InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
09 junio 2019
Nos encontramos en Japón en pleno apogeo del período Heian (hacia el siglo IX), siendo emperador Kanmu

La novela se desarrolla a través de tres líneas argumentales. Por un lado tenemos a Astori, el hijo de un campesino que, cuando era un niño, desapareció durante un año. Luego volvió a su aldea pero no fue capaz de decir dónde había estado. Por ello, los demás habitantes de la aldea le tienen por raro y no quieren tener relación con él. Siendo ya un hombre joven, le es imposible encontrar pareja. Así que decide hacerse monje guerrero

Por otro lado, tenemos a Katsumi, la única hija de un erudito profesor. Katsumi es inteligente y culta pero es mujer y en esa época a las mujeres les estaba vedado casi todo. Dado que su padre tiene una cierta posición social, es cortejada por diferentes hombres pero siempre hay algo que hace que la relación no llegue a buen puerto

Finalmente, tenemos a Tokinobu, un agente de la Guardia Ciudadana. Es un buen trabajado, recto y muy capaz pero no es noble y por eso le están vedados los puestos más altos de la burocracia. Ha tocado techo en su profesión y la única manera de seguir avanzando sería casarse con alguna noble. Pero Tokinobu no es culto, no es capaz de componer los poemas en los que consiste el cortejo entre la alta sociedad japonesa por lo que lo tiene francamente difícil.

Como siempre, José Vicente Alfaro nos descubre una civilización o, en este caso, un período histórico desconocido o bastante desconocido. Obviamente, todos conocemos Japón y seguramente habremos leído alguna novela histórica situada allí pero probablemente no tan lejos en el tiempo. Alfaro sitúa la novela en el período Heian, uno de los de mayor esplendor de la cultura japonesa y un período no tratado apenas en literatura. Para mí era totalmente desconocido y me ha gustado mucho conocerlo

Él siempre se documenta muchísimo para escribir sus libros y ese trabajo se nota en los detalles. Sin darnos cuenta, aprenderemos un montón de la civilización japonesa, de su sociedad, de la forma de vida, de sus rituales, etc… Por ejemplo, conoceremos la estructura piramidal de la sociedad japonesa con ese emperador en la cúspide, casi como si fuera un dios; esos pocos nobles debajo de él y una inmensa base de campesinos. Unos campesinos que para los nobles eran poco más que animales. Resulta increíble leer cosas como que los campesinos no tienen sentimientos y no padecen si les pasa algo a sus hijos. Vale que para un noble la vida de un campesino pueda no tener importancia pero de ahí a pesar que ni sienten ni padecen…

También conoceremos el ritual del cortejo entre los nobles. Me ha hecho mucha gracia, la verdad. Qué complicado era todo, no sé ni cómo llegaban a casarse jajaja.

En la novela hay bastantes personajes. Los protagonistas son los tres que he citado pero hay muchos más. Alguno de ellos real como el emperador o un general, pero la mayoría ficticios. Los tres protagonistas me han gustado mucho pero la que más, sin duda, Katsumi. Una mujer que no pintaba nada en el Japón clásico. Era muy inteligente y muy culta y no seguía las normas de belleza que estaban de moda en la época (lo de ennegrecerse los dientes es lo más absurdo que he visto munca…). Gracias a su personajes conoceremos la forma de vida de las mujeres nobles de la época, escondidas en su casa detrás de un biombo o de un abanico, sin voz ni voto en nada.

Tal y como pasa siempre en los libros de este autor, en él hay de todo. Es una novela histórica, sin duda, pero no sólo eso ya que además de Historia hay amor, relaciones familiares, sociedad, aventuras, intrigas… Y un misterio por resolver: el rapto de niños. Esta subtrama la verdad es que me ha sorprendido un montón, no vi venir el final hasta que ya lo tenía encima. al haber tantas cosas, es una novela apta para cualquiera, incluso para los no aficionados a la literatura histórica

José Vicente Alfaro escribe muy bien. Como he dicho más arriba, se documenta muchísimo para escribir sus novelas y acaba conociendo perfectamente el período o la sociedad sobre la que escribe. Lo mejor es que sabe trasladar esa ingente cantidad de conocimientos al lector sin abrumarle con datos históricos que podrían ralentizar la narración. Para nada, su prosa es siempre fluida y amena. Es un libro fácil de leer, con un ritmo sostenido, siempre entretenido… Como se suele decir, aprendes disfrutando

Conclusión final

He disfrutado mucho de este viaje al Japón. Una novela muy instructiva y entretenida que además me ha sorprendido. Muy recomendable.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}