InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

José Luis López Muñoz (Traductor)
ISBN : 842068385X
Editorial: Alianza (27/03/2014)

Calificación promedio : 3.83/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Silas Marner, un bondadoso tejedor, es acusado de un robo abyecto cometido por su mejor amigo, lo que le obliga a exiliarse de su comunidad. Instalado en Raveloe, un pueblo apartado, se convierte en un solitario y huraño avariento cuya existencia se reduce al trabajo en el telar y a acumular un tesoro en monedas de oro y plata. Sin embargo, dos sucesos inesperados cambiarán su amarga monotonía: el robo de su dinero y la súbita aparición en su casa de una niña huérfa... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 04 enero 2022
Año nuevo, libro nuevo y una vieja conocida…
Este verano, una de las lecturas que más me animaron y más me gustaron fue la colosal “Middlemarch” de George Eliot, que por muy poco no ha entrado en mi top 5 de libros favoritos del 2005. Después de esta obra, era obvio que iba a seguir descubriendo los trabajos de Eliot. de ahí que haya llegado al libro que nos ocupa, “Silas Marner”.
La obra recibe su nombre de su protagonista, un humilde tejedor que ha llegado al pueblo de Raveloe. Silas fue acusado injustamente de un robo, crimen en el que le implicó aquel a quien consideraba su mejor amigo, quien además terminará casado con la mujer que el joven amaba. de ahí que Silas se decidiese a abandonar su ciudad natal y la secta religiosa a la que pertenecía. En Raveloe, Silas llevará una vida solitaria y de misantropía, siendo objetos de los prejuicios y las murmuraciones por parte de sus vecinos. Su único consuelo será ir acumulando poco a poco dinero, un tesoro que solo utilizara para sacarlo de vez en cuando de su escondite para poder verlo, vertiendo en el toda la calidez que aún me queda . No obstante, también este pequeño consuelo le será repentinamente arrebatado de la forma más cobarde posible, cuando el tejedor sea víctima de un robo que le arrebatara toda su fortuna . Cuando Silas se encuentre en lo más hondo del abismo de la desesperación, una noche de frío y nieve descubrirá a una pequeña y bella niña huérfana que se ha metido sorpresivamente en su humilde vivienda y que lo cambiara todo para él…
El libro se articula en dos partes diferenciadas, que a su vez se subdividen en varios capítulos. Si tuviera que describirlo, diría que es una montaña rusa. En el sentido de que me ha sorprendido porque empezó, para mi gusto, muy densa y muy aburrida y sin encontrar en ella algo que me llamará la atención o me sorprendiera. No os podéis imaginar cuanto. Pero capitulo a capitulo, hoja a hoja, pasito a pasito, ha ido mejorando a pasos agigantados en su parte central, hasta volverse, sin que me diese cuenta, totalmente adictiva. al menos hasta ese momento, que comprende hasta el final de la primera parte. La segunda parte, aunque cierra satisfactoriamente la historia y la mayoría de hilos sueltos que quedaban en ella, me ha parecido muy precipitada en su mayor parte, en el sentido de que todo me ha dado la impresión de que sucedía demasiado deprisa. Es decir, en lo psicológico todo me ha parecido muy bien llevado de principio a fin. de hecho, creo que una de las cosas más positivas de esta novela es la finura y perspicacia con la que Eliot describe a alguno de sus personajes. Así el periplo vital del personaje que da nombre a la novela está impecable y nítidamente detallado, siendo un personaje en constante evolución. Y lo mismo puede decirse de un personaje esencial en los acontecimientos, Geoffrey Cass, y en el objeto de sus desvelos sentimentales, la joven y recta Nancy.
Pero en lo concerniente a la trama, ha habido momentos en los cuales me ha parecido que la autora va demasiado rápido y todo pasaba demasiado precipitadamente. El gran y definitivo giro final de la parte final de la historia me ha parecido, por ello, que lucía poco dentro de la misma. Quizás esto es lo que más me ha sorprendido de todo lo leído. Sobretodo porque en “Middlemarch” el ritmo era más pausado en ese sentido, George Eliot se tomaba su tiempo para describirlo todo y para ahondar en los sentimientos y estado psicológico de los caracteres. A veces demasiado. Aquí todo esto no se pierde de vista, pero todo pasa más rápido y las descripciones psicológicos son más breves, pero sin perder su hondura.
De todas maneras, algo hay que reconocerle a la buena de Mary Anne Evans, y es lo excelente escritora que es. No solo demuestra ser dueña de una gran inteligencia, también demuestra una singular maestría a la hora de leer y esbozar los caracteres de sus personajes, de exponerlos con palabras ante sus lectores. Hay que ser muy buena autora para crear, a partir de una historia tan sencilla, y a ratos predecible, una novela tan bien ejecutada y que fluye muy bien durante casi todo el rato. Es cierto que hay momentos que me han parecido muy anticlimaticos porque se extendían en demasía en mostrarnos los entresijos de los habitantes del pueblo de Raveloe , con las relaciones forjadas entre ellos y su atmósfera provincial. En ese sentido no podía dejar de pensar en “Middlemarch”, obra en la que su autora ponía como uno de sus núcleos emocionales principales la recreación de una sociedad rural, en la que sus participantes gozaban de personalidades nítida y detalladamente perfiladas, y que era como una tela de araña en la que cada uno de sus componentes estaba conectado con los demás. También en “Silas Marner” este es uno de los objetivos de Eliot, trabajo que hace con gran maestría y habilidad, logrando transportar al lector a Raveole y hacerle participe de como es la vida en el lugar.
Pasito a pasito George Eliot va creando una historia sorprendentemente solida y bien hilvanada con pulso firme, en la que no faltan los giros y los efectos sorpresas, en la que la atención del lector nunca decae, siempre centrada en uno u en otro personaje. Hay un tono moralizante que impregna toda la obra de principio a fin, pero que en ningún momento resulta ñoño o pesado. de hecho todo queda muy bien matizado por la patina de realismo que envuelve toda la historia. No es una obra perfecta. Y esa es una de sus gracias. No pretende serlo. Hay cuestiones que quedan en el aire y no se cierran, y que lejos de irritar resultan coherente con todo lo leído. La vida rara vez es tan perfecta, en ella también quedan hilos sueltos.
Por cierto, esta lectura forma parte del #retoVictorianSpirit sobre literatura victoriana de la cuenta @VictorianSpiritBlog. El reto era del año pasado, pero hasta hace poco no conocía la cuenta, y de manera no premeditada complete muchas de sus premisas. Pero no todas. Cuando descubrí la cuenta y el reto no me dio tiempo, por distintas causas, ha hacerlo en su totalidad, y me dio mucha rabia. de ahí que haya decidido empezarlo de nuevo este 2022. A ver si hay suerte y lo hago entero junto al de este año sobre literatura eduardiana. “Silas Marner” entra en la premisa “un libro escrito por una autora”.
En definitiva “Silas Marner” es la confirmación de que George Eliot es una autora a tener mucho en cuenta. La forma en que narra el periplo vital de un humilde tejedor al que la vida no para de dar golpes hasta que encuentra un motivo por el que vivir y que le lleva a estar en paz consigo mismo y a ser feliz. Es una obra que puede parecer simple, e incluso amable, por su final y su moraleja. Pero en el fondo es una crónica llena de sátira y critica hacia la situación de la gente rural respecto a los ricos del lugar, el papel de la religión y sobre el desarrollo industrial y como este afectó y cambio al mundo rural y a la industria. Sin ningún tipo de concesión, George Eliot, deja clara su maestría con la pluma, su gran erudición y su fantástica capacidad creadora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         52
Inquilinas_Netherfield
 22 noviembre 2019
Hoy, justamente hoy, se cumplen 200 años del nacimiento de Mary Anne Evans, que para la historia de la literatura ha quedado con ese pseudónimo masculino tan inevitable en su época: George Eliot. Mi intención era traeros alguna de sus consideradas grandes obras (como Middlemarch, una obra maestra se mire como se mire, Daniel Deronda o El molino del Floss), pero las cosas se me han complicado mucho las últimas semanas y me ha resultado imposible releer una novela de esa envergadura a tiempo. En su lugar os traigo Silas Marner, que en España solo está editado actualmente por Alianza en edición de bolsillo (pero lo que importa es el interior, y este interior es muy bonito).
La novela lleva el título de su protagonista, Silas Marner, un hombre que, en su juventud, vivía en la gran ciudad y pertenecía a una comunidad a la que se llega a denominar como "estricta secta religiosa" (sin darle nunca nombre). Tras sufrir un gran desengaño y una gran traición dentro de ese grupo, abandona la ciudad y acaba con sus huesos en el pequeño pueblecito rural de Raveloe. Pero Silas ha cambiado, desconfía de las personas y se encierra en sí mismo de tal modo que su vida se reduce a su profesión de tejedor, del que es un maestro y sus piezas son muy codiciadas, y al oro que va juntando gracias a su trabajo, que dada la vida tan reclusiva que lleva se amontona a ojos vista. No se relaciona con nadie, en el pueblo es considerado un bicho raro y su casa objetivo de casi todos aquellos niños de los alrededores que quieren vivir aventuras. Pero tras quince años en Raveloe, la vida de Silas dará un giro de 180 grados por dos motivos: el primero es que alguien le roba lo único que da sentido a su vida (el oro), y lo segundo es la aparición en el salón de su casa de una niña de apenas dos años cuyos rubios rizos pronto se convertirán en sustitutos de las codiciadas y añoradas monedas doradas.
Esta podría ser la sinopsis de la novela, pero la verdad es que para mí se queda corta porque aunque Silas Marner podría ser considerado el protagonista, lo cierto es que el pueblo de Raveloe en sí mismo lo es también, así como algunos vecinos muy concretos de la localidad que, llegado un punto, comparten casi a partes iguales la atención del lector. Me refiero sobre todo a Godfrey Cass, porque su historia es tan importante para la narración como la de Silas, y de hecho la autora usa a este personaje como contrapunto al propio Silas en varios aspectos que aquí no puedo desglosar sin contar más de lo debido. Más que nada quería dejar claro que esta novela se llama Silas Marner, pero cuenta más historias aparte de la suya y que los secundarios, a mi parecer, no lo son tanto: el protagonismo está bastante más repartido de lo que en principio pueda parecer.
Me gustaría adentrarme más en la historia, pero ya el hecho de contar el robo del oro y la aparición de la niña, que es lo que se sabe a poco que se busque sobre esta novela, me parece contar demasiado, porque algunas de esas cosas ocurren bien avanzado el libro. En cualquier caso, las bases de la historia están ahí mismo: el desprecio por el mundo material, la codicia y el egoísmo, y el beneficio espiritual que supone la apertura al mundo que nos rodea, la aceptación de la solidaridad de los demás y la demostración de que vivimos mejor en sociedad que encerrados en nosotros mismos... lo que para Silas es en principio la mayor de las desgracias, en realidad es el comienzo de una nueva vida más feliz, plena y tranquila. Este es el camino por el que Silas transita durante el libro gracias a los dos sucesos que cambian su vida, y ese es ni más ni menos que el camino que los lectores andamos junto a él. Todo fluye con naturalidad, de manera progresiva pero realista, con pinceladas aquí y allá que ayudan a perfilar no solo al personaje de Silas, sino a los de sus vecinos, que tienen mucho que decir en esta historia.
Así pues, Silas Marner es una novela amable, sencilla en apariencia, llena de buenas intenciones y mejores sentimientos. No por eso deja de haber personajes con mal fondo o personajes que guardan bajo llave errores del pasado, pero todo dentro de un ambiente y un devenir tal de la historia que sabes que te conduce, inexorablemente, hacia un final sino feliz por completo, sí al menos satisfactorio para casi todas las partes. La narrativa es precisa, elegante y fluida, y en las reuniones de gente, ya sea en la taberna del pueblo o en la cena de la noche de fin de año, la autora exhibe un talento para los diálogos y el intercambio de dimes y diretes simplemente fantástico, derrochando una ironía y un buen humor que sacan sonrisas al lector quiera este o no quiera. Deliciosa, si tuviera que describirla en una sola palabra.
No voy a cometer el error de comparar Silas Marner con algunas de las consideradas grandes novelas de Eliot porque cometería una injusticia. de hecho se dice que, de su propia obra, esta era la favorita de la autora. Lo cierto es que detrás de esa aparente candidez se esconde una novela en la que la ironía se da la mano con un agudo retrato de la sociedad rural inglesa del siglo XIX en el que no falta crítica social en diversos ámbitos, ya sea a niveles más mundanos como la importancia de las apariencias en la alta sociedad rural como a niveles más complejos señalando el desarrollo industrial y en lo que se estaban convirtiendo las grandes ciudades en la época de publicación de la novela. Habrá quien diga que la novela tiene cierta pátina moralizante, pero a mí no me ha parecido en absoluto ñoña ni excesivamente sentimental... más bien al contrario. Siempre digo que los clásicos hay que leerlos en contexto y teniendo clara la época en que fueron escritos, y Silas Marner no es diferente. Es una novela decimonónica y los temas que se trataban en aquella época son los que son, pero Eliot se ahorra moralinas y adoctrinamientos, y ni falta que le hacen a la historia.
Quienes queráis conocer a George Eliot y no os apetezca meteros entre pecho y espalda tomos que van de las seiscientas a las mil páginas, os aconsejaría comenzar con Silas Marner. Es un clásico cortito, fácil de leer, que deja muy buen sabor de boca, hace sonreír y cuenta una historia bonita, que no es poco. Iría más allá y os diría que es una lectura ideal para estos días de invierno y frío, bajo una manta y un té o chocolate caliente a mano, e incluso para las fechas navideñas que se avecinan, ya no solo porque varios capítulos están ambientados en esos días, sino porque el mismo espíritu del libro se ofrece a ello. En cualquier caso, es una historia que se lee en un pispas y que, de un modo sencillo y nada artificioso, ofrece una trama con más lecturas de las que parece a primera vista.
Este no es el primer libro que reseño de George Eliot por aquí. Hace un par de años os traje un ensayo, Las novelas tontas de ciertas damas novelistas; ese ensayo es la mejor manera en la que puedo presentaros a la autora, una mujer de muchísimo carácter que no se callaba una y defendía con vehemencia el talento de las mujeres escritoras para desarrollar su obra literaria más allá de lo que se consideraba en aquella época "literatura escrita por mujeres", aun a costa de criticar a las mujeres escritoras que carecían de dicho talento y que escribían precisamente ese tipo de literatura (motivo por el cual la pusieron a caer de un burro, ¿quién era ella para criticar a nadie?... no fue muy sutil, no, pero dijo muchas cosas que a día de hoy siguen debatiéndose). Ella usaba seudónimo no porque no fueran a publicarle por ser mujer, sino porque quería que la tomaran en serio y no la metiesen en el mismo saco de cierta (mala) literatura femenina que se publicaba en la época. Se puede estar más o menos de acuerdo con ella en las formas, pero el fondo sin duda bien merece unas cuantas reflexiones (y además te ríes mucho en el proceso de lectura... xD).
Cuando hace unos años visité el cementerio de Highgate en Londres, lo primero que hice fue visitar la tumba de George Eliot; era lo prioritario, después ya hice el recorrido de rigor. Admiro muchísimo a esta autora, y no puedo evitar un pequeño arrebato defensor de su obra, porque era una escritora maravillosa pero no es una Brontë, ni una Austen... no existe en torno a ella ese movimiento de adoración y, en consecuencia, no arrastra las hordas de fieles que otras autoras del XIX sí arrastran. Por eso estoy bastante segura de que hoy, en el bicentenario de su nacimiento, poca gente en prensa, artículos de opinión, etc... va a acordarse de ella. Por eso, porque no mueve masas, tampoco se han acordado las editoriales: no han salido ediciones conmemorativas, no se han traducido ni publicado novelas que todavía permanecen inéditas en castellano ni se han mejorado las ediciones de algunos de sus libros en honor de una efemérides tan, tan significativa como esta (como muestra, el libro que hoy os traigo). Da mucha pena, pero también, en el fondo, da igual. Quienes la hemos leído una vez nos quedamos con ella para siempre y supongo que, al fin y al cabo, es lo que un escritor busca, lo que importa. Y los lectores de Eliot somos muy fieles.
Gracias por tanto, Mary Ann.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
anzus
 30 marzo 2021
En apariencia Silas Marner es una novela corta por su extensión total, pero al adentrarse en sus páginas, escritas con párrafos extensos evidenciamos que, aunque pueda leerse rápidamente por el carácter adictivo de su historia, realmente necesita de un tipo de lectura más concienzuda y lenta para poder sacar provecho a todas las reflexiones implícitas que usa la autora para exponer su visión de su entorno.
Para ello nos presenta la vida de un viejo hilandero, su desgracia y posterior enajenamiento del mundo, que lo lleva a vivir asilado en un nuevo lugar en el que solo es mirado con recelo, para poder llegar al pico de su historia se nos sitúa en un pueblo en el que muchas de las tramas típicamente entregadas a las mujeres en las historias clásicas, esta vez son protagonizadas por los hombres, las envidias por dones como el canto, los comentarios de salón, la necesidad del matrimonio para salvar la reputación de una casa, la extrema lucha por ocultar un matrimonio poco favorable, elementos que sirven para no solo generar denuncias sociales si no para impregnara la obra de un estilo diferente.
El anciano protagonista se enredado por las intrigas, avaricia y malas decisiones que se toman en este lugar que lo lleva a perder de nuevo el interés por la vida, pero también a encontrar a cambio un nuevo propósito mucho más noble y que termina brindándole alegrías no vividas antes.
El carácter moralista, con fuertes cuestionamientos religiosos propios de la literatura victoriana esta presente durante todos los episodios de la narración mostrando también una fuerte diferenciación y critica al carácter del hombre de escasa cultura y alguien con más conocimientos.
La historia tiene un cierre magnifico, manteniéndose fiel a su construcción en la que todas las decisiones tienen una consecuencia, un premio o un castigo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
rae77
 15 abril 2022
"Silas Marner" de George Eliot
Silas vive tranquilo y algo aislado de los vecinos de Raveloe. Pero todo cambia cuando alguien roba el dinero que tiene guardado. Cuando descubre lo sucedido, Silas, busca el auxilio de los aldeanos pero nadie le ayuda. Poco después, una pequeña niña entra en su cabaña y se refugia al amparo del fuego. Cuando vuelve en sí de un ataque, Silas descubre a la pequeña y se da cuenta también de que una mujer, sin duda la madre de esta, yace moribunda cerca de su casa. El hombre pide de nuevo el auxilio de sus vecinos, pero estos llegan demasiado tarde: la mujer ha muerto. Silas decide quedarse con la niña, a la que criará. de ese modo pasan quince años, los más felices en la vida de Silas. Eppie, se ha convertido en una chica querida por todo el mundo y que idolatra a su padre adoptivo, quien a su vez jamás ha dejado de mostrarle el mayor de los afectos. Pero entonces dos sucesos del pasado precipitaran el destino de algunos personajes, sobretodo el de Silas y Eppie.
*Me ha gustado muchísimo. Qué bien escribe George Eliot. Nos adentra en la apacible vida de Silas, al que vamos a conocer a la perfección y sabremos porqué está solo. También conoceremos a otros personajes que influirán en la historia. Se podría dividir en dos partes: la vida de Silas solo y su vida con Eppie. Me ha encantado cómo cambia el hombre y cómo cría a Eppie. Me ha encantado el final, no podría haber sido más acertado y bonito.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Gladys_ylashorasdistantes
 06 febrero 2022
Silas Marner. The weaver of Raveloe” es una breve novela escrita por George Eliot, seudónimo de Mary Ann Evans, autora británica. Fue publicada en el año 1861.
La novela nos cuenta la historia de Silas Marner, un pobre tejedor con problemas de vista y cataléptico que vive en una pequeña villa llamada Raveloe. Silas es un huraño, vive apartado de los demás, ya no confía en la gente debido a una mala experiencia sufrida en el pueblo en el que vivía anteriormente. Se contenta con tejer y contar el dinero ahorrado, que obtiene de la venta de sus tejidos. No conoce a sus vecinos y sus vecinos no lo conocen a él, a pesar que reside en Raveloe hace aproximadamente quince años.
La novela retrata muy bien cómo era la vida de la gente en una pequeña villa rural inglesa en el 1800 y tiene una muy buena atmósfera que captura inmediatamente al lector. Trata temas como la religión, el adulterio, la avaricia, el pecado, el bien y el mal y el poder de la comunidad y la solidaridad.
Me gustó la historia, pero no me encantó. Hubo capítulos que se me hicieron eternos, como el de la charla en el bar o el de la fiesta. Me hubiera gustado que se enfocara más en la relación entre Silas y Eppie, porque la conocemos de niña y en seguida en un capítulo siguiente ya es adulta. Siento que se alargó demasiado el desarrollo y se terminó muy apresuradamente en las últimas páginas. Eppie solo aparece en las últimas cincuenta.
Pensé que no me iba a llevar más de tres días terminar este libro, porque apenas tiene 157 páginas, pero es que pareció uno de unas 300.
Destaco que contiene unos personajes bien construidos y hay una evolución significante hacia el final de la novela.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
ZairamecZairamec25 marzo 2021
Imagino que una razón por la que raras veces somos capaces de consolar a nuestros vecinos con nuestras palabras es que nuestra buena voluntad queda adulterada, pese a nosotros mismos, antes de salir de nuestra boca. Podemos regalar morcillas y manitas de cerdo sin que vayan acompañadas por el sabor de nuestro egoísmo; pero el lenguaje es una corriente que casi siempre conserva algo de las impurezas de los terrenos que recorre.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
ZairamecZairamec25 marzo 2021
Pero podía suceder algo así como que el alma de una persona se separase de su cuerpo, y entrara y saliera, como un pájaro que abandona el nido y luego regresa; y era así como la gente se volvía más sabia, porque en estado incorpóreo iban a aprender con aquellos que podían enseñarles más de lo que sus vecinos eran capaces de aprender con sus cinco sentidos y la ayuda del párroco.
Comentar  Me gusta         00
ZairamecZairamec25 marzo 2021
Todo tipo de destreza, ya fuera en el uso rápido de ese difícil instrumento que es la lengua, o en algún otro arte con el que los aldeanos no estuviesen familiarizados, era de por sí sospechoso:
Comentar  Me gusta         00
ZairamecZairamec25 marzo 2021
Si existe un ángel que anota el dolor de los hombres, así como sus pecados, sabe cuántos y qué profundos son los sufrimientos que proceden de falsas ideas de las que ningún hombre es culpable.
Comentar  Me gusta         00
anzusanzus30 marzo 2021
En la imaginación rutinaria de aquel viejo, la esperanza no había engendrado jamás esos caprichos que son el aguijón del apetito, los únicos que pueden hacer surgir el fantasma del hambre.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Literatura clásicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
73 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro