InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8423357171
Editorial: Destino (03/03/2020)

Calificación promedio : 4.28/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
Barcelona, 1945. Nil Roig es un chiquillo que se pasa el día en bicicleta transportando de un cine a otro viejas bobinas de películas. El día de su decimotercer cumpleaños es testigo de un crimen cometido en el portal de su casa. Mientras el asesino huye después de haberlo amenazado de muerte en caso de no mantener la boca cerrada, el moribundo le entrega el misterioso cromo de un actor de cine de la época; un objeto perseguido y anhelado por un excomandante de la G... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
GemaMG
 10 junio 2020
"En el silencio de una madre el amor siempre vence a la verdad. Porque es justo ahí, en esa mudez preñada de miedos y anhelos, donde hallará el lugar en el que protegerse de las tinieblas, alentar una infancia podada y encajar los años arrebatados por una guerra."
En octubre de 2014, con el Palacio de Oriente como telón de fondo conocí a un Pere Cervantes al que había conocido como escritor tras leer “No nos dejan ser niños”, una novela policiaca que acababa de ser publicada y que, sin duda, me había hecho pasar un buen rato.
En aquella comida charlamos sobre su novela e inevitablemente, acabamos hablando de nosotros mismos. Aquel día descubrí que tras un escritor que no había hecho nada más que comenzar su camino, un camino con visos de ser largo, había una magnífica persona que nos conquistó con su sencillez, con su modestia y su simpatía, una persona que propició la charla distendida y las risas y que nos conmovió con algunos de los episodios que había vivido en su no tan larga vida y que, parecían sacados de alguna novela, y es que, muchas veces, la realidad supera con creces la ficción.
Desde aquel día, todo lo que ha salido de sus manos, ha pasado por las mías, incluso una novela que en aquel encuentro nos regaló con todo su cariño y nos dedico con mucho esfuerzo porque su brazo no pasaba por su mejor momento, un Rompeolas que no ha tenido la proyección de otras de sus obras y de la que prometo hablaros en algún momento.
La Mirada de Chapman llegó a mis manos en un momento complicado en el que mi vida amenazaba con dar un vuelco monumental y Tres minutos de color fue el remedio para despertar del letargo en el que ese vuelco me obligó a parar, mermando mis ganas y mi capacidad de leer, pero esa es otra historia y tal vez la cuente en otro momento.
Golpes, la única de sus novelas que he reseñado hasta ahora, fue una magnífica experiencia que compartí con #SoyYincanera y tras ella, en la feria del libro fueron nuestras últimas risas, nuestra última conversación y la última firma.
El chico de las bobinas se publicó pocos días después de mi cumpleaños y fue uno de mis regalos, un regalo que pedí, un regalo que no fue ninguna sorpresa pero cuya lectura sí lo ha sido.
En estos días extraños que vivimos, el chico de las bobinas ha encontrado su momento entre tantas lecturas pendientes y lo primero que debo decir es, que si aún no lo habéis leído, estáis tardando en hacerlo.
"A menudo el infierno es el mejor lugar para pasar inadvertido al diablo"
No es un libro bonito, no esperéis una historia dulce, ni esperéis tampoco una novela negrísima de las que tanto me gustan. La editorial la califica como thriller y no seré yo quien le lleve la contraria, pero creo que la parte del thriller más que ser el centro de la historia es el eje sobre el que orbita la novela sirviéndole al autor como hilo conductor para lo que desea contarnos, para mostrarnos la forma de vivir o, mejor dicho, de sobrevivir en los durísimos años de la posguerra.
"La guerra jamás termina cuando se dice, el odio que la alienta es una mala hierba que no deja de crecer"
Estoy segura de que todo aquel que haya leído y opinado sobre la novela ha destacado la valentía de Soledad, su coraje, su voluntad de no dejarse vencer, su arrojo para sacar adelante al hijo que lo es todo en su vida y de ese hijo, para el que su madre es todo, ese hijo que, como tantos otros, tuvo que madurar a la fuerza, ese hijo al que, como a tantos otros les robaron la infancia y la inocencia, haciéndoles vivir situaciones que no deberían vivir ni los niños ni los adultos.
"El dolor por ver como una madre se dejaba la vida por verlos crecer era algo que compartían, pero Delfina había ido más allá. Y aunque Nil descubrió en la mirada de Quim un atisbo de rabia, supo en ese momento que los dos estaban dispuestos a dar la vida por ellas".
Seguro que han hablado largo y tendido de Roig, de Quim, e incluso de Gertrude, de Bernier y Koppke.
Supongo que en sus reseñas otros habrán hablado del ambiente gris, triste y frío de esa Barcelona de la posguerra, un color que no era tanto el propio de la ciudad como el de la mirada de los ojos a través de la que muchos de sus habitantes la veían.
Seguro que han hablado de esa prosa cuidada, pero tan directa y contundente que te llega directa al cerebro y aun más al corazón.
Seguro que muchos han escrito sobre los abusos de unos pocos sobre muchos.
Con seguridad habrán hablado del homenaje al cine y a todos aquellos que hacen posible su magia y de esa censura que determinaba esta y tantas otras actividades de ocio.
Seguro que ha habido cientos de opiniones y seguro que mucho mejores de lo que yo vaya a contaros, pero lo importante para mí, siempre es lo que un libro me hace sentir.
He sentido en cada frase la dignidad de los vencidos, que no de los perdedores, esa vida regida por la necesidad de salir adelante aún sin atisbo alguno de esperanza... cada personaje arrastrando su propia losa, viviendo con sus propios miedos.
Todo hombre bueno puede dejar de serlo. Un revés de la vida, la crueldad de un semejante o un achaque de locura. En el caso de Bernardo, las razones eran las mismas de siempre: El impío abuso de los vencedores.
He suspirando aliviada cada vez que alguno de ellos comenzaba a ver la luz y me he revuelto de impotencia cuando otro revés de la vida, se ha encargado de bajarles de las nubes, cuando un nuevo zarpazo ha arrastrado de nuevo su ilusión por el suelo haciéndoles enfrentarse a la única realidad que conocen los vencidos, la de la humillación, la del miedo, la de la desesperanza.
"A menudo un triunfo es simplemente la derrota de tu enemigo, aunque tu no seas el vencedor de la contienda"

Cuántos Paulinos, cuantas Delfinas, cuantos Leos, Bernardos y Bonifacis, cuantas Margaritas y Raimundos y Lolitas… Tal vez con otros nombres y otros rostros poblaron el barrio del Poble- Sec, cuantos Davides, cuantos Blases y Facerías pasearon su valentía y sus ideales por los montes de España, cuantos Espinosas y Valientes poblaron lo más hediondo de las cloacas del Estado, cuantos Raimundos se vieron obligados a traicionar para sobrevivir, cuantos padecieron las consecuencias de una guerra que ni eligieron, ni lucharon, pero que sufrieron. Es una novela, si, pero esas vidas ficticias Pere las convierte en reales de tal manera que me he sentido arrastrada por la zozobra, por la congoja y la indignación y por una profunda tristeza, por lo que algunos sufrieron, por la impunidad de otros y por la ceguera elegida de otros muchos. Por lo que muchos se vieron obligados a afrontar, por su realidad no aceptada y que un chivatazo puso al descubierto, o por lo que se presenta como una verdad y no es más que una burda mentira sostenida en la venganza, en la ambición o en la necesidad de congraciarse con quienes mueven los hilos.
"En esos tiempos, señalar al vecino se había convertido en una de las actividades más productiva del nuevo Régimen. El número de ciudadanos honrados convertidos en presos alcanzó cotas impensables"
Es una novela de luchas, de lucha por vivir y por sobrevivir, la lucha por salir adelante, buscando un futuro menos incierto, la lucha por unos ideales colocados por encima de todo...
"Cuando la familia de un hombre deja de ser su bandera todo se vuelve incomprensible, pensó al tiempo que se apartaba de la cara unas lágrimas más propias del rencor que de la ternura. Y es que las verdaderas heroínas se vendían por las esquinas del barrio chino, se convertían en estraperlistas de poca monta como ella o se dejaban la espalda y las rodillas trabajando como mulas. Pero de ellas nadie hablaba en la vanguardia, en los bares del Poble-Sec o en los seriales de la radio. La atención era para ellos, aquellos creadores y partícipes de la guerra que habían decidido convertir a las mujeres en derrotas"

Es una historia de venganzas, de la venganza de los cobardes, de los que saben que todas las cartas buenas están en su mano, de la venganza que esgrime sin piedad el ganador, que la ejecuta por su mano o a través de aquellos que se ven obligados a ejercer de brazo ejecutor.
Y es una novela de esperanza y de reconocimiento, un homenaje a ese valor que todos llevamos dentro y que desconocemos que poseemos hasta que llega el momento en que nuestro coraje es la única baza para seguir vivos. Un canto a la amistad y a la generosidad en medio de la ruindad a la que obliga el miedo.
No sé qué será lo próximo, tras Tres minutos de color pensé que el autor no podría superarse, cuando leí golpes tuve que comerme mis palabras. Hoy lo tengo claro. Pere siempre va un paso más allá, siempre consigue tocar una fibra distinta, una fibra más profunda. No puedo decir que no vaya a superarse de nuevo pero puedo afirmar con rotundidad que espero con ansia otra de sus historias, porque estoy segura de que la voy a disfrutar de la primera a la última palabra y porque sé que de ninguna manera saldré inmune de ella.
"Mi padre y mi abuela me enseñaron que el único modo de evitar que una vida perra se convierta en una mala vida consiste en creer que mañana todo será mejor"

Enlace: https://leyendobajolaluzdela..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Domiar
 30 junio 2020
El chico de las bobinas, Pere Cervantes.
Buenos y veraniegos días.
Ya huele a espuma de mar y a salitre, a arena caliente y brisa marina.
Como veis estoy deseando irme a la playa, y para acompañar estas sensaciones tan veraniegas hoy os traigo El chico de las bobinas, de Pere Cervantes, está publicado por Destino en tapa blanda y tiene 542 páginas que os cabrán perfectamente en la maleta y creedme, es de lo primero que tendréis que meter dentro ya que os hará disfrutar doblemente de las vacaciones.
Sinopsis de la editorial.
Barcelona, 1945. Nil Roig es un chiquillo que se pasa el día en bicicleta transportando de un cine a otro viejas bobinas de películas. El día de su decimotercer cumpleaños es testigo de un crimen cometido en el portal de su casa. Mientras el asesino huye después de haberlo amenazado de muerte en caso de no mantener la boca cerrada, el moribundo le entrega el misterioso cromo de un actor de cine de la época; un objeto perseguido y anhelado por un excomandante de la Gestapo y un policía sin escrúpulos. El hecho de que el moribundo le dé el cromo a Nils pronunciando el nombre de David, el padre desaparecido del muchacho, arrastrará a este a resolver un secreto del pasado por el que pagará un alto precio.
Como véis el punto de partida no puede ser mas interesante, la Barcelona más gris en lo más duro de la posguerra. La gente hace lo que puede para malvivir o simplemente sobrevivir. Las cosas no pueden decirse en voz alta, como mucho se susurran ya que nunca sabes quién puede estar escuchando, observando. Cualquier vecino puede ser un traidor, un chivato que puede vender tu vida por una miseria. En el Poble-Sec vive Nils, un niño de trece años que ayuda a la economía familiar llevando las bobinas de las películas de un cine a otro, acostumbrado a recibir broncas por si llega con el tiempo justo, pero el cine se convierte en su pasión, tal vez su vida. Su sueño es trabajar en la cabina de proyección, cosa harto difícil ya que como consecuencia de un bombardeo Nils ha perdido un brazo. El brazo que siempre echa en falta a la hora de dar abrazos, especialmente a su madre.
Soledad Riera, la Lana Turner del Poble-Sec. En mi opinión la otra gran protagonista de esta historia, en la que es mucho más que la madre de Nils, una madre coraje que trabaja muchas horas en la carpintería del entrañable Romagosa, al que ve como un padre. Para poder comer y sacar adelante a su hijo se dedica al estraperlo a baja escala, vendiendo café, aceite y otras cosillas que se guardan en la trastienda de la carpintería. Su vida como mujer del bando perdedor es muy dura, su marido ausente David Roig está vinculado a un comando rebelde de maquis que pone muy nerviosas a las autoridades del régimen en Barcelona y que les ponen a ellos en el punto de mira de un personaje al que odiaréis a primera vista: El inspector Valiente.

Valiente representa lo peor del bando ganador. La autoridad incuestionable pero sin ley, totalmente impune y arbitraria. Abusa de los más débiles y tan solo le alimentan dos cosas en este mundo, el dinero y la venganza. A su lado su perro, Espinosa, el servil, apocado y depravado Espinosa.

A este elenco de personajes, muy bien definidos, todos con sus luces y sus sombras, se añaden una horda de secundarios de lujo, como los vecinos de Nils y Soledad, Benito y Bernardo la pareja que hará que Nils adore el mundo del cine y que le introducirá en La Gran Mentira, la singular biblioteca de Leo, y su nieta. Lolita, la pequeña actriz de doblaje que pone su voz a la bruja buena del Mago de Oz. El doctor Fúster, otro personaje derrotado por la guerra, que ha tenido que renunciar a su vocación y a su profesión para vivir acobardado, con miedo a las sombras y quedar reducido a una sola cosa, un rojo. Un rojo enamorado además y sin nada que ofrecer a la mujer que adora. Quim, el limpiabotas que milagrosamente ahorra, y su madre Delfina, que hace lo único que puede para sacar a su hijo adelante, como muchas otras.
También tenemos secundarios de lujo en el lado opuesto, la glamurosa Gertrude, amante de un excomandante de la Gestapo, que vive entre el glamour de las obras de arte con las que trafica y la casa de tolerancia de la que saca su dinero. El comisario Quesada, que tiene la foto de Franco sin colgar en su despacho, apoyada en el suelo para sorpresa de sus subordinados afectos al régimen y convencidos de que hay que limpiar España de rojos traidores.
Y así podría seguir y seguir porque sigue habiendo muchos personajes que me dejo en el tintero y que son relevantes para la historia, pero tendréis que descubrirlos leyendo El chico de las bobinas.
La trama está dividida en tres partes, 1945, 1947, 1949 y una cuarta parte a modo de epilogo fechada en 2021. Los capítulos son cortos y se leen sin sentir. La ambientación está tremendamente conseguida y te hace pasearte por las calles de la Barcelona de poco después de la guerra. La novela es muy dura en muchos momentos y te hace darte cuenta de la vida tan difícil que tuvo que llevar mucha gente para la que la humillación y la injusticia era el pan de cada día y no tenían oportunidad de salir de ese círculo vicioso. En el escalón más bajo de esta rueda de penalidades estaban las mujeres perdedoras, sobre las que pesaba la dura carga de construir a pesar de todo y de todos, lo que los hombres destruían. de la existencia de tipos como Valiente todos tenemos constancia hasta hace prácticamente unos días, y eso hace mucho más duro ponerse en el lugar de los personajes que tienen la desgracia de cruzarse con él en estas páginas, sabemos que en este caso son personajes de ficción, desgraciadamente en la vida real no ha sido así. Como he dicho antes esta historia tiene momentos muy duros que os harán derramar lágrimas de amargura, pero también tiene muchos momentos de luz a pesar de los pesares. Esta novela también va de la magia del cine, el cine que nos hace soñar incluso en los peores momentos, que ilumina nuestras vidas de magia y que lo rodea todo de un halo de felicidad que nos hace a veces querer vivir para siempre en una de sus películas. También magia es todo lo que rodea a La Gran Mentira, la maravillosa librería de Leo con su antipática Nineta y sus secretos, que guardan un poco de felicidad dentro de tanta desdicha.
Para finalizar no puedo hacer otra cosa que recomendar El chico de las bobinas sin miedo a equivocarme, es una garantía absoluta de acierto y además la recomiendo para leer estas vacaciones, y poder así levantar la vista y contemplar el mar, la piscina, el campo o donde quiera que estéis para poder tragar saliva, coger aire y volver a introduciros en la historia de Nils y Soledad con un soplo de aire fresco en el corazón.
EL CHICO DE LAS BOBINAS: NUEVE SETENTA Y CINCO.
PD: Jamás un cromo dio tantos quebraderos de cabeza.
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
alpolorenedo
 31 mayo 2020
Inicialmente este libro es de esos que llegan a tus manos con el listón muy alto, ya que viene precedido por muy buenas críticas, la temática y la ambientación da mucho juego y además el personaje principal es un niño entrando en la adolescencia (no en la de ahora, sino en la de la posguerra), también se completa todo esto con un fondo cinematográfico donde los cines de entonces formarán parte de la vida de los personajes de la novela.
La novela se divide en tres grandes partes ambientadas en un barrio de Barcelona en 1945, 1947 y 1949, época de dificultades, hambre y miseria. La narración es en tercera persona en toda esta etapa, detalle importante ya que a través del narrador conoceremos todos los pesares y pensamientos de los protagonistas y eso hará que vivamos muy de cerca esas sensaciones, miedos y pocas ilusiones.
El protagonista principal será Nil, que parte en la historia cumpliendo 13 años y a través del cual se desarrolla la trama principal, también hay otros protagonistas importantes que cerrarán una gran variedad de personalidades muy bien creadas y que evolucionarán a través de los pocos años en los que se desarrolla la novela.
La ambientación está muy lograda, en todo momento sientes esa miseria, esa oscuridad, el hambre, y sobre todo el miedo.
Creo que lo más llamativo de la novela es la sensación que te va a transmitir, lo cual se puede convertir en una arma de doble filo como ha ocurrido en mi caso. La Barcelona devastada y truncada se te mete en los huesos, el miedo a la denuncia del vecino, a la venganza o simplemente la antipatía despertada en cierta ralea que pueda ostentar un cargo que permita su impune abuso hará que no sea una historia amable, y que incluso rozará la crudeza en algunas ocasiones.
La historia también nos traerá algún personaje internacional donde España se convertirá en paraíso para ciertos nazis camuflados y donde podemos descubrir parte del trabajo en nuestro país que La Red Ogro realizaba por el mundo para mantener a salvo los ideales Nazis.
El mundo del cine será una constante dentro del libro, un cine que hay que saber enfocar desde el punto de vista de la época, donde todo era un autentico arte, no solo la elaboración de las películas sino la proyección de las mismas en las diferentes salas las cuales se intercambiaban las bobinas alternando las sesiones a través de los repartidores como Nil el cual con su bicicleta y un solo brazo tendrá que darse prisa para llegar a tiempo. También el mundo del doblaje, e incluso el mundo de las revistas especializadas las cuales eran un autentico mundo de colección para los aficionados. Este ambiente de coleccionista hará que un objeto importante en la trama sea un cromo de un actor, este detalle nos sitúa muy bien en la historia porque entonces un cromo importante era un trofeo para cualquier niño y se convertirá en un símbolo, una esperanza.
El género es una mezcla donde podemos hablar de una novela histórica dramática pero con un toque negro y guiños de espionaje.
La última parte de la novela está narrada en primera persona y se distancia algo del hilo inicial ya que aunque guarda relación, el desenlace fundamental se descubrirá antes del comienzo de esta última parte.
CONCLUSIÓN:
Esta es mi primera novela del autor el cual me ha dejado una sensación un tanto extraña y dificil de explicar, ya que si bien todo lo que vengo desgranando hasta ahora es en general muy positivo y recomendable, mi regusto al cerrar el libro no ha sido como el de esas veces que solo te falta aplaudir..
Reflexionando unos días después de terminar el libro mi sensación negativa puede ser por lo siguiente:
El libro es crudo, aunque en sí la historia es bonita porque es la lucha por sobrevivir y donde una madre hace lo que sea por salir adelante, pero la realidad es la que es, y el autor lo muestra muy bien, pero hay ciertos momentos en que no decorar la realidad hace que el cuerpo se resienta.
La ambientación y localización de la novela es complicada porque normalmente se presenta solo desde un bando o punto de vista y me ha resultado dificil sacar conclusiones ya que por ejemplo el padre del protagonista huye(abandonando a su hijo y a su mujer) a luchar por unos ideales que a veces deberían estar más cerca de cada individuo (para mí no es ningún héroe). La madre se supone que también es de esas mujeres que pueden con todo y lo dan todo, pero mi sensación final es que es un personaje no tan loable. Algo muy positivo es que la mayoría de personajes evolucionan, y al final descubres que los que creías buenos y malos, en ocasiones podrán decepcionarte o darte alguna nota de humanidad. Sin duda la podrán disfrutar más los conocedores y amantes de la ciudad
La última parte sinceramente me ha decepcionado, si bien el giro me ha sorprendido para bien y me hubiese gustado en un par de páginas, el desarrollo y la extensión de esta cuarta parte han hecho que me haya desinflado y la sensación ha sido menor de lo que en realidad todo el libro me había transmitido.
Como conclusión final, decir que ha sido un libro que me ha gustado pero que no me ha dejado el regusto que hubiese querido, un libro que me ha hecho pensar y me ha despertado bastantes sensaciones al final (fundamental en cualquier lectura) pero en el que al principio estuve algo ajeno.
Destacaría también la banda sonora del mismo, a través de la cual y de los demás abalorios cinematográficos podrás entrar en situación, como ejemplo se citan temas como Tatuaje de Conchita Piquer o Adieu mon coeur de Edith Piaf...
Una reseña que me ha resultado muy dificil de elaborar y en la que lo único que tengo seguro es que de este libro no saldrás indemne, porque : Quien ama la vida, ama el cine, la gran mentira

Enlace: https://familialectorade4.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Vane24
 09 octubre 2021
"El chico de las bobinas", escrito por Pere Cervantes, nos traslada a Barcelona, en el año 1945. En ella, conoceremos a Nil, un niño muy especial, víctima de la guerra, que encuentra su refugio en el cine.
Pere Cervantes tiene una manera de narrar muy suave, delicada y entretenida. Durante toda la historia va alternando los momentos de misterio para que el ritmo no decaiga en ningún momento. Me ha gustado como mezcla la historia personal de los diferentes personajes con parte del pasado, y con la historia de Nil y su familia. Además, durante toda la historia he estado intrigada por saber que escondía el misterioso cromo. Aunque quizá una pequeña parte, era obvia, no resta misterio ya que quedan otros frentes abiertos que no se descubren hasta el final de la novela.
Los personajes que encontramos en "El chico de las bobinas" son muy potentes. Están muy bien creados e integrados en la historia. Además, tengo que añadir que la ambientación de una Barcelona en 1945 me ha puesto los pelos de punta. En ciertas escenas era como estar viendo una película, ya que el autor consigue que el lector se sienta uno más en esas calles, recordando la guerra, intentando sobrevivir y recuperar una normalidad rota.
"El chico de las bobinas" es una historia dura. Hay escenas en las que se puede decir completamente que la realidad supera a la ficción. Me ha chocado mucho saber de la brutalidad policial, como se perseguía a ciertas personas por sus ideales, o por su orientación sexual. Ciertos policías tenían carta blanca con todo, y en los inspectores Valiente y Espinosa se verá la maldad del ser humano, y como el odio puede cegar a las personas. Asusta lo fácil que era dar una paliza a alguien "sin motivos", o incluso llegar a matar.
Desde mi punto de vista, el autor ha hecho un excelente trabajo de documentación para que el lector pueda conocer un poco de la realidad que vivieron muchas personas en aquella época, por la guerra, los maquis, y las mujeres valientes y fuertes, que conseguían sacar adelante a su familia gracias al estraperlo, o a vender su propio cuerpo en una ciudad llena de sombras.
En "El chico de las bobinas", seguiremos la vida de Nil en diferentes años. 1945, 1947 y 1949. Quizá lo que me fa fallado un poco es el final, ese salto que da hasta 2021, no me ha terminado de llenar.
En resumen, "El chico de las bobinas" es un thriller que me ha tenido enganchada de principio a fin.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
librosxdoquier
 07 mayo 2020
Son muchos los libros que me han acompañado durante esta extraña primavera que estamos viviendo y «El chico de las bobinas» fue de los primeros, ya que desde que supe que Pere Cervantes volvía a publicar lo estaba esperando con ganas. Así que hoy toca hablar de este magnífico libro que desde ya os digo que no me voy a cansar de recomendar. Reconozco que quizá tenga debilidad por Pere, pero mis motivos están más que justificados, es un gran orador y he disfrutado siempre en cada presentación, así como en cada visita a nuestro club de lectura Cosas & Musas y ahora me toca esperar con muchas ganas a que vuelva a Nules para hablarnos de su última novela con la que creo que ha dado un paso gigantesco en su faceta literaria.
En la Barcelona de 1945 nos encontramos con Nil Roig un joven que ayuda a la economía familiar llevando bobinas de películas de uno a otro cine montado en su bicicleta. El día de su decimotercer cumpleaños es testigo de un asesinato en el portal de su casa y el fallecido le entrega un cromo de un actor de cine mientras pronuncia el nombre de su padre que ha desaparecido. de esta forma Nil se ve obligado a intentar averiguar qué relación existe entre ese cromo y su padre.
Ya había leído otras novelas de Pere y había disfrutado de su buen hacer como escritor, pero creo que con «El chico de las bobinas» se ha superado. En primer lugar, porque no es fácil y es muy arriesgado hacer un cambio de registro como él ha hecho, nos tenía acostumbrados a otra forma de escritura, pero le ha salido genial y aquí ha desplegado de forma magistral todo su poder narrativo con una prosa cuidada y sugerente en una novela difícil de catalogar. Una novela más madura en la que consigue adentrarnos en una historia dura de forma natural y reposada.
Uno de los puntos fuertes de la novela es la ambientación de esta. Esa Barcelona de la posguerra está retratada de forma soberbia, esos claroscuros, esa miseria, esa ciudad triste que va despertando de una guerra. Pere ha conseguido que me traslade allí como si estuviera viéndola por medio de fotogramas. Porque esta novela es un homenaje al CINE en mayúsculas, a esos cines de barrio que existían y que fueron desapareciendo, esos cines que sirvieron de refugio a muchos, a toda esa generación que sufrió los estragos de una guerra injusta e inmerecida, como todas.
Otro de los puntos fuerte son los personajes, los buenos y los malos. Una historia plagada de personajes inolvidables que el autor nos va presentando de una forma exquisita. La novela gira en torno a Nil Roig un niño al que acompañamos mientras se hace mayor y somos testigos de la vida de superación a la que se ha tenido que enfrentar al perder un brazo en un bombardeo. El personaje que más me ha llegado es Soledad, la madre de Nil. Antes decía que esta novela es un homenaje al cine, pero también a todas esas mujeres que víctimas de una guerra enseñaron a todos a sobrevivir, a luchar por sacar adelante un hogar con los pocos recursos de que disponía para que nunca faltara lo imprescindible, una mujer que se vio obligada a convivir con la ausencia de su marido y con la pérdida de una hija todo ello por culpa de la guerra. Pere ha creado estos magníficos personajes para deleite del lector, pero también a un malo malísimo Víctor Valiente es el antagonista de esta novela, ese inspector de policía que he odiado cada vez más a medida que avanzaba en la lectura, porque por cada uno de los poros de su piel rezuma maldad y también cobardía, fiel reflejo de una sociedad cruel y muy violenta.
«El chico de las bobinas» está estructurada en cuatro partes ubicadas temporalmente en los años 1945, 1947, 1949 y 2021. Podríamos decir que es una novela coral, en la que por medio de un narrador en tercera persona somos testigos de las vivencias de cada uno de ellos y por último un epílogo en el que por medio de un narrador en primera persona conocemos algo más de la vida de nuestros personajes.
No puedo dejar de pasar por alto el ingente trabajo de documentación que hay detrás de esta novela, tras su lectura soy capaz de entender el hecho de que Pere haya tenido que dedicarle tanto tiempo a «El chico de las bobinas». No solo por conseguir reflejar la Barcelona de la época sino también por la creación de unos personajes fieles a la misma, nos habla de estraperlo, de espionaje, de policía secreta, del tráfico ilícito de obras de arte, de prostitución…una gran variedad de temas que van apareciendo por las páginas de esta novela que se tiñe del color sepia de esa época.
«El chico de las bobinas» consta de una trama muy bien urdida, sólida que te mantiene atrapado, pero en las que a pesar de la dureza de algunas partes ya que somos testigos de escenas de tortura que te harán apartar la mirada del libro, te hará disfrutar de su lectura.
Desde este rincón dedicado a hablar de libros os recomiendo encarecidamente «El chico de las bobinas» porque sé que vais a disfrutar, os van a enamorar algunos de sus personajes, a otros quizá los odiéis, pero indiferentes no os van a dejar al igual que tampoco lo va a hacer la historia de Nil, una vida marcada por un ambiente de miseria y triste pero donde el cine le aguarda momentos mágicos sobre todo en la librería La Gran Mentira.
Enlace: https://www.librospordoquier..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (2)
Laverdad31 octubre 2020
'El chico de las bobinas' no es una novela más de posguerra.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
elperiodico10 junio 2020
Pere Cervantes rinde homenaje, en el 'thriller' 'El chico de las bobinas', a los cines de barrio y el papel de las mujeres tras la guerra civil.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
PebookworldPebookworld17 mayo 2021
Pero cómo contarle a tu esposa que son las manos que ya no la acarician las que ayudan a esa bestia a ejecutar sus fantasías más retorcidas. Que los ojos que la evitan son testigos de aquellas atrocidades que jamás confesará. Cómo contarle que una vez al día se le extravía la sonrisa mientras lucha por no llorar.
Comentar  Me gusta         10
PebookworldPebookworld17 mayo 2021
En el silencio de una madre el amor siempre vence a la verdad. Porque es justo ahí, en esa mudez preñada de miedos y anhelos, donde hallará el lugar en el que se permite soñar, el refugio en el que protegerse de las tinieblas, alentar una infancia podada y encajar los años arrebatados por una guerra.
Comentar  Me gusta         10
alpolorenedoalpolorenedo31 mayo 2020
Con los años había aprendido que nuestras principales limitaciones son aquellas que se agazapan en los miedos y no en las carencias físicas.
Comentar  Me gusta         30
PebookworldPebookworld19 mayo 2021
Mi padre y mi abuela me enseñaron que el único modo de evitar que una vida perra se convierta en una mala vida consiste en creer que mañana todo será mejor.
Comentar  Me gusta         10
SamarkandaSamarkanda25 febrero 2021
El cine, hijo, el cine es la más grande y bella mentira. Todos aceptamos que nos engañen con una historia bien contada.
Comentar  Me gusta         10
Video de Pere Cervantes (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Pere Cervantes
No te pierdas la magnífica entrevista a Pere Cervantes
Si con No nos dejan ser niños, el autor consiguió impresionantes reseñas en medios y blogs, estar en listas, ser seleccionado por el panel de expertos de New Spanish Books Alemania 2015 y conquistar a los lectores de la colección La Tra¬ma, con La mirada de Chapman esperamos mucho más.
Descubre el brillante segundo caso protagonizado por Roberto Rial y María Médem, la pareja de policías atípicos que ha deslumbrado al público.
Ciudadela, Menorca. Cuando María Médem se reincorpora a su puesto de agente de la comisaría local tras una baja maternal, aparecen en la isla dos sexagenarias asesinadas. En el domicilio donde se descubren los cuerpos se dan tres coincidencias: un fuerte olor a algo parecido a la hierbabuena, una misma canción de Raphael reproduciéndose una y otra vez en el ordenador y un orden estricto en todas las estancias. El pasado de la protagonista como integrante del grupo de Homicidios de Barcelona es razón suficiente para que le encarguen una investigación que se presenta compleja.
Compatibilizar sus obligaciones de madre con su trabajo, a pesar de las ausencias intermitentes de su marido por exigencias laborales, incluso la turbadora presencia del enigmático Roberto Rial, responsable de la unidad de Homicidios de la central en Madrid, no son ni de lejos la principal preocupación de María. Su verdadero problema tiene nombre y apellido: Amparo García, su suegra.
Dormir varios días al mes con medio lecho vacío, trabajar en una comisaría repleta de tipos insensibles y tener un bebé del que ocuparse, pueden convertir la vida en un infierno. Pero tener que vérselas con una suegra insoportable que incluso podría ser una asesina de ancianas, es algo definitivamente peor.
Una novela negra actual y cercana que desconcierta al lector desde la primera página, obligándolo a modificar constantemente su opinión y empujándolo a continuar leyendo.
+ Leer más
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
164 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
.. ..