InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de laurass89


laurass89
24 abril 2020
Un pasado velado



Una chica y su padre huyen. Su hermana y su madre se reunirán con ellos más tarde. Nunca llegaron.

Rika tiene 18 años y una vida normal dentro de lo que puede serlo teniendo en cuenta que el mundo en el que vive ha sido devastado por la Tercera Guerra Nuclear. Sin embargo, un buen día su novio, Niels, la abandona, «¿acaso puede un monstruo amar?». Derrotada y asustada porque su pasado pueda haber vuelto a ella, Rika se encierra en casa hasta que su amiga Sue la ayuda a seguir adelante.



Así comienza nuestra novela de hoy y quizá este inicio podría llevarnos a engaño, ya que la narración pronto deja a un lado los problemas sentimentales de Rika, aunque no los abandona, para poder enseñarnos un mundo donde la raza humana ha cambiado por completo. Divididos en humanos, metahumanos y mutantes, la humanidad lucha por sobrevivir y sobrevivirse unos a otros. de este modo, nos meteremos de lleno en el género de la ciencia ficción, donde la autora ha jugado con ese pasado velado que siempre nos dejan los escenarios postapocalípticos ordenados en tres ejes diferentes.



Por un lado, encontraremos la idea del Estado. En este sentido lo que tendrá que descubrir el lector es qué ha sucedido para llegar a ese orden mundial que ha quedado dividido en humanos y metahumanos, y, sobre todo, conocer quién es ese Gobernador al que todo mundo teme (y odia). Junto a él, encontramos iniciativas interesantes como el Proyecto Génesis o los Jaeger, que suponen fuerzas del sistema con objetivos francamente difusos. Por otro lado, tendremos a la organización Orpheus, en la que un grupo de metahumanos perseguirá dos objetivos, eliminar a los herederos de una antigua familia de traidores y eliminar a la humanidad que quiere hacerlos desaparecer. Finalmente, encontraremos a Rika Miller, nuestra protagonista, que se verá vapuleada por una y otra organización debido a su pasado, el cual no recuerda con exactitud; su naturaleza, la cual esconde desde que huyó con su padre; y sus sentimientos.

De este modo, con estos tres caminos, el lector se ve impulsado a pasar una página tras otra de la novela, puesto que la información que nos ofrece Nía es la mínima, y suficiente, para que podamos hilar una con otra y queramos saber si hemos acertado o no. En este sentido, creo que la autora ha sabido llevar muy bien esa desinformación con la que juega la apocalíptica y los sistemas autoritarios de la ciencia ficción.





Intensidad destensa



Sin embargo, este hilado de información con las vivencias de Rika no podemos decir que se mantenga toda la novela. Aproximadamente hacia la mitad, cuando ya se nos ha desvelado parte de la intriga de Orpheus y los Jaeger, nos encontramos en un valle en la tensión de la trama.
La tensión reside en la situación bastante límite y bastante solitaria que vivirá el personaje de Rika, pero a su vez en ella entraremos en la formación de lo que va a ser la gran historia de Vorágine. Ya me lo habréis oído decir por aquí, pero lo repito, las trilogías suelen tener el esquema de: primer libro presentación, segundo cocción del conflicto y tercero conflicto final. En el caso de Vorágine no se seguirá este esquema, cosa que cabe reconocer a la autora, que ha arriesgado con una estructura diferente, sino que comenzará con una acción trepidante que mezcla, maravillosamente bien con la presentación, para dar lugar a una formación del conflicto para mi gusto muy lenta.



Esto no significa que no me haya gustado, sino que me ha bajado el ritmo de lectura, la agilidad en la narración y el avance continuado dejan paso a largas exposiciones sobre la formación y vida de Rika. Sin ser una crítica, ni mucho menos, me hubiera gustado que esa parte hubiera tenido un poquito más de movimiento. Si es gustan novelas como Los juegos del hambre o Divergente esta parte lenta de formación de los personajes os gustarán mucho porque tiene ese toque militarizado del que gusta tanto la distopía.



A partir de aquí, como digo Nía arriesga y lo hace muy bien, volveremos a entrar en un conflicto que nos deja todo a punto de caramelo para le segundo volumen. La tensión aumenta y disminuye con un ritmo que a mí me ha roto un poco, pero que creo que puede encantar a los lectores, como de hecho a sucedido en el grupo de lectura.



Importancia del entorno



Si hay algo que destaca en esta novela, como indicábamos al principio, es el peso de la desaparición del mundo tal y como lo conocemos, esto es lo que condicionará toda la historia, obviamente. Sin embargo, no solo se dejará a la trama todo el interés de la novela, porque si antes decíamos que se establecía en tres ejes, esos ejes de trama se completarán con los personajes que se desarrollarán cada uno de ellos. Que el lector pueda entender cada una de las aristas de la problemática de la historia y que la autora haya conseguido que queramos saber más de ello, hace de Vorágine una novela completa y total. La invitación a leer la novela de Estefanía Blanco se basa en: una trama interesante, un mundo complejo por mil cosas por descubrir y unos personajes que, además de tener habilidades interesantísimas, evolucionan con la trama en direcciones que nos harán odiarlos, amarlos e incluso no saber a qué atenernos con ellos.



¿Recomendado? Sin duda si quieres una historia de ciencia ficción distópica (¿postapocalíptica?) que nos ofrezca un mundo por descubrir y unos personajes que no nos dejan indiferentes. Espero que os guste.
Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}