InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8418107820
256 páginas
Editorial: Salamandra (13/05/2021)

Calificación promedio : 3.55/5 (sobre 88 calificaciones)
Resumen:
Agatha Raisin se lía la manta a la cabeza y decide marcharse de Londres para saborear las mieles de una jubilación anticipada en un tranquilo pueblo de los Cotswolds, donde no tarda en aburrirse como una ostra. Desplegar su talento para la alta cocina en el concurso gastronómico de la parroquia tendría que convertirla, por fuerza, en una celebridad. Sin embargo, al primer bocado de su exquisita quiche, el juez del concurso cae desplomado y Agatha se ve obligada a co... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (52) Ver más Añadir una crítica
Celeste_Lightwood
 16 February 2024
Agatha Raisin está cansada de su vida ajetreada en Londres, así que decide vender su empresa de publicidad y prejubilarse para cumplir un sueño que le persigue desde hace años: mudarse a los Cotswold, una zona idílica de Inglaterra. Encontrará la casa perfecta en Carsely, un pueblecito tranquilo y pintoresco. Sin embargo, Agatha es una mujer de acción, que no está acostumbrada a la pausada vida de sus habitantes y que no sabe en qué invertir su repentino tiempo libre, más allá de dar paseos por el campo, visitar el mercado de Moreton-in-Marsh y poco más. A su acelerado día a día londinense le cuesta acomodarse a la languidez de su nueva residencia. Por eso, para salir de su aburrimiento, se apunta a un concurso de quiches, lo que le dará la oportunidad no solo de tener algo que hacer, sino de acercarse a sus nuevos vecinos y conocerlos mejor. Pero Agatha no es precisamente diestra en la cocina (es la reina de los precocinados), así que presenta una quiche que ha comprado en una de las mejores tiendas de Londres. Lo que parecía una forma inocente de intentar encajar en su nueva rutina, termina convirtiéndose en una desgracia. Resulta que su quiche contenía cicuta, por lo que asesina (sin querer) al juez del concurso y vecino querido del pueblo, Reginald Cummings-Browne. La policía sabe que su quiche no era casera, por lo que descarta a Agatha y declara el homicidio como un simple accidente, pero eso hace que su imagen quede por los suelos de cara a los habitantes de Carsley y que su plan para integrarse en la comunidad se vaya al traste. Además, Agatha está convencida de que es imposible que su quiche tuviera cicuta, pues ella era cliente habitual de la tienda donde la compró y conoce al dueño lo suficiente como para saber que ese descuido por su parte es inviable, por lo que llega a la conclusión de que alguien manipuló su comida y asesinó al señor Cummings-Browne usándola a ella de cebo. Así que Agatha tiene un plan para darle un poco de movimiento a su nueva y aburrida vida: descubrir si la muerte del juez fue un accidente o si, tal y como ella sospecha, alguien ha usado su quiche para matarlo.

Desde que Salamandra tomó la decisión de rescatar esta saga, cuyos primeros tomos ya fueron publicados en España en su momento, no hay lector que no haya oído hablar de la "nueva Miss Marple", esa señora con un humor de perros que tiene tendencia a verse involucrada en asesinatos de lo más variopintos, demasiados si tenemos en cuenta que ocurren en la deliciosa campiña inglesa, conocida por ser un remanso de paz. Bajo el subgénero del cozy mistery, parece que Aggie ha conquistado a un sinfín de lectores bajo sus inusuales dotes detectivescas (o más bien su lado más maruja), por lo que pese al sofoco que sentía al iniciarme en una serie compuesta por 32 novelas (nada menos), quise entender por qué a tantos lectores les estaban atrapando las intrépidas aventuras de la ex-publicista londinense. Y entenderlo lo entendí aunque, por ahora, no lo comparto.

