InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466614605
Editorial: ADULTOS ANTIGUO (24/03/2004)

Calificación promedio : 3/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Oryx y crake editado por Ediciones b
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Yani
 27 octubre 2018
Es el segundo libro de Margaret Atwood que leo y todavía la ejecución de sus historias no termina de convencerme. Los que leí no son los libros más famosos o mejor calificados por los lectores, así que tal vez se trate de una irregularidad en sus novelas y yo empecé, justamente, por el peor lugar. Oryx y Crake es el primer libro de una trilogía distópica muy interesante y muy adulta, con personajes tan humanos como odiosos y con un final que pide imperiosamente que vaya a comprar la continuación.
Apenas uno empieza a leer se encuentra con Hombre de las Nieves (esa manía de traducir nombres propios… Snowman estaba bien), una persona que se despierta en soledad, sin casa y que necesita conseguir comida. Algo realmente malo pasó y la humanidad parece haberse extinguido, dejándolo a él como única prueba de la existencia de la raza. Después entran en escena otros seres muy parecidos a él (los crakers), aunque genéticamente diferentes. Y ahí uno empieza a preguntarse cosas que se responden a cuentagotas cuando la narración se traslada hacia el pasado del personaje, cuyo nombre verdadero es Jimmy.
El nombre de los seres que acompañan a Snowman ya delata que Crake, su amigo, está involucrado en el asunto ¿Y quién es Oryx, que parece una perturbadora voz femenina en su cabeza? Los dos personajes que le dan el nombre al libro son un misterio y, según mi opinión, son los más difíciles de comprender. La construcción que hace Atwood es buena y muy críptica. Jimmy/ Snowman, por otra parte, se divide en esas dos identidades, en esas dos existencias que son un antes y un después muy diferentes que están inevitablemente conectados. Conocemos la infancia, la juventud y la adultez de Jimmy para que luego derive en Snowman. Y en el desastre.
Lamentablemente, lo bueno que tiene esta historia se opaca con lo que llamé “relleno”: partes en donde Jimmy y Crake tienen una forma muy curiosa y repelente de entretenerse en la adolescencia, además de experiencias sexuales (plagadas de misoginia, para colmo) y daddy/ mommy issues que a mí me importan un comino si no repercuten en la historia. Si le doy vueltas al asunto, sí, hay una cierta injerencia del sexo en el problema final, pero no es el motivo base de las cosas. Y el humor verde no es mi preferido (no sé por qué la sinopsis dice “humor negro”… no hay tantos chistes negros como verdes en este libro), así que lo descarto.
Sin embargo, el conflicto es lo que verdaderamente importa en una distopía. Ambientada en Estados Unidos, la gente vive en complejos que rodean las plebillas, que representan las ciudades (con una vuelta de tuerca). En los complejos entran los de clase media y alta que trabajan en organizaciones que se encargan de aplicar la ciencia en varios aspectos de la vida cotidiana. Los avances que consiguen no siempre son beneficiosos (la creación de animales híbridos, por ejemplo) y todo parece estar cruzando límites éticos, más que científicos. No estoy contando nada que no se diga en los primeros capítulos, pero adelanto: alguien va a cruzar la línea y es muy interesante el proceso.
¿Por qué tres estrellas y no un puntaje mayor? al ser el primer libro de una trilogía se nota la poca urgencia por plantear un mundo, ya que hay que dejar hilos sueltos para los próximos. No me agrada que la novela quiera tratar todos los temas de la vida a la vez: se mete con la ciencia, las diferencias entre las carreras de Ciencias Exactas y Humanidades, los traumas freudianos de la infancia, la explotación infantil, el medio ambiente, las dificultades en la comunicación hombre- mujer, la relación hombre- naturaleza. Son demasiadas cosas puestas en perspectivas de personajes que a veces dejan al lector frío porque o no reaccionan como se espera o hacen algo totalmente típico y aburre. Resultan antipáticos y sus reflexiones suenan vacías. Sobran escenas (¿a quién le importan las amantes de Jimmy?) y faltan respuestas (¿X impulsó las intenciones de Z?). El estilo de escritura de Atwood me pareció muy blando para una novela en donde se requiere más detalles y dinamismo. Me gusta la manera en que escribe, pero no aquí, particularmente. También está presente el discurso científico que se lanza sin respirar, con terminología que uno quiere googlear para comprobar si está siendo utilizada correctamente. Puede ser agotador.
A pesar de mis ganas de leer la trilogía entera, sobre el final sucedió algo que me sorprendió pero que, al mismo tiempo, mató una pequeña parte de mis expectativas. Fue un gran golpe de efecto que posicionó a Jimmy en otro nivel, de todos modos. La recomendaría porque últimamente estamos invadidos de distopías y, entre esas y las clásicas, Oryx y Crake trae aire fresco. Sólo sabré qué tan buena es cuando termine la saga, así que por ahora me limito a decir “puede funcionar”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
YaniYani27 octubre 2018
No habrá ningún futuro lector, porque los crakers no saben leer. Todo lector imaginable pertenece al pasado.
Comentar  Me gusta         00
Video de Margaret Atwood (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Margaret Atwood
Booktrailer "La semilla de la bruja"
otros libros clasificados: literatura canadienseVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro


Lectores (1) Ver más




Test Ver más

El juego de los títulos

Lleva un nombre femenino que se ha convertido en símbolo de la adolescencia y la picardía

Enma (Falubert)
Lolita (Nabokov)
Eva (Pérez Reverte)

12 preguntas
57 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}