InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Alpispa


Alpispa
12 abril 2020
Un cuento perfecto nos presenta, por un lado, a Margot, una chica que ha vivido siempre teniéndolo todo: mucho dinero, unas hermanas a las que adora, cantidad de contactos, un novio perfecto y un trabajo importante en la cadena hotelera familiar. Lo único que parece fallar es la relación tan mala que tiene con su madre en toda esa perfección. Sin embargo, aun teniendo todo lo que todo el mundo desea, en realidad no es feliz, está muy perdida y no se conoce a sí misma, lo que la llenará de gobio y hará que tome decisiones precipitadas que cambien el rumbo de su vida. Margot ha sido una protagonista que me ha gustado mucho, porque la he entendido. Esa sensación de tener que sentirnos agradecidos por todo lo que tenemos, porque es lo que todos ansiarían, pero que a nosotros no nos llena. Que empatice con ella no quiere decir que comparta todas sus acciones, a veces me daban ganas de pegarle cuatro gritos. Por ejemplo, su actitud con Filippo, sobre todo al inicio de la lectura: no veo comprensible que se ponga a criticarlo y a echarle en cara que quiera pasar de ella unos meses, después de lo que ella le ha hecho a él.
David, en cambio, es todo lo contrario a ella: vive en casa de unos amigos, durmiendo en el sofá; tiene varios trabajos y ninguno le llena lo suficiente y no sabe qué hacer con su vida. Además, está enganchado a una chica que lo trata como al agua sucia, pero el bebe los vientos por ella, sin importar que lo pisotee por el camino. Nuestro protagonista masculino me gustó mucho, por lo que me hizo reír. Es de esos chicos que solo con estar a tu lado te hacen la vida más fácil, menos pesada y más aventurera. Pero también me pareció bastante inmaduro, estancado en una vida que no lo llena pero que por comodidad no cambia. Muchas veces se niega a ver la realidad, yo creo que él mismo se pone la venda en los ojos y eso dificulta las cosas, tanto para él como para los de su alrededor.
A primera vista, puede parecer que es la típica historia de niña rica que se enamora del niño pobre y tienen muchísimos dramas, pero no es así. de típico no tiene nada, simplemente cuenta lo que puede pasar en el mundo real y las barreras contra las que tienen que luchar. Se nota mucho que Margot cuando habla con él cuida sus palabras para no ofenderlo, y no quiere que él la vea como una estirada; mientras que David se siente menos... ¿útil? ¿realizado? al tener menor capacidad económica y no poder darse los gustos que quisiera. Son problemas que pueden darse y se dan entre dos personas que tienen vidas completamente diferentes. Pero el libro no solamente se centra en eso, sino también en la toxicidad de las relaciones, por un lado, cosa que vemos sobre todo en David, al idealizar algo que no es sano. Por otro lado, la comodidad en las relaciones, que creo que se ve más en Margot. Está tan acostumbrada a estar con Filippo, a tener su rutina, que todo el mundo piense que son una pareja perfecta, etc. Que no se preocupa por lo que quiere y siente ella, ni por cómo la trata él, porque a veces la trata como si fuera tontita o menos que él. Y, por último, un tema muy importante de esta lectura es el de las expectativas, tanto las que tenemos nosotros con nuestra vida, como las que tienen los demás de nuestra vida. Creo que Elísabet Benavent trata todos estos temas con maestría, llegando al corazón y explicando lo que muchas veces sentimos pero no sabemos expresar.
Tengo que decir que hay dos cositas que no me gustaron demasiado. En primer lugar, el lenguaje utilizado. Normalmente, esta autora usa en sus libros un lenguaje muy coloquial, natural, con muchos tacos y desparpajo. Es una cosa que suele gustarme, porque hace más viva y real la historia. En este caso, en cambio, no lo veo así, ya que Margot y sus hermanas vienen de una familia de dinero, donde las formas de comportarse y de hablar son muy importantes. de ahí que no me pegue que ellas utilicen algunas expresiones bastante fuertes, algunas ordinarias incluso. Que lo haga una de las hermanas vale, por ejemplo Candela, que es así la más "rebelde" y que se ha desvinculado más del nexo familiar. Pero a Patricia y a Margot no les pega hablar así y creo que causa bastante contraste su manera de expresarse con la situación en la que supuestamente han vivido toda su vida.
La segunda cosa que no me convenció fue la trama de Patricia. Aparte de que no es un personaje que me cayera en gracia, precisamente, pues me pareció tremendamente dramática y egoísta, desde el principio me vi venir su final y lo que estaba pasando de verdad. Para mí es un hilo que sobra en la lectura y no sé, creo que sin él la historia hubiese sido igual de buena o incluso mejor. Cada vez que aparecía me daban ganas de bloquearla, de la lectura y del WhatsApp, que menuda pesada mandándole mensajitos a Margot y sin preocuparse por ella ni un segundo. de todas formas, en otras historias de Beta le he cogido muchísimo cariño a los personajes secundarios, mientras que en esta me quedo mil veces con los principales (aunque las señoras de la floristería eran un amor).
De resto, solo me queda decir que es un libro que se lee en nada y que tiene un final bastante especial, diferente a lo que estamos acostumbrados y que a mí me ha gustado. Digamos que plantea la vida misma, aunque reconozco que a mí de primeras me descolocó un poco jeje


Enlace: https://adictaloslibros.blog..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}