InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Antonio Colinas (Traductor)
ISBN : 8408174320
Editorial: Austral (30/05/2017)

Calificación promedio : 3.86/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
Como a muchos niños, a Pinocho le gusta hacer travesuras, desobedecer a los mayores y estudiar lo menos posible. También, le gusta hacer lo que le viene en gana y despreocuparse de las consecuencias. Pero Pinocho no es un niño corriente...
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Lectorabooks
 05 febrero 2020
Al empezar el libro pensaba que me iba a gustar más la película porque el personaje de Pinocho es mucho más egoísta y malcriado en oposición al inocentón y noble de la película. Es decir, en la película Pinocho no sabe que lo están haciendo mal o bien (de hecho lo manipulan antes de que diga no) en cambio, este personaje sí sabe lo que está haciendo porque le advierten de las consecuencias antes de que lo haga y aún así él lo hace(inteligente no es definitivamente).
Como he dicho antes, al final me gustó mucho más el libro pero porque se deja muchísimo más la moraleja. Sí queréis saber la moraleja es que:a los niños malos le ocurren desgracias lo que suele ser lógico en aquella época porque se opinaba que el miedo era lo mejor que podía infundir en los niños para que no hicieran travesuras. FIN DE LA EXPLICACIÓN DE LA MORALEJA.
"Para instruirse y aprender nunca es tarde"
También me gustó mucho que termina las historias de los demás personajes (Espárragos/polilla tiene final pero de eso ya hablaremos) por lo que me pareció mucho más completo que la película.
"La pereza es una enfermedad muy grave y muy fea y hay que curarla siendo niños, porque cuando se llega a ser mayor ya no tiene remedio"
Por último, es un libro que a pesar de lo cortito que es, no se lee tan rápido porque hay un montón de capítulos como también un montón de aventuras (lo que no le pasa a Pinocho no le pasa a nadie) por esto mismo si tenéis curiosidad de leerlo os va a sorprender (claro, si no lees la comparación de abajo, mejor porque SPOILER) por el hecho de que hay tantos sucesos que no te puedes aburrir.
"Cuando un niño tiene buen corazón se puede tener fe en él aunque sea un poco travieso y revoltoso; es decir, se puede esperar que vuelva por el buen camino"
En conclusión, si tenéis curiosidad por saber la historia de Pinocho os recomiendo que la leáis pero teniendo en cuenta que es muy diferente a las versiones que habréis visto y que es una mera excusa para reflejar una excusa sobre el bien y el mal.
📕📗📘📙/5
¿Vosotros lo habéis leído o lo queréis hacer?
Comparación de peli/ libro
AQUÍ EMPIEZA LOS SPOILERS (avisados quedáis)
Para empezar la película empieza narrando la historia Pepito Grillo lo que en el libro no ocurre ya que Pinocho en un ataque de furia (porque aquél le llama "cabeza de madera") le lanza un martillo.¿Ya no os cae tan bien este Pinocho verdad?. (Lo bueno solo acaba de empezar)
Continuamos, en la peli, se nos presenta a Gepetto un carpintero muy alegre rodeado de animales y que desea tener un hijo ya que se lo pide hasta a las estrellas. En el libro Gepeto no se llama así sino Goro, el cuál no tiene animales de compañía y no quiere ningún niño, simplemente le regalan un tronco y viendo que habla y no lo puede usar para otra cosa, lo construye como un muñeco, al contrario que en la peli, donde viene un hada azul (de la que hablaremos después) y le concede ese deseo convirtiendo a unas de sus marionetas. Hay que decir que Goro es un viejo cansado demacrado ya por la edad y no tiene la misma energía que el de Disney. También hay que decir que en vez de una alegría para él es más bien una desgracia (aunque suene muy mal decirlo) ya que por la culpa del títere va a la cárcel y al volver tiene que crearle unos pies porque el niño se ha dormido al lado de una chimenea y lógicamente se ha quemado y hacerle la comida porque no sabe cocinar.
Hablemos ahora del hada madrina, como he dicho antes, no aparece para convertir una marioneta porque nadie se lo ha pedido. Eso sí, tiene mucha más interacción con Pinocho, puesto que más de una vez lo salva de la muerte como cuando unos bribones lo ahorcan. Aunque le salve en contadas ocasiones no es un hada madrina, es una niña de ojos azules(algo parecido a la de Disney) con la que Pinocho mantiene una relación extraña ya que pasa de considerarla su hermana a su madre.
Como he dicho antes, Pinocho golpea a Pepito Grillo por lo que no se nos presenta ni como conciencia ni le va a guiar a hacer el bien. Por eso mismo, Pinocho aprende de las experiencias y teniendo más genio y siendo más malcriado tiene una mayor evolución que el de la película o por lo menos es más notoria.
Como he dicho antes, aprende de las experiencia y por eso paga las consecuencias de su actos como ir a la cárcel, ser ahorcado o ser el mejor en la escuela académicamente (lo que no ocurre en la peli porque no va)
Pinocho no siente ningún deseo de ser un niño de verdad, él quiere intentar ser mejor niño y el destino se lo impide o él mismo (Pinocho me recuerda a cuando uno hace dieta y a la mínima toma un dulce y dice que la próxima vez se resistirá. SPOILER NO #PinochoEnVerdadTeEntiendo A todos nos ha pasado alguna vez)
Una curiosidad es que la chaqueta junto a la cartera que Gepeto le pone como si nada a Pinocho es que el tuvo que vender su chaqueta y congelarse para que el trozo de madera desagradecido fuera al colegio y él la vende por una miseria para ir al teatro.
Ya que hemos pronunciado el teatro vamos a hablar de lo que ocurre en la peli, en esa escena aparece el gato y el zorro.
Debo decir que el zorro lo ha cambiado de sexo ya que en la historia original era mujer.(¿Porque sonaba mal?)
En la historia Pinocho va al teatro por voluntad propia ya que a él le llamó muchísimo la atención ir y como he dicho antes vende la cartera con sus libros para entrar. Una vez dentro, las marionetas que supuestamente son sus hermanas se dislocan y dejan de actuar a ver a Pinocho. No como en la peli que bailan todos tan felices con él. Pues bien, Tragaluz, que es como se llama Stromboli en el libro, pilla tal mosqueo que quiere quemar a una de las marionetas pero gracias a PInocho que le conmueve le perdona la vida. Este hombre le da unas monedas a Pinocho para que enmiende su error, compre lo necesario para la escuela y haga feliz a su padre.
Al contrario que en la peli, que resulta ser mezquino y pretende secuestrar a Pinocho para que baile y actúe sacando grandes beneficios. Y posteriormente, una vez que ya resultara inútil lo quemaría para hacer una buena hoguera como en el libro este personaje intentaba hacer por distraer a su marionetas.
Con esas monedas, es cuando entran en escena el gato y la zorra que le convence de que si planta esas monedas en un valle mágico se multiplicarán. Realizando este viaje pasan por "El Cangrejo Rojo" un lugar donde se congregan todos los bandidos existentes. Es curioso porque este lugar en la peli se le hace una especie de guiño sin decir su nombre ya que es donde la zorra y el gato conocen los planes del malvado hombrecillo que planea llevar niños al País de los Juguetes. (Hablaremos después de eso)
Como iba diciendo, tras pasar ese lugar descansan en un hotel que paga Pinocho con una de las monedas. Logicamente la zorra y el gato se inflan y Pinocho no. A continuación desaparecen ambos acompañantes y Pinocho es atacado por unos truhanes que casualmente saben que tiene monedas y le ahorcan en un árbol.(Por algo os adelanté ya que no tiene mucha inteligencia)
Gracias a la niña de ojos azules,(el hada madrina vaya) resucita y es aquí cuando ocurre el famoso crecimiento de nariz al mentir (Y no como la peli que es con Stromboli)y también se ve claramente cómo Pinocho es un niño porque según como la medicina para recuperarse está mala, prefiere morirse.
A partir de aquí Pinocho mientras vuelve a casa se enfrenta a unas serie de desgracias como puede ser actuar de perro guardián, traspasar una ciudad donde tiene que trabajar para conseguir algo porque de otra manera nadie le ayuda,(!QUE PESADILLA Ni que el mundo real fuera así!)
Vamos ahora con la escena por la que muchos recordamos Pinocho (bien porque nos dio miedo TRAUMA o porque nos llamó la atención aunque sea solo un poco)
Sí, la mística escena de los burros. Esa en la que es convencido de ir al País de los Juguetes por el zorro y el gato, no como en el libro que es por su amigo Espárragos(tenía antojo de comida) y no polilla como se llama en la peli.(que si me das elegir no se que prefiero sinceramente)
En esta escena, Espárragos, su amigo, se transforma antes que Pinocho, y de hecho al ver esto Pinocho aterrado al verlo tira la bebida y el poro que tiene en la mano(parecido a la escena de Dumbo en la que al beber imaginan "elefantes rosas" como efecto de la bebida)
En el libro se transforman a la vez y no solo a Pinocho le salen un rabo y unas "orejitas" se convierte en un burro de verdad y claramente es vendido a amos y es maltratado y debe trabajar como un esclavo. Se salva porque unos de esos amos decide que quiere su piel y para ello lo intenta "ahogar". de nuevo, vuelve a salvarlo el hada azul.
Digamos que Espárragos no tiene esa suerte y muere siendo un burro viejo y cansado por el esfuerzo. (La oscura verdad de Pinocho que Disney no ocultó Esto sería un perfecto título para un vídeo con cliffhanger)
Una vez recuperada a su forma normal, decide buscar a su padre y os podéis imaginar que pasa a continuación.
Sí Pinocho es tragado por un dragón (has leído bien, no es una ballena, es un dragón lo que hace que parezca menos realista lo sucedido)
Allí se encuentra a Goro como ocurre en la peli aunque como él no llegue a saber nunca que su hijo se convirtió en un burro.
Enlace: https://lectoraincomprendida..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Inquilinas_Netherfield
 01 agosto 2021
Cada vez que os traigo uno de estos clásicos infantiles siempre os digo lo mismo: llevan siglos en mi estantería sin leer simplemente porque ya conozco la historia (o eso creo, luego me doy cuenta de que no) y he priorizado otros libros. Esta edición de Las aventuras de Pinocho (ilustrada además por Carlo Chiostri, responsable del imaginario popular de este personaje) habita mi casa desde hace más años de los que me atrevo a reconocer en voz alta, pero sí... muchos años. Muchos. Y eso que el Pinocho de Disney, que supongo que es la referencia que tenemos casi todo el mundo sobre el personaje, tampoco es que sea de mis películas favoritas de esta productora, hace siglos que no la revisiono y tampoco es que la tenga fresquísima en la memoria... pero bueno, ya sabéis, creemos que conocemos una historia y vamos dejando el libro atrás.
La trama comienza con un tronco, un simple tronco de leña, que está encantado tiene vida propia, habla y le da un buen susto a maese Cereza, a cuyo taller de carpintería ha ido a parar. Nadie quiere un tronco que se queja cada vez que intentas darle un hachazo, así que maese Cereza no duda en regalarle el tronco que llora y ríe a su buen amigo maese Gepetto, quien talla con él una marioneta a la que llama Pinocho y por la que se desvive como solo un padre amoroso lo haría por su hijo... qué felices podrían ser los dos si no fuese porque Pinocho no para de hacer travesuras, de desobedecer y de meterse en líos, hasta que llega el momento en que esas trastadas le alejan de su padre Gepetto que tanto le quiere y lo lanzan a un mundo en el que pueden pasarle muchas cosas buenas, pero también muchas cosas malas... y Pinocho parece no aprender nunca la lección.

Las aventuras de Pinocho comenzaron a publicarse semanalmente en 1880 en Il Giornale di Bambini, el primer periódico italiano para niños (como novela apareció en 1883), y es de esas historias infantiles que no tienen la más mínima intención de esconder la moraleja que encierran ni su intención de enseñar valores morales y sociales a sus pequeños lectores. Y es que Pinocho actúa mal durante el 90% del libro: es desobediente, egoísta, gandul, mentiroso, con tendencia a las malas compañías, no quiere estudiar y sí vivir una vida holgazana carente de esfuerzos. Se dice en cierto momento que no tiene buen juicio ni buenos sentimientos, y ahí radica la base de cada una de las aventuras (desventuras, las llamaría yo) que sufre en el camino. Aun así él sigue erre que erre, con muchas buenas intenciones que caen en saco roto, unas tras otra, en cuanto alguien le ofrece una salida más fácil y cómoda. Y además él es muy consciente, pero hace muy poco por remediarlo.
Ya os decía arriba que la moraleja era muy poco sutil... y aun así intenta huir del aleccionamiento demasiado moralizante. Con esto me refiero a que el papel de los adultos en este libro es totalmente accesorio. Es decir, están ahí, intentan que Pinocho comprenda las cosas que hace mal y las consecuencias que tienen esos actos, pero en ningún momento intentan interferir en sus decisiones y acciones. le ofrecen su amor y le dejan libertad para decidir, actuar y, en la mayor parte de las ocasiones, tropezar, esperando con ello que aprenda de sus errores y de los frutos adversos de esas equivocaciones. Este Pinocho es una marioneta sin hilos que actúa conforme a su libre albedrío, que decepciona una y otra vez a las personas que le quieren, que sufre unas calamidades tras otras como consecuencia de su falta de juicio y que demuestra, una y otra vez, que el movimiento se demuestra andando: no basta con querer ser bueno, hay que serlo. Y eso cuesta esfuerzo y necesita de mucha voluntad.
En cuanto a la ya mencionada película de Disney de 1940, no tengo intención de compararla con la novela porque ya digo que hace siglos que no la veo, pero si tiro de memoria yo diría que en la película cogieron tres o cuatro hechos concretos de la novela y en torno a ella giraba toda la película, cuando en el libro a Pinocho no solo le pasan muchas más cosas, sino que son mucho más desagradables y crueles (a riesgo de que lo consideréis spoiler os diré que una de las muchas desgracias que sufre es que llegan a ahorcarlo... para que entendáis a lo que me refiero). No he visto la adaptación que hizo Roberto Benigni pero imagino que será mucho más fiel a la novela. Va a ser cuestión de tragarme mi manía por este actor/director y echarle ganas al visionado... sin prisas.
Antes de terminar, una breve digresión. Ya lo he comentado alguna vez, pero yo viví durante un tiempo en Florencia. Es una ciudad que llevo en el corazón siempre y cuando la literatura me conduce a ella, siempre leo ese libro con un cariño especial. En la Toscana hay un parque temático dedicado a Pinocho inaugurado allá por los años 50, parque que no tenía especial interés en visitar (y no visité), pero sí que quería pisar un lugar asociado emocionalmente a su autor. Ese lugar se llama Villa Garzoni, que como muchas de las villas que se pueden visitar a pocos kilómetros de Florencia, es una auténtica belleza. Sé que cuando se va a Florencia no se piensa en salir de ella, pero hay tantísimas cosas maravillosas en sus alrededores... el caso es que Villa Garzoni está en Collodi (sí, el apellido usado por el autor que no es más que un seudónimo), a unos 60 kilómetros de la capital de la Toscana, y visitar este lugar, donde su abuelo trabajaba y él pasó buena parte de su infancia, fue una auténtica gozada. No había leído el libro, pero ni falta que me hacía, yo iba tras el autor. Sus jardines encierran magia, belleza y delicadeza repartidos por sus numerosas estatuas, escaleras, grutas, fuentes... He visitado muchos sitios y aun así mi cabeza no tiene problemas en ubicarse en cada lugar que visité de la Toscana. Villa Garzoni fue mi conexión con Carlo Collodi cuando solo conocía su Pinocho por una película de Disney; en aquel momento me interesaba más acercarme a las raíces del autor y eso hice. No dudéis en acercaros si visitáis una de las regiones más bellas del mundo.
