InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Las mejores frases de Le collier de la reine (53)

AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
La guerra había sido en otra época una grave ocupación de los franceses. Los reyes formaban de este modo el heroísmo nacional; ahora la única guerra francesa, era una guerra americana, pero el rey no intervenía personalmente. En efecto, no se combatía más que por esa cosa desconocida que los americanos llamaban independencia, una palabra que los franceses traducían por una abstracción: la libertad.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
La operación de una ópera nueva preocupaba más las imaginaciones que el tratado de paz con Inglaterra o el reconocimiento de la república de Estados Unidos.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Y mientras de Charny, pálido de alegría, posaba en ella sus labios, Felipe, pálido de dolor, trataba de ocultarse entre las amplias cortinas del salón. Andrea también había palidecido, sin imaginar lo que sufría su hermano.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
La reina, tan poética, tan bella, tan fraternal para él, ¿no era más que una coqueta terrible, ansiosa de encadenar una pasión más a sus recuerdos.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Tú no crees nada de lo que te digo; pues pregunta - volvió a decir el viejecillo en voz baja y sonriendo únicamente -, pregunta a De Coigny, a De Lauzun, a De Vaudreuil.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Comprenderá, Andrea, que no se miente cuando se ha equivocado uno y se es reina de Francia.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Ha hablado de la dignidad del matrimonio, de la majestad del trono y de su calidad de madre. ¿Es de una esposa, es de una reina, es de una madre lo que acaba de hacer?
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Osea que es natural haber obligado a la reina de Francia a pasar la noche en la casita donde el conde de Artois recibe a las coristas de la ópera y a las mujeres galantes de vuestra corte.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Así nacen a veces, viven y mueren, en el espacio de unos momentos, las más suaves, las más reales, las más ardientes pasiones. Tienen encanto porque son efímeras; tienen fuerza porque son reprimidas.
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
AGamarra 16 abril 2020
Sin embargo, la piedad del rey, que había vaciado sus cofres, y la misericordia de la reina, que había agotado sus ahorros, suscitaron el reconocimiento ingenioso del pueblo que consagró con monumentos, efímeros como el mal y como al bondad, la memoria de las caridades que Luis XVI y la reina habían vertido sobre los indigentes.
Comentar  Me gusta         00




    Comprar este libro en papel, epub, pdf en

    Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES


    Lectores (1) Ver más




    Test Ver más

    ¿Conocedor o experto en literatura francesa?

    ¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

    Memorias de un loco
    El más bello amor
    Elogio de París

    16 preguntas
    37 lectores participarón
    Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro