InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 846665934X
Editorial: Ediciones B (01/06/2016)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
En uno de los lotes de la casa de subastas donde trabaja Flavia Albia se ha descubierto un cadáver en descomposición. ¿De quién se trata? ¿Cómo ha llegado hasta ahí? Para ayudarla en la investigación Flavia Albia cuenta con la ayuda de Manlio Fausto, quie
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
Decir que tengo pasión por la Antigua Roma, el Antiguo Egipto, los celtas, etc... es decir poco. Unas veces apetece leer cosas más sesudas, y otras te llama algo más ligero. Y si te apetece una historia entretenida ambientada durante el imperio romano, con un punto divertido, unos personajes que te caigan bien y que te haga pasar un buen rato sin más profundidades ni recovecos, Lindsey Davis y sus detectives son una elección estupenda.
En realidad sus detectives se reducen a dos (y casi toda su bibliografía gira en torno a ellos): mi adorado (lo pondría en mayúsculas pero me voy a cortar) Marco Didio Falco, protagonista de unas veinte novelas, y su hija Flavia Albia, que ha tomado el relevo ahora que Falco ronda los cincuenta y ha decidido vivir la buena vida (siempre fue más listo que el hambre, mi querido Marco). Y la verdad es que si fuese hija natural (que no lo es), no podría ser más digna sucesora de su padre. Suelen vender las novelas de Flavia Albia con esta especie de lema, pero es que es totalmente cierto. Adoras al padre y adoras a la hija, y realmente no llegas a echar de menos al cabeza de famiia (y jamás creí que diría esto).
Reconozco que yo soy de Didio, y que aunque esta es la tercera novela de Flavia, no había empezado con su saga. Y como soy así de valiente he empezado directamente con esta porque la vi en la librería (acaba de salir y con ella me he saltado a la torera lo de la mesa de los bestsellers, pero iba sobre seguro, que ya son muchos años y muchas novelas a las espaldas de esta autora), y me pareció que era el momento aunque no las leyese en orden. Conozco la literatura de Davis y sabía que se pueden leer sus historias independientemente porque se las apaña para ponerte siempre en situación. Bien es cierto que ahora que conozco la relación que existe entre Flavia y Manlio Tulio (también a sus pies... qué infiel soy, por favor...) pues me muero por leer los dos primeros y ver su evolución, pero este Mater Familias se puede leer sin problemas y sin tener antecedentes sobre los personajes.
Estamos en el año 89 d.C., en la época de Domiciano, de la dinastía Flavia, emperador con muy mala fama (tirano, cruel, etc...). Aunque se dice que todo lo que nos ha llegado sobre él fue escrito por hombres contrarios a su gobierno y que realmente no fue para tanto (como tantos y tantos personajes históricos, de los que su buen o mal nombre depende por entero de lo que nos quisieran contar en su momento), Davis opta por retratarle tal y como se le ha conocido siempre: básicamente como un déspota que se quitaba de encima a todo aquel que osase ser contrario a él de la manera más definitiva posible... de esa de la que no se vuelve. Toda la bibliografía de estos personajes (tanto Didio como ahora Flavia) tiene lugar durante el gobierno de la dinastía Flavia. Didio Falco comienza sus andanzas bajo el imperio de Vespasiano, luego llegó su hijo Tito, y tras su muerte fue proclamado emperador Domiciano, su hermano. Unos 19 o 20 años han pasado temporalmente hablando entre esta última historia y La plata de Britania, aquella donde comenzó todo.
Quien conozca un poco el "modus operandi" de Lindsey Davis sabe lo que se va a encontrar: un misterio que resolver (en este caso un hombre que ha aparecido asesinado dentro de un baúl), y un par de subtramas, que siempre suelen tener una un carácter personal (en este caso la relación entre Flavia y Tulio), y otra de carácter más histórico, que la autora usa y aprovecha para sumergirnos en aquella época en una ciudad, una cultura y una sociedad totalmente apasionantes (al menos para mí, claro). El contexto histórico usado en Mater Familias son unas elecciones, y teniendo en cuenta nuestro propio contexto actual, ver que hacemos las cosas exactamente igual a como se inventaron hace 2.000 años tiene su gracia (o no).
Por ejemplo, cosas que se aprenden: los candidatos se llamaban así porque en los eventos oficiales vestían togas blanqueadas con yeso, y "candidus" significa blanco... Y así los seguimos llamando nosotros, aunque haya perdido totalmente su significado (porque blancos por dentro no eran entonces ni lo son ahora).
En Roma, cuando cosas tales como las elecciones se permitían, los competidores se exhibían ante sus conciudadanos con antelación durante varias semanas. Vestían sus togas blanqueadas y se hacían acompañar de hordas de simpatizantes a los que no se les permitía contratar. En aquellos tiempos, los candidatos tenían que convencer a la plebe de que les votara, lo que suponía visitar ciudades y aldeas fuera de Roma...
Seguiría mucho más, pero ya me he saltado mi norma de no poner citas del libro.
El caso es que Flavia posee la ironía de su padre, su fuerte carácter, te hace sonreír cuando suelta alguna de sus mordaces ocurrencias y es buena gente. A lo largo de muchos capítulos (casi sesenta), aunque muy cortos (algunos no tienen más de un par de páginas), la acompañamos en su investigación, en sus paseos por aquella Roma que hoy muchos veneramos y que en su época debía ser detestable para vivir, en la exposición de cómo funcionaban las cosas por aquel entonces, y además somos testigos del progreso de su relación con Tulio. Su padre, Didio Falco, está siempre presente pero solo de nombre. Su sombra es muy alargada, y Davis sabe que tiene que contentarnos nombrándolo de vez en cuando.
Una novela al estilo de Davis: ligera, entretenida, divertida, irresistible e ideal para los calores que ya nos martirizan sin piedad. Aunque reconozco que con lo lista que es Flavia, una cosa no me ha llegado a cuadrar del todo (nada importante, pero sí llamativo, porque resulta muy obvio para el lector nada más leerlo, y aunque Flavia siempre va muy por delante del lector, en este detalle se duerme incomprensiblemente en los laureles). También comentaría alguna cosa de la traducción pero lo dejo, que luego me llaman por ahí tiquismiquis :))
Que me lo he pasado muy bien leyéndola, vaya.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: antigua RomaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
35 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}