InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Bárbara Pesquer Isasi (Traductor)
ISBN : 8494344951
Editorial: Quaterni (23/11/2015)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
El detective Katayama tiene dos importantes problemas que le impiden ser un policía de primera: por una lado siente pánico ante la sangre, solo con verla se desmaya. Por otro, es tan tímido que es incapaz de hablar con mujeres.

A pesar de esto, deberá unirse a la la investigación del asesinato de una universitaria y le será encomendada la vigilancia de una residencia femenina de la universidad.

Su vida dará un giro inesperado cuando con... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
icruje
 18 julio 2020
Este libro, escrito en 1978 y ubicado en Japón, es la primera entrega de la saga protagonizada por Katayama, un detective un tanto peculiar, que se hizo policía por una promesa a su padre moribundo, y Holmes una gata calicó.
Ante una serie de crímenes llevados a cabo por lo que parece un asesino en serie, Katayama tiene que hacerse cargo de la investigación y vigilar de una residencia universitaria femenina. Allí nuestra gata Holmes, que es la mascota del profesor Morisaki, decano del departamento de literatura, se convertirán en su sombra y le ayudara a resolver el caso.
Es una novela policiaca que mezcla el misterio con el humor. Nos encontramos con un misterio clásico, pero no así con una novela policiaca al uso. Los asesinatos y las situaciones extrañas se suceden. La trama policíaca es muy buena y el planteamiento de una gata resolviendo casos y un detective al que le dan miedo tantas cosas, al final tiene momentos graciosos, malentendidos y escenas cotidianas que te acaban entreteniendo.
Los personajes no son demasiado complejos. Para mí, aunque todos tiene un papel en la trama y la dotan de intriga e intensidad, son irrelevantes, salvo los dos protagonistas.
Por un lado, tenemos a Katayama nuestro joven policía. Tímido y retraído por demás, es muy vergonzoso con las mujeres, sufre de vértigo y se marea a la vista de la sangre. Pero resulta ser un policía singular, más perspicaz y capaz de lo que parecía inicialmente. A lo largo de toda la investigación iremos viendo como tanto a nivel profesional como personal, van aflorando distintas cualidades:  inteligencia, formalidad, honestidad, sentido del deber, honorabilidad… que le serán de mucha utilidad para enfrentarse a un caso, que, si bien parecía fácil, encierra además de los asesinatos y robos, corrupción, prostitución…
Y como co-protagonista indiscutible de esta historia, sin duda Holmes. Una gata muy inteligente que participa de la investigación. El autor la describe con esa mezcla de misterio y autosuficiencia típica de los gatos, además de ser muy inteligente.
El autor construye una trama en la que el misterio, los asesinatos y robos se suceden de forma a veces inesperada. Y cuando ya piensas que se ha resuelto, quedan pequeños detalles sueltos que obligan a seguir investigando, a no descartar a ninguno de los personajes, pues, aunque no lo parezcan todos esconden pasiones y ambiciones, todos tienen algo que esconder y algo por lo que no dudarían en matar.
A lo largo de la lectura nos vamos a encontrar escenas pelín macabras y momentos emotivos, además de mucha acción hasta llegar a un final en el que todo encaja. También conoceremos la sociedad nipona, donde el civismo, la ética y la moral impregnan todos sus estamentos. Y para que no nos perdamos, hay notas a pie de página que explican algunas costumbres japonesas que encontramos en la trama. Nos ayudan a entender las reacciones de los personajes ante determinadas situaciones especialmente en lo relativo a las relaciones sociales.
Un libro divertido, original y entretenido. Una novela policiaca diferente pero que logra mantenerte en vilo y te roba alguna que otra carcajada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Inquilinas_Netherfield
 04 abril 2018
Al inicio de la lectura de Los misterios de la Gata Holmes sufrí una especie de deslumbramiento, no sé si porque la historia provenía del país del Sol Naciente, o por el choque cultural sin más; me resultaba muy extraño todo, estaba desubicada, fuera de época... de lugar. Entonces, sobre la décima página, paré mi lectura y observé su maravillosa portada, llegando a la conclusión de que nadie se molesta en hacer una portada como esta (la puerta del libro) si la historia no merece la pena. La cubierta no nos transporta al Londres de Holmes, con sus nieblas y misterios, sino que nos envía al Japón de los años setenta, donde la honorabilidad, el sentido del deber, el respeto y la obligación por el trabajo impregnaban toda la sociedad.
Todo lo anterior lo comento porque una vez que pensé en japonés y releí las primera diez páginas, comencé a disfrutar y a conectar con todos los personajes, con el libro y con todo lo que Jirô Akagawa me iba narrando en cada página.
Descubrí a Yoshitaro Katayama, detective por tradición familiar pero sin demasiada vocación policial. Su carácter tímido y reservado lo perfila para un puesto de oficinista, donde su zona de confort no se vería alterada por asesinatos sangrientos (Katayama se marea con la sangre), corruptelas inmobiliarias... eso es lo que desearía nuestro buen detective; otra cosa es lo que Akagawa imagina y crea para él.
En primer lugar Akagawa construye una trama rizada llena de sorpresas, en la que el misterio, los asesinatos y robos se suceden delante de nuestras narices... y cuando uno piensa que se ha resuelto algo, siempre quedan flecos sueltos que obligan a seguir rizando esa trama, a dar una vuelta de tuerca (siempre me ha encantado esta expresión) y, en resumen, a seguir manteniendo todos los sentidos abiertos e investigando a todas las personas que participan en la historia, pues detrás de sus maravillosas sonrisas japonesas esconden pasiones y ambiciones, claros y oscuros.
En segundo lugar, Katayama, con su carácter tímido e inocente, no está solo: tiene a Holmes, la gata calicó que pertenecía al decano Morisaki, y que a su vez guía e inspira al detective; con sus maullidos dirige y reconduce toda la narración... es el hilo conductor de toda la historia. Y para esta historia hay que tener un buen guía, pues nuestro autor pone a trabajar a todos los personajes, tanto a los principales como a los secundarios. Todos tienen un papel activo en la historia, todos tienen algo que esconder y algo por lo que matar.
Así vemos que a lo largo de la narración, el bueno de Katayama va in crescendo a todos los niveles, tanto profesionales y personales; subiendo escalones, unos más altos y otros más accesibles, pero siempre acompañado de Holmes, que desde el principio vislumbra en él todas esas cualidades que los lectores vamos descubriendo en cada uno de Los misterios de la Gata Holmes; su inteligencia, discreción, formalidad, el sentido del deber, la honestidad y honorabilidad... cualidades necesarias para poder enfrascarse y enfrentarse a asesinos en serie, catedráticos corruptos, redes de prostitución, matrimonios concertados... más todos los líos familiares que Katayama intuye y guarda con la discreción y honorabilidad que lo caracterizan.
De la trama no quiero desvelar nada, pues toda ella está hilada y conectada; rizada. Cada misterio abre las puertas de otro más, formando un bucle del que no se sale hasta el final, por lo que hay que descubrirlos por uno mismo y emprender ese viaje que Akagawa diseña para nosotros... así además conoceremos una sociedad, donde el civismo, la ética y la moral impregnan todos sus estamentos... y, aunque parezca una incongruencia, hasta los más oscuros. Todo ello impregnado con ese maravilloso sentido del humor y de la ironía que hasta en los momentos más difíciles te saca una sonrisa... así Jirô Akagawa, maestro de la comedia de misterio, ha sido todo un descubrimiento del que espero con ganas disfrutar en el futuro.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Booklightyear
 15 enero 2021
Lamento decir que no me ha podido gustar menos. Si lo he acabado ha sido por pura cabezonería. No se puede decir que sea lento porque no paran de pasar cosas, pero no me ha enganchado en ningún momento. de hecho, pasan demasiadas cosas; parece que está hecho al tuntún para que todo el mundo tenga su papel. Hay mil giros, pero ninguno me ha sorprendido para bien; sin duda, el libro más rebuscado que he leído hasta la fecha.
Además, aunque la traducción de Bárbara Pesquer es correcta, está MUY descuidada y pide una revisión como el comer: erratas, laísmos, errores de puntuación que a menudo te hacen confundir diálogos... Pero sin duda lo peor es la INGENTE cantidad de notas al pie que NO son necesarias para seguir la lectura y que hacen que sientas que te tratan de tonto.
Tenía muchas esperanzas puestas en esta serie, pero creo que no seguiré con ella.
Comentar  Me gusta         10
encarnipm
 02 noviembre 2018
Este libro me ha sorprendido gratamente, últimamente (con este harán tres este mes) por casualidad estoy leyendo mucha literatura japonesa y este es, de todos, el más gracioso que me he encontrado. Es una novela negra pero con mucho humor y hace que te imagines la escena y te rías por lo que sufren los protagonistas; nada que ver con algunas obras niponas que cuesta entender por su cultura. En fin, que solo puedo deciros que es una narración muy fresca y amena a pesar de sus cuatrocientas páginas y recomendaros que lo leáis, yo seguiré con la serie.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura orientalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Jirô Akagawa (1)Ver más




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
98 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}