InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de AngieSantiz


AngieSantiz
10 May 2021
La guerra no tiene rostro de mujer de Svetlana Alexiévich es el segundo libro que leo de la autora y se ha consolidado como unas de mis favoritas.

Sus libros son recopilación de relatos de las vivencias contadas por sus protagonistas, aquellos que vivieron la historia en su piel.

La guerra no tiene rostro de mujer es la recopilación de las historias de muchas mujeres que estuvieron en la segunda guerra mundial. Mujeres que no han recibido el reconocimiento que merecen.

Desde el principio de los tiempos, las mujeres han participado en la guerra y no solo como enfermeras, cocineras… sino que también como soldados, han disparado, han matado. Pero a ellas no se les ha reconocido como tales.

En el libro conoceremos el relato de muchas de ellas; quiénes eran antes, durante y después de la guerra. El relato de mujeres que amaron tanto a su país, que lo dejaron todo, absolutamente todo, por estar al frente y luchar para defenderlo.

La mayoría de las mujeres tenían solo 16 años cuando empezó la guerra y se enlistaron en el ejército. Fueron enfermeras, cocinas, lavanderas, soldados, francotiradoras, conductoras, mecánicas, pilotos, guerrilleras, zapadoras… y muchas profesiones militares más.

Se enfrentaron a la estigmatización de que eran profesiones de hombres, pero demostraron que eran más que capaces y en muchas ocasiones, mejores. No solo se enfrentaron a obstáculos durante la guerra, sino que después de ella también.

Solo después de más de treinta años desde que terminó la guerra, a las mujeres las han invitado a eventos, a dar ponencias de sus vivencias. ¿Por qué? Me hierbe la sangre de rabia al ver que no querían aceptar el papel tan importante que desempeñaron.

Creo que esta ha sido mi reseña más difícil, siento que nada de lo que diga le hace justicia.

La magia de este libro está en leerlo. Es doloroso, es horroroso, porque narra las vivencias de una guerra, lo horrible que es perder a todos los miembros de tu familia. El hambre, la sangre, la rabia y el odio son muchos de los sentimientos que se pueden encontrar entre sus páginas.

Siempre he pensado que en la guerra todos somos perdedores. Y aquí lo vuelvo a confirmar. Ni todos los solados Nazis eran malos, ni todos los soldados Soviéticos los eran. Todos cometieron actos atroces, actos que me hicieron perder la fe en la humanidad.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea