InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Mandy


Mandy
13 mayo 2021
Clara Evans siente que su último año en el instituto va a ser genial. Solo hasta que descubre que su centro educativo ha prohibido un total de cincuenta libros. Historias que a ella la han marcado y la han ayudado a ser la persona en la que se ha convertido. Es así como empieza una biblioteca clandestina. Un proyecto que tendría que haber sido sencillo. Pero las cosas no siempre son como uno las planea.

La protagonista de esta historia esencial para amantes de los libros es Clara, una chica que está en su último año de instituto, con sus padres haciendo malabares para poder pagar la escuela privada, jugándose una beca que le pagaría la universidad y con un proyecto de pequeñas bibliotecas que es su aportación a la sociedad. Porque Clara no sabe vivir sin libros. Son lo más constante en su vida. Son los que le enseñan cosas y la ayudan a formarse como persona. Seguro que más de uno os podéis sentir identificados con ella. Así pues, Clara se enfada muchísimo cuando descubre que van a prohibir una lista enorme de libros en su instituto. Pero, lo peor, es que sus favoritos están entre ellos. Y no entiende el motivo. Puede parecer que Clara está bien definida, con una lucha clara durante el libro, pero nada más lejos de la realidad. Clara es un personaje que evoluciona mucho, que se tiene que enfrentar a muchos cambios, que de repente descubre que el mundo no está tan encasillado como a veces pueda parecer, que empezará a cuestionárselo todo. El viaje de Clara durante esta novela es algo excepcional, algo que te recuerda el motivo por el que te gusta leer. Es además una chica bastante divertida, aunque pueda ser un poco corta a veces, una amante del queso, que vive con mucha pasión y que es muy analítica con todo a su alrededor. Es un personaje imprescindible para que esta novela sea lo que es.

El elenco de secundarios es muy numeroso, aunque llamarles así me parece poco. Clara es la que lleva la voz cantante, pero este libro es la conjunción de ella con todos los demás. Todos son necesarios para la resolución de la novela. Por un lado, tenemos a los alumnos. LiQui es la mejor (y única) amiga de Clara. Es presidenta del consejo de estudiantes y una política en potencia. Es confiada y directa, aunque también tiene sus momentos más vulnerables, como podría ser su relación con sus abuelos. Es el apoyo de Clara y la persona que se esforzará por encontrar vacíos legales y formas de luchar mediante la burocracia. Luego tenemos a tres personas importantísimas, que pertenecen a la élite del instituto y que están ahí para romper moldes. Son Ashton, Jack y Resi. Me han encantado, porque son los que aportan otros valores a la trama y traen consigo temas interesantes que siempre son bienvenidos de tratar. Tanto por separado como juntos.

Por otro lado, tendríamos a los adultos. En este caso, tendremos a personas a favor de la prohibición, así como personas que están totalmente en contra. Algunos actúan en consecuencia y otros no. Aquí destacaría al director, al bibliotecario, a la profesora de literatura o a la madre de Jack, por ser parte de la familia fundadora del instituto. Cada uno tiene posturas muy interesantes que aportan algo diferente al conflicto. Digamos que nada se deja al azar y que el autor explora todos los puntos de vista. Nos da las herramientas para que nosotros podamos hacernos también nuestra propia opinión.

La historia nos habla de cómo el instituto decide prohibir ciertos libros, de cómo Clara viene de leer un libro que puede ser el más importante que haya leído nunca, de cómo se enfurece y quiere saber el motivo por el que algo tan importante para ella, es considerado algo dañino. La biblioteca prohibida es la búsqueda de esa respuesta. Es una batalla por demostrar que esas historias son buenas y no malas para las personas que las leen. Pero, sin embargo, la decisión de hacer frente a la prohibición nace de la furia. Así que puede que los motivos por los que Clara decide luchar no sean los más correctos.

Cuando empecé a leer este libro, me pareció que la respuesta a todo lo que Clara buscaba era obvia. Sin embargo, el autor lo cuestiona todo mediante la protagonista, haciéndola reflexionar y haciéndonos reflexionar a nosotros. Es la historia de una chica que no sabe por qué lucha, pero que siente el impulso de hacerlo. Es una historia sobre individualidad, sobre no dejarse llevar por los estereotipos, sobre aprender a hablar por uno mismo, sobre valentía. Es una historia sobre la amistad y la unión por algo más grande que el individuo. Ha sido una novela con reflexiones finales muy bonitas, que han tocado mi alma lectora y que me han recordado el motivo por el que estoy aquí, por el que sigo leyendo y compartiendo mi opinión con vosotros ocho años después de haber empezado este viaje. Y eso es algo que no tiene precio. Ese es el motivo por el que esta novela me ha gustado tanto. Porque me ha hecho sentir y amar todavía más uno de los pilares fundamentales de mi vida, que es la literatura.

Para la narración, el autor ha escogido la primera persona desde el punto de vista de Clara. Es una narración muy acertada. Primero porque es ella la que ya ama los libros, la que los considera algo fundamental para las personas. Y luego porque es ella la que más se puede cuestionar o comparar el efecto que pueden tener según el individuo. Es un libro de capítulos muy cortos, con una voz bastante divertida e ingeniosa, que le dan muchísima agilidad a la lectura. Lleno de citas de libros maravillosos, algún que otro fragmento del libro que provoca las acciones de Clara, listas, intercambio de mensajes… Me ha parecido maravilloso y original.
Enlace: http://papeldreams.blogspot...
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES