemadas por los hombres, deciden quemarse ellas mismas y mostrar con orgullo sus cicatrices, iniciando así una revolución en la que rompen con los estereotipos de género y con la dictadura de la belleza. No me digáis que la premisa no es interesante. ⁣⁣
⁣⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
macarenamamone
 13 noviembre 2018
Descubrir a Mariana Enriquez fue una gran sorpresa, el terror escasea bastante en la literatura argentina y encontrarse con esta autora que no solo escribe cuentos de terror sino también desde nuestra historia, es increíble. El trasfondo político de sus cuentos es algo que no se puede ignorar y por eso creo que estos relatos me gustaron tanto, porque se inscriben en nuestra historia y hacen entrar lo fantástico a lo cotidiano, y a la vez, podemos vislumbrar algo de crítica social como en "El chico sucio" y "Las cosas que perdimos en el fuego", entre otros. Con respecto al terror, aparece en algunos más explicitamente que en otros "El patio del vecino" y "Pablito clavó un clavito" me dieron pesadillas, pero también me gustaron mucho los otros cuentos que tienen terror mucho más sutil. Los finales son abiertos, muchas personas no disfrutan de este tipo de finales pero no es mi caso, a mi me encantan, dejan que mi imaginación vuele y nos da un lugar importante como lectores, de decidir nosotros qué pensamos que pasó. Una gran lectura, si les gusta el terror no pueden perderse a Mariana Enriquez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
marta_lo
 21 junio 2020
Muchos de los relatos que contiene este libro parecen más bien pesadillas, cuyos argumentos comienzan siendo normales, pero que poco a poco empiezan a tornarse oscuros y siniestros, y pasan cosas subrealistas. Ahí es cuando te apetece despertarte, aunque la autora tiene sus propios planes para ti.
Uno de los temas más tratados en este libro es el de la drogadicción. Podemos encontrarnos con drogadictos en casi todos los relatos, y, aunque ellos y ellas se ven bien a sí mismos, la descripción es espeluznante. Hongos alucinógenos, pastillas de todos los colores, ácido, pipas… un sinfín de drogas pasean por estas escalofriantes historias. Las descripciones de estos turbios personajes te dejan sorprendido e incluso asqueado, de tan reales que son.
También aparece otro tipo de personaje en estas historias: el loco o loca. Hay muchos desequilibrados en estos relatos, los menos no son peligrosos, pero hay otros cuantos que sí lo son. Gente que ve asesinos en serie ya fallecidos, chicas que ven sombras blancas, mujeres que hablan con calaveras y las tratan como si fueran personas…
Las historias enganchan muy rápido, y no puedes dejar de leer hasta terminar cada una. Es verdad que cada relato es corto, es como un capítulo de cualquier novela al uso. Muchos de ellos te dejan sin aliento, hacen que desees saber más, pero algunos de quedan con el final abierto. Cada historia de este libro tiene una sorpresa por descubrir, y aunque a veces no es lo que esperabas ni mucho menos, no te deja indiferente en ningún momento.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 14 septiembre 2018

Excelente coleccion de cuentos , algunos con escenas costumbristas, la mayoria con una imaginacion desbordada por la realidad, la que se ve desbordada por la imaginacion, todos ellos inacabados, lo que incrementa el interes y acrecenta la fantasia, ahora la de el lector, clara influencia de multiples autores de terror y suspenso pero sobre todo de su vision de la vida y su interpretacion del terror, finalmente....” la gente triste no tiene piedad “ , el que mas me gusto fue el chico sucio, que me recordo uno llamado la muñeca , de otro autor argentino, Jorge Masciangoli, de su libro “Que sueñes con los Angelitos “ la casa de Adela...
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
Telam29 enero 2020
Ella escribe sus historias, basadas en la atmósfera de lo real, con un giro poético oscuramente descriptivo. ¿Y qué estamos perdiendo todos en el fuego?
Leer la crítica en el sitio web: Telam
Citas y frases (19) Ver más Añadir cita
nicorosenicorose01 abril 2020
A mi marido no le gustaba Natalia. No le parecía atractiva físicamente, lo que era casi una locura de su parte: yo nunca había visto una mujer tan hermosa como ella. Pero, además, él la despreciaba porque Natalia tiraba las cartas, sabía de remedios caseros y, sobre todo, se comunicaba con espíritus.
Comentar  Me gusta         20
marta_lomarta_lo21 junio 2020
Hicieron falta muchas mujeres quemadas para que empezarán las hogueras. Es contagioso, explicaban los expertos en violencia de género en diarios y revistas y radios y televisión y donde pudieran hablar; era tan complejo informar, decían, porque por un lado había que alertar sobre los feminicidios y por otro se provocaban esos efectos, parecidos a lo que ocurre con los suicidios entre adolescentes.
Comentar  Me gusta         10
nicorosenicorose03 abril 2020
Primero se ponía impaciente y después demasiado comprensivo, tranquilizador; en un rato, Miguel iba a hacer lo que ella más odiaba: la iba a tratar de loca.
Comentar  Me gusta         30
nicorosenicorose10 abril 2020
Porque había estado deprimida, como tanta gente, porque tomaba medicación -en dosis muy bajas-, Miguel creía que estaba enferma.
Comentar  Me gusta         20
nicorosenicorose09 abril 2020
-Las quemas las hacen los hombres, chiquita. Siempre nos quemaron. Ahora nos quemamos nosotras. Pero no nos vamos a morir: vamos a mostrar nuestras cicatrices.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Mariana Enríquez (6) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Mariana Enríquez
Una compilación de cuentos de terror de la galardonada escritora argentina Mariana Enríquez.
otros libros clasificados: literatura argentinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
85 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}