InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Juan Mari Mendizabal Sarasua (Traductor)
ISBN : 8417708855
Editorial: Maeva (08/07/2020)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
¿Y si ser solo un número fuera más que eso?

El nuevo caso del Departamento Q, un fenómeno internacional. Una novela que trata temas de máxima actualidad y que le valió a su autor el premio de los lectores de Dinamarca.

En Barcelona, en la playa de Sant Miquel en la Barceloneta, Joan Aiguader, un periodista frustrado, cree tener su gran oportunidad profesional cuando ve un reportaje sobre el «contador de la vergüenza», que lleva un recu... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
MisLecturas
 10 septiembre 2020
La alegría que te invade cuando te reencuentras con unos personajes a los que has visto crecer y compartir mil aventuras a lo largo de las distintas entregas que componen la serie de Departamento Q, es difícil de cuantificar. Hoy os traigo mis impresiones sobre "La víctima 2117", un thriller centrado en el personaje de Assad, el octavo volumen de una serie protagonizada por unos personajes un tanto peculiares a los que ya conozco como si fueran de la familia, en el que se revela, por fin, su pasado. Los secretos que tan celosamente ha guardado este enigmático y bravo miembro del equipo van a salir a la luz. Aunque cada novela es autoconclusiva, os recomiendo leerlas en orden para no perder detalle de la relación entre sus protagonistas y la evolución de sus vidas a lo largo de los doce años que llevan trabajando codo con codo, aguantándose como mejor pueden, en esta sección de la policía criminal creada por el gobierno danés para reabrir casos sin resolver que fueron archivados.

Esta nueva publicación es, grosso modo, la novela de Assad, el personaje que actúa como contrapeso al del detective Carl Morck, ya que buena parte de la trama está enfocada a desvelar al lector su borroso pasado. Han transcurrido dos años desde que los miembros del departamento que dirige Carl dieron carpetazo a su último caso. Todo comienza cuando el mar arrastra, hasta una playa de Chipre, el cadáver de una mujer. Para los medios de comunicación es una víctima anónima más de la guerra, la número 2117, otra refugiada que pierde la vida en el Mediterráneo huyendo del conflicto que asola su país, pero para Assad esa mujer tiene nombre y apellidos, es alguien vinculada a su pasado. Cuando se descubre que la víctima no se ahogó, sino que fue asesinada, para Assad será perentorio desplazarse hasta el lugar para enfrentarse a alguien que una vez destruyó todo lo que más amaba.

Mientras tanto, Alexander, un joven desequilibrado que lleva recluido en su casa por decisión propia demasiado tiempo, contacta con la oficina del Departamento Q y amenaza con sembrar el caos cuando alcance un objetivo relacionado con un juego de ordenador y con la víctima 2117. La muerte de esta persona anónima será la excusa perfecta para dar rienda suelta a sus impulsos asesinos y desencadenará una desesperada carrera a contrarreloj para evitar el derramamiento de más sangre inocente….

"La víctima 2117" cuenta con un narrador omnisciente que asume la voz del relato y lo impulsa con una cadencia que irá in crescendo conforme nos adentramos en la enjundia de la historia, mientras va alternando el foco de atención sobre los distintos personajes. Su lectura se hace fluida gracias a una prosa sencilla y sin ornamentos, y al predominio de los diálogos sobre la parte descriptiva. Con esta novela el autor intenta llamar la atención sobre la cruda realidad de la crisis migratoria, la situación de los refugiados en Europa y rinde un homenaje a aquellos que terminan siendo testimonio estadístico del cinismo y de los vergonzosos errores del mundo. Un mundo que mira hacia otro lado, como si el problema no fuera con él. Esas víctimas que no lograron su objetivo y se contabilizan en el contador de la vergüenza, situado en la playa de la Barceloneta desde 2016.

Este libro cuenta con un nutrido friso de personajes secundarios, lo cual imposibilita que todos estén perfectamente definidos y que adolezcan de matices. Sus protagonistas, que habían sido dibujados con tanto esmero en los libros anteriores, mostrando al lector una visión más profunda de cada uno de ellos, apenas tienen continuidad. Todos los componentes del Departamento Q tenían una historia que contar, un pasado borroso que se ha ido revelando a lo largo de las diferentes entregas. Por fin Jussi Adler-Olssen se ha decidido a desvelar los antecedentes del enigmático y brillante Assad, quien siempre lucía una sonrisa en los labios mientras mantenía una distancia irónica ante los disgustos de la vida, siempre mirando con optimismo el día de mañana.

El recurso del uso de varios hilos argumentales puede servir para generar tensión, aunque personalmente la subtrama de Alexander me ha parecido perfectamente obviable porque sus motivaciones me han resultado descabelladas y un tanto endebles. El irónico sentido del humor era otro de los ingredientes clave en toda la obra de Jussi Adler-Olsen, que introducía para restar dramatismo a la historia, centrándolo en el personaje de Assad con sus diatribas sobre camellos y las confusiones dialécticas que tenía cada dos por tres. En esta entrega todo eso quedó atrás, apenas veremos unas pinceladas y lo he echado en falta. Por otro lado, la trama cuenta con algunas situaciones un tanto inverosímiles y esto me ha dejado un regusto amargo.

Sintetizando: "La víctima 2117" es la octava entrega de una serie que, según comentó su autor en una entrevista, estará conformada por un total de diez libros. Una novela de suspense con varias subtramas, alguna de ellas perfectamente obviable, que se van a entrecruzar en todo momento para desvelarnos el pasado de uno de sus protagonistas más enigmáticos y especiales, a pesar de no ser la mejor de todas las publicadas hasta el momento. Como siempre, recomiendo leer los anteriores títulos para no perder detalles de las relaciones personales, antecedentes y evolución de sus protagonistas.
Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 05 agosto 2020
Soy aficionada a la novela negra nórdica desde que descubrí, hace más de veinte años, a Henning Mankell. Son varias las series que sigo (porque sí, casi todas las grandes novelas negras nórdicas están publicadas en serie) y ésta, la del Departamento Q, es una de mis preferidas. Hoy os hablo de la última entrega, la octava
Éstas son mis impresiones
A la costa de Chipre han llegado unos refugiados procedentes de Oriente Medio, probablemente de Siria. La policía chipiotra rescata varias personas del mar; entre los rescatados, el cadáver de una mujer mayor. Esa mujer, cuyo nombre se desconoce, es la víctima número 2117; efectivamente, son ya 2117 los refugiados ahogados en el mar.
El periodista barcelonés Joan Aiguader, en horas muy bajas, ve el reportaje del rescate en la televisión y decide acudir a Chipre para cubrir la noticia. Lo que no espera es lo que allí se va encontrar.
No es a Joan al único al que ese cadáver cambia la vida. En Copenhague, un joven llamado Alexander hace semanas que no sale de su casa; tan siquiera de su cuarto salvo que sus padres no se encuentren en la casa en la que vive. Lo único que hace es jugar durante horas a un videojuego llamado Kill Sublime. Alexander también ve la noticia en los medios y la mujer fallecida le revuelve algo por dentro. Decide que ya está bien, que esa mujer no ha de ser olvidada, no puede ser un número más. Cuelga una foto suya en la pared de su cuarto y decide que cuando llegue a la victoria 2117 en el juego hará algo muy radical. Y se lo va adelantando a Gordon, un policía del Departamento Q que, al principio toma todo el asunto como una broma pero que, finalmente, piensa que quizás no lo sea e implica en ello a todo el Departamento.
Finalmente, el cadáver de la refugiada tiene una tercera consecuencia. Alguien la va a reconocer; y no sólo a ella sino también a dos mujeres y un hombre que aparecen a su lado en la fotografía que tomará Joan Aiguder. Ese alguien se llama Assad y es uno de los dos protagonistas de la serie de Departamento Q.
Si algo tiene esta serie, son unos dos buenos protagonistas. Carl y Assad –policía el primero, no sabemos muy bien qué el segundo- me conquistaron ya en la primera entrega. Es cierto que los casos que tienen que investigar se las traen y que hay tramas buenísimas en las siete entregas anteriores a ésta pero también lo es que, sin la química que hay entre estos dos personajes, igual la serie no hubiese funcionado tan bien. Son tan distintos y se complementan tan bien que da gusto compartir unas horas de lectura con ellos. Además, desde el minuto uno hay un misterio en torno a la vida y personalidad de Assad. El autor nos ha ido dando algún dato pero mínimo y con cuentagotas a lo largo de las distintas novelas de la serie. Por eso me sorprendió cuando, de repente, en esta octava entrega me empezó a dar tanta información.
Y es que Assad es el auténtico protagonista de esta novela. Como he dicho antes, conoce a dos mujeres y un hombre del grupo de refugiados y ello da pie a que conozcamos, por fin, toda su historia. Ahí lo dejo, no voy a decir nada más porque es algo que deberéis descubrir vosotros.
Esta octava entrega es bastante diferente de las anteriores. Hay una trama policíaca pero es secundaria –la de Alexander-; la trama principal es todo lo relacionado con los refugiados, Joan Aiguder y Assad.
Por eso, ante la eterna duda de si las series han de seguirse en orden o no, yo aconsejaría que precisamente esta octava entrega no la leáis sin haber leído al menos alguna de las anteriores. Las otras quizás puedan leerse de forma más independiente pero ésta es todo Assad y, por ello, es mejor conocerle de antes.
Aprovecha el autor la novela para hablar de uno de los peores crímenes que está azotando el mundo. Y lo hace desde dos perspectivas, ambas desgraciadamente frecuentes. Una a nivel más internacional, más grande, y otra más local. Permitidme no decir de qué crímenes estoy hablando, no quiero spoilear. Sólo os digo que ambos ponen los pelos de punta, especialmente el primero. Vamos a vivir la preparación del crimen desde dentro y os aseguro que no es una bonita experiencia.
Aunque la novela comienza en Barcelona y en Chipre y, a pesar de la portada con el perfil de la ciudad condal, la historia no transcurre allí realmente. La conexión con Barcelona la tenemos a través de Joan pero todo ocurre entre Copenhague y Alemania. Porque, sí, esta vez Assad y Carl van a tener que viajar.
Como siempre, la trama está muy bien armada, la narración es ágil y entretenida, los personajes son muy interesantes (especialmente para quienes ya les conocemos de antes) y leer la novela ha sido un auténtico placer.
Conclusión final
En esta octava entrega de la serie de Departamento Q conoceremos, por fin, quién es realmente Assad. Ya sólo por eso, es una lectura imprescindible para los fans de la saga entre los que me incluyo.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
nefertiti5
 21 septiembre 2020
Me encanta esta serie, soy fan del duo protagonista que forman Carl Morck y Assad, pero esta novela no es de las que más me han gustado.
Para empezar la novela tiene dos tramas, 2 casos diferenciados pero que derivan de un mismo acontecimiento, la aparición de una mujer árabe muerta en una playa de Chipre.
La primera trama está relacionada con Assad y su pasado, al fin nos enteraremos que fue de su vida antes de que se instalase en Copenhage y empezase a trabajar en el Departamento Q, esta trama se me ha hecho muy lenta y por ello, me ha costado avanzar en la lectura, mejora algo hacia el 70% del libro.
Y la otra trama es la de Alexander, un joven que llama al Departamento Q avisando de que va a hacer algo terrible cuando en su juego llegue a la muerte 2117, esta trama me ha parecido más ágil a la hora de leer, pero me ha faltado una explicación al final de por qué.
Comentar  Me gusta         90
Marinieves
 09 noviembre 2020
No se si será efecto del pasado confinamiento o de la actual situación de "sometimiento a medidas" pero se me están cayendo los palos del sombrajo de algunos de los autores que más me gustaron en el pasado reciente.
Y ese es el caso del famoso "Departamento Q", del danés Jussi Adler-Olsen, que cada vez me gusta menos. Ha ido cambiando tanto la personalidad de los personajes y el tono del relato que no responde ya, ni mucho menos, a lo que comenzó siendo y cae nuevamente en la costumbre de que los propios investigadores estén inmersos en primera persona en la investigación.
En esta última entrega es Assad quien se transforma; que no es que en libros anteriores no se viera que no era quien decía ser, pero de ahí a transformarlo en un medio Rambo perseguido por un acérrimo enemigo del pasado que inició una terrible venganza primero sobre la familia de Assad y luego sobre él mismo y, por extensión, a media ciudad de Berlín... hay un un gran paso.
La novela comienza con un mediocre periodista de Barcelona, Joan Aiguader, que se ha quedado sin trabajo, lo ha dejado la novia y no tiene ni para café, así que, tras abrir las cuatro últimas cartas de rechazo de sus demandas de empleo, repasa el pasado suicida de sus progenitores, tomando la decisión de que tal vez también él debería suicidarse para poner fin a su desesperación.
Pero cuando se dirige hacia el mar, la grabación de un reportaje ante el llamado contador de la vergüenza en la playa de San Miguel en la Barceloneta, que contabiliza el número de personas fallecidas en el Mediterráneo cada año, y aplaza su idea del suicidio. Investigará a la muerte de una de esas personas, que apareció en la playa de Ayia Napa en Chipre. le quita a la novia los ahorros que tenía en el piso y pone rumbo a Chipre con la corazonada de que será el reportaje de su vida. Y desde luego, su vida se ve muy, pero que muy comprometida como consecuencia de esa decisión.
Cuando llega a la playa es testigo de la llegada de un grupo de inmigrantes de Siria así como del cadáver de una mujer mayor a la que Joan, recordando el número que aparecerá en el poste en Barcelona, llama la víctima 2117. Escribe un reportaje, lo manda al periódico para el que había trabajado y se lo publican, pero nada es como él piensa y el éxito que espera se trunca por lo que decide iniciar una investigación como freelance que se le va de las manos viéndose involucrado, primero como periodista y luego como víctima, en una trama de venganza y terror de la que quieren que sea involuntario testigo.
Paralelamente, en Dinamarca, Assad ve la fotografía de la mujer de la playa y la reconoce, así como a parte de su familia que también aparece en la foto, así como al hombre que fraguó su desgracia en el pasado, así que el tranquilo musulmán del Departamento Q recupera su antiguo ser y se propone buscar a su familia y enfrentarse a su enemigo, quien a su vez viene con aviesas intenciones vengativas contra Assad y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, cometer un atentado terrorista en alguna ciudad famosa.
También en Copenhague un chico llamado Alexander ha decidido que para vengar precisamente a la víctima 2117 que ha visto en el artículo del periódico, asesinará primero a sus padres y luego a cuanta más gente mejor, pero primero tiene que alcanzar un número determinado de victorias en un juego al que es adicto y lo tiene encerrado en su habitación prácticamente sin vida social ni familiar.
Así que, con un par de amenazas graves (aunque a la del chico no le dan mucha importancia al principio), Carl Morck y Assad cambian de país para investigar e intentar frenar las intenciones criminales del antiguo "conocido" de Assad. Y a todo esto, Mona, la novia de Carl, está embarazada y, como ya tiene una edad, debe ser hospitalizada y el antiguo compañero de Carl, el tetraplégico, está de viaje buscando un remedio milagroso para su situación.
En resumen, que no parece una novela del Departamento Q porque los personajes están muy cambiados y no investigan nada que tenga que ver con las funciones que en principio les fueron encomendadas, cuales son la revisión de casos antiguos sin resolver para averiguar qué pasó y encontrar a los culpables. En esta novela, la trama no tiene mucho que ver con eso y el desarrollo de los acontecimientos no resulta muy creíble. No me ha acabado de convencer.
Enlace: https://marinieves.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Loreto
 14 enero 2021
Octavo libro de la serie protagonizada por el gruñón Carl Mock, en este libro se torna claro la deriva a un toque más oscuro de la serie. Si en los primeros libros se alternaban las duras escenas de los crímenes y la consecuente investigación con los divertidos interludios personales entre el gruñón Carl Mock, el enigmático Assad y la imprevisible Rose, en este libro se acabaron las bromas, los chistes fáciles y las anécdotas divertidas, algo que ya se veía venir en los últimos libros de la serie.
En este libro cobra mucho más protagonismo el misterioso Assad, ahora no tan misterioso. Por fin conocemos su terrible pasado, y le acompañamos en una misión imposible para reparar errores del pasado, siempre ayudado y apoyado por un Carl que se muestra más comprensivo y leal de lo que muestra su fachada de policía quemado y de vuelta de todo.
Por otro lado, Gordon y Rose se embarcan en la búsqueda de un anónimo muchacho que amenaza vía telefónica con una masacre.
Le doy máxima nota sobre todo por la trama protagonizada por Assad; en este caso, se trata más de un libro de suspense mezclado con acción, que de un libro policíaco como tal, y me ha tenido atrapada hasta la última página.
La trama de la otra investigación en contraposición se torna un tanto light, como cogido con pinzas. Una forma de recuperar a Rose tras las experiencias traumáticas del anterior libro, pero que pierde interés comparado con la trama principal de este libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Videos de Jussi Adler-Olsen (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Jussi Adler-Olsen
Muchas veces una novela se parece más a la realidad que a la ficción, en este caso La víctima 2117 de Jussi Adler-Olsen encaja en la actualidad que hemos vivido durante los últimos años.
En Barcelona, en la playa de Sant Miquel en la Barceloneta, Joan Aiguader, un periodista frustrado, cree tener su gran oportunidad profesional cuando ve un reportaje sobre el «contador de la vergüenza», que lleva un recuento del número de refugiados ahogados en el mar y que contabiliza a la mujer de Chipre como la víctima 2117.
Mientras tanto, en Copenhague, el joven Alexander decide vengarse por tantas muertes injustas en el mar. Juega en su videojuego Kill Sublime hasta el nivel 2117, para luego empezar a matar indiscriminadamente. Cuando Assad, del Departamento Q, ve la imagen de la mujer muerta, se desploma porque la conocía demasiado bien.
+ Leer más
otros libros clasificados: literatura danesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
95 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}