InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8408217844
Editorial: Planeta (05/11/2019)

Calificación promedio : 3.54/5 (sobre 39 calificaciones)
Resumen:
Un crimen terrible sacude la apacible comarca de la Terra Alta: los propietarios de su mayor empresa, Gráficas Adell, aparecen asesinados tras haber sido sometidos a atroces torturas. Se encarga del caso Melchor Marín, un joven policía y lector voraz llegado desde Barcelona cuatro años atrás, con un oscuro pasado a cuestas que le ha convertido en una leyenda del cuerpo y que cree haber enterrado bajo su vida feliz como marido de la bibliotecaria del pueblo y padre d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (23) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 31 diciembre 2019
He terminado mi último libro del año y estoy algo decepcionada. Me gusta cómo escribe el autor. Me encanta la novela policiaca. Pero he encontrado algunos fallos, yo diría que imperdonables, en una novela negra. A lo mejor soy demasiado exigente pero el asesino se veía venir desde el principio. Los asesinos. Los tengo marcados en el libro en la página 96. Después intenté quitarme de la cabeza esta intuición porque creía demasiado obvio lanzar un aviso tan pronto. Pensé que sería para despistar, pues en realidad, entre los sospechosos, se van pasando de forma encubierta la culpabilidad; aunque algunos tienen coartadas, otros no intentan disimular su odio hacia el asesinado y otros, los culpables, van dando vueltas señalando a los demás, para no llegar a ningún sitio en concreto. No quiero desvelar nada, así que me ciño al argumento. El policía Melchor Marín es destinado a la Terra Alta, para investigar la tortura brutal a la que han sometido, en su casa, al matrimonio más poderoso del pueblo, los Adell, para asesinarlos después. También aparece muerta, sin tortura, la criada. No hay signos de que forzasen la entrada y apenas se han llevado unas joyas y algo de dinero. Este horroroso crimen abre en el espectador una serie de expectativas: es doble, las torturas infligidas son salvajes, los asesinados son nonagenarios, la criada estaba muerta en su habitación, por lo que ella no abrió la puerta.
Terra Alta no puede tener un comienzo más prometedor, pero enseguida veremos que alguien tiene especial interés en que no se resuelva nada. Este alguien es en quien más confía Melchor, al menos nuestro protagonista lo repite en varias ocasiones, que es como el padre que nunca tuvo, o como su hermano; y la actitud de ese alguien hacia Melchor es, sin embargo, esquiva… No sé, parece de primero de policial. de hecho, las pesquisas sobre los culpables no se siguen en profundidad (o no nos enteramos al detalle). No tiene sentido que tras seis semanas de investigación quieran cerrar el caso sin haber entrado en los despachos de los sospechosos: «—No estoy reclamando nada del otro mundo. Estoy pidiendo otro par de semanas de trabajo y una orden judicial para entrar en los despachos y los ordenadores de los cinco, si hace falta en sus casas». Pero la instrucción se da por finalizada, así que Melchor decide seguir él solo de manera extraoficial, «ni siquiera se plantea si está dispuesto a correr el riesgo que está corriendo y a lidiar con las consecuencias».
Sin embargo, Javier Cercas, maestro de la narrativa, introduce como nadie las analepsis para que conozcamos en profundidad la vida del protagonista, hijo de una prostituta, llegó a tocar fondo: acusado de robo con violencia, de pertenecer a una banda del hampa, de consumo y venta de estupefacientes, es encarcelado. Aún en la cárcel, se entera de que su madre ha sido asesinada aunque su abogado, Vivales, sigue preocupándose por él. Gracias al ejemplo de otro preso, el protagonista descubre la lectura con Los miserables, en donde se ve reflejado. Decide entonces ser policía, como uno de los personajes de Víctor Hugo. Melchor se integra formalmente en el sistema, pero no en el fondo, pues obsesionado con descubrir a los asesinos de su madre se toma la justicia por su mano. Los atentados de Barcelona le valen para ser proclamado héroe, al matar él solo a cuatro terroristas islámicos. Es así como llega, de incógnito, a Terra Alta, encuentra a Olga, una bibliotecaria quince años mayor que él; Olga lo hace feliz, se casan y tienen a Cossette —esos miserables que lo persiguen— pero ella es atropellada, y muere mientras él investigaba los asesinatos de los Adell.
Lo fundamental de la novela no es la resolución de los crímenes, que casi viene sola. La escritura de Javier Cercas es lo importante. El autor introduce como nadie hechos históricos a través de digresiones; si los atentados islamistas le sirven para situar a Melchor en el espacio novelado, mediante un grupo de ancianos recordará la Batalla del Ebro y la importancia histórica de esta comarca. A veces tenemos la impresión de que los crímenes son otra digresión más, pues lo que verdaderamente cobra fuerza es el argumento personal de la vida de Melchor (prácticamente todo gira a su alrededor),el certero análisis psicológico del protagonista. Asimismo el resto de personajes están retratados según sus movimientos en Terra Alta. En realidad, todos forman parte de ese grupo miserable de personas; son perdedores que, por diversas circunstancias, van encontrando a su paso desgracias, sufrimientos. Son como los infelices de Víctor Hugo, canallas en un momento determinado y honrados e íntegros en otro. No hay héroes en Terra Alta porque ella es la verdadera protagonista colectiva. La comarca los acoge a todos para sacar de cada uno lo mejor y lo peor. Incluso los que llevan años fuera de ella volverán, aun sabiendo que solo les espera el final, pues tienen la certeza de que regresan a sus raíces. La Terra Alta los ha forjado; como una madre les ha hecho daño en ocasiones pero siempre está dispuesta a auxiliarlos.
La novela se divide en dos partes. al terminar la primera, sabemos el pasado en Barcelona de Melchor a la perfección, de hecho es conocido entre sus compañeros policías como “el matón intelectual”, bueno para redactar informes y doblegar detenidos. Este oxímoron representa las dos caras del ser humano y, con él, Javier Cercas nos pone constantemente en posibles tesituras en las que deberíamos elegir entre seguir a la justicia o al instinto.
—¿Estuvo a punto de matar a aquel tipo porque se había pasado la noche contando chistes misóginos? —preguntó.
—Eso parece —contestó Melchor.
[…]
—¿Y por qué no le ha dado vergüenza contártelo a ti?
Melchor se encogió de hombros.
—No lo sé —dijo— supongo que porque le convencí de que, si yo hubiera estado en su lugar, habría hecho lo mismo.
La segunda parte es el presente en Gandesa, donde encuentra su sitio, su familia y, lo más importante, sigue buscándose a sí mismo, «por primera vez en su vida, Javert se le antoja a Melchor un personaje distante y ajeno, y su proceder absurdo, trágicamente ridículo».
Esto es lo que destacaría de esta novela, la superación personal, la burla que un hombre, ayudado por la lectura, por el razonamiento y el entorno, puede hacerle al destino. No existe el determinismo, se puede salir de la miseria moral, se debe dejar el rencor para seguir vivos, porque el odio es «Más o menos como beberte un vaso de veneno creyendo que así vas a matar a quien odias».
La intertextualidad literaria está presente en Terra Alta, no solo Los Miserables evocan un paralelismo, también nos recuerda Cercas El tambor de hojalata, El gatopardo, El doctor Zhivago o El extranjero como títulos que reflejan una sociedad angustiada, con gente que no puede desligarse de su pasado, para demostrar que el destino nos pertenece, que no hemos de culpar a nadie de lo que nos pasa y debemos luchar por lo que queremos. Y, por supuesto, el narrador hace gala de un lenguaje preciso, acertado, siempre con el término adecuado: caporal, otomana, sotabarba, indexado, angosta, lisura, hipérbole, palimpsesto, aladares, para que tengamos presente que el autor es Javier Cercas.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         51
soniagpan
 11 abril 2020
Hace solo unos meses terminé de leer Los Miserables de Victor Hugo. Según iba avanzando en la historia protagonizada por Jean Valjean, yo misma me preguntaba por qué aún no lo había leído (como se pregunta la bibliotecaria de Terra Alta). Y es que lo maravilloso de la literatura es que siempre quedarán libros que sabes que están ahí, esperando pacientemente a que les concedas su oportunidad en forma de un poco de tu tiempo. Fue un libro que me sorprendió, que me devolvió el gusto por la narración clásica, esa en la que vas acompañando al protagonista en la construcción de una vida que no quieres que acabe nunca.
Pues bien, si no la han leído, les sugiero que la lean antes de de empezar Terra Alta. Si no, ya se encargará Javier Cercas de que acaben leyéndola. En Terra Alta encontrarán a un presidiario bibliotecario que recomienda libros, a una bibliotecaria que lee a Los Miserables para ligar… Y es que Terra Alta es una novela que rezuma literatura, pero donde son los personajes menos previsibles quienes realizan los más acertados análisis y críticas literarias en los lugares más insospechados.
Pero más allá de eso, Terra Alta es un homenaje a la novela de Victor Hugo. Los clásicos de la Literatura Universal tienen ese calificativo porque siempre permanecen vivos, y Cercas se ha encargado de revivir a esa caterva de miserables en esta novela de forma magistral. Personajes como Jean Valjean o el inspector Javert son tipos universales y ambos aparecen simultáneamente encarnados en la figura del protagonista de Terra Alta: Melchor, mosso d'esquadra especialista en investigación. Melchor unas veces se siente el malo y otras el bueno, porque, siguiendo el paralelismo con la obra de Victor Hugo, los límites entre bondad y maldad no existen. Melchor es a la vez un personaje construido en dos planos temporales: su pasado y su presente, la justicia y la injusticia, los miedos y las certezas, las dos caras de una moneda que conforman la vida. Melchor es así un personaje sólido, redondo, que no necesita de muchas palabras, pues tiene la capacidad de leer y escuchar.
Cuando empiezas a leer Terra Alta te encuentras ante una novela policiaca al uso: el asesinato de un rico empresario y su mujer. Escrita con estilo seco y preciso, aunque con ese dominio del lenguaje propio de Cercas, la urdimbre de la trama en la que entras como lector tiene la estructura clásica, con las pistas justas y correctas para dar con una solución al crimen inicial. Como dice uno de los personajes más curiosos, el Francés: en una novela, mitad la pone el escritor, mitad la pone el lector. Pues bien, esa mitad como lector es un juego gratificante, buscando tu propia interpretación e hipótesis para encontrar al culpable o los culpables. Pero entonces Cercas introduce giros inesperados, unidos a ese juego literario con la obra de Victor Hugo, que es lo que diferencia a esta novela policiaca de otras del género.
Junto a la trama central, la actualidad se cuela por toda la novela con temas como el terrorismo islámico, la violencia de género, el independentismo catalán… Pero especialmente me ha gustado un tema que obsesiona a Cercas y al que constantemente vuelve en su obra: la guerra civil española y sus consecuencias. El pasado siempre vuelve como se encargan de recordar los viejos en el bar del pueblo, advirtiendo de que allí no ha pasado nada en los últimos 80 años.
Y ese “allí” es el otro gran acierto de la novela. La creación del ambiente cerrado de la Terra Alta, el silencio incómodo, la sensación de claustrofobia incluso, es perfecto para la trama policiaca. Pero también lo es por su pasado y por la capacidad de esa tierra inhóspita, en contraposición a la bulliciosa Barcelona, de que pueda llegar a transformarse en hogar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
MarioG17
 11 febrero 2020
Dícese de la Terra Alta que es una comarca catalana. Allí está situada la novela ganadora del premio Planeta 2019, que no es otra que su homónima Terra Alta (Planeta, 2019), de Javier Cercas.
En la Terra Alta, una zona aparentemente tranquila, se produce un doble asesinato con el añadido de torturas. Dos ancianos han sido brutalmente asesinados: eran los encargados de una empresa boyante de la zona. Parecen asuntos de rencores, envidias o ajustes de cuentas. Melchor Marín, policía joven de turbio pasado, entra en el caso y será el protagonista de esta historia policíaca, donde se meterá de lleno e incluso notará las consecuencias de hacerlo.
Narrada en tercera persona, la novela nos irá alternando capítulos de la actualidad del caso con el pasado de Melchor, quien tuvo una vida de miseria, su infancia, adolescencia y juventud de delito en delito. Tras su paso por la cárcel, donde comienza a amar la lectura, y el asesinato de su madre, decide hacerse policía en un intento de vengarse de ello.
Sin embargo, al no encontrar culpables, se dará carpetazo al caso. Melchor se encargará de que no caiga en el olvido y proseguirá la investigación por su parte, igual que con el asesinato de su madre, lo que tendrá malas consecuencias para él.
En Terra Alta encontramos el arquetipo de poli bueno, poli malo, y a un protagonista bien definido cuyas emociones se entremezclan con la vida profesional. “Las corazonadas no sirven”, le dice uno de los personajes a Melchor. Sin embargo, en otra obra policíaca también publicada por Planeta en 2019 —La cara norte del corazón, de Dolores Redondo— las corazonadas sí importaban. ¡Y tanto!
En la novela de Cercas hay capítulos que son flashbacks. Y también resuenan ecos y rencores de la Guerra Civil, porque en aquella zona se desarrolló la batalla del Ebro. de hecho, la guerra será determinante para esclarecer el móvil del asesinato.
En la segunda mitad de la novela ocurrirá una tragedia mayúscula que marcará el desarrollo del resto de la historia para el protagonista. El lector sentirá entonces rabia, coraje e impotencia, como Melchor, y empatizará con él.
Además del sentido de la justicia y la venganza, aparece también la relación entre la justicia y el poder. Se trata de la peligrosidad de ser un estorbo y una piedra en el zapato para el poder. Si presionas por investigar un caso, si metes el dedo en la llaga, tu familia y tú mismo podéis correr peligro y ser víctimas de amenazas o graves consecuencias.
Sí es verdad que no hay mucho misterio en torno al asesino de los ancianos, porque no hay apenas sospechosos, pero la novela guarda esa tensión intrínseca, sobre todo en los aspectos relacionados con la vida de Melchor. Por ejemplo, los secretos y rencores acumulados en silencio junto a la sed de venganza del ser humano ante las desgracias consumadas por terceros en contra.
Al final, incluso le cogí cariño a uno de los personajes secundarios, Vivales, que fue el abogado de Melchor durante su etapa en la cárcel y que desde entonces se convirtió en un amigo, en su ángel de la guarda incluso. Vivales es un personaje ocultado, que no oculto, un hombre al que la vida parece haber tratado mal, que nada contracorriente, que resiste los envites y que se mantiene en pie. Vivales es un pilar fundamental en esta novela coral donde se habla de otros temas como el procès independentista y los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils de 2017.
Dividida en dos partes, la novela ofrece una narración fluida con la ayuda de unos diálogos que luchan por sonar verosímiles. Aun así, las descripciones parecen mejorables.
Ha sido una experiencia leer tanta ficción de la pluma de Cercas después de haberme deleitado con obras menos ficticias como Soldados de Salamina, Anatomía de un instante o El impostor, donde la realidad y la investigación parecen tener más peso. Esta podría acercarse más, manteniendo las distancias, a El móvil, que sí es una novela más cargada de ficción y de pura imaginería —se supone, porque actualmente en la literatura ya no existen límites ni fronteras delimitadas—.
Aun así, cualquier comparación sobra, aunque hablemos de otras obras del mismo autor. En esta, Cercas pone un marcado acento personal, se desmarca, elabora una historia bien tejida y atractiva y, aunque no es una novela sobresaliente, parece haberlo sido para merecer el premio Planeta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
olegariohernandez
 20 abril 2020
No hay otra como Los Miserables
Terra Alta (Planeta, 2019), la nueva novela de Javier Cercas (Ibahernando, España, 1962) es tan delicada, emotiva y profunda que se corre el riesgo de provocar un spoiler con solo escribir muy poco sobre ella. Lo tendré presente, pero hago la advertencia, por si se me escapa algo. Es muy entretenida y casi no se puede parar una vez comenzada, al estilo de una serie de culto de Netflix. Es una novela negra, policial, lo cual, en rigor, no debiera sorprender a los asiduos lectores del español, porque en la mayoría de sus obras los protagonistas abordan investigaciones que bien podrían cumplir con los requisitos para caer dentro de los márgenes de este género. En Terra Alta Cercas adscribe a él al mejor estilo de las que Manuel Vázquez Montalbán hizo protagonizar a Pepe Carvalho. No a cualquiera de ellas, sino a las más emotivas, en las que no se reserva espacio para el humor: las que ofrecen personajes entrañables que sucumben a sus sombríos destinos, y que ignoran las fuerzas que los han marginalizado, que sufren en silencio y sueñan con irse a un lugar mejor o a redimirse de alguna forma imposible, novelas trágicas que nos hacen llorar, y que son verdaderamente negras. Me acordé de Los Mares del Sur y de la Rosa de Alejandría leyendo Terra Alta. al mismo tiempo, Javier Cercas no abandona la estructura de meta novela, aunque en esta ocasión quizás no se enfoque tanto en cómo se escriben o narran (como sí lo hace en Soldados de Salamina), sino en cómo se leen y releen, y en quién las lee y por qué las puede llegar a comprender o al menos admirar en su calidad de libro salvador. El canon de novela para ser leída con la humildad y derrota de un ser marginado es Los Miserables de Victor Hugo. Lo saben quienes han caído al fondo de un pozo, y que logran asirse milagrosamente a sus páginas. La vida se parece a las malas novelas, dice un personaje. ¿Es cierto eso? ¿Tiene sentido comparar su propia vida con la de una novela, buena o mala? ¿Podemos reflejarnos en Jean Valjean o en el señor Magdalena o en Javert? ¿O ya se ha ido para siempre el mundo en que una comparación como esa tenía sentido, al menos para los lectores de novelas? La intertextualidad es fenomenal. El valor de la relectura es asombroso. Mientras tanto, más allá de o junto con lo anterior, la historia de Terra Alta avanza por el rudo, agreste y violento mundo de la prostitución, el crimen, el terrorismo y las consecuencias de la traición, y nuestro nuevo héroe entrañable, Melchor, intenta sobrevivir y dar sentido y aclaración a los actos más terribles que se puedan imaginar dentro y fuera de una novela.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
sanhezped
 10 diciembre 2019
Terra Alta es la novela ganadora del Premio Planeta 2019, algo que me imagino que ya sabes al comenzar a leer esta reseña, pero que de lo que de todos modos hay que dejar constancia. Un nuevo coqueteo de los Premios Planeta con la novela negra, por más que en este caso Terra Alta sea una novela negra muy peculiar, pues aunque arranque con un asesinato y en teoría todo gire en torno a la investigación del mismo, saber quién ha sido el asesino (un tanto predecible por otra parte), no es el motor principal de la novela, de ahí que tal vez los que lean Terra alta como una novela de misterio, puedan llevarse una decepción.
Porque Terra Alta es en realidad una novela sobre la vida de Melchor Marín, una historia sobre su difícil evolución como persona, desde aquel chico conflictivo que acabó en la cárcel y al que los acontecimientos y el deseo de venganza le llevaron a convertirse en policía. Un policía que sin pretenderlo se convirtió en el “héroe de Cambrils”, aquel que mató en un momento a cuatro peligrosos terroristas que estaban sembrando el pánico en la ciudad y al que, como “premio” por su labor y para protegerlo de posibles represalias, deciden llevarle a un remoto y tranquilo puesto en Terra Alta.

De entrada, tenía muchas ganas de leer Terra Alta, por más que una reseña me había dejado con la mosca detrás de la oreja porque la había destrozado. Claro, que parece que es moda atacar a cualquier novela que reciba el Premio Planeta, que hay barra libre para criticarla cruelmente como si eso fuese un indicativo de imparcialidad e independencia del crítico o reseñista frente a las editoriales.
Es cierto que no es una novela perfecta y que como novela negra he leído este año muchas mejores que ésta. Pero es que como decía antes, Terra alta es mucho más que una novela negra al uso. La trama policiaca no deja de ser un mero pretexto para llevarnos a ver la evolución de un personaje muy complejo, movido por el deseo de venganza tras la muerte de su madre, una prostituta asesinada y cuyo caso quedó sin resolver.
De hecho, Melchor Marín se convierte en el único “personaje” de la novela. El resto quedan muy desdibujados junto a él. Apenas tendremos unas pinceladas de ellos, las justas para darle la réplica al protagonista evitando que nos despistemos y el foco se aparte de Melchor.
Es la historia de Terra Alta, una historia sosegada, muy alejada del ritmo de thriller que algunos piensan que debe tener la novela negra. Y sin embargo, es una novela que se devora con facilidad en función no de la presunta intriga de la misma, sino por querer saber más sobre un protagonista que a mí me ha fascinado, hasta el punto de ser una de esas novelas que una vez leídas me deja con un run-run pensando en la misma después de terminarla, señal de que lo importante de la misma no era el final, sino el camino hasta el final. Un buen final, más allá del giro con salto mortal que da sobre el caso el autor en las últimas páginas. Claro, que si lo que quieres es leer una novela de misterio, mejor búscate alguna de Agatha Crhistie con el simplón de Poirot, porque Terra Alta es “otra cosa”, más compleja, más allá de una novela para leer, disfrutar y olvidar.
Enlace: http://www.elbuhoentrelibros..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20

Las críticas de la prensa (8)
confabulario21 octubre 2020
Con Terra Alta, su novela más reciente, el escritor español Javier Cercas rinde homenaje a Los miserables, de Víctor Hugo, rescata al comisario Javert, uno de los personajes más aborrecidos e idealistas de la literatura universal, y traza una nueva ruta en sus propias búsquedas narrativas.
Leer la crítica en el sitio web: confabulario
Laverdad09 agosto 2020
La violencia, marca de los grandes ideales y epílogo de las ambiciones particulares.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
elperiodico04 marzo 2020
Melchor Marín, el protagonista de 'Terra Alta', es el primer personaje que Javier Cercas (Ibahernando, 1962) no ha conseguido sacarse de la cabeza después de escribir la última página del libro.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
elinformador10 enero 2020
La escritura es un proceso colectivo, al igual que la lectura. Que un libro sea bueno depende de varios factores: la propuesta que ha vertido el autor, el arropo del lector y el contexto en el que le llega al segundo.
Leer la crítica en el sitio web: elinformador
revistan02 enero 2020
La pregunta sobre la legitimidad de la venganza subyace a una trama de intrigas. La novela resultó ganadora del Premio Planeta este año.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
elperiodico24 diciembre 2019
El contundente arranque de la novela avisa de que nos hallamos ante un relato policial, con sus dos componentes esenciales: el detective, el mosso d’esquadra Melchor Marín, y el caso: el salvaje asesinato de los poderosos Adell y su criada.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
ElPais30 noviembre 2019
En la galardonada ‘Terra Alta’, Javier Cercas narra la historia de un ‘mosso d’esquadra’ usando las herramientas de la novela negra. El dominio del ritmo narrativo queda lastrado por cierta relajación del estilo .
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
elmundo14 noviembre 2019
Las heridas que no han cicatrizado, siempre latentes, los malos tratos y sus secuelas, el Opus Dei...trenzan una novela en la que Javier Cercas juega al despiste y que se lee sin aliento.
Leer la crítica en el sitio web: elmundo
Citas y frases (2) Añadir cita
DalberteDalberte10 mayo 2020
Odiar a alguien es como beberte un vaso de veneno creyendo que así vas a matar a quien odias
Comentar  Me gusta         30
LeoypuntoLeoypunto20 mayo 2020
La mitad de un libro la pone el escritor, la otra mitad la pones tú.
Comentar  Me gusta         30
Videos de Javier Cercas (13) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Javier Cercas
El Premio Planeta 2019, Javier Cercas, pregonero de la Feria del Libro de Badajoz. @PlanetadeLibros
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
72 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..