InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La guerra no tiene rostro de mujer (20)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Bren
 26 November 2019
Había estado viendo un documental sobre la segunda guerra mundial, pero a diferencia de los muchísimos documentales que hay de este tema, éste estaba basado únicamente en la guerra contra Rusia, las batallas y demás, me llamó mucho la atención ver películas y fotografías de muchas mujeres rusas peleando, hoy en día es muy común ver mujeres soldados, pero en esa época no era común, nada común ver mujeres pilotos, mujeres solados manejando tanques, francotiradoras y mucho menos soldados de infantería en primera linea siendo mujeres, pero lo que más me llamó la atención fue la enorme cantidad de mujeres que había en el frente. El documental se centraba en lo desconcertados que se encontraron los soldados alemanes al ver que peleaban contra mujeres.

Así que recordé este libro, lo tenía desde hace mucho, cuando leí voces de Chernóbil de esta autora busqué sus demás trabajos, sin embargo no lo leí en su momento y lo olvidé.

Muy a su estilo, la autora se va a hablar con todas las mujeres que pudo encontrar que participaron el la II Guerra Mundial y más que entrevistas nos presenta monólogos de cada una de ellas relatándonos, como fue que se alistaron y como fue que cada una de ellas termino siendo ya sea soldado, francotirador, tanquista, médico en combate, ingenieras mecánicas, chóferes de camiones, como aprendieron a tirar con rifle, a usar tanques, a lanzar bombas y cuidarse el trasero en las trincheras.

El libro comienza diciendo que la guerra contada por una mujer resulta diferente a cuando es contada por un hombre, bueno, no me ha parecido de esa manera, lo que si me ha parecido es que se hacen mucho menos victimas que muchos veteranos de guerra, no cuentan sus logros militares, como muchos soldados a la hora de hablar de sus guerras, más bien relatan lo terrible, lo espantoso de la guerra, el shock de matar a otro ser humano, a tener que usar ropas de hombre, botas enormes porque eran hechas para hombres, no para mujeres.

Lo terrible es como muchas de ellas fueron si, aceptadas y ¿por qué no decirlo? utilizadas en esta guerra para ir al frente, nadie les hizo el feo, nadie las trato de manera diferente que a un hombre, no fueron abusivos con ellas y se les reconocieron todos sus logros, tienen medallas muchas de ellas y también recibieron sus honores como cualquier otro soldado, pero... PEEEEROOO, una vez terminada la guerra, los hombres no querían casarse con ellas porque habían luchado, la sociedad las marginó, la mayoría de ellas no enseña sus medallas, no le cuentan a nadie de sus proezas bélicas o de su valentía porque fueron tan altamente criticadas que al final terminaron por negar y negarse que estuvieron ahí.

Esto me echo literal un balde de agua fría, porque primero pensé "vaya, si el comunismo después de todo tuvo sus ventajas, fue el primero en quitarse de encima el machismo y dio un paso enorme en feminismo", para luego toparme que, pues resulta que no, que si que se quitaron de encima sus traumas machistas para usarlas en la guerra, para volverse a poner el papel encima una vez terminada la guerra.

Estas mujeres merecen ser recordadas por su valentía, por su lucha, por el amor a su patria y porque rompieron esquemas mucho, mucho antes que otras
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
thia_
 10 May 2022
La guerra no tiene rostro de mujer no es una crónica sobre la guerra, al menos no tal y como las conocemos. No es la historia de la victoria ni de los ganadores, sino de las mujeres del Ejército Rojo que combatieron durante la segunda guerra mundial, quienes se subieron a un tren siendo unas niñas con falda que querían luchar por sus ideales y regresaron convertidas en adultas, después de haber mirado a la cara al peor y mejor rostro del ser humano, de haber visto muerte, dolor, sufrimiento, pero también esperanza, restos de inocencia y amor.

Aleksiévich realiza un trabajo ejemplar en el que aúna testimonios de enfermeras, médicas, zapadoras, soldados o cocineras. Todas las labores de guerra tienen cabida en la historia, todos los testimonios son igual de importantes y es la palabra sincera, la confesión tras años de silencio, de esconder la realidad, la que va configurando la narración. La autora se vale de distintos temas que introduce para marcar el hilo narrativo, pudiendo encontrar capítulos dedicados a absolutamente todo lo que configuró el mundo de estas mujeres en esos años, relatándose su relación con la familia, con los hombres del frente, con la muerte, con la primera vez que tuvieron que pulsar el gatillo, con el amor, y también con lo que hubo más allá, con ese mundo al que regresaron pensando que sería como antes pero encontrándose con que su vida había cambiado para siempre y de forma irremediable.

No sólo se realza el papel que realizaron en el campo, no es un mero recopilatorio en el que podemos tener un acceso privilegiado a esta parte secreta de la historia, a esta visión silenciada, sino que la vida continuó para las voces de la novela. Personalmente nunca me había planteado cómo encaja en una sociedad patriarcal el acceso de la mujer a roles tradicionalmente considerados masculinos, me sorprendió leer cómo se las aceptó en el frente, el cariño que se les mostró y que incluso les dieron reconocimientos. Sin embargo, una vez acabada la guerra, el trato cambió. Nunca tuvieron los privilegios que sí poseyeron los hombres que regresaron y lamentablemente ya no encajaban en los estereotipos de lo que se presupone que es una mujer (sin contar con cómo les afectó a nivel mental la guerra, no poder hablar con claridad del tema, tener que esconder sus medallas o verse obligadas a disimular sus heridas por miedo a no poder encontrar marido o salir adelante). Me ha gustado y dolido poder leer estos testimonios, que la autora fuese más allá e incluyera en el libro también estos angustiosos relatos, esta crítica que traspasa la sociedad bélica y llega a los cimientos de nuestra cultura.

Sin duda, es de las mejores lecturas que he tenido, un libro sincero, con una labor de documentación increíble, necesario, y no por ello menos doloroso. Es realista, valiente y, por tanto, duro. Es por ello que quiero acabar la reseña con una cita que a mi parecer recoge bien la idea subyacente a la obra, cómo estamos acostumbrados a leer sobre una guerra edulcorada, masculina, distante, y cuán necesario es hacer una historia de la guerra humana, detallada, sincera y cercana.

"¿Seré capaz de encontrar las palabras adecuadas? Puedo contar cómo disparaba. Pero explicar cómo lloraba, nunca, ni hablar. Eso quedará mudo para siempre. Lo único que sé es que en la guerra las personas se vuelven espantosas e inconcebibles. ¿Cómo vas a entenderlas? Usted es escritora. Invéntese algo. Algo bonito. Sin parásitos ni suciedad, sin vómitos... Sin olor a vodka y a sangre... Algo no tan terrible como la vida...".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
sandey
 27 March 2022
Como se dice al final del libro es una novela de voces necesaria siempre, y más en los tiempos que corren para no olvidar lo que a veces olvidamos, y no damos suficiente valor, y lo afortunados que somos sin saberlo. Tiene unos relatos desgarradores que te dejan con el corazón encogido, y sobre todo de lo que pasaron ver que no se les reconoce que las esconden que son como apestadas, que triste, eso si para leer este libro hay que ir preparado para sufrir, y dosificarlo porque sino eres incapaz de digerir tanto sufrimiento y penalidades, eso si que es un retrato de la vida en estado puro y en la peor de las situaciones de lo que es capaz de soportar el ser humano, que no lo sabemos hasta que nos vemos en ese trance.
Tengo que decir que he tardado en leer este libro, y a la autora, porque sabía que había que estar preparada, y al ser una lectura conjunta organizada por la #lapeceradeRaquel me he atrevido a leer, reconozco que leeré más libros de la autora aunque tengo que dosificarlos porque te desgarran por dentro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
elymafer
 10 February 2021
Este libro recoge miles de recuerdos de mujeres que lucharon en el Ejercito Soviético contra los alemanes en la II Guerra Mundial. las historias de las mujeres son historias olvidadas de una guerra que no se cuenta, hubo casi un millón de mujeres combatiendo pero su historia tardó muchos años en conocerse.ellas cuentan cómo se alistaron, cómo fue su vida en el frente, el compañerismo, el odio, el amor, cómo al acabar la guerra no les trataban igual que a los hombres, no les hacían homenajes de estado, como las ignoraban o, mucho peor, las consideraban putas por haber luchado con ellos.
Son historias reales que cuentan muchas guerras diferentes, que te hacen ponerte en la piel de cada mujer que habla. por eso es un libro para leer poco a poco, no se puede leer seguido. hay demasiado sentimientos y mucho dolor.
Comentar  Me gusta         21
AlmaLectora
 07 October 2019
Hace un año empecé a leer este libro. Pero me di cuenta que no era su momento y no lo iba a disfrutar como se merecía. Así que lo dejé descansar para cuando estuviera preparada para el segundo asalto.  Estás vacaciones me decidí a leerlo y fue su momento. 

La autora es famosa por su obra en la que recoge testimonios sobre gente, supervivientes de la tragedia de Chernovil. Y en esta obra nos muestra los testimonios de las mujeres que lucharon en la II Guerra Mundial en el bando ruso.

No es la primera versión que publicó. Sino que se ha vuelto a revisionar. Ya que en su momento, hubo partes que se censuraron porque ponían en compromiso el ideal soviético de la URSS. Como imaginaréis una historia de testimonios sobre la guerra tiene que ser duro. Pero no os podéis imaginar lo cercana que hace la voz de las protagonistas para que llegue al lector. Para que las historias sean humanas y no se vean como algo del pasado. Sino como algo que podrían estar pasando ahora y que no se vuelva a repetir.

Lo que recalcan todos los testimonios de este libro es que las mujeres fueron borradas y silenciadas de esta guerra. Como si la guerra solo fuera cosa de hombres. Pero ellas pasaron por cosas muy duras y no solo antes y durante la guerra. Y es que al volver se encontraron con una sociedad que no las querían por los rumores que se crearon sobre ellas. Sobre esos prejuicios que se tienen de las mujeres que se rodean de hombres o hacen cosas de hombres.

La autora no solo muestra temas como la muerte. Sino todo lo que les rodeaba a las protagonistas. al principio muchas no querían hablar o contar sus testimonios. Pero poco a poco la autora sirvió como un bote de ayuda a esas supervivientes y poder sacar todo lo que vieron y que nadie quiso saber al terminar la guerra. Y es que parece que al terminar la guerra, todo termina y todo se convierte en bonito. Se olvidan de todos esos soldados que han luchado y vuelven. de todo lo que han visto y hecho. No quieren saber por lo que han pasado. Pues era mucho más duro si eras mujer porque habían abandonado sus "obligaciones" como madres, hijas o esposas. 

Después de la lectura de este libro me he interesado mucho por la historia "secreta" de la URSS. He encontrado un par de libros. Uno de ellos es una de las mujeres que habla en este libro. Así que en algún momento leeré más sobre el tema. Y más libros de la autora porque me ha gustado mucho la forma en que investiga temas de los que pensamos saber mucho pero solo es la punta del iceberg.

En conclusión, un libro muy duro pero que me ha hecho pensar mucho en la forma en que vemos la guerra tanto del pasado como del presente. Me ha gustado mucho la forma de tratar el tema de la autora. Porque nos muestra un tema del que hemos visto mucho pero que en realidad sabemos muy poco. Y esa importancia y voz que les da a las mujeres silenciadas durante tantos años.
Enlace: https://almalectora.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Alsondeunlibro
 27 April 2022
Un trabajo espectacular que reúne conjunto de testimonios de gran crudeza contados desde el corazón de las mujeres que lucharon en la Segunda Guerra Mundial, del lado del Ejército Rojo.

Svetlana Alexiévich ganó el Premio Nobel de Literatura en 2015 “por su obra polifónica, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo”, tal y como anunció la academia sueca.
Normalmente estamos acostumbrados a conocer los datos más objetivos y superficiales de las guerras. Las batallas más conocidas y celebradas, los generales más aclamados, las victorias... La guerra siempre ha tenido como resultado vencedores y vencidos, formulándose en torno a ella una serie de datos, cifras e información imparcial en la que lo cotidiano y sentimental, parecía no tener cabida. Además, tal y como afirma Svetlana, “todo lo que sabemos de la guerra, lo sabemos por la voz masculina”. El silencio parece ser un compañero inseparable de la mujer, “guardan silencio incluso las que estuvieron en la guerra”. En este sentido, la labor de investigación llevada a cabo por la autora me parece inmensa, necesaria y fundamental.

A medida que iba leyendo, he experimentado angustia y pavor, y raro era el día en el que no aparecía un nudo en la garganta, y la humedad de las lágrimas no empañaban las letras impresas en las páginas del libro. Me parece admirable el ejercicio de “regreso al pasado” que realizan las mujeres que son entrevistadas por Svetlana. Un pasado tan doloroso, entre trincheras, heridos, terror y odios (aunque también hubo destellos de luz y de hermandad), y todo ello impregnado por el olor de la sangre. Es curioso como olores o detalles sencillos se quedan clavados en el recuerdo. Fragmentos de vida que vuelven a renacer en la mente y que Svetlana logra capturar en esta obra. Momentos de los que la autora extrae los sentimientos, lo que está en el interior de las mujeres, ejerciendo una labor de “historiadora del alma”.

Recomiendo enormemente la lectura de “La guerra no tiene rostro de mujer”. Es la voz y el testimonio de mujeres que, tras la Victoria, “al principio se escondían y ni siquiera se atrevían a mostrar sus condecoraciones”. Mujeres que ahogaron su voz y sepultaron sus vivencias intentando refugiarse en el olvido. Mujeres que aprendieron que “el único camino es amar al ser humano. Comprenderlo a través del amor”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Landy_Aparicio
 03 January 2022
Es un libro brutal y estremecedor que reúne los testimonios de cientos de mujeres soviéticas que combatieron en las filas del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, donde se desempeñaron como cirujanas, enfermeras, francotiradoras, zapadoras, sargentos, pilotos, conductoras, guerrilleras y miembros de organizaciones clandestinas y de partisanos. Mujeres que dieron la vida y juventud por su país y que se les pagó con rechazo y humillaciones y después, con el olvido.

Es la historia nunca antes contada de sus experiencias, de lo que sus ojos vieron y todo aquello que sintieron en carne propia, el miedo, la suciedad y el frío, el hambre y la violencia sexual, la angustia y la sombra siempre presente de la muerte, cómo la guerra las transformó, cómo era aprender a matar, cómo fue la vida después de la guerra.
Comentar  Me gusta         10
dreamerofstories
 13 May 2020
Estoy muy impresionada de la manera en que estas mujeres fueron capaces de defender a su patria así fuera con las uñas. El miedo no las intimidó para que luchasen por su tierra y se enfrentaran a la crueldad que la guerra traía consigo.
Leer los sentimientos de estas mujeres luchadoras que Svetlana deja plasmado en hojas, me hace pensar en lo fuerte que es nuestro género, porque peleamos con enemigos más allá de la costumbre y enseñanzas que nos dan por el simple hecho de ser mujeres.
Mi frase favorita (de las muchas que encontré) fue: “Los hombres se ocultan detrás de la Historia, detrás de los hechos; la guerra los seduce con su acción, con el enfrentamiento de las ideas, de los intereses... mientras que las mujeres están a expensas de los sentimientos “.
Comentar  Me gusta         10
Lecturista
 09 April 2020
A decir verdad, no fue un libro sencillo de leer para mí, sí, no voy a negar que conforme avanzaba me impresionaba el amor que todas estas mujeres le profesaron a su patria, el valor y el coraje que demostraban a cada paso que por alguna razón sin estar relacionadas más que por el género me sentía muy orgullosa de todas ellas; y aún así, tenía que avanzar lentamente con la lectura, porque con cada testimonio una parte de mí se contraía de dolor.

Escucha la reseña completa aquí:
Enlace: https://spoti.fi/3c4nfSX
Comentar  Me gusta         10
JazzBruno
 16 June 2018
A inicio de este volumen y al inicio de cada apartado hay una breve introducción de la autora donde nos relata un poco de su experiencia al recopilar los testimonios, ordenarlos y ofrecerlos a las editoriales. Me gustó y no me gustó ese añadido, por un lado, da una perspectiva de las cosas que enfrentó para lograr la publicación pero por otro se pierde un factor digamos de sorpresa que sí tenía el otro libro: entrar de lleno a la historias crea un ambiente diferente.
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
405 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro