InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Editorial Milenio

Editorial Milenio (Milenio Publicaciones, SL) fue creada en 1996 por Lluís Pagès Marigot, director de la editorial. Desde el año de su fundación ha editado alrededor de 750 obras que se organizan en veinte colecciones. Las obras de historia, ensayo, música, narrativa, filosofía, libro práctico, gran formato y de infantil y juvenil, constituyen un importante fondo editorial.

Libros populares ver más


Críticas recientes
ALMUDENATALIAS
 19 junio 2019
Prohibido fijas cárteles: 08 de Paco Gomez Escribano
Prohibido fijar cárteles (nótese la tilde en cárteles) es la nueva novela que Paco Gómez Escribano ambienta en Canillejas, un barrio periférico de Madrid. En este caso el barrio está manejado por un cártel rumano que extorsiona a varios vecinos hasta que, casi por casualidad, un grupo de perdedores inicia una guerra contra ellos.

El Tijeras es un cuarentón alcohólico que vive con su madre y cuya única aspiración es pasar el rato en el bar El Candil y esconder de su madre una botella de DYC. Un buen día entra en el Candil su amigo el Lejía, que después de defender a la Patria en la Legión vuelve al barrio buscando tranquilidad. Pronto se les une el Pipo al que excarcelan por estar en estado terminal. No se meten con nadie, pasan los días en el palo corto de la L que forma la barra del bar, viendo la vida pasar hasta que, por defender al dueño del bar, pegan una paliza a unos matones que resultan ser sicarios del Ruso, rumano que se ha hecho con el tráfico de drogas del barrio y que ofrece préstamos a intereses astronómicos. Por una funesta casualidad, la guerra por la independencia empieza en Canillejas.

Los protagonistas de Prohibido fijar cárteles representan los valores de los veteranos de los 80 y 90. Ellos son supervivientes de la droga, sumergidos en un mundo de millennials cuyo lema es el individualismo brutal. Antes los amigos se apoyaban y se defendían en las peleas, ahora no. La sensación de pertenencia a un grupo se ha perdido. Ya nadie conoce a sus vecinos y casi nadie movería un dedo por defender a un amigo. Sin embargo el Tijeras y sus colegas siguen defendiendo a sus vecinos sin que les importen las consecuencias.

El barrio de Canillejas sigue siendo un personaje más como en el resto de las novelas de Paco Gómez Escribano. A pesar de que el barrio ha evolucionado y casi ha dejado de ser lo que fue, los vecinos quieren seguir conservando la esencia de vecindad de aquellos años. Entre ellos se ayudan y si uno tiene un problema otro se lo soluciona porque es del barrio. La gente del barrio es gente honesta, vecinos que se conoce y que comparten espacios comunes. Si roban es porque lo necesitan para comer, para los hijos, para droga o para pagar deudas de juego, nobleza obliga.



El ambiente en el que se desarrolla Prohibido fijar cárteles es un ambiente melancólico en el que nuestros tres héroes parecen anclados. A pesar de que son tres perdedores que lo único que esperan es que los dejen tranquilos, cuando alguien del barrio los necesita se ponen el pasamontañas y solucionan los problemas. Pero la verdadera causa por lo se embarcan en esta batalla para intentar limpiar el barrio de matones rumanos, esta vez al menos, no es con un fin altruista. El Lejía, el Tijeras y el Pipo se ven obligados a enfrentarse a estos mafiosos para salvar su propio pellejo y ya de paso el de sus amigos.

Quizás esta es la novela de Paco Gómez Escribano más nostálgica a pesar de que mantiene los golpes de humor negro que caracterizan al autor. Los tres protagonistas son personajes que rezuman derrota pero que, a pesar de ello, se sacuden la caspa si es necesario y recuperan por un rato la energía de la juventud.

Ellos no son héroes, son gente corriente que se enfrenta a los problemas según les llegan sin plantearse las consecuencias que puede traer a largo plazo. El futuro sigue sin importarles, tienen claro que nada bueno les espera ya. Si alguien no tiene nada que ganar tampoco tiene nada que perder.

Así que leed Prohibido fijar cárteles y acompañad al Tijeras al Lejía y al Pipo a limpiar el barrio y ya de paso os tomáis algo con ellos en el palo corto de la L.
Enlace: https://www.salamandranegra...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
crucedecaminos
 21 mayo 2019
Los miércoles salvajes de Susana Hernández
«[Traficantes de medicamentos] Existen y mueven auténticas fortunas. Mucho más que los traficantes de drogas. Piensa que solamente un porcentaje de la población se droga de manera más o menos asidua, en cambio todo el mundo, sin excepciones se médica en algún momento de su vida. Los clientes potenciales son infinitos. Esos malnacidos se forran a costa de la salud de las personas».



El pasado mes de febrero salió a la venta la última novela de Susana Hernández, Los miércoles salvajes. Tenía unas ganas tremendas de leerla, pero decidí que sería una de mis elegidas para Sant Jordi y me he tenido que aguantar hasta hace unos días que me puse con ella.



Creo que he leído todas las novelas de Susana Hernández y algunos de los libros en los que participa con relatos y nunca me ha defraudado. No sé yo si empieza a ser el momento de que se tenga su nombre y su obra en cuenta para alguna que otra mención o premio de los importantes en el mundo literario negrocriminal.



A Los miércoles salvajes solo le he encontrado una pega: el título. Sí, es un gran título. Engancha cuando lo lees y crea expectativa, todo lo que tiene que tener un título, pero creo que también se le debería pedir que fuera una parte significativa de la historia, que la completara o la complementara, y en este caso, bajo mi punto de vista, esos miércoles salvajes de la novela no son tan importante para ser la imagen de la novela, lo siento Susana, esa ha sido mi impresión al leer.

Y no, no voy a proponer ningún título.



Pero con la pega incluida, Los miércoles salvajes es una emocionante novela. El texto de Susana Hernández provoca en muchas ocasiones diversas emociones que, en algunos casos, han hecho que me retuerza en el sofá.

Muchos podéis pensar que es fácil tocar a la fibra de los lectores si se sabe que tecla tocar, pero lo que es difícil es poner al lector delante de un espejo y comprometerlo al preguntarle de forma indirecta: ¿y tú qué harías?

Cada lector podrá tener su respuesta, pero sea la que sea será una respuesta incómoda.



SEGUIR LEYENDO EN EL ENLACE
Enlace: https://crucesdecaminos.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Joan_R
 12 mayo 2019
Los miércoles salvajes de Susana Hernández
Con este 'Los miércoles salvajes' he hecho mi primera incursión en los universos creados por Susana Hernández, y tengo que decir que salgo más que satisfecho.

En este caso, nos encontramos con Samanta y Hugo, que son amigos desde la infancia y trabajan juntos en la empresa de seguridad de este último. El novio de Sam tiene desde hace años una importante lesión medular, y todos los actos de ella, desde que sucedió el trágico accidente, siempre van destinados a sus cuidados. De pronto, surgirá la oportunidad de iniciar un nuevo tratamiento que puede llevarle a recuperar buena parte de las facultades perdidas. El problema es que es muy costoso, demasiado para la maltrecha economía de Sam, y es entonces cuando aparecerá una esperanza: su amigo y jefe, le propondrá un oscuro e ilegal trabajo relacionado con el tráfico de medicamentos a cambio de una enorme cantidad de dinero. A partir de ese momento entraremos en una espiral de tramas, subtramas, peligros, violencia, crudeza y bajos fondos que nos dejará inevitablemente pegados y atentos a esta lectura: una historia exenta de frenos, contundente y que no se anda por las ramas.



No quiero desvelar más detalles del argumento, lo que sí diré, es que este libro de poco más de 200 páginas, tiene una enorme intensidad desde su inicio, la velocidad y el suspense del mejor thriller y la crítica social necesaria para no considerar esta novela como “una más” de otras tantas similares del mismo género.

Descubriremos los bajos fondos de la industria farmacéutica y los enormes beneficios de las empresas fabricantes. Me ha gustado mucho la crítica velada subyacente en el relato respecto al precio abusivo de los medicamentos en el continente africano, que obliga a las personas a obtenerlos en el mercado negro; el interés de las empresas en priorizar, casi como única premisa, sus beneficios, y la connivencia de los gobiernos en permitir o, como mínimo, no tener el interés suficiente en afrontar y luchar contra la clonación, adulteración y distribución de manera ilícita de los fármacos, dejando como algo secundario (siendo benevolente) el objetivo principal del producto y en completo desamparo al enfermo. También hay que remarcar el hecho de que, a través de algunos personajes y entre tanta oscuridad, se muestran de forma clara ciertos valores como la amistad verdadera, el compromiso, la lealtad y la honestidad. Quiero resaltar la buena idea de titular los capítulos a modo de tracks (pistas) y los constantes y acertados guiños musicales, encajados con maestría en el contexto de la obra.



En definitiva, una historia muy negra, con una trama perfectamente estructurada y elaborada. Unos personajes muy bien construidos que van creciendo a medida que avanza la historia. Los conflictos que van surgiendo son perfectamente reconocibles y fáciles de asimilar por todos, y la narración es muy ágil. No puedo más que felicitar a la autora por esta obra. De tal manera que, enhorabuena, Susana.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
{* *}