InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8423342441
Editorial: Austral (01/01/2001)

Calificación promedio : 3.58/5 (sobre 18 calificaciones)
Resumen:

Visión trágica y dura de un pueblo castellano, Las ratas galardonada con el Premio de la Crítica 1962 es uno de los libros en los que mejor ha reflejado Delibes el drama de esa Castilla rural, de una Castilla que, no obstante rezuma grandeza en su misma miseria.

En la novela, el medio geográfico y social parece determinar de modo decisivo el ser y el existir de sus criaturas; el destino parece jugar con esos personajes, pobres lugareños aferr... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
MarioG17
 11 febrero 2020
Las ratas, de Miguel Delibes, es un libro que empecé con muchas ganas. Hace un tiempo leí Cinco horas con Mario y se convirtió en uno de mis libros favoritos, así que encumbré a Delibes. Esta obra sé que es más normalita que la susodicha y que no está bien compararlas, pero no he podido evitarlo. Además, en las próximas reseñas abordaré otros libros de Delibes que tengo en mente leer pronto, así que podré valorar con más fundamento el total de su literatura.
Esta historia se sitúa en un pueblo castellano durante la posguerra española (en el año 1956 aproximadamente). En este pueblo hay dos personajes fundamentales: el Nini y el tío Ratero. El Nini es, quizás, el protagonista, un adolescente que vive en una cueva en las inmediaciones del pueblo junto a su padre y tío a la vez: el tío Ratero, llamado así porque se dedica a cazar ratas para luego venderlas y ganar dinero que les permita subsistir. (Sí, porque la gente de ese pueblo come ratas.) Para que se entienda, he de decir que el tío Ratero y Marcela eran hermanos, y ambos tuvieron al Nini. Por eso el tío Ratero es su padre y su tío al mismo tiempo.
El Nini siempre va acompañado de su perra Fa y luego lo hará del cachorro que esta da a luz, Loy (la relación del niño con los perros me ha recordado a la relación que tenía el mítico personaje literario español Pascual Duarte con una perra a la que él mismo mató). Y es un gran conocedor de la vida en el campo, es capaz de prever el clima del día siguiente sin más recurso que su experiencia, las nubes y el viento. El problema de esta historia aparentemente tranquila es que el alcalde del pueblo quiere derruir las cuevas que hay allí, pero el tío Ratero se niega a dejar su cueva. Así que el conflicto de la novela será en todo momento el conflicto entre el alcalde y el tío Ratero.
En la metafórica neblina espesa que rodea al pueblo podemos encontrar multitud de refranes, palabrejas propias del mundo rural, espigas marchitas y pueblerinos de moral acrisolada, así como el conflicto perenne entre los poderosos y el pueblo llano. El concepto de rata aquí trasciende el de simple animal para trasladarse al de persona, y viceversa. Así, la decadencia del mundo rural español del siglo XX declina lentamente mientras un pueblo asolado por la sequía lo observa atónito. de hecho, el último capítulo comienza con los sembrados de los que dependía el pueblo pendiendo de un hilo por un posible granizo agresivo que se avecina.
El final no es nada del otro mundo, aunque sí es movido, pero no se puede esperar más de este tipo de novelas donde el inmovilismo de los personajes es la ley. Pero bueno, en definitiva es un libro que hay que ir tragando con sorbos de agua para ir bajando el pesado bizcocho rural que cocina Delibes entre estas páginas. No es su novela cumbre, ni siquiera una de sus más famosas novelas, pero es un retrato sin parangón de la sociedad española de la época, donde, con más o menos ficción, acaba uno aclimatándose y comprendiendo que aquello tal vez ocurrió en realidad.
Admirable, como siempre, Delibes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
alpolorenedo
 11 agosto 2020

Para iniciar la reseña de este bonito libro en puridad hay que hacer referencia a la nota que el propio autor hacía sobre el libro en el 2007 para la edición de las obras completas, en ella indica que prácticamente se vio obligado a escribir esta obra por la censura del momento que vivió en su periódico "El norte de Castilla", en este diario se inició una campaña sobre el abandono de Castilla con la que se pretendía azotar a las instituciones y tratar de poner fin a esta desertización, pero esta campaña se zanjó por medio de portazo ministerial y el periódico no pudo publicar una palabra más sobre el asunto. Pensando soluciones para "burlar" la censura, se llegó a la conclusión de que si bien los periódicos diarios y películas estaban muy vigilados a causa de su fácil difusión, los ensayos y novelas eran revisados y censurados con menos frecuencia, ya que su interpretación y tirada eran menores por lo que no cabían posibilidades de adoctrinamiento. Debido a todo esto el autor escribió este libro que trata sobre un pueblo de Castilla ahogado por sus necesidades.
En el libro, en palabras del autor, a través de la figura de un niño sabio (Nini, el protagonista) se suaviza la aspereza de la exposición pero no la dureza de la denuncia, gracias a la cual el gobierno terminó por admitir la necesidad de adoptar medidas urgentes por lo que la víctima habitual de los censores de prensa, aunque casi inmune a los censores de libros, se tomaba la revancha y ponía los puntos sobre las íes.
Las ratas se trata de un libro de una extensión breve el cual recibí como presente el día de Santiago apóstol, ya en el día de Santa Ana comenzaba su lectura la cual concluía para Santo Ignacio de Loyola. El libro está escrito con una narración omnisciente, donde el narrador cobrará mucho protagonismo ya que en muchas ocasiones parecerá otro integrante más del pueblo dando incluso su propia opinión. La manera en la que se ordena el tiempo es muy curiosa ya que siempre se utiliza el santoral para situar cronológicamente el hilo narrativo.
Existen numerosos personajes perfectamente creados a través de frases características de cada uno con las que el autor dota de gran personalidad a todos ellos, diferenciándolos a través de su parco vocabulario.
Una vez más el autor hace alarde de un lenguaje muy característico que en nuestra época nos suena a desuso pero que en su mano fluye de una manera tan natural que hace que disfrutes de la lectura aún teniendo que parar en algún momento para descifrar el significado de palabras que tan absurdamente estamos perdiendo por su falta de uso en nuestro día a día.
Los personajes tienen nombres muy característicos que tienen sabor a pueblo, estos personajes incluso manejan un leismo y laismo propios de la zona aunque estos suelen resultar poco locuaces y muchas veces son simples muletillas o expresiones las que completan sus diálogos. Malasaña, el Ratero, el Centenario, el Poderoso, el Undécimo mandamiento, serán los que formen el colectivo de este pueblo en el que destacará un niño, el Nini, que se convertirá en una especie de oráculo debido a su saber hacer ante cualquier situación y sabiduría, la cual nos indica que ha adquirido solo por escuchar y observar.
Las ratas a través de los discursos de los personajes y de sus propias rencillas y creencias pone de manifiesto el análisis sociológico y testimonio histórico de la época y del entorno rural donde la pobreza y la ignorancia eran el pan nuestro de cada día.
CONCLUSIÓN:
Una lectura que me ha recordado al Delibes de El camino, y que me ha gustado mucho, que se cuenta con un niño como protagonista que hace un poco más llevadero el trasfondo que no deja de ser duro y en el que se muestra la vida tal y como es:
Un libro que recomiendo a todo el mundo, en especial a los que quieren ver diferentes formas de escribir y de narrar. Un indispensable para los que gustan del autor., el cual en una de sus últimas entrevistas y con su habitual sinceridad hablaba de su propia enfermedad sin paños calientes pero la cual finalizaba con un deseo para expresar su propio epitafio:
Deseo que la gente recuerde que en la literatura llegué donde pude y espero que fuese lo bastante lejos...Y como persona me recuerden como alguien que no fui negativo para mis semejantes y que fue una buena persona.

Enlace: https://familialectorade4.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MayteRatitadebiblio
 27 febrero 2021
Qué preciosidad de libro. Mi mejor lectura por ahora, en lo que va de año.
Las ratas no es sin embargo, un libro para cualquier tipo de lector. A pesar de ser muy cortito, no es una lectura ágil, hay que saborearla. No tiene trama, no hay un argumento continuo y claro, si no que nos muestra, a lo largo de sus capítulos, diversas estampas sociales, pobladas de multitud de personajes variopintos que cubren todos los estereotipos, a destacar también la importancia, como personajes inanimados, del pueblo en sí y el paisaje que lo rodea. Las historias son prácticamente independientes y sin más continuidad en el tiempo, que la propia naturaleza y la que el autor nos marca a través de un gran dominio del santoral católico, artífice del cual se vale para imprimir a la novela esa estampa popular y costumbrista que es su mayor seña de identidad.
Estamos ante una novela de contrastes; la belleza de su lenguaje y la lírica de su narrativa, contrasta con la dureza de la historia que refleja. Las ratas, no sólo son los animales que El ratero y el Nini cazan en el río para su venta y alimento, las ratas son las gentes que conforman la sociedad, de un pueblo castellano, sobreviviendo en la más dura crudeza de la postguerra. Es curioso también como Delibes es capaz de utilizar un lenguaje bello para narrar estampas desagradables, como en uno de los capítulos en que nos narra la matanza de un cerdo u otro en que nos habla de los efluvios nasales nada agradables de uno de los personajes.
Las ratas y Ratita hemos congeniado estupendamente
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
IreneMF
 06 mayo 2021
Las ratas nos trasporta a una castilla rural de la época franquista, donde sus habitantes viven en la más absoluta pobreza. Nuestro protagonista será el Nini, un niño muy observador y con una sabiduría popular adquirida por las enseñanzas de sus abuelos y el centenario del pueblo.
A través del Nini veremos como era esa vida en el campo, una vida monótona y aferrada a los caprichos de la naturaleza. Una vida donde la religión, el santoral y las supersticiones estaban muy presentes; y con grandes desigualdades entre terratenientes y campesinos.
Aunque el Nini no solo nos mostrará la miseria de su hogar, sino que también nos trasmitirá su amor por la naturaleza y los animales.
Sin duda lo que tengo que destacar de Las ratas es la prosa de Delibes. Aunque en todo momento usa un lenguaje lleno de expresiones populares y del mundo rural (lo que a veces puede hacer un poco pesada la lectura), tiene una manera muy sencilla y bonita de describir ese contraste entre naturaleza y miseria.
Por otro lado, las reflexiones que se encuentran sobre esas diferencias entre los pueblos y las ciudades, con sus maneras de vivir, pensar y ser tan alejadas que hacían que el entendimiento entre unos y otros fuera prácticamente imposible.
El final es también maravilloso eso sí, muy trágico y duro.
Seguiré leyendo a Miguel Delibes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
SilviaG
 16 abril 2021
Historia costumbrista ubicada en un pueblo perdido en medio de las tierras castellanas.
En ella, Delibes nos retrata de una forma dura y muy real la vida de las gentes del pueblo, sus miserias y sus esfuerzos por sobrevivir a la pobreza.
Queda muy visible el contraste entre las vidas acomodadas y fáciles de los terratenientes, y las paupérrimas y complicadas vidas de los habitantes mas humildes.
Y entre todos ellos, destaca por su frescura y vitalidad Nini, el hijo del ratero. Un niño observador, de rápido aprendizaje, y que va acumulando en su saber las costumbres y tradiciones de sus ancestros.
Él, a pesar de la dureza de la vida que le ha tocado en suerte, está satisfecho con ella, ya que le permite estar en contacto con la naturaleza y con los vecinos del pueblo. Aprende de cada experiencia, y observa atentamente el proceder de sus vecinos
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
MacabeaMacabea26 junio 2021
Se volvió al Nini. Su mirada febril se concentraba en el niño expectante y ávida:

—Nini, chaval —agregó—, ¿es que ya no hay remedio?

—Según —dijo el chiquillo gravemente.

—Según, según... ¿según qué?

—El viento —respondió el niño.

El silencio era rígido y tenso. Las miradas de los hombres convergieron ahora sobre el Nini como los cuervos en octubre sobre los sembrados. Inquirió el Pruden:

—¿El viento?

—Si con el alba vuelve el norte arrastrará la friura y la espiga salvará. La huerta ya es más difícil —dijo el niño.

Pero ese remedio salvador casi se convierte, para el pueblo, en milagro profetizado y, de nuevo, se vuelven hacia su salvador:

Y el Antoliano y el Virgilio izaron al Nini por encima de sus cabezas y voceaban:

—¡Él lo dijo! ¡El Nini lo dijo!

Y el Pruden, con la Sabina sollozando a su cuello, se arrodilló en el sembrado y se frotó una y otra vez la cara con las espigas, que se desgranaban entre los dedos, sin dejar de reír alocadamente.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
alpolorenedoalpolorenedo11 agosto 2020
Decía el Centenario con el cráneo a la vista por el cancer: a todos cuando muertos nos comen los bichos, yo soy tan viejo que los bichos no han tenido paciencia para aguardar..
Comentar  Me gusta         10
MarioG17MarioG1711 febrero 2020
—Ratero, si un pobre se mete en casa de un rico, ya se sabe, es un ladrón ¿no?
—Un ladrón —asintía el Ratero.
—Pero si un rico se mete en casa de un pobre, ¿qué es?
—¿Qué es? —repetía estúpidamente el tío Ratero.
—¡Una rata!
Comentar  Me gusta         00
Videos de Miguel Delibes (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Miguel Delibes
La Real Academia Española (RAE) recuerda al escritor y académico Miguel Delibes en el centenario de su nacimiento.
otros libros clasificados: ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES