InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de MicaelaMilito


MicaelaMilito
13 enero 2021
A mi me encantan los clásicos y este me ha maravillado tanto, que he buscado imágenes de la película para aumentar el shipeo. Este libro es uno re conocido del siglo XIX por su denuncia multifacética en cuanto a juicios, principios, educación y amor.
Ninguno de los protagonistas es dotado de la belleza canónica, y eso está claro desde un principio. Me gustó que sean imperfecto, que a lo largo del tiempo ambos hayan evolucionado. El Señor Rochester si bien es algo hostil al principio, me abdujo en la forma en la que se abría a Jane, la buscaba y sus delirantes charlas me hicieron reír mucho. No se si se ve el romanticismo como se lo conoce hoy, pero en ellos se nota una atracción de compañía, de escucha y sus paseos son interesantes, argumentan entre sí y sus bromas te sacan una sonrisa.
Las clases sociales arman un escenario muy explícito. La orfandad marca la diferencia en el respeto de los demás, pero Jane no se deja amedrentar; con matices feministas o, mejor dicho, ideales independientes, valora la inteligencia por sobre cualquier telón transitorio sea religioso o artificial. .
El poder es una apariencia y se puede incursar en los perfiles de los “amigos” de Rochester y, por ende, se topa la protagonista, resulta feo los tratos que tienen con ella.
La seguimos a Jane desde su juventud hasta la madurez y de por medio cómo se hace un lugar en el mundo.
Con un toque gótico, genera un clima extraño o expectante en el lector en escenas que me han dejado con los nervios de punta. La atmosfera descriptiva de locura y desequilibro de Bronte no la he encontrado en ningún libro.
Eyre es honesta consigo misma, hasta en sus oscuridadades.Se. Se pregunta, busca y se impulsa.
Divide tu día en partes y a cada una asígnale una tarea, sin dejar un cuarto de hora, diez minutos, ni cinco siquiera, sin algo que hacer. Cuando sea así, observarás que no necesitas compañía, conversación ni simpatía de nadie. Y lograrás vivir con la independencia a que todo ser humano debe aspirar.
Los giros son LOS GIROS. No me los esperé. Quedé impactada.
El final me dejó con ganas de más, más de charlas y esa facilidad con la que se entregaban esos dos, esa pasión y miradas.
El lenguaje y el convencionalismo vienen de la mano, y siendo el sentido encapsulado no solo en la expresión verbal, sino también el corporal, las características de los secundarios y sus ideales guían de una manera u otra, acompaña, el destino de ambos personajes, mas que nada en sus sufrimientos.
La religión es una bruma pesada en la formación de las mujeres y Jane demuestra su decisivo pensamiento en algunas cuestiones de la época, como el casamiento, la imaginación y la ambición
Lo que menos me gustó fue que hay una situación que me hubiera gustado que se recortara y no se haga tan extenso, pero tampoco fue algo que me lentificara en la lectura.
Para los que aun no la han leído, no esperen escenas románticas.
Los amé a los dos, a ella por su respeto a si misma, y el señor Rochester por ser tan apasionado y confidente y exagerado y 😊. Sufrí con este un poquito y me dio ternura en algunas partes.
En resumen, me encantó.
Comentar  Me gusta         50



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Apreciaron esta crítica ()(5)ver más