InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Rocío Moriones Alonso (Traductor)
ISBN : 8494627589
Editorial: Desperta Ferro Ediciones (01/11/2017)

Calificación promedio : 4.75/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Si hay un fenómeno de la historia de los Estados Unidos que se ha explotado hasta la saciedad en la cultura popular occidental, este ha sido la conquista del Oeste y el conflicto con las tribus de nativos que lo habitaban, denominado como las Guerras Indias. De una demonización del indio o nativo norteamericano, el péndulo basculó a partir de la década de 1970 a su santificación, y a menudo se echan en falta visiones más ecuánimes, capaces de superar ese maniqueísmo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Noni
 15 January 2022
Magnífico ensayo (comenzando por su cubierta, una preciosa fotografía de dos guerreros indios con su penacho de plumas) de completísima y actualizada documentación (en el capítulo que explica la conocida batalla de Little Bighorn se hace un inciso para aclarar que “el escenario que sigue a continuación se ha bosquejado a partir del testimonio indio y de los estudios modernos más serios sobre la batalla”) sobre un tema del que apenas hay traducido al castellano: las guerras indias, o lo que todos conocemos por la conquista del Oeste americano. Un acierto completo de Desperta Ferro que ya va por la segunda edición.
El libro abarca desde el levantamiento de los dakota (sioux) de Minnesota en 1862, hasta la capitulación de los lakotas brulés y oglalas en Pine Ridge al comienzo del año 1891. Dividido en cuatro partes, desmenuza no solo las principales batallas, también disecciona emocionalmente algunos de los personajes que participaron en ellas, ofreciendo una visión militar, psicológica, antropológica, y humana extraordinaria. Cuenta además con mapas, fotografías, y dibujos en B/N que ayudan a establecer geográficamente las principales tribus, así como las batallas y movimientos de las tropas americanas. A los muy conocidos apaches, sioux, cheyenes, navajos, comanches, o arapahoes, se unen otros nombres menos reconocidos como hunkpapas, miniconjous, pawnees, pápagos o paiutes, lo que da a entender la enorme cantidad de población indígena que vivía en las tierras americanas en el momento en que el hombre blanco decidió que quería adentrarse más en ese vasto territorio por descubrir. Ese fue el auténtico problema, y las palabras del presidente James Monroe en 1817 explican de manera magistral: “La vida salvaje requiere para su permanencia una mayor extensión de terreno de la que es compatible con el progreso y las justas demandas de la vida civilizada, y debe ceder ante esta”. Progreso o aniquilación, aunque en realidad hubo ambas cosas a la vez.
A lo largo de casi seiscientas páginas descubrimos que no todo el ejército americano estaba de acuerdo en la forma como se trataba a los indios; que éstos no estaban unidos y que de haberlo estado el resultado hubiera sido otro muy diferente; planteamientos descabellados ajenos a la lógica militar, tan solo basados en la soberbia y el exceso de alcohol que costaron muchas vidas; corrupción política, avaricia, celos, inmadurez, valor, desidia, y muerte, sobre todo muchas muertes que pudieron haberse evitado si… Quizá si el ser humano fuera de otro modo.
El libro trata de mostrarse equidistante, sin tomar partido por aquellos que abogan porque los blancos fueron unos asesinos, y los indios unas pobres victimas, pero tampoco por aquellos que defienden la imagen de un indio americano débil, subyugado y víctima. ¿Lo ha conseguido?
El libro es interesantísimo, no cabe duda, aporta mucha información, está bien escrito, bien estructurado, no resulta cansino, y refleja un esfuerzo por mostrar el lado oscuro que tiene el ser humano, que lo tiene, al margen del color de piel, o la lengua que hable, y es de agradecer. Pero también se esfuerza en mostrar el lado más humano de aquellos personajes que tanto hemos visto en las películas americanas: muestra un débil Custer más obsesionado por la fidelidad de su mujercita que por las batallas en las que tomaba parte (abandonó una por reencontrarse con ella), un taciturno y enamoradizo Caballo Loco, un enfermo jefe indio que aguanta los dolores de su cáncer de estómago con alcohol… Como lectores de esta espléndida aventura por las tierras americanas asistimos asombrados a los ritos de paso de los jóvenes guerreros, y atónitos a las vergonzosas artimañas de cada tratado de paz. Contemplamos horrorizados como despellejan, descuartizan, mutilan o violan a familias enteras de colonos, o nos enternecemos con las palabras de un joven soldado ante el cadáver de un lakota. La condición humana dicen, qué lastima.
Cada uno tendrá su propia opinión sobre lo que sucedió, pero los hechos son los que son, y Peter Cozzens los ha puesto en valor, o al menos a mí así me lo parece. Las guerras indias finalizaron con la rendición de las últimas tribus que no querían ser “civilizadas”, “domesticadas”. Progreso o aniquilación, así de simple.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
alf
 24 April 2021
Pocas cosas se han tergiversado más que la historia de la conquista del oeste por parte de la joven república estadounidense y el trato que se dio a los nativos americanos, los perdedores de toda esta historia. El propio autor ya advierte en el libro que se pueden distinguir tres etapas en relación al tratamiento que se ha hecho de esta época que comienza en 1851 con el Tratado de Fort Laramie y acaba con la tragedia de Wounded Knee, que marcó la definitiva rendición de las últimas tribus indias.
Hasta los años setenta del siglo pasado se idealizó al hombre blanco al que se presentó como víctima de unos indios cuyo salvajismo y violencia hacían imposible llegar a convivir en paz. A partir de 1970 tornó la situación haciendo recaer toda la culpa de la violencia y las guerras de finales del XIX en el hombre blanco e idealizando a los indios, presentándolos como las víctimas inocentes de una sociedad supuestamente civilizada, pero cuyo fin era la exterminación de los nativos americanos.
Hoy se sabe que las cosas no fueron blancas o negras y este libro, en palabras del autor, pretende tratar la historia de la manera más objetiva posible, asignando a cada cual la responsabilidad que le toca en esa época sangrienta.
Si bien es verdad que puesto en una balanza es el hombre blanco el que sale perdiendo, también es cierto que los indios nunca tuvieron la oportunidad de salir vencedores, siquiera en una negociación, contra los EEUU, ya que entre ellos mismos eran incapaces de entenderse, lo que suponía que su lucha era en dos frentes, contra el hombre blanco y contra las tribus enemigas.
Es curioso por ejemplo que la tierra que los Sioux reclaman al gobierno como propia y denuncian el robo por parte del estado, es la misma que años antes ellos arrebataron a los Crows. En resumen y en palabras de un anciano jefe "El gobierno nos hizo muchas promesas, más de las que puedo recordar, pero solo cumplió una; prometió arrebatarnos la tierra, y lo hizo".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
ElPais19 February 2018
El gran historiador estadounidense de las guerras indias relata el principio del desastre que representó la conquista del Oeste
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Citas y frases (2) Añadir cita
NoniNoni15 January 2022
El responsable de la ruina fue el alcohol. Los cheyenes y los arapahoes fueron presas fáciles para los contrabandistas de Kansas, que los esquilmaron una fortuna en pieles de búfalo y ponis a cambio de matarratas que hacían pasar por whisky. Los cuatreros se llevaron lo poco que dejaron los vendedores de licor robando a los indios de las reservas miles de ponis. Hasta el jefe de paz Ropaje Pequeño perdió su manada.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
NoniNoni15 January 2022
Siento que haya habido tantos muertos en cada bando - dijo más adelante Toro Sentado - Pero cuando los indios se ven obligados a luchar, luchan.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Indios americanosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

¿Has leído El Principito?

¿Cuál es la profesión del narrador que encuentra el Principito en el desierto?

Periodista
Aviador
Pastor
Taxidermista

7 preguntas
417 lectores participarón
Thème : El principito de Antoine de Saint-ExupéryCrear un test sobre este libro