En fin, y terminando, que me ha gustado mucho conocer al Pinocho original, que no nació para caer en gracia sino para dar ejemplo, y que tiene que tropezar mucho, muchísimo, hasta encontrar el camino correcto hacia el buen comportamiento, el trabajo duro, la generosidad y el amor profesado de corazón y no argumentado de boquilla. Resulta fácil imaginar a esos niños de hace 140 años con un periódico infantil en las manos leyendo sobre lo que puede pasarte si te escaqueas de ir al colegio o si te dejas engañar por un extraño... Pinocho lo pasa mal en este libro, muy mal (que en el siglo XIX no se andaban con chiquitas a la hora de moralizar a los niños), así que más de uno se guardaría muy mucho de hacer pellas por muy fuerte que fuese la tentación... y por lo que pudiera pasar.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LectoraEmpedernida88
 12 enero 2022
En Pinocho conocemos a Geppetto, un viejo algo cascarrabias que tiene planeado crear una marioneta con la que hacer espectáculos y recorrer el mundo, ganándose así su sustento. Llega a sus manos una madera muy especial, al tallarla se percata de que tiene vida. Así nace Pinocho, un muñeco de madera, que será como un hijo para él. Pero Pinocho es algo travieso, no se hace caso ni tampoco está dispuesto a esforzarse demasiado en sus quehaceres ni en la escuela, y de vez en cuando también dice alguna que otra mentirijilla. Se deja llevar por las malas compañías y cae en trampas una y otra vez. El pequeño intenta enderezarse, pero le dura poco el intento, siempre hay algo que lo atrae que hace que deje de lado aquello que debería hacer. Pinocho no ha salido de una y ya está metido en otra, sin parar. En su camino se encuentra a malos muy malos, que le harán pasar situaciones difíciles; pero también topará con otros buenos, y poco a poco, se va percatando de qué hace mal y las consecuencias tan malas que le trae su conducta; aprende a atender a aquello que se le aconseja por su bien, vemos este crecimiento en él. Pero... ¿por qué situaciones habrá de pasar hasta darse cuenta? ¿Qué le ocurrirá en este camino de aprendizaje?
Me gusta acercarme a la base de nuestros clásicos infantiles y en esta ocasión le ha tocado a Pinocho. Aun teniendo un mensaje similar a lo que se suele conocer sobre esta historia, también hay bastante diferencia con lo que se nos ha vendido. Las situaciones por las que pasa no están tan edulcoradas, siendo más perturbadoras e impactantes. Leer estos clásicos son experiencias lectoras muy curiosas.
Me ha parecido muy bien escrito, con personajes llamativos que captan la atención. Cuenta con situaciones muy originales que impresionan y su mensaje, aunque con sus más y sus menos para mí (me explico mejor en el blog sobre esto), en general, es de buena cabida para ayudar a los pequeños a respetar lo que se le aconseja y a no meterse en demasiados líos, llevándolos a ser críticos con aquellas tentaciones y malas compañías que encontrarán en su camino.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Carampangue
 13 abril 2019
Carlo Collodi aspiraba a ser un escritor político. Un polemista, un tipo punzante, que pasara a la posteridad como una pluma cáustica y perspicaz. Y, mientras se ocupaba de sus trabajos importantes, probó a publicar, por capítulos, una historieta para niños en el periódico local.

Y quiso el destino que hoy no tengamos noticias de sus escritos políticos, pero que el cuentito entregado sin pretensiones se convirtió en una historia universal, y su protagonista en uno de los personajes clásicos de la literatura infantil. Todos conocemos la historia del muñequito mentiroso y desobediente, pero de generoso corazón, que se mete en todo tipo de aprietos y que, al final, terminará convirtiéndose en un niño de verdad.

En el mundo editorial circulan muchas versiones de Pinocho resumidas y adaptadas para niños, pero no pueden compararse a la obra original: Carlo Collodi es un notable humorista, y las historias de nuestro muñeco de madera favorito nos mantienen la sonrisa en los labios desde la página uno (De hecho, esa primera página debe ser de los mejores inicios de toda la literatura infantil). Por no hablar de la graciosísima galería de personajes: Gepetto, el dueño del circo, el gato y la zorra, Pepe Grillo, la Hada, los pillastres amigos de Pinocho, el pescador que deseaba comerse un pez-muñeco como platillo exótico... en fin, la historia no tiene desperdicio.
Aún cuando parte del mensaje pueda ser anticuado -Collodi insiste en que los niños obedezcan a los adultos, bajo pena de castigos terribles- sigue siendo una obra que habla de solidaridad, de la importancia de ser buenos con los demás, de la honestidad y del valor del trabajo. Y, además, todo ello rociado con un humor irónico pero amable, que nos hace sonreír sin acritud ante los mil y un vicios humanos que el autor retrata.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
claudialee_08
 17 agosto 2020
La película de Disney nunca me fascinó. de hecho, es una de esas palículas que habré visto como mínimo tres veces cuando lo normal suele ser unas siete en Disney. Por eso tuve un poco de miedo a la hora de leer el libro, pero suerte que lo hice. Ya que así, pude adentrarme en una maravillosa historia que me hizo reír, irritarme y enfadarme. Porque al final, lo que buscamos en un libro es que nos provoque reacciones, que sea una especie de montaña rusa de emociones.
Este libro tiene muchas más partes que no salían en la película, además de personajes. El Pinocho del libro es mucho más infantil y estúpido, tanto que estuve a punto de lanzar el libro. Pero lo que importa aquí, es que el personaje crece como a persona y se convierte más madura con más experiencia y sabiduría.
Este libro me gustó tanto, que hice una especie de tradición. A partir de ahora, cada vez que tengo fiebre empiezo a leerlo. Y como tiene un poco de fantasía, dirás que la cabeza me da un poco a lo loco.
La primera vez que lo leí me encantó. Y es que este libro lo pueden leer tanto niños, como adolescentes e incluso adultos. Te enseña tanto, tiene tantas moralejas, que de vez en cuando necesito volverlo a leer. Los libros juveniles de ahora son una historia de amor que a lo mejor ni se te queda grabada en tu mente como fuego. Pero En las aventuras de Pinocho logras recordar cada detalle. La disfrutas. Y eso es lo que yo quiero. Disfrutar un libro y saber que no ha sido una pérdida de tiempo y dinero.
Informaros si os ha llamado la atención, porque a mi me encanta. Me guió durante mi infancia y en cierto modo aún lo hace...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (4) Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield01 agosto 2021
Cuántas desgracias me han sucedido... y me las merezco. Como soy una marioneta tozuda y pendenciera... y siempre lo quiero hacer todo a mi manera, sin hacer caso de los que me quieren y son mil veces más juiciosos que yo... De ahora en adelante me convertiré en un niño bueno y obediente... Ya me he dado cuenta de que los niños, cuando desobedecen, acaban siempre por el mal camino y nunca dan ninguna a derechas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
lauralovebooklauralovebook04 diciembre 2020
Las mentiras, hijo mío, se reconocen en seguida porque suelen ser de dos clases: hay mentiras que tienen las piernas cortas, y mentiras que tienen la nariz larga. La tuya, por lo que veo, es de las que tienen la nariz larga.
Comentar  Me gusta         20
CarampangueCarampangue13 abril 2019
-Había una vez...
-¡Un rey! -dirán en seguida mis pequeños lectores
-Pues no. Un pedazo de madera.
Comentar  Me gusta         20
anzusanzus09 mayo 2020
«Vivan los jujetes» (en vez de «juguetes»), «No queremos más escalas» (en vez de «no queremos más escuelas»), «Abajo Larín Metica» (en vez de «abajo la aritmética»), y cosas por el estilo.
Comentar  Me gusta         00
Video de Carlo Collodi (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Carlo Collodi
Una versión abreviada y adaptada de la mágica historia de Carlo Collodi con ilustraciones de Justine Brax que forma parte de la nueva colección de Cuentos clásicos ilustrados de la literatura infantil.
Más información: https://bit.ly/36dWBr2
otros libros clasificados: literatura italianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
263 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro