InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
17 diciembre 2017
Hace un par de semanas hablé sobre la edición de Nórdica de Los Watson, y hoy vengo con el otro Austen que tienen en su catálogo, Lady Susan. A diferencia del primero, a pesar de haber sido también escrito a una edad muy temprana, antes de las novelas que luego le dieron fama (se suele dar como fecha 1794, con lo cual ella contaría por entonces unos 18 o 19 años), este sí que fue concluido (aunque no publicado hasta muchas décadas después de su muerte).

Si digo que me ha encantado me quedo corta. Es que además tiene tantas diferencias con el resto de sus novelas que quizás por eso la he disfrutado más. No es lo que suele denominar típicamente austeniano. Ofrece varias rupturas con las dinámicas de sus obras posteriores, y ha sido como saborear algo que sabes que te va a gustar, pero que tiene un sabor que no esperabas y te ha sorprendido al llevártelo a la boca. O algo así.

Empezando con el género, Lady Susan es una novela corta epistolar. Las 41 cartas que la componen son breves en su mayoría, y pronto nos hacemos con los nombres, parentescos y relaciones entre los remitentes y destinatarios de las mismas. Por otro lado, y quizas lo más sorprendente, es la misma protagonista: Lady Susan Vernon. Muy alejada de Anne Elliot o las hermanas Dashwood y Bennet, nuestra lady es una arpía de mucho cuidado. Y lo he disfrutado mucho. Porque además Jane Austen, para lo joven que era, demuestra algo que ya hizo magistralmente después, y es una descripción maravillosa de los personajes. Sus personalidades resultan tan cristalinas a ojos del lector que no puedes dejar de alabarla mentalmente (algo parecido me pasa con Dickens).

Como decía, nuestra lady es una arpía. de una belleza sin igual, pero mala (muy mala), manipuladora, retorcida, muy egoísta, superficial, de lo más egocéntrica, incapaz de amar a nadie que no sea ella misma, en constante búsqueda de su bienestar, de salirse con la suya, y de vengarse de todo aquel que ose contrariarle. ¿Su principal "virtud"? Que hace lo que quiere con los hombres. Literalmente. Da igual lo predipuestos que estén a luchar contra sus encantos, da igual los prejuicios que tengan antes de conocerla, que al final danzan alrededor de sus faldas como perritos. Los enamora y desenamora a su antojo, según le convenga y dependiendo de las necesidades del momento. Y cuando va a visitar a sus cuñados (huyendo precisamente de una situación bastante incómoda en la que se encontraba durante otra visita, donde ha conquistado al señor de la casa, casado, y al pretendiente de la hija de dicho señor, provocando la ira de la sufrida esposa y ya no tan futura suegra), se desencadena la historia que leemos en la novela. Así que tenemos a Lady Susan, a su amiga Alicia (igual de arpía que ella), a su pobre y menospreciada hija, a su cuñada (¡grande! la única que la tiene bien calada), al hermano de su cuñada (¡tonto!), y ocasionalmente a los padres de su cuñada. Y dejándolo aquí, para no revelar más de lo que debo, solo me queda recomendarla. Es que me ha gustado mucho. Por si no se nota.

Sobre la edición, ya comenté que a pesar de que Alba había editado en un mismo volumen las dos novelas, a mí me tiraban mucho más las ediciones ilustradas de Nórdica. Reconozco que Nórdica es una debilidad editorial mía. de esas editoriales que si pudiera, tendría todos sus libros en la estantería. Y los miraría una y otra vez embobada y con media sonrisilla en la boca... Pero hablaba de la edición. No sé si os ha pasado alguna vez que unas ilustraciones os parecen feúchas, pero que no te imaginas otras imágenes para la historia que tienes entre las manos. Pues eso me pasa con esta edición. La mano de Javier Olivares en estas ilustraciones no me llama nada la atención. Es que las miro y me parecen eso, feotas. Pero no cambiaría mi edición por ninguna y hasta les estoy cogiendo cariño (y me explico... no feas en ejecución ni en trazado. Las ilustraciones son buenísimas... pero quizás esos rostros son demasiado abstractos para mi Jane y sus personajes. Es el estilo para Jane Austen lo que no me gusta). El caso es que comulgo con ruedas de molino y sigo enamorada de mis ediciones de Nórdica.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}