InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Timun Mas CAT

Timunmas es un sello editorial que perteneció al grupo CEAC, sociedad matriz del conglomerado de empresas de enseñanza de las familias Menal y Martí. Este grupo presentó solicitud de suspensión de pagos en 2002, y en aquel año fue comprado por el Grupo Planeta. En la actualidad el sello está dirigido por Laura Falcó Lara y tiene dos divisiones: Timunmas Narrativa y Timunmas Infantil.

Libros populares ver más


Críticas recientes
14distrito
 27 marzo 2019
Metro 2033 de Glukhovsky Dmitry
Empecé con bastantes ganas ya que la trama me intrigaba pero conforme fui avanzando me di cuenta del enorme error que tenía el libro: no hay un mapa de la red de metro de Moscú. Si no fuera porque tienen nombres tan parecidos e impronunciables, me daría un poco igual, pero llega un momento en el que no tienes ni idea de en qué dirección se mueve el protagonista.

Lo mismo pasa con las notas que aparecen al final del libro. Sí, están muy bien para adentrarte en la historia real de Moscú pero es un incordio porque no hay una señal en las páginas que indique que hay alguna explicación en las últimas páginas. Creo que esto podría haberse hecho como en el resto de libros: con una nota al pie de página.

También fui percatándome de que apenas hay diálogos. Todo es narración y realmente se hace muy pesado. Sí, la ambientación es fantástica, todo descrito con mil detalles y hace que la oscuridad que rodea el metro durante todo el día te cale y se vuelva algo real. Pero hay un punto en el que todas las estaciones y todos los túneles se describen igual y acaba siendo relleno.

Esto también conlleva que me haya perdido mil veces en la historia. Lo mismo está describiendo que después te mete un diálogo que encuentras un recuerdo de hace tiempo. No he encontrado un orden y me ha resultado muy caótico. Por algo tuve que recurrir a ir saltando párrafos de la historia y leer algo que de verdad tuviera importancia.

Ofrece una crítica social que no solo rodea Rusia sino que es capaz de traspasar a otros países y que estoy segura que si me hubiera dedicado a diseccionarla como realmente tendría que haberlo hecho, me hubiera dado cuenta de que es más profunda de lo que aparenta.

Con los personajes tampoco tengo muchas cosas buenas que decir. Aparecen bastantes a lo largo de las páginas, unos con más importancia que otros pero tampoco llegas a conocerlos a fondo porque conforme aparecen, se mantienen un par de páginas y después desaparecen.

Metro 2033 empieza con una ambientación perfecta, todo descrito a la perfección pero acaba perdiendo fuelle por la narración tan caótica que tiene. No dejan de suceder cosas pero acabas perdiéndote con tanta narración y tan poco diálogo.
Enlace: https://bibliotecadeunaguerr..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Blog_La_Copela
 21 marzo 2019
Metro 2033 de Glukhovsky Dmitry
Metro 2033 es la primera entrega de una trilogía escrita por Dmitry Glukhovsky que tiene como escenario la Rusia postapocalíptica en el año mencionado, tras una guerra nuclear que ha dejado inhabitable la superficie del planeta y que ha llevado a los supervivientes a subrevivir en los túneles de la red de metro de Moscú.



"Quien tenga el valor y la perseverancia necesarios para pasarse la vida escudriñando las tinieblas, también será el primero que reconozca el despuntar de la aurora."

Kan



Artyom es un joven que subsiste en la estación VDNKh junto al hombre que lo rescató de una muerte casi segura cuando era solo un niño. En esta estación, en principio tranquila y pacífica, unos extraños sucesos están empezando a crear el pánico entre los pocos supervivientes que allí residen. Parece que alguna especie de mutantes están atacando, cada vez con más frecuencia, el asentamiento y el temor a lo desconocido, así como la aparente inmunidad de los atacantes a la respuesta ofensiva de los habitantes de la estación comienza a ser preocupante. Tanto, como para que un extraño personaje acuda desde muy lejos a explorar el peligro y a encomendar a Artyom una misión que cambiará el curso de su vida.



Metro 2033 es una novela de ciencia ficción que emplea el recurso del "viaje" para llevarnos a través del universo creado por el autor. Artyom tendrá que abandonar su estación para adentrarse en la extensa y peligrosa red del metro moscovita con la única finalidad de llegar a la Polis y cumplir la misión encomendada. Será así como conozcamos más sobre cómo las estaciones conforman una suerte de ciudades estado y las alianzas que existen entre algunas de ellas con la única finalidad de subsistir. Dmitry ha trasladado a este submundo una representación muy variada de distintas ideologías extrapolando y llevando al extremo sus principios esenciales clásicos. Será así como nos encontremos con aquellos que luchan por el dominio del comunismo, el nacionalsocialismo, los que enarbolan la bandera del Che Guevara, aquellos que viven del mercadeo, los que promueven una especie de ilustración muy distorsionada, aquellos que siguen teniendo como referencia a Jehová y hasta los que han inventado su propio dios.



"Se le ocurrió también que aquella estación se encontraba en una situación similar a la que se daba en la VDNKh: se veía atacada regularmente por salvajes criaturas y tenía que hacer frente a los asaltos sin la ayuda de nadie. Si la Paveletskaya caía, os monstruos se apoderarían de la línea entera."

Dmitry Glukhovsky, Metro 2033



Si a todo esto sumamos la existencia de seres contaminados por la radiación, especies nuevas y letales que atentan contra la supervivencia de los humanos y otros peligros que están por catalogar, podemos decir que nos encontramos con una historia por momentos puede resultar trepidante si no fuera por los largos monólogos de carácter filosófico y político que nos encontramos en más ocasiones de las que esperamos.



No obstante, el autor consigue, a través de Artyom, describir una atmósfera asfixiante (en ocasiones de forma literal) y claustrofóbica, emplazada en la interminable red de túneles sin electricidad en la que la oscuridad es casi un personaje más, con entidad propia, solidez e intenciones.



"Así anduvieron, quizá, durante diez minutos, y durante todo ese tiempo Artyom no alcanzó a comprender por qué se daban tanta prisa, sin resuello, entre traspiés. El túnel que quedaba a sus espaldas estaba vacío y tranquilo, no se veía ningún indicio de persecución. Pero de repente lo percibió. Había algo que le pisaba los talones, que se acercaba a cada paso. No era una oleada, sino más bien un torbellino que agrandaba el vacío."

Dmitry Glukhovsky, Metro 2033



Si consigue o no Artyom llegar a la Polis es algo que os dejo para vuestro descubrimiento. Por mi parte he de decir que aunque me he tomado un descanso en esta historia, tengo intención de leer muy pronto la segunda y la tercera entrega (Metro 2034 y Metro 2035) para saber cómo termina la historia.



Encontraréis las tres novelas editadas por Timunmas Narrativa; sello editorial perteneciente a Planeta y especializado en literatura fantástica juvenil.



4A Games desarrolló Metro 2033 en marzo de 2006 en Ucrania y se presentó en 2010 para XBox 360 y PC. Está concebido como un juego de acción y enmarcado en el género de survival horror en primera persona. En 2013 se lanza Metro: Last Light, como segunda entrega pero sin bases sólidas en la novela y finalmente en febrero de este mismo 2019 se ha lanzado Metro Exodus. Muchos son los que han conocido la historia de Dmitry Glukhovsky a través de estos videojuegos inspirados en la trilogía del autor ruso.



Dmitry Glukhovsky es un licenciado en Periodismo y Relaciones Exteriores por la Universidad Hebrea de Jerusalem que ganó con esta novela el Encouragemente Award of the European Science Fiction Society del prestigioso concurso EuroCon en Copenhague.
Enlace: https://lacopela.blogspot.co..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Laia
 10 marzo 2019
Metro 2033 de Glukhovsky Dmitry
La guerra a desolado la Tierra. La radiación de la superficie obliga a los supervivientes de Moscú a subsistir en el metro de la ciudad. Atryom es encargado de una misión para poder salvar a su estación, y con esta la línea entera, y con la línea la totalidad del metro.



Conforme avanzaba el libro me preguntaba muchas cosas. Durante la primera mitad del libro no hay nada especial en si, ni tampoco un gran cliff-hanger durante toda la narración, todo tiene este ritmo pausado y inquebrantable de acciones y reacciones a las que el protagonista solo puede aceptar. La misión inicial abarca gran parte del libro y después tenemos que aceptar sus consecuencias. Aun así parece que todo lo que se propone hacer el protagonista le sale a pedir de boca, siempre airoso de una situación, siempre intacto y siempre vivo, no como otros compañeros.

En un momento de la historia el autor hace una comparación entre la vida de Atryom y la trama de un libro, como ellos no pueden parecer más opuestos, aun que al final de la línea temporal todo adquiera sentido.

Sin duda todo el hilo argumental se puede defirnir en un solo color, sí, un color, Gris. Todo es gris, no hay ni bueno ni malo, si no que todo se desarrolla entre esa delgada línea entre el bien y el mal, lo claro y lo oscuro. Todos ayudan al protagonista, pero tienen sus propias razones egoístas para ello, toda dictadura, secta, colectivo o estación viven bajo un serio escrutinio pero a la vez tienen una seguridad muy deferente a otras, las independientes lo mismo, pero a la inversa.



El autor demuestra su gran capacidad para la imaginación con todas estas situaciones llenas de seres extraños. Con gran detalle nos narra todas las criaturas que viven en el subsuelo junto a los humanos, que de una manera o otra se han salvado a las consecuencias de la radiación. A su vez también nos narra una infinidad de criaturas (cada cuál más extraña que la anterior) con aspecto y capacidades muy distintos que les han permitido revivir y recrear la fauna de la superficie.



Con una narrativa lenta y algo monótona Glukhovzky narra esta aventura un tanto extraña.

Doy gracias por esta edición tan bien detallada, el mapa del inicio nos ayuda a situarnos en la intrincada red, que entre nombre y nombre es fácil perderse, y ayuda a asentar y darle un aspecto más vivido a la historia. También las notas al final del libro, sin las que no habría podido guiarme por las intrincadas estaciones y edificios o costumbres que dan vida a Moscú.



A todo esto, no puedo ignorar el pensamiento de que esta historia es parecida a La cúpula del amado Stephen King. Solo lo dejo mencionado para que los amantes del susodicho tengan otra historia más.
Enlace: https://laiaisreading.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00




{* *}