InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8420672300
Editorial: Alianza (12/11/2007)

Calificación promedio : 4.31/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Amor, pasión, celos... muerte. El perspicaz detective Philip Marlowe debe tirar del hilo de una maraña seria y salvaje.

En La dama del lago (1943), la cuarta novela de Raymond Chandler, el detective Philip Marlowe investiga la desaparición de dos mujeres: Crystal Kingsley, esposa de un rico empresario, y Muriel Chess, mujer del vigilante de la finca de los Kingsley en el lago Little Fawn.

En realidad a Marlowe no le importa lo que les h... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
margazquez
 17 marzo 2020
"La dama del lago" es la cuarta novela de las siete que publicó Raymond Chandler y que tenían como protagonista a Philip Marlowe, quien se convertiría junto con el Sam Spade de Hammett en el prototipo de detective de la época y que tantas veces ha sido imitado por escritores posteriores con desigual resultado.

Como casi todas las novelas de Chandler, está construida a partir de los distintos relatos que el escritor había ido escribiendo y publicando durante años en diversas revistas pulp (de baja calidad), fundamentalmente en Black Mask. Esa mezcolanza de diversos relatos independientes da lugar a una trama bastante compleja, ardua y confusa que mantiene al lector expectante a lo largo de toda la novela y que se resuelve finalmente con éxito cuando todas las piezas encajan como un guante.

En la línea de las novelas policiacas de la época, está narrada en primera persona por el propio Marlowe a lo largo de cuarenta y un capítulos cortos, técnica que funciona muy bien en la novela y que en su adaptación a la gran pantalla resultó un tremendo fracaso, al contrario de las brillantes adaptaciones de sus mejores logros literarios como El sueño eterno o Adiós, muñeca.

En "La dama del lago" se verá envuelto en un marco diferente al habitual. La ciudad de Los Ángeles se verá desplazada por la pequeña ciudad de Bay City y el detective se paseará por parajes más tranquilos y rurales, pero no por ello inmunes a las miserias y ambiciones del ser humano: sheriffs tan palurdos y cómicos como honestos y efectivos frente a policías tan bravucones como corruptos de la gran urbe o mujeres que por ser secretarias o enfermeras no dejan por ello de ser menos explosivas, letales y manipuladoras.

Su escritura es tan precisa como admirable en las descripciones y en la creación de atmósferas y ambientes, con el humo de los cigarrillos y el olor a whisky impregnando toda la novela, consiguiendo que el lector visualice las escenas con la misma efectividad que si tuviera delante una pantalla. Su forma de retratar los personajes es tan sólida y vívida que rápidamente uno se hace con ellos, en buena parte gracias a la utilización que el escritor hace de las metáforas y los símiles, obvios a veces y rebuscados otras. El personaje del sheriff Patton resulta entrañable, despertando muchas sonrisas y simpatía en el lector, tanto que hasta entran ganas de aplaudir sus intervenciones en la novela. Acertadísimos son igualmente los diálogos, provistos del humor y el cinismo típico del detective. Con semejantes cualidades para la escritura no es de extrañar que Hollywood le propusiera a Chandler escribir guiones para películas como La dalia azul o Extraños en un tren.

Muy en la línea de Chandler, la conciencia social no está muy marcada en la novela (ya lo dijo él: “Marlowe tiene tanta conciencia social como un caballo”), aunque se intuyen algunos ecos de la Segunda Guerra Mundial que a modo de un fantasma sobrevuelan por sus páginas. Lo que sí está muy marcado en el libro es el trasunto de la corrupción policial, la bravuconería y los malos modos con que la policía solía actuar, esa carta blanca o esa especie de patente de corso que les amparaba a toda costa y que, con intención o no de denuncia por parte del escritor, constituye un fiel reflejo de la realidad que se vivía en la época. El propio Marlowe saldrá en más de una ocasión bastante vapuleado en el libro fruto precisamente de esas malas artes policiales.

Probablemente no será "La dama del lago" la mejor novela de Chandler, pero es incuestionable que constituye un claro exponente de los mejores ingredientes chandlerianos. Las vueltas de tuerca, los misterios e intrigas en torno a falsas identidades o el mordaz humor de Marlowe, hacen la lectura tan atractiva como adictiva, con la satisfacción de una resolución donde todo encaja como un guante y que exitosamente corona unas cuantas horas de estupenda y grata lectura que no hacen sino confirmar por qué Raymond Chandler está considerado como uno de los mejores escritores de novela negra de todos los tiempos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
queridobartleby
 23 julio 2019

Vuelve a inspirarse en sus relatos cortos para desarrollar el libro, en "Pearls are a Nuissance", el relato del mismo nombre, "La Dama del Lago" y en "No Crime in the Mountains".
El ambiente bélico condiciona el estado de ánimo de Chandler. En la narración se observan algunas referencias de personas sirviendo en el ejército o a punto de reclutarse. En la primera visita a su cliente, refleja un ambiente apagado, tanto en decoración como vestuario. de la secretaria Adrienne Fromsett apunta:
"Vestía un traje sastre de color gris acero y, bajo la chaqueta, una blusa azul oscuro con corbata masculina de un tono más claro."
Se manifiesta también en el menor grado de humor que el autor imprime en el libro. Si bien no faltan algunas pinceladas ingeniosas, como el chispeante diálogo entre el teniente Degarmo y Marlowe a propósito de un comentario de un personaje:
"El empleado de la recepción ladró a espaldas de Degarmo como un foxterrier:
—Un momento, por favor. ¿A quién desean cumplimentar?
Degarmo giró sobre los talones y me miró sorprendido.
—¿Ha dicho cumplimentar?
—Sí, pero no le pegue. La palabra existe.
Degarmo se pasó la lengua por los labios.
—Sabía que existía. Lo que no sabía es que se utilizara. Oiga, amigo —le dijo al empleado—, subimos al 716. ¿Tiene algo que objetar?"
No se dan cita grandes terratenientes como en obras precedentes, el cliente de Marlowe, Derace Kingsley, dirige una compañía de Cosméticos. La mayoría de los personajes se encuentran atrapados. Condicionados por vínculos pasionales, donde la violencia hace acto de presencia o por necesidades económicas como el policía rural, con la necesidad de ser reelegido:
"En la esquina inferior derecha del parabrisas llevaba una tarjeta, impresa en letras mayúsculas, que decía: «¡ATENCIÓN, ELECTORES! VOTAD A JIM PATTON. ESTÁ YA MUY VIEJO PARA EMPEZAR A TRABAJAR»."
Las rubias explosivas apenas intervienen, pero si la dama inteligente y sencilla que Marlowe aprecia, en la persona de Adrienne Fromsett.
Como en "Adiós Muñeca", parte de la acción transcurre en Bay City (Santa Mónica, donde residió Raymond). Vuelve a reflejar un estado policial corrupto. Marlowe será vejado. Su cliente se fija en su renqueante pierna y le pregunta, Marlowe responde irónico sobre la policía de Bay City:
"—¿Qué ha estado haciendo y qué le pasa en la pierna?
—Me dieron una patada. Obsequio del cuerpo de policía de Bay City. Es un servicio gratuito que dan allí. En cuanto a dónde he estado… en la cárcel por conducir borracho. Y a juzgar por la expresión de su rostro no me extrañaría nada que volviera a verme allí muy pronto."
Pero Chandler tampoco generaliza y siempre incluye al policía honrado y cumplidor del deber. Como el capitán Webber, quien tras el incidente ocurrido a Marlowe reflexiona sobre el cuerpo policial:
"—El problema que tiene el cuerpo de policía —dijo casi con suavidad— es muy complicado. Se parece a la política. Exige hombres de una honradez a toda prueba, pero tiene muy poco que ofrecer a ese tipo de personas. En consecuencia, tenemos que trabajar con lo que tenemos. Y lo que tenemos es esto.
—Lo sé —dije—. Siempre lo he sabido. Y no crea que me amargo la vida por ello. Buenas noches, capitán Webber."
Tenemos también como ocurriera en "Adiós Muñeca", al médico de dudosa moral, que se preocupa más por conseguir dinero con inyectables que velar por el propio paciente. Aquí personificado en el doctor Almore.
La trama como acostumbra el autor va introduciendo variantes. En la búsqueda de la esposa de Kingsley van apareciendo claves confluyentes para la resolución del conflicto.
El escritor crea una galería de personajes veraz. El teniente Degarmo con sus luces y sus sombras, está muy bien desarrollado. Sobresale asimismo el pintoresco policía rural, Jim Patton, como también el rudo cuidador de la propiedad de Kingsley, Bill Chess. El capitán Webber tiene una gran personalidad. En cuanto a los personajes femeninos, tienen menos preponderancia que en otras obras, siendo Adrienne Fromsett la más representativa.
Y por supuesto, Marlowe, cuya personalidad está completamente afianzada.
Con cuatro obras largas a sus espaldas, Chandler sigue construyendo una obra sin apenas fisuras. El escritor es cada vez más valorado tanto por la crítica como por el público y "La Dama del Lago" vende más ejemplares que sus obras anteriores.
Editorial: Alianza, edición 2007
Colección: Biblioteca Chandler
Traducción: Carmen Criado
(Complemento de Jazz Vocal en el Blog):

Enlace: https://www.offthehook.es/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lectoraaburrida
 08 febrero 2019
Ha sido un verdadero placer reencontrarme con Marlowe en este libro que aún no había leído. Leer este tipo de historias me hace leer "en blanco y negro" y dentro de una atmósfera con ambiente de humo de cigarrillo y esa chuleria del "sabueso" de las típicas novelas de detectives americanos.
Desde luego, leyendo estos libros se entiende la razón de que a Chandler se le considere el padre de este género y de que Lorenzo Silva siempre lo haya tenido de referente.
En esta novela en concreto veremos unos personajes más cercanos y corrientes de los que se suelen ver en los libros con Marlowe de protagonista...en Los Ángeles, no sólo hay millonarios y glamour.
Con lenguaje y alusiones bastante directos al sexo, las drogas y la corrupción política y de las fuerzas del orden, vamos navegando a través de una trama muy entretenida y que hará las delicias de los amantes de la negra clásica.
La película no está mal, pero no tiene la esencia chandleriana que tuvieron las anteriores y aunque Robert Montgomery no es de los actores que han encarnado al detective el que mas me guste, reconozco que es al menos el más "refinado". Para mi gusto, el verdadero Marlowe fue Bogart de quien Chandler dijo: «Bogart sabe ser duro sin una pistola. Además, tiene aquel sentido de humor que contiene un sutil matiz de desprecio. Bogart es un artículo genuino»... Años después Robert Mitchum, un actor como la copa de un pino, no supo ser aprovechado en otras dos películas con el personaje.
Bien, ya os he recomendado libro, personaje y películas
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
UnaiGoiko74
 16 agosto 2020
"-No me gustan sus maneras -dijo Kingsley con una voz con la que podría haberse triturado un coco.
-No importa -le respondí-; no están en venta."
Recién terminada la cuarta novela de Raymond Chandler, "La dama del lago", que quizá no alcance el nivel de "El sueño eterno" o "Adios muñeca", pero en dónde volvemos a encontrar a un Philip Marlowe en estado puro. Como siempre, grandes descripciones y diálogos.
Comentar  Me gusta         10
LEMB
 23 enero 2018
5 estrellas por una novela que me ha traído todo lo bueno de las historias de detectives con sombrero de ala, humo de cigarro, whisky, inteligencia, deducción y una gran trama que se va forjando poco a poco de una manera casi perfecta.
Me ha gustado todo. No tengo ninguna pega, aunque quizá hubiera disfrutado más de Marlowe si hubiese leído las novelas anteriores de este protagonista. Buena trama, buenos diálogos, mejores personajes y un ambiente en blanco y negro que se queda grabado en tu cabeza mientras lees.
Opinión completa en el blog
Enlace: https://millibrosenmibibliot..
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (5) Añadir cita
queridobartlebyqueridobartleby18 julio 2019
"El empleado de la recepción ladró a espaldas de Degarmo como un foxterrier:
—Un momento, por favor. ¿A quién desean cumplimentar?
Degarmo giró sobre los talones y me miró sorprendido.
—¿Ha dicho cumplimentar?
—Sí, pero no le pegue. La palabra existe.
Degarmo se pasó la lengua por los labios.
—Sabía que existía. Lo que no sabía es que se utilizara. Oiga, amigo —le dijo al empleado—, subimos al 716. ¿Tiene algo que objetar?"
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
queridobartlebyqueridobartleby20 julio 2019
—El problema que tiene el cuerpo de policía —dijo casi con suavidad— es muy complicado. Se parece a la política. Exige hombres de una honradez a toda prueba, pero tiene muy poco que ofrecer a ese tipo de personas. En consecuencia, tenemos que trabajar con lo que tenemos. Y lo que tenemos es esto.
—Lo sé —dije—. Siempre lo he sabido. Y no crea que me amargo la vida por ello. Buenas noches, capitán Webber.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
lectoraaburridalectoraaburrida08 febrero 2019
—Creía que habían limpiado esta ciudad —le dije—. Pensaba que un hombre honrado podía pasearse de noche por las calles sin tener que ponerse un chaleco blindado.
—La han limpiado un poco —dijo—. Pero no quieren que quede demasiado limpia. Podrían ahuyentar al dinero sucio.
Comentar  Me gusta         20
queridobartlebyqueridobartleby19 julio 2019
—¿Qué ha estado haciendo y qué le pasa en la pierna?
—Me dieron una patada. Obsequio del cuerpo de policía de Bay City. Es un servicio gratuito que dan allí. En cuanto a dónde he estado… en la cárcel por conducir borracho. Y a juzgar por la expresión de su rostro no me extrañaría nada que volviera a verme allí muy pronto.
Comentar  Me gusta         10
MasquepalabrasblogMasquepalabrasblog19 febrero 2019
-No me gustan sus modales, señor Marlowe -dijo Kingsley con una voz que, por sí sola, habría podido partir una nuez de Brasil.
-No se preocupe por eso, no los vendo.
Comentar  Me gusta         10
Video de Raymond Chandler (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Raymond Chandler
Raymond Chandler publicó “El sueño eterno” en 1939, siendo la primera novela protagonizada por el detective Philip Marlowe. de las obras de Chandler se han realizado numerosas adaptaciones al cine, de “El sueño eterno”, dos. La primera de las adaptaciones fue dirigida por Howard Hawks en 1946 y protagonizada por Humphrey Bogart y Lauren Bacall. A pesar de lo intrincado de su argumento y de algunos agujeros de guion, es una obra maestra del cine gracias a los ambientes sórdidos que muestra, los complejos comportamientos morales de los personajes, la química de la pareja protagonista y el erotismo que destila, con diálogos magistrales donde el subtexto es crucial. La adaptación de 1978 es un remake de la anterior que en España se tituló “Detective privado”. Dirigida por Michael Winner y protagonizada por Robert Mitchum y Sarah Miles, es una película muy inferior a la anterior. En este episodio de “La gota de sangre”, Ana Ballabriga habla de por qué Chandler se dedicó a la literatura, y desgrana algunas curiosidades sobre las dos adaptaciones cinematográficas de “El sueño eterno”.
+ Leer más
otros libros clasificados: novela policíacaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
104 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro