InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Alpispa


Alpispa
07 septiembre 2020
La magia de ser Sofía es una buena lectura, pero no me ha parecido, ni de lejos, la más fascinante de la autora.
Con esta historia, una vez más, Elísabet Benavent se arriesga, tocando un tema delicado, como suele hacer en cada una de sus obras. Con Silvia, vivimos la salida de una relación tóxica y el lado más oscuro de la fama; con Valeria, un amor complejo, la inseguridad y la infelicidad en el matrimonio; con Martina, el tirarse de cabeza a la piscina y el lado complejo de la maternidad, y con Maggie, el daño que hacen las malas compañías. Esta vez, con nuestra protagonista, Sofía, nos adentraremos en un tema peliagudo: la infidelidad. O mejor dicho, el ser la "otra". Héctor se muda a Madrid teniendo novia, no es ningún spoiler porque eso lo sabemos desde el primer capítulo, y cuando conoce a Sofía saltan chispas. Obviamente, surgirán sentimientos y nosotros viviremos en primer plano cómo se siente Sofía, pues es complicado. ¿Es legítimo meterse en una relación para luchar por su amor? ¿Y si esa relación en realidad se basa en la comodidad y no en el amor? Estas son algunas de las cuestiones éticas que nos plantearemos, además de notar como la protagonista se siente una persona muy mala a la misma vez que es feliz por compartir momentos con Héctor.
Por un lado, esta novela me ha gustado mucho, porque la autora, con su forma de escribir, tan fluida, natural y ligera, nos engancha desde la primera página. Esta novela la devoré en un momento, la historia se bebe sola, de hecho yo me la llevé la semana que me fui de vacaciones y me duró solo un par de días. A Elísabet Benavent, a la hora de transmitir sentimientos, no le gana nadie, muy pocas personas consiguen hacerte llegar una historia de manera tan profunda y real como ella. No obstante, no he encontrado esta vez la magia que nos promete el título. al principio sí, El Alejandría me infundía una sensación de calma y felicidad, el conocer a los personajes me pareció lo mejor del mundo... Pero a medida que el libro avanza, va perdiendo fuelle y se va desinflando, al igual que mis ánimos. Si a eso le sumamos que empecé el libro sabiendo cómo iba a terminar, porque me lo olía, era inevitable, la cosa pierde encanto.
Creo que también ha influido que los protagonistas para mí fueran.... ni fu ni fá. Sofía, al comienzo, me pareció una chica viva, llena de energía y buenas vibraciones, de esas que te alegran las mañanas, dispuesta a exprimir la vida al máximo. Sin embargo, a medida que la conocemos, vemos que es una persona un tanto contradictoria. Lo mismo me ha ocurrido con Héctor, es un hombre tímido pero con buen corazón, que tiene detalles que enamoran, pero no actúa coherentemente. Ambos piensan de una manera y actúan de otra. Una vez vale, pero lo hacen tantas veces que me han puesto de los nervios y de un mal humor impresionante. Los dos. Si se sienten algo culpables, que es normal, que hagan las cosas bien. Que se aclaren. Que se sienten a pensar, que ya son mayorcitos. Entiendo las dudas, comprendo que el corazón no siempre va a la par con la razón, pero aun así, no me ha gustado como han hecho las cosas. Sin duda, como personajes, me han gustado mucho más Abel, con el que me he reído lo que no está escrito con sus comentarios, y Oliver, puesto que me ha gustado ver como va madurando, además de esos cambios que se dan en su vida y que el no quiere aceptar.
El desenlace para mí no supuso ninguna sorpresa. Me lo veía venir, pero eso no impidió que me pusiera de un humor de perros. A ver qué nos depara la segunda parte, porque la historia queda en un punto clave, espero que sorprenda más que este y vuelva a enamorarme de otra novela de la autora.

Enlace: http://adictaloslibros.blogs..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más