InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Manuel Mata (Traductor)
ISBN : 8445002449
Editorial: Minotauro (12/05/2015)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Cada mañana, Melanie espera en su celda a que vayan a buscarla para llevarla a clase. Cuando la puerta se abre, el sargento le apunta con su pistola mientras dos de sus hombres la atan a la silla de ruedas. Ella cree que no les gusta. Bromea diciendo que no les morderá, pero ellos no se ríen. Melanie es una niña muy especial?
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
crismonteoliva
 18 septiembre 2020
¿Es posible escribir algo original dentro del universo zombi? ¿Acaso escribir una novela de zombis no consiste siempre en seguir el mismo guion cambiando, si acaso, un poco los personajes y las situaciones? ¿Qué impide que un buen autor se decida a darle una vuelta de tuerca al género para ofrecer un poco de lo que los fans tradicionales quieren y otro poco de los que ansiamos cosas más originales? Ofrecer algo como Melanie, por ejemplo, la novela de M.R. Carey que vengo hoy a comentaros.
Cada mañana, Helen Justineau acude a su puesto de trabajo como profesora. Su aula no está en un colegio, sino en un bunker. El bunker está muy vigilado por soldados. Y sus alumnos no son niños como todos los demás. Y es que estos niños son muy inteligentes, pero necesitan estar atados a sus sillas. Si por algún momento los niños se desataran, podría ocurrir algo terrible. Casi tan terrible como el cariño que siente Melanie, la niña más inteligente de toda la clase, por su profesora, la señorita Justineau. Un cariño que hará posible la libertad de ambas más allá del bunker, de la terrible y peligrosa enfermedad de Melanie y de todos los obstáculos que encontrarán en su camino de huida.
Perdonadme si la que yo he escrito no os resulta especialmente clara. Es difícil escribir una sinopsis cuando te parece tan fácil destripar en ella la trama de una novela. Espero que al menos os sirva de algo, ya que la contraportada del libro tampoco os va a aportar más información con respecto a la historia, solo os va a dar un buen puñado de buenas opiniones de medios importantes. En la web de la editorial, sin embargo, sí que encontraréis una breve sinopsis. Os invito a que la busquéis. Ya veréis como no es muy diferente de la que yo os he escrito (o sea, que, por suerte, no desgrana lo mejor de la trama, cosa que sería una verdadera pena).
¿Qué puedo decir de Melanie sin destrozaros las expectativas? En primero lugar, tal y como anuncia la portada de este volumen, que esta es una novela de zombis. Un thriller, para más señas. Así que si te gustan los zombis y la intriga y estás buscando uno bueno con el que pasar parte del verano, sigue leyendo esta reseña.
También os puedo contar que Melanie es una niña inteligente, pero potencialmente peligrosa, que vive junto a otros niños con su mismo problema en un bunker del ejército de Gran Bretaña. Todos los días, Melanie y los otros niños asisten a clase. Como decía antes, una de las profesoras es Helen Justineau, una mujer carismática. Helen es la profesora favorita de Melanie, prácticamente una figura materna para la niña. Esta conexión entre ambas será fundamental durante toda la novela.
Muchos autores de novelas de zombis se ocupan mucho en escribir escenas de acción con mucha casquería y poco en dar vida propia a sus personajes. Este no es el caso de M. R Carey, reconocido escritor británico de ficción y cómic. Así, Carey, además de ofrecernos escenas llenas de tensión, nos perfila personajes tremendamente ricos en matices con los que es fácil empatizar en algún momento (incluso con los malos de la historia).
Aunque lo cierto es que ningún personaje le hace sombra a Melanie, esa niña inquieta, inteligente, cariñosa y meticulosa que busca su lugar en el mundo. Ni siquiera su querida señorita Justineau, siempre tan valiente, lo consigue. Melanie es el verdadero motor de esta historia, la pieza que le da sentido a una trama que desemboca en uno de los mejores finales que he leído últimamente. Imposible olvidarse de ella, por mucho que pase el tiempo tras la lectura de esta excelente novela.
Las novelas clásicas de zombis constan de varios elementos que se repiten: el ataque de los infectados, la huida de los supervivientes y la muerte progresiva de los actores hasta que solo quedan unos pocos de ellos. Melanie tiene estos elementos, pero también otros que la hacen diferente a otras obras que he leído antes: la explicación de la propagación de la enfermedad zombi, la existencia de los niños especiales, los otros enemigos que encontrarán los supervivientes en su camino…Sin olvidarnos de algo fundamental: la calidad literaria que le otorga M. R. Carey, muy de agradecer en estos tiempos de novelas de género escritas muy a lo loco.
El resultado de esta magnífica combinación no solo es una novela original, sino también algo realmente emocionante y adictivo ya no solo para los amantes de las novelas de muertos vivientes, sino para todo aquel lector interesado por las buenas obras de ciencia ficción con un poco (o un mucho) de terror. Es por ello que pienso recomendar encarecidamente la lectura de Melanie a todos mis amigos, ¡y también a ti!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Maria_Black
 12 febrero 2020
En Melanie, el autor Mike Carey, nos introduce en un mundo post apocalíptico donde un hongo a terminado con la mayoría de la humanidad. Tan solo unos cuantos humanos -científicos, sargentos- han quedado y trabajan juntos investigando que fue lo que pasó y como revertir los daños. Junto a estos adultos, conoceremos a unos niños especiales, que pueden ser la base para encontrar esta solución, entre los que se encuentra Melanie, nuestra protagonista en la historia y una niña de 10 años, bastante especial.
En primer lugar debo admitir que, a pesar de que la primera noche que empecé a leer esta lectura tuve unas espantosas pesadillas sobre que un montón de gente del gobierno venía a sacarme el cerebro y cortarlo en pedacitos (lol), la verdad es que, al ver que esta novela estaba entre los libros de terror me esperaba mucho más de este género, y no ha sido así, mis pesadillas más bien pueden haber sido provocadas por la rabia que me produjeron ciertos personajes que por el miedo que he pasado leyendo el libro (y os puedo asegurar que soy bastante miedosa). Por lo que, si es el género "terror" en el que está catalogada esta novela es lo que os hecha para atrás al leerla, quitároslo de la cabeza porque no vais a encontrar más que una fantástica y original historia sobre el género tan trillado, quizá, de zombies.
Algo que me sorprendió y al mismo tiempo me gustó mucho, es la forma de narración. Narrada en tercera persona del presente, el autor nos mostrará los distintos puntos de vista de todos los personajes, con capítulos relativamente cortos en su mayoría, lo que provocará que al mismo tiempo que no nos perdemos nada de lo que pasa tanto en ambientación como en las mentes de los distintos personajes, y se nos haga una lectura bastante amena.
Los personajes son otro dato a destacar del libro, entre los que conoceremos a Melanie, una niña especial, que es muy inteligente, curiosa, cariñosa pero también muy peligrosa, y a la que sin ninguna duda se le coge un especial cariño. La señorita Justineau, una de las profesoras que dan clase a estos niños tan peculiares, que los cuida casi como si fueran propios y que les da el cariño y el apoyo tal cual y sin casi ninguna distinción como si fueran niños normales. El sargento Parks, un personaje con el que he tenido algunos sentimientos encontrados, pues al principio lo he odiado pues me ha fastidiado mucho la actitud que tiene con respecto a los niños pero que según he ido avanzando en la lectura, no es que lo haya amado con toda mi alma, pero sin duda ese odio que he sentido al principio ha ido menguando bastante hasta el punto de que se me ha hecho más soportable. Y por último, la doctora Caldwell, a esta si que la he odiado y bien odiada. Una científica amargada que para lo único que vive y lo único que le interesa es su investigación ¿humanidad? ¿hola? ¿qué es eso? ¿se come? pues eso, hasta el más inhumano de los muertos vivientes ha sido capaz de demostrar tener más humanidad que ella.
Todos estos personajes muy complejos y diferentes entre sí, y con esa capacidad del autor de construirlos tan reales, sobretodo a nuestra pequeña protagonista, Melanie, que es inevitable cogerles cariño u odiarlos como es el caso de otros.
Este libro sin duda tiene todo lo que comúnmente podemos encontrar en una más de las historias de zombies, como puede ser: el ataque de los no muertos, algunas muertes de lo personajes y hasta la huida de algunos de los supervivientes, pero también otros muchos aspectos los cuáles la hacen algo original e innovador en este género. Y es que el autor nos enseñará también el por qué de la propagación del hongo, sus investigaciones, la existencia de unos niños muy especiales y otros enemigos a los que los supervivientes tendrán que enfrentarse a parte de los muertos vivientes.
Uno de los puntos negativos del libro y el que sin duda menos me ha gustado ha sido el final, pues, si bien ha sido bastante impactante y me ha sorprendido mucho, me he quedado como con ganas de más, como cuando te da la impresión de que te faltan algunas hojas, y esa sensación me da mucha rabia, por lo que considero que un poco más de explicación en el final hubiera enriquecido mucho má el libro.
En resumen, un libro muy diferente del género zombie, que si bien le falta para mi gusto algunas dosis de terror, viene cargado de intriga, acción, investigación y ternura. Con un final que aunque puede dar la impresión de incompleto, es bastante impactante.

Enlace: https://krazybookobsession.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
laberintosdetinta
 22 enero 2018
Nos encontramos en un mundo postapocalípico que ha colapsado tras una gran cepa de un supuesto “virus” que ha convertido a buena parte de la población en zombies. En este caso, creo que deberíamos irnos a por el término “infectados”, ya que Carey no nos presenta al clásico zombie-muerto viviente, sino que, desde una perspectiva algo más científica, nos pone delante de una amenazadora enfermedad que se trasmite poco a poco y de la que no se puede escapar.
A estos zombies/infectados los llaman hambrientos y es un milagro que aún queden humanos vivos, porque estos enfermos corren, saltan, arañan como bestias y nunca se cansan, de ahí mi empeño por separarlos de los clásicos zombies errantes y lentos. Contra todo pronóstico, la humanidad ha conseguido subsistir en pequeños grupos cercados en los que todo parece haber recuperado parte de la normalidad, pero eso no va a impedir que la especie humana se dé por vencida y deje de estudiar qué es lo que ha causado este cataclismo y si se puede curar.
En uno de estos grupos de investigación es donde comienza la narración. Y, en primer lugar, vamos a seguir a la principal protagonista, Melanie, una niña que, junto a sus compañeros, no responde de la misma forma al virus. El pequeño grupo de Melanie, todos niños, no se deja llevar por sus instintos cuando los humanos ponen inhibidores sobre su piel. Además, estos “niños infectados” son capaces de pensar y de razonar como cualquier persona humana, de hecho, algunos de ellos por encima de la media, como Melanie, pero eso no impide que, si huelen carne, sudor o saliva humana que no esté debidamente inhibida mediante químicos pierdan totalmente el control, sus mandíbulas se muevan implacablemente y su fuero interno les obligue a atacar.
Esta curiosísima reacción al virus está siendo investigada por la Dra. Caldwell, que cree que en estos niños está la clave para la supervivencia de la especie humana. En mi opinión, la mayor parte de la fuerza y la potencia de la novela se encuentran en esta contraposición: para la doctora los niños no son más que ratas de laboratorio a las que diseccionar, sin tener en cuenta esos rasgos humanos que parecen mostrar. Mientras que los lectores, desde el punto de vista de Melanie, vemos que son niños como otros cualquiera, al fin y al cabo, pero infectados, por lo tanto es sobrecogedora la inocencia con las que el autor retrata a estos niños y la indiferencia con la que la doctora los trata. Nosotros, como lectores, ya sentimos empatía hacia ellos así que se va creando un conflicto entre lo lógico y lo emocional: sabemos que están contagiados, pero no queremos que les hagan daño, porque siguen siendo unos niños que no entienden qué está pasando.
Otro detalle que también hace que la novela sobresalga es la narración desde diferentes puntos de vista. No solo desde el de Melanie, también atravesaremos esta historia de la mano de la Srta. Justineau, una de las “profesoras” de Melanie, la Dra. Caldwell o el sargento Parks, entre otros, todos con unas personalidades muy marcadas que chocaran entre ellas: Justineau quiere mantener viva a Melanie, mientas que la doctora quiere diseccionarla y el sargento solo quiere que las normas se cumplan. La evolución de estos personajes va a ser la que permita la evolución de la trama (Character driven).
Esta narración múltiple también permite que la parte científica esté debidamente explicada y sea coherente. Esta información científica nos la dará la Dra. Caldwell, de la que el autor se ha valido muy bien, porque un defecto corriente en la ciencia ficción es poner en boca de personajes no formados en temas científicos algunas teorías muy complejas. En este caso, como vienen de la boca de una científica totalmente implicada con la causa, veremos unos capítulos descriptivos muy creíbles y lógicos. Además, todo este bagaje científico está muy bien repartido a lo largo del libro y es comprensible para no resultar pesado.
Ahora bien, hacia la mitad del libro hay un altibajo evidente en la narración, tanto la trama como la escritura se vuelven algo más planas: en resumen, a mi parecer le sobran algunas páginas que no contribuyen ni a la trama, ni a la construcción de los personajes, por lo que son superfluas e innecesarias.
En general, el libro me ha gustado y me ha parecido bien conseguido y estructurado. A pesar de esto, tampoco creo que sea una historia maravillosa. Es interesante, el autor construye un buen mundo postapocalíptico, la escritura se mantiene estable durante buena parte de la novela, pero para mí le ha faltado algo más para ser una novela perfecta. Aun así pienso que es muy entretenida, que propone algunas preguntas sobre la existencia y ser humano excelentes y que vale la pena leerla.
Enlace: https://laberintosdetinta.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 17 noviembre 2018
Este libro escrito me ha demostrado que realmente puedo amar una historia de zombis y me encanta su versión de los "hambrientos" y los "niños" especiales. La historia está bien escrita y es rápida, y me encantaron las muchas descripciones detalladas del mundo distópico en el que los personajes tienen que sobrevivir. Hablando de los personajes: ¡AMO a Melanie! Es un personaje tan bien desarrollado e intrigante y es sin duda una de las razones por las que esta historia simplemente funcionó. Por otra parte, el desarrollo del personaje de todos los personajes importantes está muy bien hecho. La trama fue interesante y personalmente me gustó cómo decidió terminar la historia. Este libro es muy recomendable y vale la pena intentarlo incluso si normalmente no te gustan las historias de zombis. Confía en mí, te sorprenderá lo mucho que lo disfrutarás.
Comentar  Me gusta         10
mariacriado
 08 julio 2018
De no ser porque me lo han regalado, creo que nunca lo hubiera leído, más que nada por la portada que no dice nada. Solo una niña.
Pues me alegro mucho del regalo porque es un libro que me ha encantado,
Es de zombis si, pero con lo manido que está últimamente el género, no hay nada nuevo ni original.
Este libro le da un giro al género z, algo distinto, original.
Es un libro que aunque con sus cuatrocientas y algo de páginas es muy ligero de leer, muy entretenido.
Empieza con una escuela, aunque poco a poco te vas dando cuenta que los alumnos no son nada normales y de todos ellos hay una alumna que sobresale de entre todos: Melanie.
Te vas a encontrar con distintas emociones con este libro, desde la ternura, el cariño, la compasión, la pena hasta el terror y por supuesto unas cuántas visceras por ahí sueltas.
Un libro muy recomendable
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
Vane24Vane2420 julio 2018
El que va a ser profesor ese día entra directamente en el aula, mientras los hombres del sargento comienzan a abrir las puertas de las celdas. Su trabajo consiste en llevar a los niños al aula y una vez que lo realizan se marchan. Hay un procedimiento que deben seguir siempre y es laborioso. Melanie cree que debe de ser el mismo con todos los niños, pero no lo sabe con certeza, porque siempre se realiza dentro de las celdas y la única celda que ve por dentro es la suya.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
naitoranaitora29 octubre 2019
Justineau comprende ahora lo que quería decir. Como va a vivir y lo que va a ser. y se ríe entre la asfixia de las lágrimas, porque es completamente justo. Nada se olvida y todo se paga
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: zombiesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Te atreves? Preguntas literarias que todo el mundo debería saber

¿Por qué decidió el Principito dejar su planeta?

Por orden del Rey
Porque el zorro estaba enfermo
Porque sentía que la rosa se aprovechaba de el
Porque quería conocer la Tierra

15 preguntas
128 lectores participarón
Thèmes : libros clasicos , Literatura y estudios literariosCrear un test sobre este libro
{* *}