InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
25 junio 2019
Alex y Rosie son dos jóvenes británicas que, tras acabar el instituto y antes de empezar la universidad, deciden hacer un largo viaje por Tailandia. La promotora del viaje es realmente Alex, quien lo iba a hacer con su amiga íntima; pero, al echarse ésta para atrás y enterarse Rosie, convenció a Alex para irse con ella. Aunque no son realmente amigas y Alex no las tiene todas consigo, no quiere perder el viaje y ambas chicas emprenden su aventura.

Se alojan en una pensión de mala muerte en la que pronto empiezan los problemas. Rosie se desmadra y Alex no sabe qué hacer.

Semanas después de llegar, las familias de las chicas dejan de tener noticias suyas. Han desaparecido. La periodista Kate Waters decide hacerse cargo del caso; tiene un interés personal en él porque su propio hijo Jake, algo mayor que las desaparecidas, hace ya dos años que se encuentra en Tailandia. Kate quiere saber más del país y ver si puede encontrar a su hijo.

“La sospecha” es un thriller entretenidísimo que no da tregua al lector. Uno de esos libros que se leen con un mínimo esfuerzo, que se pegan a las manos y que, para mí, son un objeto necesario en mi neceser de vacaciones veraniegas. Hay gente que aprovecha el verano para leer clásicos, tochos, libros difíciles… Yo no; el calor me ablanda las neuronas y me apetecen (aún más) este tipo de libros: libros que lees sin esfuerzo y que buscas tiempo para leer incluso debajo de las piedras (o de la arena de la playa)

Me ha gustado mucho de este libro la ambientación en Tailandia. Fuera de esos resorts de lujo con playa privada, Fiona Barton nos enseña otra Tailandia: la de las pensiones baratitas donde se hacinan adolescentes europeos y americanos en busca de aventuras

Volvemos a encontrarnos con personajes de las novelas anteriores de la autora. La protagonista Kate Walters y el inspector de policía Bob Sparks. A pesar de haber aparecido en novelas anteriores, es posible leer esta novela sin haber leído las anteriores; yo no las calificaría propiamente de una serie por mucho que aparezcan los mismos personajes. Kate es periodista y en cada novela informa de un caso; lo mismo que Sparks, cada caso es independiente. Sí que se hacen referencia a situaciones personales de ambos personajes pero la autora enseguida nos da unas notas para recordar (quienes sí hemos leído las novelas anteriores) o para situarse (quienes no las hayan leído)

Ambos personajes me gustan mucho; ya me gustaron en las novelas anteriores y en ésta me gustan aún más porque se van a ver implicados personal y emocionalmente. Bob Sparks porque su mujer está gravemente enferma y nos va a mostrar su lado más sensible y más humano; os aseguro que sufriremos con él. Kate porque no sólo va a estar implicada como periodista sino también como madre; y es que el asunto tiene una conexión personal con su propia familia. Me ha gustado mucho verla debatirse entre su faceta como periodista y su faceta como madre. Los periodistas a veces informan sin tener en cuenta el elemento humano de la noticia pero, ¿y si la parte personal les afecta? ¿qué harán entonces? Me ha gustado mucho, repito, que la propia Kate y su familia se conviertan en noticia y la perspectiva diferente que todo ello aporta a su trabajo.

A través de capítulos muy cortos, Fiona Barton va desarrollando una trama dividida en tres hilos. Cada capítulo se inicia con una fecha y con un título: la periodista, la madre o el inspector.. Un narrador omnisciente nos va contando la historia en los capítulos titulados la periodista y el inspector; la propia Kate toma la palabra en los titulados la madre. Por otro lado, tenemos unos capítulos en los que vamos viviendo el dia a día de las chicas en Bangkok; en ellos, sigue siendo un narrador en tercera persona quien lleve la batuta pero, al mismo tiempo, tenemos intercalados mails de la propia Alex quien, evidentemente en primera persona, cuenta a una amiga lo que va pasando. La alternancia de tramas y de narradores es llevada a cabo por Fiona Barton a la perfección

El estilo es el típico de thrillers de este tipo, en el que Fiona se maneja con mucha soltura. Capítulos muy cortos que invitan a leer uno más (o dos, o tres…), diferentes hilos argumentales, tensión creciente, facilidad de lectura. Sí que he de reconocer que se me ha hecho previsible; no había ni llegado a la mitad del libro que ya me imaginaba las respuestas a las preguntas qué y quién; pero también es cierto que el haberlo adivinado no ha mermado en nada lo mucho que he disfrutado con la lectura.


Conclusión final

Si os gustan los thrillers, dadle una oportunidad a éste. Entretenidísimo a más no poder.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}