InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Celia Montolío (Traductor)
ISBN : 8416208670
Editorial: Ediciones Siruela (10/12/2014)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Un tempestuoso día de enero una prostituta es arrestada. Ese hecho podría pasar desapercibido en mitad de la fiebre del oro que recorre la costa de Nueva Zelanda en el año 1866, si no fuera por los otros tres acontecimientos misteriosos que se producen el mismo día. Se descubre una enorme fortuna en la casa de un borracho indigente, un hombre rico desaparece y un capitán de navío de mala reputación suspende todos sus tratos y leva anclas, como si pretendiera darse a... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Casa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Guille63
 06 March 2023
Casi abandono el libro a las primeras de cambio. Tenía por delante 800 páginas de una narración clásica de misterios, secretos y enredos, bastante alejada de lo que vienen siendo mis gustos. Sin embargo, aguanté el tirón y al final resultó ser una lectura entretenida. Y esto es lo mejor que puedo decir de la novela.

En efecto, los inicios fueron duros. Me estaba enfrentando a lo que parecía ser una enrevesada y muy larga introducción de una partida de Cluedo. La autora necesita las 360 páginas del primer capítulo para plantear la trama y presentarnos a los 20 personajes que componen el elenco de la novela, cada uno con su historia personal a cuestas y con su particular relación con ese asunto que, para su tratamiento urgente, reúne a doce de estos personajes en un hotel de una emergente ciudad minera de la Nueva Zelanda de finales del siglo XIX.

A medida que avanzamos sabremos de una puta suicida que puede que no sea suicida y que parece que ya no será puta; de un baúl con documentos trascendentales que no se encuentra; de un rico minero desaparecido; de un pagaré no firmado que se oculta; de un disparo a bocajarro que no tiene los efectos habituales; de un muerto, con el pecho ensangrentado, que se levanta y grita; de una mina que deja de producir oro de un día para otro; de un tesoro que va y viene; de un muerto que es descubierto en su solitaria cabaña y que deja una herencia sorprendente, una viuda de la que nada se sabía, que se creía mujer de otro y que es el nexo que une de una forma u otra a todos los personajes.

Todos estos misterios se irán desvelando, más o menos, en el resto de los capítulos, once, cuyas dimensiones van disminuyendo paulatinamente hasta la página y media que compone el último de ellos, y que, según parece, deben guardar, así como los doce personajes de la reunión, alguna relación con los signos del zodiaco. A mí no me pregunten; quizás en estas relaciones con el zodiaco esté el meollo de todo el relato porque fuera de ellas no hay más que una novela de aventuras un tanto pretenciosa.

¿Qué fue lo que hizo que aguantara el tirón? Una mezcla de cosas.

La escritora tiene oficio y su estilo me facilitaba mucho la lectura, los personajes me fueron intrigando y los misterios acabaron por engancharme. Por otro lado, a menudo me generaba sensaciones similares a las que experimenté con la lectura de El plantador de tabaco, otro gran tocho que, como esta, reivindica el gusto por la trama, el puro placer de narrar y leer una historia llena de personajes y peripecias, homenajeando a la novela de otra época. También comparten las dos el escenario de un mundo en ciernes, con esas luchas de poder donde reina la codicia, la ambición y la inclemencia propias de una sociedad que se está formando con hombres y mujeres en busca de fortuna o desahuciados y a menudo huidos o expulsados de otros sitios y entre los que se establece esos conflictos entre el nuevo orden que se va imponiendo al desorden inicial o a los órdenes importados de las distintas procedencias.

“El hombre que encuentra una pepita podrá comprar su propia vida. El mundo civilizado no ofrece ese tipo de promesas.”

Por supuesto, en esta comparación gana por amplia goleada el Plantador de tabaco, más paródica, absurda, placentera, hilarante y lujuriosa que esta que tratamos aquí. Parafraseando una cita de aquella novela y que ya resalté en su correspondiente reseña, en El Plantador nos es dado ver mucho mejor el corazón y la médula de la vida; es en mayor medida ese maravilloso chismorreo de dioses que es un cuento bien urdido.

Esta novela, en mi opinión, está lejos de estar bien urdida aunque sí bien escrita. Esta trama detectivesca sin detective tiene varios puntos que rayan en lo inverosímil sin el propósito de serlo (o sin importarle a la autora que lo sean), lo que en este tipo de literatura no es un dato muy a favor. Como tampoco lo es, para mi gusto, ese elemento fantástico que tiene un enorme protagonismo en la historia y que a mí terminó por sacarme de ella. Y aun así, aguanté el tirón… pero creo que no será grave y que pronto estaré completamente recuperado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Literannia
 13 June 2021
Eleanor Catton nació en Canadá aunque de muy pequeña se mudó a Nueva Zelanda, país de origen de sus padres.
Cursó un máster de escritura creativa, cuya tesis se convirtió en su primera novela.
Le llevó 5 años escribir Las luminarias por la que recibió el Man Booker Price.
Recientemente, ha sido adaptada para televisión.

1866. Nueva Zelanda inmersa en plena fiebre del oro. En la misma noche se arresta a una prostituta, aparece una fortuna en la cabaña de un borracho indigente, desaparece el hombre más rico de la zona y un capitán de navío con mala reputación leva anclas de repente y sin decir nada a nadie.

Antes de dar mi opinión me parece casi obligatorio reconocer el trabajazo que le debió suponer esta obra a la autora. Y, es que es un libro largo y complejo con una red muy enredada de personajes y hechos.
Se llama Las luminarias porque relaciona cada capítulo con elementos del cielo y juega con el tiempo. Desde la página 1 renuncié a comprender su significado y preferí centrarme en seguir la historia; una historia que requiere mucha atención para no perderse.
Tiene un estilo muy minucioso, cada personaje cuenta con una descripción complementada con algo de background para entender porque actúa como actúa en cada situación, y tanto detalle me pareció innecesario y un poco molesto. Más por querer llegar al final que por mal escrito.
Es un gran puzle lleno de ambición y pasión con mucha información que tiene que encajar. Y lo hace. Sin forzar. Enrevesado sí, pero creíble.
También es cierto que los últimos capítulos los leí varias veces porque no entendía las 2 últimas páginas, más abstractas, que me descolocaron y que me dejaron con la sensación de haberme perdido algo.
Aún así, me parece un muy buen libro con una capacidad increíble para revivir un período muy concreto de Nueva Zelanda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
angemas
 09 February 2022
Las luminarias es una obra peculiar. Intervienen en la narración gran número de personajes que son presentados detalladamente hasta que comienzan a formar parte de nosotros como una gran familia. Se esconde en la obra un misterio, o varios misterios, realmente y la solución a estos misterios depende en parte de la mirada del lector. Su estructura y un ligero toque mágico hacen que sea una obra singular, especial. Me ha gustado encontrar esta narración diferente entre mis lecturas.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
LiteranniaLiterannia01 December 2020
Fuimos creados por nosotros mismos, y seremos nuestro propio fin.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: literatura neozelandesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Casa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Eleanor Catton (1)Ver más




Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
688 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro