InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
26 febrero 2020
Gabo es un comisario retirado de la policía nacional. Toda su vida en activo la dedicó a luchar contra el terrorismo de ETA. Primero en San Sebastián, su primer destino; luego desde Madrid. Un día su ex jefe le hace llamar. le cuenta que Harri ha vuelto a España y que le gustaría que le siguiese extraoficialmente. Harri, “piedra”, es un etarra perteneciente a la cúpula que, desde el sur de Francia, decidía quién debía morir. Harri es también la obsesión de Gabo. Por eso, no puede negarse.

La estructura de “Nunca fuimos héroes” me ha encantado. Aunque cuenta todo desde el presente, desde ese seguimiento extraoficial que está realizando en Madrid Gabo, se retrotrae constantemente al pasado. A los años ochenta, cuando el terrorismo de ETA estaba en su punto álgido; cuando tantos policías vinieron al País Vasco a luchar contra él. Uno de ellos fue Gabo.

En la trama del presente iremos viendo la relación que se va forjando entre Gabo y Harri. Una relación muy especial porque Harri no sabe quién es Gabo pero Gabo sí sabe quién es Harri: un asesino con el que tiene cuentas pendientes. Un hombre al que no ha podido olvidar. Una obsesión para él. Me revolvía las tripas imaginarme a ese Gabo poniendo buena cara a la persona que más odiaba en el mundo, riéndole las gracias, haciendo como que era su amigo. Mientras le tiene controlado con esas quedadas diarias en la sala de billar, junto a una inspectora de policía intentará averiguar qué ha traído a Harri a España. Pues llevaba ya veinte años fuera, últimamente en Colombia. No ha vuelto de turismo y el terrorista siempre lo es pero, ¿qué pretenderá? Y, ¿en nombre de quién? ETA ya no existe, ¿pretenderá resucitarla? ¿O trabajará en nombre de algún grupo terrorista colombiano o yihaidista? Esta trama del presente comienza de forma bastante tranquila, con conversaciones distendidas y largas partidas de billar y se va acelerando según se acerca al final, para convertirse en un verdadero thriller.

Por otra parte, tenemos la parte del pasado. Gabo se retrotraerá continuamente a la época en la que acababa de salir de la escuela de policía y pidió destino en el País Vasco. Su destino y el de otros tres policías fue San Sebastián. Gabo nos irá contando cómo se vivía en aquéllos años, cómo vivían los policías, qué relaciones de compañerismo se establecían entre ellos, cómo investigaban, las relaciones con la Guardia Civil, cómo fue evolucionando la lucha antiterrorista… En fin, da un repaso a aquellos horribles años y a San Sebastián, mi ciudad.

Obviamente, el hecho de que toda la parte del pasado se desarrolle en mi ciudad, me ha vapuleado por dentro. Porque yo viví todo aquello, como todos los donostiarras. Y he visto perfectamente reflejado en la novela lo que vivimos. Esas manifestaciones que se formaban de repente y hacían volar objetos y pelotas de goma, la quema de papeleras y autobuses… y una Parte Vieja en algunas de cuyas calles no se podía ni entrar. Soy consciente de que desde fuera se veía peor de lo que era; mis amigos castellanos se negaban a venir de vacaciones aquí por miedo. Pero los de aquí, los que no queríamos vernos envueltos en líos, sabíamos que había determinados momentos en los que mejor nos quedábamos en casa o, si salíamos a la calle, teníamos que evitar pasar por ciertos lugares. Si “respetabas” unas cuantas normas básicas, el jaleo sólo te pillaba por pura casualidad. de todo ese ambiente, de esta ciudad tan bonita y que tanto sufrió en aquellos años, habla perfectamente Fernando Benzo. He reconocido mi ciudad y la verdad es que me he emocionado.


Ambas historias, la del presente y la del pasado, van evolucionando de forma lineal y paralela. Ambas me han gustado mucho, no me decanto por ninguna de las dos. La novela avanza a un ritmo pausado al principio, acelerándose al final. En todo momento mantiene el interés y la tensión narrativa; es de esos libros que ya desde el primer capítulo sabes que te van a encantar. Y así ha sido. Creo que desde antes de la página cien ya sabía que le iba a dar cinco estrellas. Y es que de él me ha gustado todo: los personajes, las dos tramas, el estilo de Fernando Benzo, lo bien documentado que está todo, lo real que es y lo que me ha removido por dentro. Es una novela de la que no puedo decir absolutamente nada malo, no puedo ponerle ni un “pero” pequeñito. Me ha gustado tanto que no dudo que va a estar entre mis mejores lecturas del año.

Conclusión final Tenéis que leer “Nunca fuimos héroes”. Es un novelón
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}