InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MonicaM


MonicaM
06 agosto 2018
Antes que nada, quiero dar las gracias a la Editorial Suma de Letras.

Dicho esto comenzamos con la opinión personal.



Bueno, antes que nada, he de confesaros que no conocía a la autora, en alguna que otra stories la he mencionado, y me ha respondido de manera simpática, eso me agrada en los autores.


Una pequeña curiosidad antes de comenzar, que os quería haceros partícpe, tras acabar este post, busqué la canción que sale al principio de la reseña, y la canté mirando este fragmento que os dejé arriba. Sin duda, es la mejor canción para acabar este maravilloso libro y bonita historia.



Dicho esto, quiero comenzar con la sinopsis, para luego concluir en la moraleja y en la reflexión que me ha dejado este libro. Os mentiría si dijera que este libro no me ha dejado marca. Ha dejado una gran marca en mi piel. Sus páginas me han llegado al alma. Me he impregnado de cada frase. Eso, solo ocurre cuando lees un buen libro.



Comenzamos por Elena o Lena, es una chica de veintiséis años, trabaja en una tienda y aunque aparentemente parece feliz, su interior muestra lo contrario. Pues lo que nadie sabe es que bajo esa carita feliz se esconde una niña, triste, que ha visto morir a personas cercanas a ella.


Personalmente, no quiero hablar mucho de este tema, porque creo que ni yo sé gestionar esta situación.



Junto a Lena está Daniel, un amigo con derecho a roce, y del cual, surgirá lo que llamamos, “el roce hace el cariño.”

Daniel es compañero de la tienda donde trabaja Lena, y es este, quien le presenta a Lena a sus amigos, Lidia, Darío, Luis y Abel, pareja de Darío.



La relación de Lena con su padre no es demasiado buena, es más nunca sobrepasa la línea de la cordialidad. Debido, especialmente, a que su padre es un prestigioso escritor y se pasa la mayor parte del tiempo escribiendo y promocionando su libro.



Por lo que, nuestra quería Lena, pasa la mayor parte del tiempo sola y sin hablar con nadie, como consecuencia de esto, a nuestra protagonista le va a contar abrirse y contar lo que siente a otras personas.

La gran reflexión que saco, pues la verdad es que me he quedado con varias cosas. Os la desgloso enseguida.



La familia es una parte fundamental en nuestra vida, a nivel afectivo, desde pequeños nos dan cariño y amor. Gracias a nuestra familia aprendemos a querer y valorar las cosas.

Me parece genial que este libro me haga reflexionar, que me obligue a pararme y pensar “soy un afortunada, por tenerlo que tengo, lo poco que tengo, soy feliz.”



Pocas veces nos lo decimos y pocas veces lo pensamos.

Lena, desde pequeña ha llorado la muerte de familiares, el duro golpe, el dolor, sin saber cómo afrontarlo y en quién apoyarse para salir de ese pozo sin fondo que parece que estamos cuando nos dan una noticia triste.



Resulta complicado asimilarlo. Gracias a la autora, me he parado a pensar y me he dicho “estoy haciendo las cosas bien y estoy disfrutando de los míos.” En eso consiste la vida. En sacrificarte y pasar tiempo con los tuyos. Como sabéis, me podría pasar horas y horas leyendo, pero hay veces que me digo “hoy voy a disfrutar de los míos, ya leeré mañana o pasado.”


"Todas las navidades, extraño a personas que faltan en la mesa, pero nadie se va del todo si lo recuerdas todos los días."



Todas las navidades, extraño a personas que faltan en la mesa, pero nadie se va del todo si lo recuerdas todos los días.

Lena pierde a su madre y a su hermana. Nada más cumplir veintiséis años, su yayi, su abuela paterna, fallece.



No sé que decir de la función que tiene un abuelo en la vida de un nieto, ni qué lugar ocupa una abuela en la vida de una nieta. Que desde que nace, esa nieta está en brazos de su abuela, la que la calma, la que le pone caras. Por favor, valorad lo que tenéis ahora, mañana será demasiado tarde.



Pensaba que mientras leía la historia, alguna lágrima asomaría, pero no, sigo siendo dura para llorar.



Tras el fallecimiento de “Yayi”, esta le deja un libro, una especia de diario, en la que le cuenta su vida a su nieta, Lena.

Vemos una Francia en los años 50, la diferencia de un lugar a otro, una Francia liberal, que bebía para celebrar no solo los hombres, que las mujeres vestían como querían. “Yayi” nace en una familia humilde, conoce a un chico que llega de Francia, Andrés, y éste, años más tardes, se convertirá en el abuelo de Lena.



Del final, me esperaba más bien demasiado, ya que el principio de la historia comienza fuerte, lo que hace que el lector quiera más.



Los personajes me han enamorado, los he querido, cosa que no suele pasarme y les tengo un cariño especial. de Daniel me ha gustado su fidelidad, de Lena su evolución. Si tengo que definir en una palabra esta historia, sería evolución, desarrollo, progreso. de sus amigos, Luis, Darío y Lidia, me quedo con el buen rollo que hay siempre entre este grupo, su manera de disfrutar de las pequeñas cosas, de mantener al margen los problemas entre uno y otro componente del grupo.

La madurez, algo que suele faltar muchas veces en reuniones de grupo. El respeto hacia las personas, las bromas bien gastadas sin ofender a nadie, eso, es un grupo de amigos. Y se ve reflejado en este libro, la amistad, uno de los temas más importantes que tenemos que valorar en nuestra vida. La amistad sana.



A través de las historias de “yayi”, vemos cómo ha cambiado la mujer, de ser la encargada de cuidar a sus padres, hermanos, maridos a trabajar, su abuela trabajando haciendo la comida y manteniendo la casa y ropa limpia y Lena, trabajando.



Vemos, también, el amor a los libros, a las letras y a las escrituras. A Lena le gusta lo que su abuela cuenta, pero hay días que no las lee, en mi caso, os confieso, devoraría el libro en una hora, ¡qué interesante!



El padre de nuestra protagonista es un escritor y Lena quiere comenzar a escribir su propio libro ¿lo conseguirá?

Vemos algún que otro guiño más a la lectura, pues Daniel, es una escena Lena entre en su dormitorio y encuentra un libro abierto en la cama de este. No sé si es casualidad o no pero últimamente vemos muchos libros en los que se hace referencia a la lectura y a los escritores.



La pluma de Sara es elegante y transparente. Os confesaba anteriormente que no conocía a la autora, pero desde este libro quiero y deseo poder tener la oportunidad de leer pronto dos obras: Contigo en el mundo y El cuaderno de Paula. de hecho, ya la tengo apuntada en la lista de mis libros pendientes.

Me ha gustado mucho la historia porque es un libro dentro de otro libro, la historia que cuenta Lena y la que cuenta “yayi” a través de su propio libro.



Quisiera, para acabar este post, recomendaros el libro a todxs, da igual si no os gusta el romance, si no os gusta la autora, si no os gusta los thrillers, leed el libro, la historia, las palabras, las frases, la manera de decir adiós al dolor, la forma de seguir hacia adelante. Leed la historia porque es el principio de algo.

Antes de dejar aquí la reseña, quiero que me digáis si conocíais a la autora, si habíais leído algo de esta, qué os ha parecido y si pensáis leer algo de Sara Ballarín.



Por último, quiero dar las gracias de nuevo a la editorial Suma de Letras. ¡Muchísimas gracias!
Enlace: https://blogdeunalectoraa.bl..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}