InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Ferrer


Ferrer
02 diciembre 2020
El londinense Edward Morgan Forster fallece en Coventry el 7 de junio de 1970, con noventa y un años y deja un legado literario de tres novelas interesantes ("La mansión", "Pasaje a la India" y "El más largo viaje"), además de unos cuantos ensayos con el sello académico de Cambridge, como su archiconocido "Aspectos de la novela". Discrepó de Virginia Woolf al entender la literatura como un hecho moral transmisor de una visión dramática, incluso derrotista, de la vida. Alabó "Guerra y paz" de Tolstoi y orilló a Conrad y Stendhal.
En este libro se recopilan las transcripciones de algunos de los programas radiofónicos (1932-1949) del autor para el Indian Service de la BBC, quien afirmó que "es un despropósito leer libros con la esperanza de que nos mejoren como personas".
Forster reivindica a D. H. Lawrence, sostiene que a Coledridge "las drogas le ayudaron tanto, en un primer momento, como contribuyeron después a destruir su inspiración", auqnue exalta su labor como crítico, asegura que Wordsworth "se había convertido en el poeta de la moral convencional, se erigió en el cantor de la vida familiar" a pesar de que su vida íntima no era ejemplar, califica las cartas de Jane Austen de "chismorreo doméstico de baja intensidad", elogia a Aldous Huxley y al húngaro Arthur Koestler, tilda de novela "plagada de imperfecciones y de vacilaciones técnicas" a "El regreso del nativo" de Thomas Hardy, recomienda de Stefan Zweig "Caleidoscopio" y "La piedad peligrosa", sostiene de Kipling que "era una acuñador de versos, un traficante de epigramas, una especie de buhonero de peitafios", mientras que de los versos de Walt Whitman apunta que son "la extraña mezcla entre lo mísitco y lo físico", de William Butler Yeats dice que "ponía al mismo nivel las revelaciones del sabio oriental que las caracolas de la buena suerte" y de Auden que es "extravagante, sutil, divertido, digno, profundo, una cara que disfruta maquillándose raro". Finalmente, descarta afinidades entre T. S. Eliot y el simbolista francés Paul Valéry, admite que "Samuel Butler, Jane Austen y Marcel Proust son los escritores que más me han ayudado a definirme ccomo novelista".
Forster es capaz de afirmar que "todo lo que escribo es, para mí, sentimental. Si un libro no deja a la gente más feliz o mejor de como estaba antes, si no añade un tesoro permanente al mundo, no vale la pena escribirlo" y de Forster dice Zadie Smith en el epílogo de la edición que "hay magia, belleza en él, y debilidad, y un poco de pereza, y algo de estupidez". El problema de este libro es que los volúmenes comentados parecen ajenos a un lector medio español y algunos de ellos ni siquiera están a su alcance para su lectura. Ni tan solo este es un ejercicio de crítica, puesto que son apreciaciones sin carga de profundidad y con interés únicamente para anglófilos.
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más