InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MegRaven


MegRaven
25 marzo 2018
Para los que aún no conozcan a Erika Foster, su andadura como inspectora empezó con "Te veré bajo el hielo" aunque como suele pasar en estos casos, son novelas independientes y se pueden leer por separado. En mi caso, he disfrutado mucho con el reencuentro puesto que logré cogerle cariño a algunos de sus protagonistas en la anterior entrega.
Erika vuelve a la carga con su equipo de siempre, encabezado por los insustituibles Moss y Peterson. Ésta vez se trata del asesinato de un hombre, Gregory Munro, con una bolsa en la cabeza. Pronto descubrirán que no se trata de una bolsa cualquiera, es la llamada "bolsa de suicidio" que algunas personas usan para tratar de quitarse la vida. Pero todo indica que ha sido utilizada para cometer un homicidio... y si alguien se molestó en comprarla, es que fue premeditado. Quién sabe. Puede que incluso esté planeando nuevas muertes. La cerradura ni siquiera había sido forzada. Y había restos de droga en su organismo. ¿Alguien se anima a intentar resolver el caso?

En ésta novela he vuelto a disfrutar de muchas de las cosas que ya me enamoraron con su anterior entrega. La trama es sencilla, adictiva, con suficientes sorpresas como para mantenerte en vilo y personajes a los que es fácil querer (Pero temes que vayan a cargarse a alguno). Que su protagonista sea mujer también añade situaciones inimaginables por las que jamás pasaría un hombre, así que su calidad aumenta hasta el punto de permitirse ciertas críticas muy sutiles. En ésta novela, por ejemplo, he visto constantes alusiones al techo de cristal que pende sobre la inspectora Foster y aunque su nombre resuena entre los candidatos a recibir un ascenso, su valía es puesta constantemente en duda.

Y quizá esto es algo que me encanta de las novelas de Robert Bryndza, el tratamiento que reciben sus personajes femeninos o la mujer, en general. Gran parte del peso de la trama cae sobre su protagonista y además se permite espacio a reflexiones más que necesarias, sin que esto signifique apartarse de la investigación o divagar inútilmente en temáticas ajenas a la que nos incumbe.

Junto a Erika volvemos a reencontrarnos con viejos conocidos, pero también con personajes nuevos, como la familia política del fallecido. En concreto veremos como todos los focos recaen sobre su cuñado, Gary Wimslow, un tipo con antecedentes al que han relacionado con tramas de pederastia. ¿Pero podría estar también relacionado con los asesinatos? Queda en manos del lector (Y de Erika, faltase más) atar cabos y descubrir la cruda realidad que se esconde tras cada ataque. Puede que la víctima no siempre sea el primero en morir.

Sí es verdad que la tensión no se mantiene hasta el final y que no existe un "clímax" propiamente dicho, ya que el autor nos descubre quién está detrás de los crímenes mucho antes de que ninguno de los personajes tenga las respuestas sobre la mesa. Esto puede jugar en contra su esperas un final apoteósico y lleno de sorpresas, pero sospecho que la intención del autor era poder jugar con la carga psicológica de los personajes y darnos tiempo a conocer los motivos ocultos de cada acción en lugar de precipitar una serie de acontecimientos acelerados donde no hubiera tiempo para intentar comprender cómo se ha llegado hasta allí. Esto ya va para gustos, pero a mi personalmente no me ha desmerecido el disfrute de su lectura.

Directo, sencillo y eficaz. Así es el estilo de un autor que ya me convenció con su primera novela, pero que con ésta me demuestra que sabe lo que se hace y desde luego se ha ganado una sólida seguidora en mi. Muy recomendable para los que, sin ser nada revolucionario en su género, busquen una lectura con altas dosis de entretenimiento.


Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}