InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Santiago Del Rey (Traductor)
ISBN : 8416700702
Editorial: Roca Editorial (01/02/2018)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 26 calificaciones)
Resumen:
En el ocaso de una sofocante noche de calor, la detective Erika Foster recibe una llamada para asistir a la escena de un crimen. La víctima, un doctor, es hallado ahorcado en su cama. Sus muñecas están atadas y se perciben sus abultados ojos a través de una bolsa de plástico atada por encima de su cabeza.Pocos días después, otra víctima es encontrada muerta; la escena del crimen es exactamente igual. Mientras Erika Foster y su equipo comienzan a profundizar en la in... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
patxi77
 28 May 2022
28/5/22
Segunda entrega de la saga.Igual de buena y intrigante que la anterior.Nueva trama,caso,pero continuando cronológicamente,como a mi me gusta.
Me encanta él ritmo que pone él autor,mezcla de capítulos cortos de diferente enfoce o protagonista.Documentación sublime,y espectacular investigación.Un verdadero gustazo haber topado con esta saga👌👌👌👌👏👏👏gracias.
Comentar  Me gusta         212
MisLecturas
 03 December 2021
Una de mis mejores lecturas del pasado año fue "Te veré bajo el hielo", la primera novela de la serie protagonizada por Erika Foster, inspectora del Departamento de Homicidios de la policía metropolitana de Londres. Por eso, cuando supe que Roca Editorial publicaba una segunda entrega, que además contaba con una trama bastante prometedora, ni me lo pensé. Hoy os traigo mis impresiones sobre "Una sombra en la oscuridad" un thriller de lectura amena que me ha mantenido pegada a sus páginas desde el primer capítulo. Aunque este libro forme parte de una serie, es autoconclusivo y se puede leer independientemente del resto.
La novela cuenta con un comienzo que no dejará indiferente al lector. Bajo una sofocante ola de calor que afecta Londres y a todo el sureste de Inglaterra, convirtiendo el ambiente en desagradable y pegajoso, la sombra de una figura vestida de negro se aproxima con sigilo a la casa de su víctima. Cuatro días después la inspectora Erika Foster deberá hacerse cargo de un caso de asesinato: el cadáver de un hombre ha sido hallado desnudo sobre su cama, atado y con una bolsa de plástico ceñida estrechamente en la cabeza. Todos los indicios apuntan a que el asesinato ha sido premeditado, ya que no se llevaron nada: ni dinero ni objetos de valor. Pero la investigación quedará estancada, en punto muerto, hasta que un par de semanas más tarde aparece un nuevo cadáver con la misma puesta en escena, por lo que la investigación dará un vuelco al enfrentarse a un asesino en serie. Pero ¿cuál es la conexión entre estos dos crímenes?
Una vez más nos reencontramos con una Erika que está pasando por sus peores momentos y continúa demasiado afectada por la pérdida de su marido Mark, fallecido dos años antes durante una redada contra el narcotráfico. Ese día Erika lo perdió todo: a su esposo, una vida que adoraba en el norte, rodeada de amigos, y su hogar. Después de aquello el dolor y la culpa han sido demasiado abrumadores para soportarlo, teniendo que luchar para encontrar un lugar en el mundo sin su marido. Ella es una mujer brillante, decidida y tenaz, pero se encuentra rota y desgarrada por la culpa de esa tragedia, aunque trata de abstraerse del dolor que la corroe por dentro como una enfermedad de fatal pronóstico, aferrándose a lo único que la hace estar viva y le impide caer en una espiral de autodestrucción: su trabajo. En esta nueva novela el personaje principal parece haberse estancado en esa pena que la mortifica, manteniéndose fría y distante con el resto de su equipo. Sientes cuán sola está, sin amigos para apoyarla. Mientras la investigación se intensifica, Erika pone su propia carrera en peligro, siendo apartada del caso, pero no duda en investigar a instancias del cuerpo policial. En cuanto al asesino en serie, ¿qué puedo decir? Robert Bryndza ha creado un monstruo sin remordimientos, una persona calculadora y muy perturbada.
La historia se estructura en un total de 84 capítulos de corta extensión y cuenta con un planteamiento similar al de la primera novela. de la mano de un narrador omnisciente, que va mostrando al lector los diferentes puntos de vista de todos y cada uno de sus personajes, incluido el del homicida, nos adentraremos en una investigación policial para esclarecer los crímenes de un asesino en serie cuyas víctimas no tienen conexión aparente. Robert Bryndza utiliza una prosa sencilla y clara, con abundancia de diálogos y predominio de un ritmo ágil, lo que posibilita que la lectura fluya sola. Su intensa trama está correctamente planteada y desarrollada, logrando mantener la intriga en torno a lo que está sucediendo hasta los últimos capítulos, cuando conseguimos encajar todas las piezas de un complicado puzle de forma coherente y sin fisuras. Toda la acción de esta novela se va a desarrollar en la ciudad de Londres y el autor escribe de manera tan descriptiva que ha logrado crear una novela oscura y muy gráfica, recreando la atmósfera con tal realismo que la sofocante ola de calor que asola la metrópolis parece traspasar las páginas de la novela, llegando a afectar al lector, mientras un asesino se esconde entre las sombras.
Esta novela cuenta con la intriga conveniente a la de este género literario, pero rebajará su tensión narrativa al desvelarse cierta información demasiado pronto y haciendo que el lector vaya un paso por delante de la investigación policial. Pero esto no le va a restar dramatismo a la novela. Su argumento me ha parecido bastante más predecible que el de la anterior novela, sin apenas giros argumentales y alguna subtrama que no viene a cuento. Pero lo más negativo es cuando llegamos a la resolución final y el autor deja un agujero en la historia cuya explicación he echado en falta. Una explicación que era fundamental para el desenlace. A pesar de los peros mencionados, el balance de conjunto ha sido, en general, satisfactorio.
Sintetizando: Una sombra en la oscuridad es una novela de suspense e intriga, de narración fluida y con un ritmo constante que se precipita conforme nos acercamos al desenlace de la historia. El autor plantea una serie de crímenes como un conjunto de retales que el lector deberá hilar para obtener la visión final del conjunto.

Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lunilla
 05 March 2018
El año pasado leí Te veré bajo el hielo, un thriller negro que me encantó. Por eso cuando vi que Roca sacaba ya la segunda parte de la serie de Erika Foster me alegré muchísimo porque por fin podía continuar leyéndola, Una sombra en la oscuridad.

Tenemos un nuevo caso para Erika Foster y su equipo de investigadores: un hombre aparece muerto asfixiado con una bolsa de plástico, totalmente desnudo y amarrado a su cama. No encuentran huellas y parece un posible caso de crimen homosexual. Cuando comienzan a investigar Erika, Moss y Peterson se dan cuenta que la cosa no es tan fácil y que ha sido un asesinato muy premeditado por lo que no creen que el caso sea de temática gay. Apenas unos días después vuelve a aparecer otro caso idéntico, y aquí comienza a enredarse mucho más todo.

De nuevo volvemos a encontrarnos con la detective Erika Foster, una mujer con un pasado traumático que intenta acoplarse a su nueva vida como viuda. En el anterior libro la conocimos superficialmente respecto a este donde destaca más su perfil psicológico y la vamos a conocer más profundamente. Descubrimos a una Erika valiente, decidida y con ganas de sacudir los cimientos de la policía si con eso consigue atrapar al asesino. En este nuevo caso volveremos a encontrarnos con algunos de los compañeros y aunque vuelven a ser secundarios (excepto Isaac, nuestro forense que se convierte en protagonista casi principal) aunque he de decir que quizás hayan protagonizado más esta novela que la anterior, y volveremos a sentir la cruda realidad dentro de un equipo policial. En este libro me ha gustado muchísimo la imagen que de nuevo transmite Erika: me ha gustado su valentía frente a los desplantes de sus superiores y del sexo masculino y como siempre su lema es atrapar al asesino cueste lo que cueste. Los demás personajes secundarios, entre ellos el asesino que tiene varios capítulos propios, donde desprende su odio y su personalidad e iremos comprendiendo por qué actua de tal forma, me han gustado mucho… quedan muy detallados y definidos y conforman mejor a la novela.


El caso también me ha gustado y me ha mantenido muy enganchada. Es un caso donde el lector sabe quién es el asesino a mitad de novela, pero eso no resta intriga e interés. El libro se lee trepidantemente, ya que está estructurado en capítulos cortos, y de forma muy ágil y apenas lees un rato avanzas muchísimo: la prosa es sencilla, muy descriptiva de un Londres caluroso, pero gris y muy siniestro. Es un caso coherente y a la vez original, un caso donde la venganza y la rabia cobran fuerza y avanzan a contracorriente. La investigación es clásica con algunas pistas, investigación pura y dura y, por supuesto, las intuiciones de Erika que van en contra de casi todos sus jefes y compañeros.

Este nuevo caso de Erika Foster me ha encantado de nuevo, me ha tenido muy enganchada e hipnótica en su lectura, y disfrutando en todo momento; se lee solo, es un thriller con mayúsculas. Pero es cierto, que esperaba un giro final y una sorpresa que actuara como colofón final y no ha estado o no como yo esperaba. El final me ha gustado y me hace querer continuar leyendo, pero es verdad que la novela me ha parecido algo más floja que su predecesora en cuanto a giros y sorpresas. Aun con esto me ha tenido absorbida y sigo encantada con este nuevo autor que te mete en la historia desde un principio y que sabe escribir muy buenas e intensas historias con un personaje soberbio como es Erika. En general recomiendo muchísimo esta serie por su imparable ritmo, por la enigmática protagonista y porque su autor nos impacta con sus historias.
Enlace: https://eltemplodelalectura...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         11
MegRaven
 25 March 2018
Para los que aún no conozcan a Erika Foster, su andadura como inspectora empezó con "Te veré bajo el hielo" aunque como suele pasar en estos casos, son novelas independientes y se pueden leer por separado. En mi caso, he disfrutado mucho con el reencuentro puesto que logré cogerle cariño a algunos de sus protagonistas en la anterior entrega.
Erika vuelve a la carga con su equipo de siempre, encabezado por los insustituibles Moss y Peterson. Ésta vez se trata del asesinato de un hombre, Gregory Munro, con una bolsa en la cabeza. Pronto descubrirán que no se trata de una bolsa cualquiera, es la llamada "bolsa de suicidio" que algunas personas usan para tratar de quitarse la vida. Pero todo indica que ha sido utilizada para cometer un homicidio... y si alguien se molestó en comprarla, es que fue premeditado. Quién sabe. Puede que incluso esté planeando nuevas muertes. La cerradura ni siquiera había sido forzada. Y había restos de droga en su organismo. ¿Alguien se anima a intentar resolver el caso?
En ésta novela he vuelto a disfrutar de muchas de las cosas que ya me enamoraron con su anterior entrega. La trama es sencilla, adictiva, con suficientes sorpresas como para mantenerte en vilo y personajes a los que es fácil querer (Pero temes que vayan a cargarse a alguno). Que su protagonista sea mujer también añade situaciones inimaginables por las que jamás pasaría un hombre, así que su calidad aumenta hasta el punto de permitirse ciertas críticas muy sutiles. En ésta novela, por ejemplo, he visto constantes alusiones al techo de cristal que pende sobre la inspectora Foster y aunque su nombre resuena entre los candidatos a recibir un ascenso, su valía es puesta constantemente en duda.
Y quizá esto es algo que me encanta de las novelas de Robert Bryndza, el tratamiento que reciben sus personajes femeninos o la mujer, en general. Gran parte del peso de la trama cae sobre su protagonista y además se permite espacio a reflexiones más que necesarias, sin que esto signifique apartarse de la investigación o divagar inútilmente en temáticas ajenas a la que nos incumbe.
Junto a Erika volvemos a reencontrarnos con viejos conocidos, pero también con personajes nuevos, como la familia política del fallecido. En concreto veremos como todos los focos recaen sobre su cuñado, Gary Wimslow, un tipo con antecedentes al que han relacionado con tramas de pederastia. ¿Pero podría estar también relacionado con los asesinatos? Queda en manos del lector (Y de Erika, faltase más) atar cabos y descubrir la cruda realidad que se esconde tras cada ataque. Puede que la víctima no siempre sea el primero en morir.
Sí es verdad que la tensión no se mantiene hasta el final y que no existe un "clímax" propiamente dicho, ya que el autor nos descubre quién está detrás de los crímenes mucho antes de que ninguno de los personajes tenga las respuestas sobre la mesa. Esto puede jugar en contra su esperas un final apoteósico y lleno de sorpresas, pero sospecho que la intención del autor era poder jugar con la carga psicológica de los personajes y darnos tiempo a conocer los motivos ocultos de cada acción en lugar de precipitar una serie de acontecimientos acelerados donde no hubiera tiempo para intentar comprender cómo se ha llegado hasta allí. Esto ya va para gustos, pero a mi personalmente no me ha desmerecido el disfrute de su lectura.
Directo, sencillo y eficaz. Así es el estilo de un autor que ya me convenció con su primera novela, pero que con ésta me demuestra que sabe lo que se hace y desde luego se ha ganado una sólida seguidora en mi. Muy recomendable para los que, sin ser nada revolucionario en su género, busquen una lectura con altas dosis de entretenimiento.

Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MariaIsla
 10 June 2020
Hoy les traigo por aquí la reseña de la segunda entrega de la saga protagonizada por la inspectora Erika Foster, el cuál esta tambien disponible en #kindleunlimited.
Esta vez nos encontramos en el caluroso verano de Londres, cuando, en una zona residencial,es encontrado el cuerpo sin vida de un doctor, su cara está envuelta en una bolsa de plástico y sus manos atadas en la espalda. Todo pinta a que ha sido un asesinato.
Erika tendrá que hacer frente a la investigación mientras seguimos descubriendo detalles de su vida y su pasado y detalles sobre personajes relevantes.
Me ha gustado mucho este caso, decir que la trama de la investigación me ha enganchado algo más que la que veíamos en el primer libro, y al conocer ya de antemano a los personajes principales quieres saber cada vez más sobre que es lo que sucede con ellos.
He continuado también con el tercer libro que les traeré próximamente y que anticipó que es el más que me ha gustado
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (5) Añadir cita
ClaudiaClaudia11 April 2020
Segunda novela de la inspectora jefe Erika Foster, escrita por el británico Robert Bryndza.

Tras leer Te veré bajo el hielo, me quedé con ganas de saber cómo avanzaría la vida de Erika Foster y qué nuevos casos tendría.
Esta vez, se va a enfrentar a un misterioso asesino que asfixia a sus víctimas y muestra un claro deseo de venganza.

Hay varios aspectos en esta novela que pueden considerarse una clara crítica a la sociedad actual como puede ser ese comportamiento generalizado de los ingleses (o al menos así se describe en la novela) acerca de cómo debe ser una buena mujer, viéndose como una actitud retrógrada y muy elitista.
Las relaciones tóxicas ya sea entre familiares o una pareja sentimental, viéndose claramente cómo ciertas actitudes pueden anular o someter a aquellas personas a las que dicen querer.
Las actitudes racistas u homófobas de algunos personajes son también una crítica del odio por el odio, en vez de la aceptación y el respeto mutuo.
El feminismo está también bastante presente a lo largo de toda la obra, denunciándose el hecho de que se cuestiona cada decisión que una mujer toma, frente a las facilidades que se dan a otros hombres que trabajan con la protagonista.
Por último, la violencia de género y la pedofilia son duramente criticadas por los personajes principales de la novela, mostrando ese lado oscuro contra el que aún hay que seguir luchando.

En cuanto a la trama de la novela, debo reconocer que ha bajado el ritmo en comparación con la anterior novela. Me parece arriesgado por parte del autor desvelar tan pronto quién es el/la asesino/a, resultando bastante previsible su identidad desde el inicio de la novela. Pero hay un punto a favor en todo esto: ya no se centra la atención del lector en desvelar al criminal y su móvil, sino en ver cómo reaccionan el resto de personajes, en las subtramas de la novela y en cómo se desarrollan los acontecimientos y la crítica social de la novela. El lector piensa más en lo que lee, en vez de en buscar respuestas.

En esta novela, igual que en la anterior, encontramos varios personajes pertenecientes al colectivo LGTBI, pero estos surgen de manera natural y no como reclamo. Todos ellos aportan a la historia y su sexualidad no es lo que importa o destaca, se muestra simplemente como una característica más del personaje.
Esta variedad de personajes con su diferente aspecto físico, sus creencias o su orientación sexual, dotan de mayor realismo a la historia, ya que se ve una clara diversidad, como ocurre en el mundo real.

Erika se muestra en esta obra más rebelde que en la anterior, obsesionándose por un posible ascenso. Pero también se ve su lado más humano, su acercamiento con sus compañeros y se comprende su situación personal, rememorando su doloroso pasado. Se muestra una muy clara evolución en el personaje.

También se nota que el autor ha realizado un gran trabajo de documentación y que se ha esforzado en crear una historia que, tal vez, ha querido abarcar demasiado.

Como he mencionado anteriormente, la historia resulta amena, entretenida y engancha al lector, pero me ha faltado algo que la hiciera redonda.
No obstante, sigo sintiendo interés por la obra de Robert Bryndza y daré una oportunidad a su tercera novela.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
Suenosentreletras7Suenosentreletras713 March 2018
En la prensa usan siempre la palabra monstruos para referirse a la gente; y nosotros tambien la empleamos. Pero nadie nace convertido en un monstruo, ¿no? Un bebé nunca es un monstruo. ¿Acaso no son buenas todas las personas cuando llegan a este mundo? ¿No son su vida y sus circunstancias las que las vuelven malas?
Comentar  Me gusta         10
Suenosentreletras7Suenosentreletras713 March 2018
Ya he aguantado demasiados años que la gente me subestimara. Que me considerase débil. Que me pisoteara. Que me maltratara. Yo no soy débil.Tengo poder, físico y mental. Y ahora lo he desatado.
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB17 April 2018
Esto es lo que llamo yo un verano inglés de verdad: estar encerrada en casa mirando cómo llueve y fingiendo que te diviertes
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7Suenosentreletras713 March 2018
A menudo hay que cabrear a la gente para llegar a la verdad.
Comentar  Me gusta         10
Video de Robert Bryndza (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Robert Bryndza
Después del éxito de 'Te veré bajo el hielo', el autor de la serie #ErikaFoster, Robert Bryndza, nos habla de su segunda novela 'Una sombra en la oscuridad'.
Tenéis más información en nuestra página web: https://goo.gl/uBj8bh
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Libros perdidos y libros prohibidos

¿Las memorias de qué escritor fueron destruidas poco después de su muerte?

Oscar Wilde
Lord Byron
Emilia Pardo Bazán

10 preguntas
1 lectores participarón
Thèmes : libros prohibidosCrear un test sobre este libro