InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de MarisaCB


MarisaCB
18 marzo 2020
El escritor mexicano Eduardo Ruiz Sosa decide exponer en esta recopilación de once relatos una serie de historias costumbristas que a pesar de ser diferentes se enhebran entre sí de tal forma que componen una maravillosa obra sobre la muerte, su sentido, la ausencia, la memoria y todo aquello que la envuelve.

Después de cinco años desde su última publicación, el autor originario de Culiacán, ciudad de México, Eduardo Ruiz Sosa regresa con una recopilación de once cuentos relacionados con la muerte. En ellos se refleja muy bien la esencia de este país de Centroamérica, en el cual este momento de la vida humana es considerado como algo natural que se trata con respeto y veneración de forma pública.

La pluma del autor es exquisita, enriquecedora y culta. Juega con las palabras y géneros literarios creando un estilo propio a través de una estructura muy original, consistente en romper la linealidad de la forma narrativa con una más lírica, de frases sueltas y versos.

Del mismo modo el texto carece de diálogos y se hace uso de numerosos saltos de reglas ortográficas y sintácticas.

Los personajes, a pesar de lo efímero de sus apariciones, se encuentran muy bien construidos y perfilados, creando así un libro esencialmente dirigido y realizado por y para ellos.

Algunas de las frases que aparecen a lo largo del texto son impactantes, obligando al lector a detenerse en medio de la lectura y reflexionar sobre lo leído.

Los relatos giran en torno al fin de la vida desde diferentes perspectivas, puntos y formas cuyos ejes se centran en la muerte física, de ideas o estilo de vida. Esta temática va desde lo más metafórico como el paso del tiempo, no conocer el paradero de alguien que sigue vivo y las enfermedades como el alzhéimer o la parálisis, hasta lo físico como la vejez o los asesinatos.

También hace una crítica social de la muerte desolada de numerosos inmigrantes que cruzan a diario las fronteras y el mar en busca de un lugar mejor.

Todo ello tiene como misión hacer que el lector reflexione sobre el sentido de la muerte, la igualdad que nos une ante ella distinguiéndonos por un alma que desaparece de este mundo, lo que queda alrededor de la misma y cómo las personas que están entorno a ella forman una comunidad unida por el mismo dolor.

Un punto a destacar es que los personajes no tienen nombre en casi ningún relato, esto aunado a la naturalidad, realidad y cercanía de las historias, permite al lector sentirse identificado y formar parte de los mismos.

Al finalizar el volumen, el autor presenta una nota en la que expone, de manera significativa y en pocas líneas, la razón de sus relatos así como la inspiración que le provocó la composición de cada uno de ellos.

Personalmente he de confesar que no solo me ha gustado, a la par que sorprendido, el estilo propio del autor, si no que me ha enamorado por completo con cada uno de sus relatos, los cuales he disfrutado enormemente, quedándome con la sensación de abandonar a los personajes al finalizar un relato y comenzar el siguiente. A veces, incluso mientras que leía uno no podía dejar de pensar en el anterior.

Recomiendo que los relatos se lean despacio, disfrutando de cada una de las palabras, embriagándose de la esencia del autor, reflexionando detenidamente cada uno de ellos, dado que se encuentran lleno de significado y despiertan los sentimientos.

En conclusión, creo que el autor ha creado una composición de cuentos que conforman una oda al fenómeno de la muerte acercando al lector a la misma y ayudándolo a convivir con ella de una forma natural.
Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Apreciaron esta crítica ()(4)ver más