Como digo, Agatha Raisin podría describirse como una especie de Miss Marple amargada y con carácter que decide abandonar su vida acomodada en la City de Londres para cumplir su sueño desde que era niña: comprarse una adorable casita en algún pintoresco pueblo de los Cotswold. Sin embargo, la pacífica cotidianidad de su nueva residencia pronto se verá sustituida por el tedio más absoluto, extremo opuesto a cómo eran los días para Agatha cuando trabajaba en la gran ciudad. Es por eso que se plantea participar en el concurso de quiches, para tener algo con lo que entretenerse y, de paso, integrarse Carsley y hacerse amiga de sus nuevos vecinos. No obstante, su plan no sale como debería y su quiche comprada termina matando (¿por accidente?) al juez, lo que llevará a que se convierta en la comidilla del pueblo y su propósito de caer bien a sus habitantes se vaya al traste con inusitada rapidez. Agatha quiere, en principio, dejar el incidente correr y mantener un perfil bajo hasta que la gente se olvide, pero la persistente sensación de que ha sido un asesinato premeditado no para de rondarle la cabeza. Lo que comienza con unas preguntas indiscretas para saber más acerca del matrimonio Cummings-Browne termina revelando la intensa vida amorosa del juez, sus trapicheos en los diferentes concursos en los que trabajaba y un sinfín de trapos sucios más, que la lleva a enemistarse con medio Carsley, pero, a su vez, a estar cada vez más convencida de que en ningún momento fue un accidente ni fruto de la casualidad que fuera su quiche el arma letal.

Agatha es una protagonista de armas tomar que está acostumbrada a mandar (era la dueña de su empresa de publicidad) y a que la gente la respete y le haga caso, dos características que, por razones evidentes, no se cumplen en su nueva residencia, puesto que para sus vecinos ella es la extranjera pija londinense que ha venido para cargarse sin querer al querido Cummings-Browne, encima haciendo trampas usando comida no casera. Su fuerte carácter y su insistencia a llegar al fondo del asunto, rescatando para ello todos los cotilleos necesarios, la enemistarán con más de uno, pero eso no le impedirá seguir hurgando y tirando de los hilos. Como no tiene nada mejor que hacer, lo mínimo es invertir todo su tiempo libre en limpiar su nombre. Agatha es terca y resuelta, un personaje al que le cuesta mucho acostumbrarse a un ritmo de vida tan diferente, que es incapaz de quitarse las viejas costumbres de Londres y amoldarse a su nueva realidad y que no cesa de preguntarse si habrá hecho lo correcto al perseguir ese sueño infantil de mudarse a la campiña inglesa. Investigar el supuesto asesinato es el mecanismo que emplea para acallar las voces de su cabeza y para volcar toda esa energía nerviosa en un objetivo que la mantenga entretenida. Es un personaje que me ha gustado porque me he sentido muy identificada con ella en algunos momentos y porque me complace ver protagonistas de sus características: mujer de unos cincuenta años, dueña de su propia empresa que se prejubila porque quiere y porque puede y que no tiene reparos en dejar atrás todo lo que ha conseguido para cumplir su sueño. Además, aunque sea muy cascarrabias y terca, no llega a ser insoportable, al menos para mi gusto. Lo único que quizá me ha sacado un poco del personaje es la forma en que la autora muestra su vulnerabilidad porque había escenas en las que Agatha se sentía abatida o triste y actúa de una forma que, en mi opinión, no concuerda con su personalidad. No porque se mostrara vulnerable, en absoluto, sino por la manera en que Beaton describía dicha vulnerabilidad. No podía evitar sentir que la Agatha a la que vamos conociendo poco a poco no se comportaría así.

Bill Wong, el policía del pueblo, sabe que Agatha ha estado metiendo las narices donde no le llaman y que eso tiene a los vecinos un tanto inquietos. Intenta convencerla en varias ocasiones de que su esfuerzo es inútil porque no hay ninguna prueba que demuestre que se trata de un asesinato, pero, tal vez viendo la soledad que destila esa mujer, no es tan duro como debería y la ayuda de vez en cuando en sus pesquisas, escuchándola cuando esta cree haber descubierto algo. La relación que tienen ambos es casi la de un nieto y su abuela y se desarrolla algo parecido a una amistad entre ellos. Bill es amable, comprensivo y sabe que Agatha no está en su mejor momento, así que intenta mantenerla vigilada y pasarse de vez en cuando por su casa para hacerle compañía y, de paso, asegurarse de que no se mete en demasiados líos. Otro personaje a destacar es Roy, exempleado de Agatha y el único de su trabajo con el que esta sigue manteniendo la comunicación. de hecho, Roy acude unas cuantas veces a Carsley para visitarla y sobre todo para hacer turismo y obligar a Agatha a ser la anfitriona y la guía. Roy es lo opuesto a Agatha: excéntrico, divertido, carismático y risueño. Era su asistente personal antes de que ella se jubilara y a pesar de la distancia, siguen manteniendo el contacto. Me hace mucha gracia la relación que tienen ambos, sobre todo porque dadas sus personalidades tan diferentes parecen totalmente incompatibles. Eso sí, Roy me resulta excesivamente llamativo y su comportamiento en público en ocasiones me daba un poco de vergüenza ajena (como la escena en la que se cae de la silla de la risa en un restaurante) porque tiene una forma un tanto exagerada de mostrar sus emociones. Aun así, es un gran apoyo para su Aggie y no duda ni por un instante en que haya sido un asesinato si ella está tan convencida, hasta el punto de ayudarla en lo que puede por resolverlo. En cuanto al resto de personajes, tenemos a los Bloxby (él es el cura del pueblo, ella se encarga de la vicaría), a los Boggle (un matrimonio anciano muy desagradable y pedigüeño al que Agatha tiene que llevar de excursión como parte de la Carsely Ladies Society en la que participa), Doris Simpson (a quien contrata para limpiar su casa) o James Lacey, su nuevo y apuesto vecino, un coronel retirado que se dedica a escribir y con el que Agatha se obsesionará (aunque ella diga que no).

Tal y como he dejado caer al principio Agatha Raisin y la quiche letal es una novela que me gustó, pero no me encantó. La historia que nos narra es más cozy que mistery y ese fue uno de mis principales problemas. Yo esperaba encontrar un equilibrio entre las investigaciones de Agatha con respecto al supuesto homicidio del juez y escenas bucólicas de su nueva cotidianidad que me hicieran transportarme a los Cotswold. En cambio, para mi gusto la autora se centra mucho más en cómo Agatha intenta encajar en el pueblo y reconciliarse con el rumbo que ha escogido, las dudas y la incertidumbre que le acechan sobre si ha hecho o no lo correcto, las ganas irrefrenables de abandonarlo todo y volver a Londres y las relaciones interpersonales que va desarrollando poco a poco con sus vecinos, que en el crimen en sí. de hecho, el asesinato me resulta de lo más simplón. Desde los primeros capítulos, yo ya sospechaba lo que había ocurrido en realidad y quién era el asesino y aunque esperaba estar equivocada porque me resultaba una resolución de lo más obvia, tuve razón desde el principio, lo que hizo que el libro se desinflara al final. Entre lo predecible del crimen en sí y que este queda en un segundo plano, desdibujado por los cotilleos alrededor de la figura del difunto y los tejemanejes que se traen los habitantes de Carsley, este inicio de saga me resultó un poco decepcionante porque me esperaba bastante más (sobre todo al ver a tanta gente comparar a Agatha con Miss Marple, lo que hizo que imaginara un asesinato bastante más complejo e intrigante de lo que terminó siendo). Realmente, La quiche letal es una novela muy muy introductoria que solo sirve para presentarte a la protagonista, sus circunstancias y a sus nuevos vecinos, así como para dotar a Agatha de unas dotes detectivescas que, imagino, seguirá expandiendo en novelas posteriores, pero nada más. Son unos 32 libros aproximadamente, por lo que supongo que según vayamos avanzando en la saga nos encontraremos crímenes más elaborados, no tan obvios y situaciones más complejas. O eso quiero creer.

Eso sí, he de reconocer que es una obra que te lees en un suspiro debido tanto a su extensión (de apenas 250 páginas) como a la ligereza el estilo narrativo de M.C. Beaton. Asimismo, mencionar que me han gustado mucho las descripciones paisajísticas del pintoresco Carsley (que por cierto, por desgracia no existe, pero el resto de localidades mencionadas sí y son tal y como te imaginas al propio Carsley) y de sus alrededores, por lo que si lo que verdaderamente os interesa es un escenario idílico en el que leer a una señora aprendiendo a hornear, haciendo sus cosas típicas de pueblo y convirtiéndose en una maruja entrometida de pies a cabeza, sin duda esta es vuestra novela.

Agatha Raisin y la quiche letal ha sido un inicio de saga decepcionante que no está a la altura, en mi opinión, de todas las reseñas maravillosas que había escuchado al respecto. Si lo que estáis buscando es un buen misterio, no es lo que vais a encontrar aquí ya que las pistas que aporta la autora sobre el criminal son demasiado obvias como para ignorarlas y probablemente acertéis de pleno en vuestras pesquisas. Eso sí, entiendo por qué se ha vuelto tan famoso dentro del cozy mistery porque otra cosa no, pero buenas cantidades de cozy tiene. Sin embargo, Agatha me ha parecido lo suficientemente maravillosa como para querer seguir leyendo sobre sus aventuras y bajo la promesa de que, teniendo en cuenta la longitud de la saga, estoy convencida de que esto no ha hecho más que empezar y existen muchas posibilidades de mejora.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
nefertiti5
 11 September 2023
No sé muy bien como reseñar esta novela, la leí en un club de lectura porque en la sipnosis y varias reseñas que leí decían que era una novela al estilo de Agatha Christie(no se parece en nada a ninguna de las novelas de la dama del crimen) y que su protagonista Agatha Raisin es una Jane Marple moderna, no tiene ni color.

La novela en general, no me ha gustado para lo cortita que es lenta y aburrida. Su protagonista y los personajes en general, son muy planos y no he empatizado con ellos.

La novela está ambientada en Caserly, un pueblecito de los Costwolds, (muy del estilo del St. Mary Mead de Jane Marple) donde todo el mundo se conoce. Ahí llega Agatha Raisin que ha comprado una casa en ese pueblecito, tras haber vendido su empresa de relaciones públicas en Londres, para integrarse en Caserly, Agatha decide presentarse a un concurso de quichés, pero las cosas no salen como ella planeó, ya que el juez muere tras comer su quiché y entonces tendrá que confesar que era comprada.....

La premisa pintaba bien pero la novela básicamente trata de la vida de Agatha en el pueblo, cotilleos de pueblo, actividades como la subasta, excursiones, etc...., las visitas que le hace su amigo Roy, pero de misterio e intriga poco, hay 2 intentonas de investigación por parte Agatha, una al 30% y otra al 60% del libro pero enseguida las abandona y ya la definitiva es al 80% del libro, lo que me extraña es que logren dar con el asesino con tan poca investigación.

Lo que lo salva un poco es que a veces tiene algunos toques de humor, eso me ha gustado.

En resumen es una novela simple, con personajes olvidables, sin apenas intriga, y la investigación brilla por su ausencia, no creo que lea nada más de esta autora.

En mi opinión, no hay ningún parecido con Agatha Christie o su Jane Marple, ni comparación.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         103
rachel_en_su_tinta
 04 June 2021
Una autora a la altura de Agatha Christie, una detective a la altura de miss Marple. La aparente tranquilidad de un pequeño pueblo de Escocia se ve perturbado por la llegada de Agatha Raisin. Un concurso de quiches caseras, un asesinato y multitud de sospechosos serán los protagonistas de Agatha Raisin y la quiche letal.

Un cambio de vida y el nacimiento de una detective casera…
Tras haber creado una exitosa agencia de publicidad y relaciones públicas, Agatha Raisin, una cincuentona tenaz y sin escrúpulos, decide vender su empresa para hacer realidad su sueño: abandonar la bulliciosa vida de ejecutiva y trasladarse a un pueblecito de los Cotswolds, donde hallar la paz y el sosiego.
Al llegar a Carsley, la indiferencia de sus peculiares vecinos le hacen ver que no tiene las suficientes habilidades para entablar amistad con ninguno de ellos. Pero Agatha no se puede dar por vencida ya que lo que más le gusta es destacar y hacerse ver. Así que por ese motivo Agatha, decide presentarse a un concurso de comida casera que organizan en el pueblo.
Pero ella también carece de habilidades reposteras, por lo que decide hacer trampa y comprar una quiche de espinacas en Londres e introducirla en el concurso haciéndola pasar como elaborada por ella. 
Así que cuando el señor Reginald Cummings-Browne, galán del pueblo algo trasnochado y juez vitalicio del gran concurso de Quiches, cae fulminado tras haber ingerido una porción del pastel de espinacas de Agatha, esta tendrá que demostrar su inocencia y competir con la policía para desenmascarar al asesino.
Mi Valoración personal:
M.C. Beaton es el seudónimo tras el que se escondía Marion Chesney cuando escribía sus novelas policiacas y de misterio. M.C Beaton nos dejó una gran selección de obras de entre ellas la serie de Agatha Raisin que componen más de veinte libros. 
Con una narración sencilla Agatha Raisin y la quiche letal es el primero de los casos de esta peculiar detective. Agatha una cincuentona sin escrúpulos y con un carácter bastante impertinente cambia su vida en la gran ciudad por una casita en un pequeño pueblo de Escocia. 
Su afán por encajar y llamar la atención la hacen involucrarse sin querer en lo que parece una muerte accidental, pero Agatha no cree que fuera tan accidental en una investigación por su cuenta.
Hacer preguntas y sacar esos trapos sucios que a nadie del pueblo interesa que sean aireados hacen que Agatha sea el punto de mira de todos los vecinos y del asesino.
Con unos personajes bien definidos y una clara admiración de la autora por Agatha Christie, nos encontramos ante un thriller que te mantiene enganchada hasta el final de sus páginas, ya que puedes hacer varias conjeturas, pero no se desvelará el asesino hasta sus últimas páginas.
En conclusión, un gran inicio de serie que sin duda seguiré leyendo ya que me ha hecho pasar dos buenas tardes entre sus páginas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
carlotenia
 06 April 2023
La publicación de estas novelas data de 1992, así que podemos pensar que en la actualidad ya no tienen interés. Sin embargo la editorial apostó por ellas y han sido tan exitosas como en su origen. Ellos comenzaron la serie en Mayo de 2021 y el mes que viene lanzarán la quinta entrega! En esta primera vamos a conocer a Agatha Raisin, una mujer londinense de armas tomar que con sus cincuenta y tres años decide acabar con todo, cerrar su empresa que es de relaciones públicas, algo en lo que es una crack y cumplir uno de sus sueños, irse a vivir a un lugar de campo, tranquilo, de cielos despejados y donde pueda relajarse, y así lo hace, comprando una casita en Carsely, el típico pueblo rural de Inglaterra que parece maravilloso. Y digo parece porque cuando ella llega allí, se encuentra un pueblo cerrado, ella es la forastera y todo el mundo la trata con desdén, no encaja, cuando ella está acostumbrada a triunfar. Tampoco ayuda su descaro y su desparpajo, así que después de pensar que va a tener que irse con el rabo entre las piernas, se entera que en el pueblo hay un concurso de quiches y allí que se presenta a triunfar. Como ejecutiva agresiva que es, se quiere asegurar ser la ganadora, así compra su quiche en la ciudad, en un sitio de gran fama donde está segura de que las hacen exquisitas. ¿Qué puede salir mal? Pues todo, cuando uno de los miembros del jurado cae fulminado cuando prueba su quiche.

Como no podía ser de otra manera, Agatha es la sospechosa número uno de lo que parece un asesinato. Finalmente se descarta porque ella puede probar su inocencia pero pasan dos cosas. La aversión que le tienen en el pueblo crece exponencialmente, y parece ser que todo no es tan bonito como lo pintan, que allí tienen secretos y quizás hay una o varias personas que efectivamente querían matar al susodicho. Así que como la protagonista es una mujer lanzada y a la que le van los retos, y para darse vidilla, porque tiene que reconocer que allí se aburre, se lanza a hacer sus pesquisas para averiguar qué pasó de verdad!

Comienza entonces a investigar la vida del fallecido, ayudándose de los chismes que le va contando la mujer que ha contratado para que le limpie, y dándose vueltas por el pueblo y preguntando como quién no quiere la cosa, a veces haciéndose la tonta, otras veces haciendo algún numerito y otras veces inventándose algo en plan trampa a ver si cuela. La verdad es que manera de hacer las cosas es surrealista pero va dando sus frutos, porque pronto descubre que el muerto no es el santurrón que podría parecer en un principio, que tiene a varios sospechosos en el ojo de mira porque hay gente que tiene motivos para no quererlo vivo, y tanto avanza en buena dirección que pronto recibirá amenazas para que abandone el pueblo, algo que pensará seriamente. Pero en ese momento conocerá al policía del pueblo, Billy Wong, que le tenderá su mano, y además aparecerá en escena Roy, su excéntrico y peculiar amigo que trabajaba para ella en la agencia de relaciones públicas, al que le gusta un chisme y una aventura más que nada, y la animará a seguir en el pueblo y ayudarla en la investigación.

Así pues, vamos conociendo una amalgama de personajes que nos tendrán la mar de entretenidos. Eso, unido a las situaciones que protagoniza sin quererlo Agatha y otras situaciones que ella misma provoca, nos darán como resultado una lectura que sin ser el sumum de la novela negra (que tampoco lo intenta), nos mantiene enganchados, porque querremos saber qué es lo próximo que va a liar la protagonista, cómo lo va averiguando todo, y cuál es el próximo desaire que le va a hacer a alguien que seguramente se lo merezca. Todo eso nos dará momentos de risas asegurados, porque la novela casa el misterio con el humor de manera magistral, y por eso ha enganchado a tantos lectores que se han convertido en adeptos de esta saga. Ojo, que es humor británico, os gustará si os gustan por ejemplo La reina y yo de Sue Townsend o la saga El nudo Windsor, y Un caso de tres perros, editados también por Editorial Salamandra.

Aunque parezca que es una novela lenta, nada más lejos, la lectura va in crescendo, en la primera parte conocemos a los personajes, sus circunstancias y empiezan a ocurrir cosas (tan surrealistas como que Agatha para quedar bien tiene que pasear a dos ancianos que huelen regular en su coche), y en torno a la mitad cuando ya están todas las bases sentadas, es cuando la trama coge velocidad y comienza la acción, así que es una novela con un buen ritmo ágil que hace que te resulte super fácil leerla, ideal para hacer un descanso entre novelas más densas o para leer en veranito o en invierno agustito en tu sofá.

La autora ha querido hacer un claro homenaje a Agatha Christie y a sus novelas cuya protagonista es Miss Marple, una mujer entrada en años que sin esperarlo se convierte en detective y que vive en un pueblecido del sur de Inglaterra. Como veis, las analogías están claras, empezando por el nombre de nuestra protagonista que se llama Agatha en honor a la famosa Agatha Christie. No buscaba hacer una nueva Miss Marple, sólo buscaba crear un personaje con entidad propia y que resolviera crímenes con ironía y astucia y a mi parecer lo ha conseguido.

Y es que nos encontramos antes una novela de Misterio Cozy, un término bastante extendido pero que yo no conocía, y no es más que un tipo de novela de misterio pero con un rollo cozy, que significa amable, acogedor... Es decir no una novela negra a lo bestia, sino una novela con un asesinato o crimen por resolver pero con momentos hilarantes, sin litros de sangre (la justa de cuando se descubre el cadáver), con algún revés inesperado pero nada catastrófico, que generalmente es resulto por un detective aficionado o que no lo es (en este caso nuestra Agatha), en un lugar reducido como un pueblo o aldea pequeñita en donde no hay mucha población con lo cual los pocos que haya, son todos sospechosos, y la víctima será inesperada porque no es una persona que a priori tenga muchos enemigos. Ya veis que la novela que tenemos hoy entre manos se adapta perfectamente al término.

En definitiva, este es el inicio de una saga que a mí me ha conquistado. Porque es una novela de esas que contiene lo que a mí me gusta, una protagonista potente, que te puede gustar más o menos, en mi caso me ha encantado porque es super irreverente y a mí eso me mola, con un misterio, dosis de humor y algunas sorpresas que no esperas. Es una lectura ligera y no llega ni a las 250 páginas, por lo que en una tarde sin mucho entretenimiento nos la podemos acabar. Yo voy a seguir con la saga y os iré dejando todas las reseñas por aquí, porque yo quiero seguir conociendo el universo de Agatha Raisin, que tiene mucho por darnos!!!!!
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
leyendoentresabanas
 19 June 2021
Lo primero, agradecer a la editorial el envío del ejemplar.

Es lo primero que leo de la autora, aunque sin duda no será lo último!

Nos encontramos con una novela adictiva y que te tiene en vilo durante absolutamente todas sus páginas.

Con muchos guiños a la gran Agatha Christie, y muchos parecidos a sus novelas, así que si te gusta una te gusta la otra.

Un thriller con muchos toques de humor que lo hacen supercompleto y que sintonizan a la perfección.

La autora nos muestra una historia muy británica, con un humor muy británico y unos personajes también muy británicos, lo que lo convierte en una gran novela.

Con los personajes muy bien perfilados, destaco, por supuesto, a la protagonista, Agatha Raisin, con la que reirás, sufrirás y dirás, ¿pero de dónde demonios ha salido esta mujer? Sin duda se trata de un personaje tan pintoresco, que tienes que cogerle cariño sí o sí.

Los secundarios son mortales, alguno de forma literal (guiño guiño), a los que adorarás y querrás aporrear.

Todo se desarrolla en un tranquilo pueblo de los Cotswolds, el cual parece el lugar ideal para vivir, a un par de horas en coche de la bulliciosa Londres.

La señora Raisin, después de una vida dedicada a su negocio, decide prejubilarse y retirarse lejos de las ajetreadas calles londinenses, y decide hacerlo a un pueblito, de primeras idílico, donde su intención es cuidarse y dedicarse a labores para las que nunca ha podido tener el tiempo deseado. Lo que pasa que su recibimiento en el pueblo no es el esperado, y se verá enredada en una historia de lo más loca.

Con una gran puesta en escena, una trama muy elaborada y todo perfectamente hilado, disfrutamos de esta novela que te saca más de una sonrisa y te deja con ganas de seguir leyendo más aventuras de esta extravagante protagonista.

La narración está muy cuidada y, aunque los capítulos no son especialmente cortos ( más menos unas veinte páginas por capítulo), es muy fácil y ágil de leer, lo que hace que sea una lectura la cual devoras.

Está muy cuidado respecto a detalles y ambientación, lo que hace que parezca que formas parte de la historia de ese pueblo tan peculiar y sus vecinos tan variopintos.

La edición tengo que decir que es preciosa, y la portada me enamoró desde la primera vez que lo vi.

Sin duda, estoy deseando de seguir leyendo el resto de libros de esta serie, pues estoy segura que todos y cada uno de ellos me van a hacer pasar un rato muy agradable.

Si te gustan los thriller, las novelas ambientadas en Reino Unido, con toques de humor y las novelas de Agatha Christie, este es tu libro!

8/10


www.instagram.com/leyendoentresabanas
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (4) Añadir cita
GuadalupetpnvsGuadalupetpnvs09 November 2021
Me he pasado por aquí para hacerle una advertencia: no se entrometa en las vidas ajenas o pronto nos encontraremos con un asesinato de verdad !Y usted será el cadáver!.
Comentar  Me gusta         30
bibliotecadepueblobibliotecadepueblo06 March 2023
El orgullo no es patrimonio exclusivo de las clases altas.
Comentar  Me gusta         50
leyendoentresabanasleyendoentresabanas21 June 2021
Agradece las pequeñas cosas buenas de la vida.
Comentar  Me gusta         30
AidaALAidaAL14 June 2022
En cualquier caso-dijo Bill-,espero no haya decidido convertirse en la Miss Marple de Carsely y siga empeñada en demostrar que el accidente fue asesinato.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: misterioVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Completa el título de libros infantiles y juveniles

Manolito ...

Gafitas
Gafotas
Manotas

10 preguntas
77 lectores participarón
Thèmes : Infantil y juvenilCrear un test sobre este libro
.._..