InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de AGamarra


AGamarra
28 octubre 2020
"Desde el día en que tú hablaste, desde el tiempo en queluchaste con el acerado y sanguinario español, desde el instante en que le escupiste a la cara; desde cuando tu hirviente sangre se derramó sobre la hirviente tierra, en mi corazón se apagó la paz y la resignación"Éste es un poemario que se formó a partir de algunos poemas entre llos "Katatay" (Temblar en quechua) que Arguedas publicó en vida en diferentes revistas y que el INC (Instituto nacional de cultura del Perú) reunió y editó, algunos de ellos que todavía no contaban con traducción la realizaron otras personas. Esta edición es bilingüe, presenta el texto tanto en español y quechua. Son 7 poemas de los cuales los que más me gustaron fueron los primeros donde Arguedas describe algunas situaciones con el espíritu quechua, entre ellas un himno a Túpac Amaru: "Tupac Amaru kamaq taytanchisman" (A nuestro padre creador Tupac Amaru)Escucha, padre mío, mi Dios Serpiente, escucha:las balas están matando,las ametralladoras están reventando las venas,los sables de hierro están cortando carne humana;los caballos, con sus herrajes, con sus locos y pesadoscascos, mi cabeza, mi estómago están reventando,aquí y en todas partesEn sus poemas como dice la introducción no se trata sólo de un recuerdo del pasado o de la descripción de las costumbres incaicas o de la serranía sino una visión actual con ojos de emigrado provinciano a la gran capital en muchos aspectos. Por ejemplo en el "Llamado a algunos Doctores":¿Qué hay a la orilla de esos ríos que tú no conoces, doctor?Saca tu largavista, tus mejores anteojos. Mira, si puedes.Quinientas flores de papas distintas crecen en los balcones de los abismosque tus ojos no alcanzan, sobre la tierra en que la noche y el oro, laplata y el día se mezclan. Esas quinientas flores son mis sesos, mi carne.El sufrimiento humano, la extrañeza, y el orgullo indígena está presente en todos los poemas, el hombre emigrante se enfrenta a situaciones desconocidas, pero no tiene miedo, incluso al abuso, pues está orgulloso de su naturaleza y eso está descrito aunque brevemente.Después están unos poemas políticos de acuerdo a la coyuntura de las revoluciones cubanas y la guerra vietnamita que ya no fueron tanto de mi agrado:Eres tú, ahora, pueblo de Cuba, simiente del mundo,del cielo y de la tierra,simiente inmortal,fruto del hombre eterno.Eres pequeña,pero no existe quien te pueda doblegar.La semilla es pequeña,pero rompe cualquier piedra, cualquier rocay la hace florecer.Esta edición digital es gratis para descargar en el portal de la Casa de la Literatura peruana:http://www.casadelaliteratura.gob.pe/wp-content/uploads/2020/05/Katatay.pdf
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea