InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Hiru Argitaletxea


Libros populares ver más


Críticas recientes
Ferrer
 06 enero 2021
Dario Fo ¿Alcalde? de Pedro Montalbán Kroebel
"Soy un actor, un bufón. Nada más. Mis armas son la palabra, el gesto,la capacidad de hacer reír, la capacidad de hacer pensar”. Con estas significativas palabras comienza la pieza teatral “Darío Fo ¿alcalde?” del dramaturgo valenciano Pedro Montalbán Kroebel, que ha publicado enuna magnífica edición Teatres de la Generalitat Valenciana. La editorial vasca Hiru ya hizo lo propio en 2004, pero el organismo autonómico ha aprovechado su estreno, el pasado mes de enero de 2008 en Valencia,para publicar una edición bilingüe con el texto del autor de “Amor de madre” y “La fascinación de Gil-Albert”. El montaje tuvo una cálida acogida por parte de la crítica teatral, aunque se puso en entredicho la labor del director Emiliano Bronzino, destacando la interesante interpretación de Pepe Miravete en el papel de Fo.Estamos ante una parodia, una imitación burlesca de un personaje real, Nobel de literatura, con finesevidentemente satíricos y con ingenio en las situaciones. Una obra con una larga parte central onírica, que despeja la duda de qué pasaría si Fo hubiese sido alcalde de Milán, en una estructura de anillo que recuerda a “El día y la bruma” de Muñoz Hidalgo. Rilke dijo que “la fama es la suma de los malentendidos que se reúnen alrededor de un hombre” y Montalbán le confiere un sentido a la obra para que todo parezca un malentendido, un exceso de una revista sensacionalista, una quimera. Del taller de dramaturgia que impartió Ignacio del Moral en la Muestra de Teatro de Alicante en noviembre de 2000 surgió esta obra. El autor de “La mirada del hombre oscuro” y “La noche del oso” pidió a los presentes que escribieran unos diálogos sobre una de las noticias publicadas en la prensa del día. Montalbán eligió aquella en la que los medios de comunicación escritos anunciaban que Fo se postulaba como candidato a la Alcaldía de Milán. Una aventura política que quedó en agua de borrajas, pero que Montalbán utilizó para componer los diálogos de esta obra, de la que se realizaron dos lecturas dramáticas, una en Valencia y otra en Madrid antes del mencionado estreno en Valencia. En esos diálogos no sólo emplea frases del propio Fo extraídas bien de su Manifiesto, bien de su página de opinión dominical en Internet, a la que Montalbán estuvo suscrito durante un año, sino que también hay una referencia a las obras de Fo “Aquí no paga nadie” y “Muerte accidental de un anarquista”, que suponen un simpático guiño al lector.Un dramaturgo en lugar de un “candidato serio y tradicional”. En un momento de la obra, Fo, desde un atril, pronuncia un breve discurso a modo de mitin en el que dice “yo soy un juglar, hasta un bufón si quieren, pero no un político. Y yo no hago como ellos”, porque no es como ellos, los políticos habituales, que dicen “sin hablar claramente”, algo que nunca haría un bufón. Fo sufre las protestas de la oposición, el ímpetu de su jefe de policía, las insistencias de su jefa de prensa, la candidez de su secretario, pero sin dejar de ser nunca Fo, porque esa es la mejor creación de Montalbán, que el candidato, el alcalde se convierta en Fo a los ojos del lector gracias a sus ocurrencias en la radio, su comportamiento en el programa de televisión y su manera de responder a las preguntas de la prensa, sin perder de vista su ideario político, pero también sin olvidar al cómico que lleva dentro, porque “aspiro a ser un fraile rebelde y subversivo como San Francisco, juglar de Dios”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
laberintosdetinta
 27 octubre 2020
El talón de hierro de Jack London
Entre las novelas más interesantes del escritor norteamericano Jack London se encuentra El talón de hierro (1908), una incipiente distopía –una semilla de lo que este género será— escrita antes que la clásica 1984 (1949) del inglés Orwell, o que Nosotros (1924) del ruso Zamiatin, considerada el origen del género.

La novela está escrita a modo de documento histórico. Tenemos a un historiador especializado en la historia del siglo XX, Meredith, que aparece durante toda la historia a través de breves anotaciones históricas sobre los hechos narrados en la novela. A su vez, este texto que está comentando el historiador es una redacción de carácter biográfico escrita por la mujer del héroe revolucionario Ernest Everhard, Avis Everhard, en primera persona. Avis pretende recrear un relato fiel, pero constantemente se ve arrastrada por arrebatos subjetivos inevitables cuando habla de su esposo y de su historia. Su estilo, por eso, a veces es en exceso lírico o afectado, pero contrasta muy bien con las descripciones crueles y crudas de la revolución, y a su vez, con el tono objetivo de Meredith, el historiador, que a veces matiza los hechos narrados por Avis.

En la novela se relata el advenimiento de un sistema económico y político de corte capitalista llamado El talón de hierro —expresión que se nos dice que acuña Ernest—, porque ese poder omnipotente aplasta sin miramientos a los que están por debajo de él.

Jack London, a través de una mirada futurista, extrapola en su novela la precaria situación de la clase trabajadora durante la segunda mitad del siglo XX, especialmente la clase trabajadora norteamericana, apaleada y explotada por los nuevos monopolios y oligarquías industriales.

Ante esta situación los obreros preparan huelgas masivas y diferentes rebeliones contra El talón de hierro, que cada vez va reprimiéndolos de forma más eficaz y abierta. Además, apoyan su permanencia en el poder dividiendo a la clase oprimida, los dividen entre obreros de primera y de segunda, y hacen que surjan disputas entre ellos que imposibiliten la organización contra el poder imperante. A pesar de ello, la historia de Ernest, como ya se ha dicho, es la historia de un revolucionario, un líder que organiza al proletariado y lo anima a protestar y actuar frente a lo que no es justo.

La novela tiene un final abierto, el destino de la rebelión y de El talón de hierro no se explicita, sino que se infiere de las notas del historiador. Al final, la historia de Ernest es la historia de un solo hombre, cuando la importancia de la revolución socialista de la novela recae sobre la colectividad del proletariado y sobre el clima insostenible de represión de la oligarquía, reflejo hiperbólico de la situación social de la realidad del autor, que no se puede sostener en un mundo que pretenda ser democrático y justo.

Quizá lo que más me ha gustado haya sido ese clima humano de colectividad y resistencia frente a la injusticia.

Para finalizar la reseña, me gustaría destacar la edición crítica que ha realizado cátedra en esta nueva edición —que también actualiza la traducción teniendo en cuanta la primera edición original de la novela— que aporta detalles muy interesantes y que permiten profundizar en lo social e ideológico de la novela, así como en las particularidades de la vida y el estilo del autor. Una muy acertada revisión de un clásico de la literatura norteamericana y una de las primeras muestras de literatura prospectiva con carácter distópico.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
luis_lector
 24 octubre 2020
El talón de hierro de Jack London
EL TALÓN DE HIERRO de Jack London



La impresión general de este libro ha sido muy buena. La edición realizada por CÁTEDRA en la colección LETRAS POPULARES consta de una buena introducción realizada por el propio traductor, además de notas al final del libro. El traductor y responsable de la edición es Jesús Isaías Gómez López.

Jack London es un autor estadounidense de finales del siglo XIX y principios del XX bien conocido por novelas de aventuras como “Colmillo blanco” (1906) y “La llamada de lo salvaje” (1903) que podemos decir que son novelas juveniles. Sin embargo, también escribió otras obras en las que publicita sus ideales políticos, como ocurre con “El talón de hierro” (1908).

Es muy recomendable leerse la introducción del traductor para entender esta obra, que tiene carácter distópico. London publica el libro en 1908. Formalmente parece una autobiografía o un diario de la protagonista Avis Everhard comentado por un historiador profesional que hubiese investigado los hechos descritos en este diario y los comenta con notas al pie de página (Estas notas van en números romanos, las notas del traductor van en números normales). Sin embargo, todo es ficticio. Jack London inventa a un historiador ficticio, Anthony Meredith, que hacia el año 2600 de la era cristiana, encuentra el manuscrito de Avis Everhard, describiendo unos hechos también ficticios que ocurren en el período 1915 – 1932 y lo que hace es añadir unas notas a pie de página. Por tanto, Jack London, crea una narración a base de notas al pie sobre otra narración principal, pero todo se refiere a tiempo futuro. En los primeros capítulos también se hace referencia a hechos reales ocurridos previos a la fecha de publicación del libro, como por ejemplo el terremoto de San Francisco de 1906 o la pobreza de algunos barrios de Londres visitados por el autor.

En cuanto al tema del libro, se puede decir que es una distopía. Describe un país, Estados Unidos, gobernado por una oligarquía que articula el denominado “el Talón de Hierro” que pisotea a los obreros y a organizaciones clandestinas que persiguen una revolución obrera, infiltrándose en el gobierno y en la justicia. Describe el estado del país como una lucha constante de las fuerzas del Talón de Hierro (la oligarquía, los grandes empresarios, los trusts, el ejército, obreros que han pactado mejores condiciones laborales a cambio de su lealtad, mercenarios) contra los obreros más pobres, los revolucionarios dirigidos por los políticos socialistas.

El relato se centra en la vida de Ernest Everhard, un político socialista que, en varias reuniones sociales de la burguesía del entorno de San Francisco, realiza varios discursos y coloquios en los que echa por tierra las ideas establecidas y defiende un mundo en el que triunfará el gobierno por parte de la clase obrera. Considera que la clase obrera debe llegar al gobierno, aunque sea empleando la fuerza. Avis, una joven con estudios universitarios que vive con su padre, un profesor de Física, conoce a Ernest en una de estas reuniones. Avis, aunque de clase acomodada, se maravilla de las ideas de Ernest y de la fuerza de sus discursos y sus rifirrafes dialécticos. Termina enamorándose de él y se van a vivir juntos y se unirá a su lucha política y revolucionaria. Enseguida tendrán que pasar a la clandestinidad. Organizan una red de colaboradores. Se infiltran entre los miembros del Telón de Hierro. Cuidan de que no haya espías en la organización. Se esconden en refugios.

Hay que decir que este libro se adelantó a su tiempo. A los pocos años de la publicación del libro ocurrieron varios hechos históricos como la Revolución Rusa, que llevó el comunismo al poder y estableció la dictadura del proletariado. En mi opinión, la novela, vista por un lector del siglo XXI ha perdido gran parte de su interés. En la novela, los obreros están en continua lucha contra el opresor "Talón de Hierro". La sociedad actual es más plural. No está dividida entre empresarios explotadores y obreros esclavizados. No hay unos trust que gobiernen la producción y controlan los excedentes ya que hay mecanismos de regulación de la competencia. Los obreros negocian sus condiciones laborales con los empresarios. Hay unos derechos laborales bien conocidos. La seguridad y salud en el trabajo está protegida por leyes, aunque queda mucho por mejorar. Habrá conflictos laborales, pero no para llegar a una lucha en las calles. No se puede decir que los trabajadores del siglo XXI estén esclavizados, como describe London en esta obra.

Le doy al libro tres estrellas porque la historia que cuenta Jack London, es la misma que nos han contado muchos políticos y se ha quedado en un tópico.


Enlace: https://www.blogger.com/blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30