InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Eva María González Pardo (Traductor)
ISBN : 8494363417
Editorial: dÉpoca Editorial (01/03/2015)

Calificación promedio : 4.33/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
Imaginemos la larga silueta de un joven. Es un detective privado prodigiosamente dotado para la observación y la deducción lógica, misántropo, adicto a las drogas y experto en química y en las ciencias forenses de la época. Así mismo, es un gran maestro en el arte del disfraz y sus audaces hazañas son narradas por su amigo y confidente, un médico. Otro doctor aterroriza y fascina por igual a nuestro héroe. El joven se ve involucrado en un caso de asesinato cuando su... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 04 septiembre 2019
Inicio (más o menos, a medio gas...) la rentrée bloguera con una lectura que realmente es una relectura. Leí Maximilien Heller el año que salió, allá por 2015, pero como el blog no abrió sus puertas hasta finales de ese mismo año, no os pude traer en su momento mi opinión. Aprovechando que en nuestro reto anual particular (ese en el que vosotros nos recomendáis lecturas cada año) alguien nos propuso este libro, he vuelto a leerlo y aquí os traigo mis impresiones.
Estamos en el París de la segunda mitad del siglo XIX. Maximilien Heller es un abogado y filósofo harto de la vida y de sus congéneres que languidece deprimido en una habitación que no abandona desde hace dos años. Un buen día llama a su puerta la policía pidiéndole que les acompañe a la habitación de su vecino de rellano, quien está acusado de asesinato y de robo y que, de ser considerado culpable, perderá la cabeza en la guillotina. La policía quiere que Heller les informe sobre lo que haya visto u oído en esa habitación, pero con lo que se encuentran es con un joven que no solamente no cree en la justicia ni en los métodos policiales, sino que está seguro de la inocencia del detenido y que vuelve a hacer gala de toda esa energía que había perdido cuando pone a trabajar sus capacidades deductivas para encontrar al verdadero culpable.
Desde la propia sinopsis se incide en la que sin duda se trata de la razón principal de su publicación en España, y es el más que evidente parecido entre los personajes de Maximilien Heller y Sherlock Holmes. Lo interesante de este asunto está precisamente en lo inesperado: que la novela original es Maximilien Heller, publicada dieciséis años antes que Estudio en escarlata, y que de haber un personaje inspirado en otro, sería precisamente Sherlock Holmes el que saldría perdiendo, y no al contrario. Pero antes de adentrarme en eso permitidme que os hable de la novela y su trama por sí mismas, que bien lo merecen.
La novela está dividida en tres partes. En la primera, narrada por un doctor que acaba de conocer a Maximilien Heller (por ir abriendo boca con las coincidencias xD), conocemos cómo se ven involucrados en este asunto, las circunstancias del asesinato, las primeras investigaciones de Heller y comenzamos a familiarizarnos con el personaje. En la segunda parte cambiamos totalmente el tono y, sin querer estropear nada del argumento, os puedo decir que dejamos la narración del médico y pasamos a una epistolar en la que Heller escribe al susodicho médico y le cuenta sus andanzas y descubrimientos. Esta parte tiene un tono más misterioso, con algún punto incluso gótico y también más aventurero, con más acción. Y tras la resolución del caso tenemos la tercera parte, que funciona a modo de epílogo para darle un cierre no a la historia en sí, sino al propio personaje de Heller, para que el lector sea consciente de la evolución del personaje y las diferencias entre el Heller que conocemos depresivo tirado en un sofá y el Heller que resurge tras la investigación del asesinato de Brehat. Este epílogo yo creo que puede dividir al lector, habrá gente que lo considere necesario y gente que no... a mí particularmente me gusta, y además me parece que este epílogo es uno de los aspectos que más alejan a este personaje de Sherlock. Jamás veríamos este epílogo en una novela del de Baker Street :)
Heller ejemplifica al detective no profesional, solitario y extremadamente inteligente que se ha hecho famoso hasta nuestros días. Él es el rey de la función por encima del criminal y la víctima, y él, lo que hace, cómo lo hace, hacia dónde le lleva todo esto, es lo que interesa sobremanera al lector. Es un erudito y filósofo que se considera incomprendido y al margen de la sociedad, a la que no entiende ni perdona por sus debilidades, y que vive consumido por la fiebre del genio que no encuentra su sitio. Cuando se adentra en el mundo detectivesco, trabaja con hechos, jamás con suposiciones, y siempre utiliza un método que jusitifique sus aseveraciones. Su confidente y biógrafo de sus andanzas es un médico anónimo que usa para dar voz a todo lo que se le pasa por la cabeza y a todo lo que va descubriendo. No tiene miedo a nada, es intrépido y, una vez se le presenta un motivo serio que le impulsa a la acción, quedan atrás las fiebres y las melancolías que le mantenían aferrado a los confines de su salón.
Y todo esto nos conduce al quid de la cuestión... ¿se inspiró Arthur Conan Doyle en Maximilien Heller para crear al archifamoso Sherlock Holmes? Si me preguntáis mi opinión (y si no me la preguntáis da igual, os la voy a dar, que para eso estoy aquí xD), os doy un sí rotundo. En vista de todas las características, idiosincrasias y semejanzas presentes en este libro, lo complicado sería creer que no se inspiró en él. Dos personajes no pueden parecerse tanto por casualidad y magia potagia. Heller es taciturno, neurótico, obsesivo, adicto a las drogas (en este caso el opio), avezado en química, brillantemente capacitado para la observación y la deducción, experto en el uso del disfraz, su confidente es un médico y este mismo médico es el encargado en buena parte de la narración de contar la historia... es que por ir más alla en las semejanzas, no solo usa los servicios de varios niños cuando tiene necesidad de ciertos encargos y recados, sino que su antagonista digamos que recuerda en algo a Moriarty (sin querer dar muchos más datos). Sí, claro, solo podemos hablar de hipótesis, todo esto es algo que jamás se podrá probar, pero si sois de los que como yo creéis que las casualidades no existen, y más cuando son tantas y tan rotundas... pues eso, que no se puede añadir mucho más. Es además una teoría que, por mucho que nos pueda sonar a nueva, pulula desde hace muchos años dentro de los círculos de expertos sobre Sherlock Holmes, y tal y como se confirma en la introducción de la novela, ni siquiera ellos son capaces de negar la mayor. Las sospechas existen desde hace mucho tiempo, y es lo que hay.
Todo esto no quita para que Doyle cogiese todo esto, pusiera en marcha su genio y crease un personaje inmortal que Cauvain, obviamente, no supo o no pudo crear. ¿Devalúa eso la creación de Sherlock en sí misma? No, en absoluto, porque es una versión 10.0 de Maximilien Heller. A mí lo que realmente me da pena es la demostración, una vez más, de la injusticia que a veces prima en el mundo literario. Henry Cauvain creó en su primerísima novela un arquetipo de personaje que, mejorado y evolucionado, ha llegado a ser historia de la literatura, pero a él ni siquiera podemos ponerle cara porque al parecer no ha llegado ni una triste foto suya hasta nuestros días. Jamás conoció la fama como novelista, pero creo que todos los que amamos los clásicos policíacos en general, y el mundo de Sherlock Holmes en particular, le debemos mucho.
Termino. El libro, más allá de su valor como prueba de que Sherlock Holmes no nació exclusiva y enteramente de la imaginación de su autor, funciona solo y bien por sí mismo, y merece mucho la pena sobre todo por su personaje principal. Es cierto que al lector actual esta trama podría parecerle algo ingenua porque no has llegado a la mitad del libro cuando ya te imaginas quién es el culpable sin problemas (y aciertas), pero aun así Cauvain se las arregló para dar forma a un libro muy entretenido, que se lee casi en tres sentadas gracias a una prosa ágil y muy fluida (característica que suelen compartir casi todos los clásicos policíacos franceses que yo he leído hasta ahora) y que vuela entre las manos. Ya os digo que es mi segunda lectura de la novela y la he leído con el mismo interés que la primera vez, como si no supiera lo que me iba a encontrar en ella. La edición de dÉpoca es como siempre fantástica e ilustrada, y merece mucho la pena.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
AnaGranger21
 01 abril 2018
Aunque los parecidos son indiscutibles, corremos el riesgo de caer en odiosas comparaciones. Maximilien Heller de Henry Cauvain es indudablemente la novela precursora del afamado Sherlock Holmes, pero Maximillien, al margen de sus similitudes con el detective inglés, es un investigador único al que merece la pena conocer sin que la alargada sombra de Holmes lo eclipse.
Maximillien decide involucrarse en la investigación que la policía lleva acerca de su vecino, criado desde hace apenas una semana de un rico banquero asesinado en extrañas circunstancias. La policía parece querer dar carpetazo al asunto y culpar al criado quien niega desesperado cualquier implicación. Maximillien, un joven abogado recluido en su desordenado piso, un misántropo de gran intelecto, adicto al opio, experto del disfraz, reservado en sus hallazgos, con conocimientos en química y en técnicas forenses, quien sólo es feliz si puede emplear su privilegiado cerebro. Un personaje con grandes altibajos emocionales que pasa de la euforia al abatimiento rápidamente, ve en el caso de asesinato del banquero una gran oportunidad para salir de un período en el que su salud esta muy mermada. Serán precisamente sus problemas de salud los que le lleven a conocer a cierto médico que pronto se convertirá en su amigo y confidente en un caso donde misterio y acción se entrelazan. Maximilliem se enfrentará a su némesis, encarnado por el doctor Wickson (su propio Moriarty).
Se trata de una novela de gran calidad, escrita de un modo muy ágil que la convierte en una lectura de las que se devora rápido y de las que logra mantener en tensión de principio a fin. No es tanto el caso en sí, como cuanto acontece, lo que logra que la intriga no decaiga. Nada es tan obvio como parece y su final nos guarda algunas sorpresas.
La obra se divide en dos partes bien diferenciadas:
La primera parte, es narrada por nuestro doctor (su Watson) que nos acercará a la figura de Heller y a los inicios de este curioso crimen. Aquí asistimos a la forja de su amistad y nos familiarizamos con Heller y sus métodos (del todo deductivos, aunque se aprecian las diferencias).
En la segunda nuestra perspectiva de los hechos cambia. Es el propio Heller, a través de las cartas que escribe a su amigo, quien nos desvela sus avances en el caso. Aquí la trama y los escenarios de la ciudad franceses, son sustituidas por el campo y un castillo, donde la trama adquiere tintes góticos y el misterio se intensifica y el ritmo de los acontecimientos se incrementa.
Heller y Holmes son dos caras de una misma moneda, salvo que ambos, dentro de la literatura, toman caminos distintos. Mientras Heller fue detective de una sola obra y nunca tuvo la oportunidad de su homónimo británico de crecer y desarrollarse, Holmes se convirtió en un personaje de larga tirada, con más capas y con un carisma propio. Heller y Holmes comparten origen, pero son claramente distintos. Me hubiese encantado que Heller hubiera reaparecido en otras obras, ya que en tiempos de sus publicación fue todo un éxito (se publicó unos diecisiete años antes que Estudio en escarlata) pero acabó sepultado en el olvido.
Destacar el magnífico trabajo llevado a cabo por dÉpoca Editorial en el interior y exterior del libro: una gran traducción, maravillosa introducción (que nos permite saber más del período en el que nos movemos, sobre su autor y sobre la propia obra), tapa dura con sobrecubierta, una imagen de portada preciosa, increíbles ilustraciones en el interior, un punto de lectura en tela, un marcapáginas con la imagen de portada y una lámina que reproduce la misma.
Maximilien Heller de Henry Cauvain es una pequeña joya rescatada del olvido que inspiró a Arthur Conan Doyle para crear a Holmes, sin duda, pero sería erróneo pensar que Holmes es Heller y Heller es Holmes. Es una novela muy buena, sencilla y rompedora para su época, que debería ser recordada por su calidad narrativa y por su original e inteligente protagonista, un detective alejado de cualquier convencionalismo, un hombre de acción sin placa que se bate con un oponente digno de su intelecto y sus métodos. ¿Logrará Heller resolver su único caso llevado a la literatura y sobrevivir para contarlo? Os invito a descubrirlo por vosotros mismos, porque es una lectura de la novela policíaca que merece la pena disfrutar viendo lo mucho que, directa o indirectamente, contribuyó a tan rico género.
Enlace: https://elaventurerodepapel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
helencazadoradelibros
 03 noviembre 2020
Es alto, muy delgado, enfermizo, con tendencia a olvidarse del mundo cuando piensa, adicto al opio, con una facilidad grandiosa para desaparecer de nuestra vista disfrazándose y su mejor amigo es un doctor.
.
No, no estoy hablando de Sherlock Holmes, me estoy refiriendo a Maximillien Heller, creado por Henry Cauvain en 1875 (12 años antes que su homologo inglés).
.
Todo parece indicar que Conan Doyle, durante una estancia en Francia, leyó esta novela de Cauvain y se inspiró en ella para crear al famoso detective consultor inglés.
.
No pretendo dar a entender que es un plagio, pero existen demasiadas similitudes.
Y aunque Heller es anterior no se le conoce tanto.
.
Al leer esta aventura, durante varios momentos se te olvida que no es Holmes. Sólo vuelves a la realidad cuando le llaman "el filósofo", porque ese es su oficio.
.
Las comparaciones son odiosas y en esta ocasión más aún; así que hablaré de Maximilien Heller.
.
Esta es una novela policíaca muy bien llevada y abundante en misterios y secretos. Con un personaje detectivesco que hace las delicias que tanto nos gustan en el género.
.
Sin llegar al extremo de caer mal, como les pasa a much@s con Holmes, consigue que lo veamos como alguien sumamente inteligente, que encuentra en los detalles las pistas más inusuales.
.
La investigación sobre la muerte de un anciano rico lo hará viajar, disfrazado, haciéndose pasar por un sirviente desde París a Bretaña y allí, su suerte dependerá de su audacia.
.
Recomendada para fans de Holmes & Watson, por aquello de comparar 😜 y para su retractores, por aquello de que en este universo paralelo quizás lo disfruten más.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2101 abril 2018
Maximilien Heller yacía recostado en un gran sillón junto a la chimenea, con la cabeza hacia atrás y los pies apoyados en el morrillo del hogar. Un amplio batín envolvía su cuerpo, delgado como un esqueleto. Ante él, entre las cenizas, una pequeña marmita de hierro blanco parecía conversar con un grillo escondido entre las brasas. Maximilien era un gran bebedor de café.
Comentar  Me gusta         10
Video de Henry Cauvain (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Henry Cauvain
Booktrailer de «Maximilien Heller»
otros libros clasificados: Literatura clásicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
73 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}